Seleccionar página
Resistencia de Honduras es contra régimen neocolonial

Resistencia de Honduras es contra régimen neocolonial

En Honduras se vive una continuidad del golpe de Estado que derrocó a Zelaya en 2009. El régimen autoritario que somete al país se expresa en extractivismo, fraudes electorales, sicariato, militarización, narcotráfico y militarismo.

A su vez, la gente resiste con base en su capacidad de lucha y en las ideas, el ejemplo, de mujeres como Berta Cáceres, a quien no pudieron arrancar del corazón de un pueblo que sigue en resistencia masivamente en las calles.

A propósito de ese contexto de lucha popular, Prensa CRBZ conversó con Laura Zuñiga Cáceres, hija de Berta y activista por los derechos humanos, militante del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras – COPINH.

Laura Zuñiga Cáceres.

El mes de junio se cumplieron 10 años del golpe de estado que sacó a Zelaya. ¿Cuáles fueron los motivos del golpe militar de 2009?

A 10 años creo que hay una perspectiva más profunda de las causas del golpe de Estado. Esto se evidencia ahora con la presencia de la ayuda militar de los Estados Unidos al régimen de Juan Orlando Hernández. Uno de los motivos fue reafirmar la presencia y el control del gobierno norteamericano sobre Honduras. Recordemos que nuestro país durante los años 70 y 80 fue utilizado como base de operaciones para intentar acabar, golpear a los movimientos de liberación nacional que se formaron en Centroamérica durante esos años.

En el momento que se produce el golpe, había un auge, un avance de los gobiernos progresistas y de los gobiernos de izquierda; con planteamientos interesantes, como por ejemplo las asambleas nacionales constituyentes. Esta fue una gran bandera del movimiento social en Honduras en el 2009, previo al golpe de Estado y posterior al golpe también. Se debatían ejes de profundos para la refundación del país: hacer una nueva constitución que permitiera las condiciones legales, el marco jurídico, para avanzar en los cambios hacia la emancipación del país de las garras del imperialismo. En los primeros momentos del golpe se hablaba de asesinatos a líderes sociales que llevaban esta bandera, noticias falsas que no eran casuales.

Uno de los grandes impulsores del golpe fue el empresariado local e internacional que empuja las políticas extractivistas en nuestra región. Durante los primeros meses se dieron concesiones en el área minera y energética, que permitieron la entrada masiva de las empresas extractivas a nuestros territorios, muchas de éstas mancomunadas con militares que se volvieron empresarios del extractivismo. A partir del 2009 otro sector que se reafirmó, se reposicionó, fue el narcotráfico. Esto tiene relación con las fuerzas políticas que toman el poder a partir de ese momento. Es muy conocida la relación, los vínculos con el narcotráfico que tiene Micheletti, quien asume luego del derrocamiento de Zelaya. Porfirio Lobo y Juan Orlando Hernández (JOH) también son conocidos por estar relacionados con el narcotráfico.

Estos son algunos de los motivos. A 10 años seguimos encontrando que el golpe no se preparó de la noche a la mañana, fue una jugada política de las estructuras de poder que no estaban dispuestas a perder terreno ante un pueblo que se encontraba exigiendo y ganando derechos. El gobierno de José Manuel Zelaya acompañaba estas exigencias de derechos, entre ellos el aumento del salario mínimo, la detención de las concesiones mineras en el país. El golpe buscaba apagar ese fuego que en Honduras se encendió y que buscaba cambios profundos en el país.

Honduras. 2017.

¿Cómo fue la resistencia del pueblo y sus organizaciones en ese momento?

Algo muy interesante fue la resistencia masiva de parte del pueblo hondureño. Marchas gigantes que pocas veces se habían visto en el país. Una resistencia muy politizada, entendiendo qué era lo que estaba pasando. La decisión que se tenía era echar para atrás el golpe y volver al orden constitucional. El movimiento social tuvo la inteligencia de construir la unidad en la adversidad, con una dirección política unificada y audaz. Esos aciertos de los movimientos sociales, esos aprendizajes, permitieron que la resistencia se mantuviera durante muchos meses, elevando la politización de la población. Incluso ante un aparato mediático nefasto que siguió las narrativas del golpismo. Había muy poca posibilidad de tener acceso a los medios de comunicación en ese momento. El movimiento social tuvo la claridad para entender que la motivación del golpe era la reubicación del imperialismo en la región. Por eso la búsqueda de apoyo en los pueblos latinoamericanos, ya que ese movimiento no era solo un golpe al país, sino a toda la región. La resistencia fue masiva, con mucha gente en las calles.

Hay una generación muy marcada por el golpe de estado, que hoy en día son parte de la resistencia contra la dictadura de JOH con niveles muy interesantes de politización.

En 2013 gana JOH y sus dos etapas están marcadas por dos pilares: rofundización neoliberal y violencia institucional. ¿Qué medidas en concreto fue tomando?

Hay una militarización de la sociedad. Un Estado agresivo, autoritario, antidemocrático y dictatorial. Esto va generando y construyendo una pieza clave para los intereses del empresariado extractivo y para los intereses de los Estados Unidos. Esta pieza es Juan Orlando Hernández. Este personaje se logra mantener en el poder con una reelección ilegal, con elecciones fraudulentas (se cambiaron directamente los resultados en medio de un apagón del sistema de conteo de votos) lo que genera mucha oposición de la población.

JOH profundiza con una gran intensidad el modelo extractivista y el modelo de enclave, bajo lo que en un primer momento se llamó Ciudades Modelos, que es el neocolonialismo. Luego se les puso el nombre de Zonas Especiales de Desarrollo (ZEDE). Son territorios del país que tienen leyes especiales que anulan los derechos laborales obtenidos y principalmente anulan la soberanía del país. Porque estas zonas de desarrollo están administradas por empresas transnacionales y por otros países. Cuentan con leyes especiales, específicas, beneficios impositivos. Se marcan y delimitan estas zonas con todo y población. Son zonas destinadas a la explotación de bienes naturales y comerciales. Se generan paraísos fiscales. Hay un extractivismo salvaje que se rige por leyes que están por encima del Estado. El país se vuelve un dador de sus bienes en beneficios de empresas y otros países. Se les da a escoger a las empresas transnacionales las zonas que serán de su explotación, que se regirán por leyes y beneficios especiales. Es un mecanismo total de entrega. Hay una “feria” de nuestros recursos. Esto se hace a través de eventos como “Honduras está preparado para la minería” o “Honduras is Open for Business”, este último lleva así directamente su nombre en inglés.

Se ponen a disposición los recursos de nuestro país. Esto genera grandes niveles de corrupción. Las empresas compiten en corromper a los servidores públicos, a los funcionarios, para que éstos le den los trámites de licenciamiento, de concesión. Esto lo vimos con la empresa Desarrollos Energéticos S.A, en el territorio de Río Blanco. A su vez ante la resistencia de las organizaciones y la sociedad, se generó un nuevo marco jurídico para atacar a quienes se oponen a este saqueo y defienden sus territorios. Se judicializa y se encarcela. También hay una militarización de la sociedad, como lo hablaba anteriormente. Son los militares, su represión, quienes mantienen a JOH en el poder e imponen el terror en la sociedad, porque asesinan de manera cruel. En Honduras hay asesinatos selectivos, se crearon aparatos paramilitares, importados desde Colombia. Se genera una unión entre el narcotráfico y las empresas extractivas, un modo de operar que se ha visto también en México.

Tegucigalpa, Honduras, enero, 2018.

En materia de violencia institucional, paramilitarismo y asesinatos selectivos, en marzo 2016 se produjo el asesinato a manos de sicarios de Berta. ¿Por qué se da este asesinato? ¿Qué vínculos tiene el gobierno en este caso?

El asesinato de mi mami, de Berta Cáceres, viene marcado a partir del golpe de Estado. No sólo por ser una persona conocida por sus ideas y acciones en contra de la dictadura, por lo cual era perseguida, sino también porque Berta Cáceres trasciende a una lucha para sacar a un presidente golpista. El asesinato se da para detener la lucha de nuestra compañera, para intentar detener ese símbolo que no sólo era nacional, sino que tenía un gran peso internacional, que lograba generar redes en la región. También para acabar con el símbolo de resistencia que es el COPINH (Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras) para el pueblo hondureño y sobre todo para las personas que se enfrentan al sistema extractivo. Porque el COPINH junto a otras muchas otras organizaciones, vienen haciendo escuela sobre la defensa de los territorios ante el extractivismo. Es así como se ha logrado derrotar a grandes empresas, incluso por ejemplo a la represa binacional, la Represa Del Tigre, que es una represa que se intentó hacer entre Honduras y El Salvador y que se logró echar para atrás, gracias a la organización y la lucha de la población que también es parte del COPINH.

Concretamente, nuestra compañera Berta Cáceres estaba siendo coordinadora del COPINH desde el 2013. Ella y el COPINH organizaban la comunidad de Río Blanco, que es una comunidad que está en defensa de su río en contra de la empresa Desarrollos Energéticos S.A (DESA). Esta empresa asesina y criminal, vinculada a hechos de corrupción, también asesinó a nuestro compañero Tomás García. Para seguir construyendo la represa necesitaban la destrucción del tejido social y de la organización de la comunidad de Río Blanco. En 2015 se había logrado parar la construcción de esta represa, cuando una de las constructoras más grandes del mundo, Sinohydro, se retiró de la construcción a partir de la lucha de la comunidad y de la organización liderada por Berta Cáceres. La empresa Desarrollos Energéticos S.A. había intentado criminalizar a nuestra compañera y a otros compañeros, pero al ver que la criminalización no podía parar esta lucha, entonces la asesinan.

Nosotras vinculamos el asesinato a los sectores del empresariado del área del extractivismo que se han beneficiado con el golpe de Estado. Concretamente a los socios de DESA, la familia Atala Zablah, una de las familias más ricas y poderosas de Honduras y Centroamérica. También vemos la vinculación de los militares en este asesinato, ya que por ejemplo, gran parte de los sicarios que fueron condenados, que son la autoría material, eran militares. La autoría intelectual también está vinculada al gerente general de DESA, David Castillo, un ex militar entrenado en la West Point de los Estados Unidos. Los militares que, como decía antes, se convirtieron en empresarios del extractivismo y ahora aplican el terror a quienes se oponen a estos proyectos.

Funeral de Berta Cáceres.

Pasando a otro tema, ¿puedes explicarnos cuál fue el impacto en términos políticos la caravana de migrantes?

Es algo bien difícil, algo bien doloroso. Hay una parte de la población que perdió las esperanzas y busca irse. Honduras siempre fue un país dador de migración, pero estos últimos años hemos visto cómo se está yendo toda la familia. Esto trajo varios problemas para el gobierno de JOH, ya que desde el gobierno de Estados Unidos se hizo presión para que JOH frene la inmigración, frene la caravana migrante. La caravana fue transformándose en un fenómeno, hasta el momento hubo 8 caravanas. Un fenómeno de huida masiva hacia los Estados Unidos. El gobierno norteamericano amenazó con cortar su ayuda financiera, de estos programas de “desarrollo”. Hay una construcción también contra el inmigrante en Estados Unidos, lo construyen como enemigo interno.

Yo no creo casual la captura del hermano del presidente justo después de las caravanas. Se capturó a Tony Hernández, hermano del dictador Juan Orlando Hernández, quien está detenido en Nueva York. Esto fue una acción de Estados Unidos, moviéndole el piso directamente, personalmente a JOH.

Honduras. 2018.

Actualmente se vive un nuevo período de movilizaciones masivas.  ¿Cuáles son los planteos inmediatos y las tareas que se desprenden para las organizaciones sociales?

Hay un crecimiento de la capacidad de movilización del pueblo hondureño. Vimos en 2009 movilizaciones masivas concentradas en la capital, con un nivel de politización interesante. Luego volvemos a ver otro momento marcado por la movilización del pueblo hondureño en el año 2013 y 2014 a partir de la quiebra del seguro social en Honduras. Estas movilizaciones masivas ya no estaban concentradas solamente en Tegucigalpa, sino que la población se moviliza en su territorio, tal vez con menos politización que en otros años.

Otro momento de grandes movilizaciones tiene que ver con el fraude electoral de 2017, cuando la gente sale a movilizarse en sus territorios y también logran paralizar el país con las tomas de carreteras. Se logra superar a los militares y las policías que no pueden reprimir en todas las zonas que están siendo tomadas. Hay un crecimiento de la politización de la población y de la indignación que trae la imposición de otro período del asesino Juan Orlando Hernández.

Recientemente vimos lo mismo en cada región, con tomas de carreteras que también paralizan el país, pero esta vez las movilizaciones son aún más masivas que las del fraude electoral. Se suman a las organizaciones también gremios, como el docente y el de los auxiliares de la salud. Lo que permite que los paros sean más fuertes, paros de labores de clases, de hospitales, de transporte de cargas. Hubo momentos incluso donde un sector de la policía se sumó a estos paros.

La respuesta es cada vez mayor en tanto resistencia al gobierno de JOH. Esta Honduras es una Honduras que es “pasto seco”, tarde o temprano una chispa provoca un incendio, que tiene que ver con esto de la movilización. Esto es lo interesante, un movimiento que va creciendo. Hay una población que está movilizada. Como movimientos sociales nos falta afinar cómo podemos canalizar, organizar esta molestia del pueblo, para construir una propuesta de país. Tenemos un reto que es el de construir qué proyecto de país queremos cuando caiga JOH, cómo construimos la vuelta a la democracia.

Vivir y morir en las calles porteñas

Vivir y morir en las calles porteñas

El invierno está aquí. El invierno llegó. No estamos hablando de lo que fue la última temporada de Game of Thrones. Hablamos de la Argentina, más específicamente de la Argentina bajo la presidencia de Mauricio Macri. En el país del sur del continente esta vez el invierno llegó con la muerte. Y reiteramos que no hablamos de ninguna serie, sino de decisiones políticas que se toman bien al norte y que sufren en carne propia bien al sur.

  En menos de una semana 5 personas perdieron la vida como consecuencia de las bajas temperaturas en distintos puntos del país. Las causas no son las inclemencias climáticas, son las decisiones políticas de un gobierno neoliberal. El caso más emblemático fue el de Sergio Zacarías, quien falleció a 500 metros de la Casa Rosada. No hubo pronunciamientos de ninguna alta o baja comisionada de la ONU sobre este hecho.

Esta triste realidad llevó a una campaña de solidaridad hacia la gente en situación de calle. Desde las organizaciones sociales hasta los clubes de fútbol abrieron sus puertas para que las miles de personas que viven en las calles de la Ciudad de Buenos Aires puedan pasar las noches de más bajas temperaturas bajo un techo y con un plato de comida. ¿Cuál fue la reacción del gobierno? Acusar a clubes como River Plate de ser parte de una operación política del partido de Cristina Kirchner, por abrir sus puertas para hacer lo que el Estado no quiere hacer. Incluso hubo funcionarios que plantearon que la responsabilidad en el caso de Sergio era del difunto, al no acercarse a los paradores nocturnos que el gobierno de la ciudad (conducido también por el macrismo) ofrece. Paradores estatales que no dan abasto para albergar un número cada vez mayor de “los sin techo”. Declaraciones frías, casi tanto como el  invierno durante la última semana.

    Más de 30 organizaciones sociales realizaron durante el mes de abril un censo popular de personas en situación de calle. Sólo en la capital del país, se registraron 7251 personas que día a día duermen a la intemperie. Una de las capitales más ricas del continente no puede garantizar el acceso a un techo a miles de familias.  La mitad de las mismas es la primera vez que se encuentran en esta situación. El censo también arrojó que el motivo principal de atravesar esta realidad es haberse quedado sin trabajo y en segundo lugar la imposibilidad de poder pagar el alquiler de una casa o habitación.

Avenida 9 de Julio (la principal de la capital)

Morir de frío en las calles porteñas. Una realidad para miles de familias que no pueden sobrevivir en base a la solidaridad. Un Estado que no puede, o mejor dicho, no quiere garantizar el más básico de los derechos humanos: un techo para no morir de frío a la intemperie. En la Argentina no hay bloqueos económicos, no hay sanciones internacionales, no hay robos directos de activos nacionales por parte de otros países, no hay asedios. Hay un gobierno alineado y dirigido por los Estados Unidos. Hay una derecha que muestra la peor de sus facetas, que en 2015 hizo campaña planteando que “no quería ser Venezuela”.

La problemática habitacional no es la única problemática social que atraviesa el país. El desempleo, la precarización del trabajo, la baja a la mitad de los sueldos en dólares, la represión de la protesta social, el cierre de miles de fábricas, los aumentos de los servicios básicos, los aumentos constantes de gasolina, los recortes en los presupuestos de salud, el cierre de escuelas, en síntesis un ajuste que recae sobre las espaldas más humildes. Un modelo de acumulación que trajo una ofensiva directa a favor de los capitales concentrados.

Hay un invierno que  llegó hace casi 4 años, aunque formalmente haya comenzado a fines de junio. En octubre millones esperan ver volar los cuervos que traigan el mensaje de que este invierno quedó atrás.

 

Matías Pacheco

 

 

A los imperialistas les tenemos una «mala noticia» que dar: Aquí está la Revolución Cubana victoriosa y vamos por más

A los imperialistas les tenemos una «mala noticia» que dar: Aquí está la Revolución Cubana victoriosa y vamos por más

El Presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez afirmó que Cuba no renunciará a un socialismo próspero y sostenible, en la primera de las Mesas Redondas dedicadas a ofrecer detalles sobre las medidas adoptadas recientemente por el Consejo de Ministros

Autor: Nuria Barbosa León | internet@granma.cu

Autor: Yisel Martínez García | internet@granma.cu

Autor: Vivian Bustamante Molina | internet@granma.cu

Autor: Yudy Castro Morales | yudy@granma.cu

Autor: Yenia Silva Correa | internet@granma.cu

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez; y los titulares de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández; Finanzas y Precios, Meisi Bolaños Weiss; y de Trabajo y Seguridad Social, Margarita González Fernández, comparecieron en la primera de las Mesas Redondas dedicadas a brindar detalles sobre las medidas adoptadas recientemente por el Consejo de Ministros.

En el programa televisivo, al que asistieron miembros del Consejo de Ministros, y del Secretariado del Comité Central del Partido, Díaz-Canel valoró de significativas las decisiones económicas anunciadas, teniendo en cuenta las cada vez más numerosas dificultades a partir de las medidas impuestas por la administración estadounidense.

Estamos partiendo de la coyuntura actual en que estamos viviendo, de la situación actual, marcada por la perversidad y el cada vez más numeroso conjunto de dificultades que le impone cada día a nuestro pueblo la actual política de la administración del Gobierno de Estados Unidos, denunció el mandatario cubano.

Eso nos crea un grupo de problemas en el orden interno, como son la persecución financiera, la contracción de los créditos por las propias presiones que hace la administración estadounidense, el cierre prácticamente absoluto de los mercados más próximos a nuestro país, el ataque despiadado a las fuentes de ingreso con que contamos y las amenazas con sanciones o las propias sanciones que ya aplican a todo el que se atreva a comerciar con Cuba.

Pero nadie en Cuba ha perdido el sueño por estas amenazas, por esta política injerencista y por esta subida de la retórica de la administración del Gobierno de Estados Unidos contra Cuba. Nosotros hemos ratificado que no hemos renunciado ni vamos a renunciar a hacer que nuestra economía –pequeña y asediada– en estos 60 años de Revolución sea próspera y sostenible. Esa es una voluntad. Ese es un anhelo y lo vamos a seguir defendiendo.

Está demostrado, puntualizó, que el pueblo cubano con convicción y decisión se enfrenta al genocida bloqueo y también nos esforzamos en identificar y destrabar los obstáculos, lo que algunos llaman el bloqueo interno, o sea, nuestras insuficiencias, las propias trabas que ponemos, la burocracia que tenemos y todos aquellos trebejos que nos impiden avanzar de una manera más coherente, con los propios preceptos y principios que hemos estado defendiendo en la actualización de nuestro modelo económico y social.

Pero también hemos planteado que ninguna amenaza nos va a distraer de nuestro deber de defender la invulnerabilidad de la Revolución en todos los ámbitos.

Las medidas que hemos planteado, que hoy van a ser compartidas con más amplitud por los compañeros presentes del Consejo de Ministros, no tienen nada que ver con el populismo, como han querido atacarlas algunos de los que nunca han estado interesados por el bienestar del pueblo cubano y que tratan de denigrar y mancillar cada paso que da la Revolución.

Esto tiene que ver mucho con lo vivido por el Consejo de Ministros en esta etapa de intercambio con nuestro pueblo y en los escenarios donde realizan su vida económica y social, tiene que ver mucho con cosas que estaban pospuestas y que ya necesitaban de una respuesta, tiene que ver con el reclamo de los trabajadores en el recién finalizado Congreso de la ctc, con el reclamo y los aportes de los economistas en el Congreso de la anec, tiene que ver también con ideas que se ratificaron este fin de semana en el Congreso de la Uneac y yo creo que tiene que ver con todo el sentido de debate popular con que nuestro pueblo se ha expresado en los últimos tiempos, como se demostró en el debate de la nueva Constitución de la República.

 

QUE NO HAYA INMOVILISMO, QUE NO HAYA NADA ESTÁTICO

Con esto comenzamos a romper una inercia y a dar otra dinámica a la problemática de los salarios, a la relación del trabajo con los ingresos de las personas, en un sector que merece esa atención. En ese sector se defienden las conquistas elementales de la Revolución. Ese sector da servicio público de mucha necesidad para la familia cubana y servicios públicos que las familias exigen y que también reconocen. De manera que no haya inmovilismo, que no haya nada estático es que vamos a avanzar en la aplicación de las medidas.

Estas medidas, después del análisis realizado por expertos, académicos y por miembros del Consejo de Ministros se presentaron al Buró Político en una sesión de trabajo que estuvo presidida por su Primer Secretario, el General de Ejército Raúl Castro Ruz. Después de contar con la valoración política de lo que proponíamos, entonces se aprobaron definitivamente en el Consejo de Ministros.

De inmediato, yo creo que a los dos días de esas valoraciones, mientras tomamos algunos ajustes a partir del propio aporte que hizo la discusión en el Buró Político, lo dimos a conocer en una nota de prensa que describía lo tratado en el Consejo de Ministros.

Una nota no puede abarcar los detalles, pero no queríamos que se prolongara el tiempo entre la toma de la decisión y el anuncio a la población cubana de estas medidas. Después, al día siguiente, cuando ocurrió la visita a Pinar del Río con la representación del Consejo de Ministros y había la posibilidad de explicar el tema, ahí expusimos con más amplitud el contenido fundamental de esta medida.

Decidimos que pasara el fin de semana, para recoger también las opiniones de la población, sus inquietudes, las principales incertidumbres y venir hoy aquí, a la Mesa Redonda.

PENSAR Y ACTUAR COMO PAÍS

Estamos convocando a que se piense como país, lo cual lleva un sentido de responsabilidad y de participación de toda la población. Deben conjugarse los intereses desde el punto de vista familiar con los sociales.

Estamos convocados con estas medidas para no regresar a las condiciones de periodo especial, porque estamos en otro momento histórico, con potencialidades para asumir esta etapa y avanzar hacia un desarrollo futuro.

Hay un anhelo de Estados Unidos de seguir presionando, pero nuestro proceso socialista va a continuar. Nos ordenamos para el futuro y con estas medidas económicas fortalecemos nuestra economía para que funcione de una manera correcta.

Pensar y actuar como país significa que hay que acompañar estas medidas con otros elementos como fortalecer la contabilidad, recalcó.

Hay que lograr con estas medidas, y para el futuro, que se registren adecuadamente los hechos económicos, a fin de hacer oportunos análisis que permitan adoptar decisiones también oportunas, para corregir, alertar, rectificar, solucionar, señaló Díaz-Canel.

Dijo que, como se plantea, ahora hay que montar mecanismos para observar cómo se mueven el mercado, el consumo, el índice de precios del consumidor y otros que impactan, si hay que corregir.

Subrayó que este momento nos prepara también para ir sustituyendo métodos administrativos por otros económico-financieros para dirigir la economía, que es la demanda actual.

También contribuye a seguir desarrollando un concepto que nos debe propiciar que en tiempos presentes y futuros tengamos más coherencia y es que, cada vez que apliquemos medidas, hay que buscar intencionalidad y elementos de motivación, de incentivo y de responsabilidad social que las apoyen.

Destacó que con estas medidas se persigue, entre otras cosas, que haya motivación para producir más, con calidad y más compromiso.

Reconoció que el pueblo apoya cuando se apela a su talento y lo observado y constatado, incluso los reportajes expuestos en la Mesa Redonda evidencian que la gente sabe en qué condiciones difíciles se realizan estos cambios, se siente partícipe de estas medidas y se compromete a actuar mejor.

 

 

LAS MEDIDAS DEMANDAN MÁS COMPROMISO DE TODOS

El mandatario llamó al mejor aprovechamiento de la jornada laboral, que cada quien en su puesto sea más eficiente, e instó a mantener la producción de alimentos para lograr la soberanía alimentaria y que toda la economía del país se encadene para salir adelante en estos propósitos.

Insistió en que el incremento salarial tiene que conllevar al mejoramiento en la calidad de los servicios de todo tipo en el sector presupuestado. Añadió que los salarios no solo aumentan en ese sector, sino también en el empresarial, dadas las facultades que se les siguen otorgando a las entidades, que ahora tienen la posibilidad de dar una respuesta de incremento productivo para responder a la demanda que va a existir.

Estas medidas demandarán más compromiso de todos, precisó. Asimismo, recalcó que debe insistirse en la preparación de los cuadros, funcionarios y administradores para evitar malas interpretaciones de estas medidas y que no se malogren sus efectos por el actuar inescrupuloso de quienes buscan cualquier nicho para enriquecerse a costa del pueblo. Por eso el control tendrá que ser parte importante, agregó.

No estamos estáticos, las propias circunstancias nos van a exigir que hagamos nuevas valoraciones y habrá que proponer y aplicar más acciones.

En el plano de los sentimientos revolucionarios y en el de las emociones, en momentos como estos, damos pasos arriesgados, pero necesarios y también alentadores. Eso lo vemos cuando escuchamos la reacción del pueblo ante las medidas económicas aprobadas. Debemos recordar una frase del Che cuando decía: «Déjeme decirle, a riesgo de parecer ridículo, que el revolucionario verdadero está guiado por grandes sentimientos de amor».

Nosotros aprendimos con nuestros padres fundadores, con Fidel y con Raúl, los Comandantes de la Revolución y con todos los luchadores que han estado acompañando esta batalla por sostener, contra viento y marea, a la Revolución Cubana, con las fuerzas de ese amor, afirmó el Presidente cubano.

Esa fuerza de amor está precisamente en la unidad sólida, fuerte e indestructible que tiene la Revolución con su pueblo. Una Revolución como esta solo puede sostenerse por el amor del pueblo. Ese amor es la propia Revolución.

Esos elementos saltan en la emoción, en lo que uno razona, en lo que se argumenta cuando se dan pasos como este. Las medidas que tomamos y que tendremos que tomar en el futuro inmediato seguramente solo tendrán éxito si el pueblo las hace suyas, por eso las explicamos y nos detenemos en las argumentaciones.

El aporte de cada ciudadano de nuestro país y de cada trabajador será importante. Hacemos una convocatoria al trabajo, a la creación, a esa creación revolucionaria, con pasión, belleza, inteligencia y también con amor. A darle contenido a todo lo que nos hemos propuesto para hacer un país mejor, aportando cada uno desde la posibilidad de participación que tengamos con lo que pueda aportar.

La suma de todos esos esfuerzos hará el milagro de la prosperidad sostenible a la que no hemos renunciado y con la cual vamos a seguir combatiendo, aseveró Díaz-Canel.

El enemigo nos quería castigar con un duro verano lleno de incertidumbre y malas noticias. Hoy podemos decir a los señores imperialistas que solo tenemos una «mala noticia» que dar: Aquí está la Revolución Cubana victoriosa y que vamos por más, incluso, en medio de situaciones difíciles.

Contamos precisamente con esa Revolución imbatible que es el pueblo cubano, con su tremenda historia y con su esperanzador futuro.

«Mañana (hoy) nos vemos para contestar también las inquietudes de la población», concluyó.

Informaciones relacionadas

TOMADO DE: www.granma.cu

También te puede interesar

Declaración Política del VII Congreso de la CLOC LVC

Declaración Política del VII Congreso de la CLOC LVC

La Habana, 30 de junio de 2019

Revolución es sentido del momento histórico, es cambiar todo lo que debe ser cambiado, es igualdad y libertad plenas, es ser tratado y tratar a los demás como seres humanos, es emanciparnos por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos, es desafiar poderosas fuerzas dominantes dentro y fuera del ámbito social y nacional, es defender valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio. Fidel Castro Ruz, 1 de mayo de 2000

En la Habana, Cuba, en el 60 aniversario de la firma de la Ley de Reforma Agraria, a 27 años de la conformación de la CLOC y a 25 de su primer congreso Continental, nos reunimos 300 delegadas y delegados de organizaciones campesinas, indígenas, afrodescendientes, sin tierra, pescadores artesanales, pueblos originarios y trabajadores y trabajadoras agrícolas, jóvenes y mujeres provenientes de 30 países en representación de todas las regiones de América, representantes de Via Campesina Internacional de África, Asia, Europa y Norteamérica y mas de 50 invitados internacionales para celebrar el VII Congreso Continental de la CLOC Vía Campesina.

En el largo recorrido de unidad y articulación de las luchas continuamos reflexionando sobre el momento histórico y los desafíos del movimiento Campesino Internacional

En un contexto caracterizado por la agudización de la disputa geopolítica y una ofensiva imperialista atacando a los gobiernos progresistas y criminalizando a los movimientos populares, promoviendo golpes de estado y desacreditando lideres de masas con mecanismos coordinados desde sectores militares, judiciales y grandes medios de comunicación violando los sistemas democráticos y los derechos humanos. Estados Unidos arremete peligrosamente para retomar la dominación sobre el territorio Latinoamericano y subordinar los estados Nacionales a sus intereses geopolíticos y económicos causando, hambre y pobreza , desatando una nueva etapa de la guerra cultural que pretende naturalizar el odio fascista y la discriminación. Millones de migrantes deben abandonar sus países por la falta de oportunidades, son privados de su derecho a migrar y sometidos a todo tipo de violaciones a sus derechos humanos en las fronteras del imperio.

La crisis climática se agudiza de la mano del desarrollo de la agricultura industrial y los altos niveles de consumo de los países que se auto denominan del primer mundo.

Este es el marco de las nuevas guerras de opresión y conspiración contra los gobiernos de los pueblos, particularmente contra Cuba, Nicaragua, Bolivia y Venezuela, el encarcelamiento de Lula, la persecución a Cristina Fernandez de Kirchner entre otros. Declaramos nuestra solidaridad con el pueblo venezolano y con los pueblos en Lucha

Rechazamos la criminalización de los y las y los luchadores sociales y exigimos la libertad de los presos políticos de todo el continente.

Hacemos nuestras las reflexiones, análisis y contribuciones contenidas en la Declaración de la V asamblea de jóvenes y VI Asamblea de Mujeres.

Rechazamos el patriarcado, el racismo, el sexismo y la homofobia. Luchamos por sociedades democráticas y participativas, libres de explotación, discriminación, opresión y exclusión de las mujeres y los jóvenes. Condenamos toda forma de violencia doméstica, social, laboral, política, económica, psicológica e institucional hacia las mujeres.

El feminismo campesino y popular es parte de nuestro horizonte estratégico, fortalece la lucha campesina y la construcción del socialismo. Con Feminismo Construimos Socialismo.

La participación y el protagonismo de la juventud en el Congreso y en nuestras organizaciones fortalecen las luchas y garantizan la continuidad.

Celebramos que después de 17 años de lucha las Naciones Unidas haya aprobado y adoptado la Declaración de los Derechos Campesinos y las Campesinas, convirtiéndose en una herramienta Legal y estratégica para nuestras luchas, reconociendo el rol desempeñado por nuestro Compañero Evo Morales en el trabajo y compromiso del Estado Plurinacional de Bolivia para garantizar un proceso amplio y participativo en el seno de la ONU que permitió que la declaración alcanzara consenso internacional.

Ratificamos nuestro compromiso de solidaridad permanente e incondicional con la revolución Cubana. Condenamos el incremento de la guerra económica, el recrudecimiento del Bloqueo genocida, inhumano, ilegal e inmoral impuesto por casi 60 años al pueblo cubano por el gobierno de los EEUU, asi como la aplicación total de la ley Hemls – Burton por la actual administración norteamericana, exigiendo el fin de esta política.

Reafirmamos nuestro compromiso de luchar y exigir el cumplimiento de la proclama aprobada en la segunda cumbre de la CELAC en La Habana, de declarar a la América Latina y el Caribe como zona de PAZ. Así mismo exigimos al Estado colombiano el cumplimiento de los acuerdos y diálogos de paz.

Exigimos el respeto y la no injerencia en los asuntos internos y a la auto determinación de los pueblos de nuestra América y en ese contexto nuestro compromiso con el pueblo de puerto Rico y su lucha contra la colonización.

Planteamos la tarea de profundizar de manera autocrítica en las causas que han motivado la caída y retroceso de los gobiernos progresistas para fortalecernos y revertir la relación de fuerzas que hoy tenemos en el continente.

Continuamos recorriendo el camino retomado en La Habana en 2009, enriqueciendo un proceso de discusión reflexión y síntesis desde nuestra memoria histórica de las luchas contra la colonización y la barbarie que desde hace mas de 500 años libran los pueblos, los esfuerzos independentistas , las luchas de liberación, y las contribuciones teóricas clásicas y experiencias socialistas, los aportes de intelectuales latinoamericanos, con la certeza que nuestra propuesta no es ni calco ni copia sino la creación adecuada a la lucha de clases en nuestro momento histórico.

Ratificamos que nuestro plan de acción debe priorizar el trabajo de base y la organización popular, la formación política ideológica y el desarrollo de la comunicación popular para poder enfrentar al Agronegocio y la privatización de las semillas y avanzar hacia territorios libres de capital financiero, transgénicos y agrotoxicos, donde producción agroecológica forje la Soberanía Alimentaria respetando a la madre tierra.

Todas y todos hemos coincidido que para la construcción del modelo socialista que anhelamos, tenemos como reto principal el lograr la unidad de todas las fuerzas de izquierda y revolucionarias en cada país y en el continente y avanzar en la articulación de los movimientos sociales y los partidos políticos de izquierda, que garantice acumular fuerzas y quebrar la Hegemonía Neoliberal levantando la bandera de la integración de los pueblos y la construcción de la Patria grande, profundizando el internacionalismo y la solidaridad.

El VII Congreso de la CLOC que hoy concluimos constituye un punto de partida para desde nuestras organizaciones países y el continente hacer realidad la consigna que ha precedido este proceso:

“Desde los territorios, unidad, lucha y resistencia por el socialismo y la Soberanía de los Pueblos”

Venceremos !

Viva la Unidad de los Pueblos!

Viva la Solidaridad y la hermandad entre los pueblos!

Hasta la Victoria Siempre!

Artículos VII Congreso

 

TOMADO DE: www.cloc-viacampesina.net

Pin It on Pinterest