Seleccionar página
La frontera, una puerta que hoy no cede

La frontera, una puerta que hoy no cede

 

Por el puente Simón Bolívar pasan cerca de 30 mil personas diarias, de las cuales 2 mil sellan pasaporte. 


Imagen: Gentileza Marcos Salgado

 

Desde Táchira

Las cámaras apuntan a la frontera entre Venezuela y Colombia. El set montado la presenta como una puerta que estaría por ceder. Todo parece listo, faltaría que llegue el día indicado que, a seguir declaraciones de presidentes, títulos de noticieros, estaría por ocurrir. La narrativa de la inminencia es central desde que Juan Guaidó se autoproclamó presidente: inminente caída de Nicolás Maduro, inminente gobierno de transición y resolución de todos los problemas de Venezuela.

Las imágenes al llegar a la frontera son otras. En particular en el punto que se ha construido como zona crítica: los municipios Simón Bolívar y Ureña, en el estado Táchira, frente a la ciudad de Cúcuta, Colombia. Allí debería verse un territorio conmocionado, militarizado del lado venezolano y transformado en un acopio masivo de ayuda humanitaria del lado colombiano. La realidad es diferente, una superposición de normalidad de una de las fronteras más complejas del continente, y el clima de un escenario en construcción.

Comprender las dinámicas de frontera demanda cruzar algunas variables. En primer lugar, la conformación histórica de ese territorio como zona de comercio binacional, marcado en las direcciones de compra-venta según la relación entre el bolívar venezolano y el peso colombiano. En segundo lugar, la puesta en marcha desde el año 2013 –con señales anteriores– del contrabando de extracción como parte de un plan de desangre de la economía venezolana. En tercer lugar, la presencia de actores claves al mando de las operaciones del contrabando, como grupos paramilitares. En cuarto lugar, los tres puntos anteriores dentro del cuadro económico actual. Las variables se cruzan y retroalimentan.

Dentro de esa geografía las cámaras se enfocan sobre dos cruces, el puente Las Tienditas, y el puente Simón Bolívar. El primero fue tapa de periódicos por los conteiners puestos del lado venezolano, presentados como un cierre del paso. Ese puente nunca estuvo abierto. Su construcción fue por iniciativa venezolana, saboteado en su concreción por las políticas colombianas que apuestan a magnificar el contrabando ilegal de gasolina en vez de ordenar un sistema de precios acordados entre ambos países en las gasolineras fronterizas.

La cuestión de la gasolina es clave para comprender la frontera: un litro del lado colombiano cuesta cerca de 60 centavos de dólares, mientras que del lado venezolano el tanque completo no cuesta un dólar. Esa gasolina contrabandeada permite abastecer las zonas fronterizas colombianas empobrecidas, a la empresa colombiana Ecopetrol destinar el combustible a otros sitios, a los paramilitares amasar millones, y a quienes manejan el control de la cocaína –paramilitares y carteles– contar con gasolina económica para su procesamiento. El gobierno colombiano ha autorizado por ley el contrabando de gasolina.

El segundo puente enfocado es el Simón Bolívar. Abierto de 6 a 21 al paso de peatones, y de 21 a 12 al paso de gandolas (camiones). Por allí pasan cerca de 30 mil personas diarias, de las cuales cerca de 2 mil sellan pasaporte, es decir que las demás van y vienen en el mismo día. Tiene una ventaja cinematográfica: es angosto, por lo cual puede generarse una gran cola de gente con solo frenar el paso unos minutos. Es lo que hacen las autoridades colombianas cuando la campaña mediática requiere fotografías que muestren masividad. De lo contrario el tránsito de personas es grande y fluido.

El ida y venida es comercial y familiar. Del lado colombiano se consiguen determinados productos a precios más económicos que en Venezuela, por lo que mucha gente cruza a comprarlos, para consumo personal o para revenderlos más caro del lado venezolano. Otros productos, regulados o subsidiados, son más baratos del lado venezolano, por lo que la dirección es la opuesta. Se trata de una economía de miles de personas de la frontera, de otros estados del país –como gente venida de Barinas o Barquisimeto– ampliada por las dificultades económicas que se deben a la combinación del bloqueo financiero, el ataque sobre la moneda, la dificultad para detener la hiperinflación, entre otros puntos.

Sobre esa cotidianeidad está en construcción la narrativa humanitaria, la ayuda, la posible intervención. Han hecho de la frontera el set donde se encuentran las grandes agencias de comunicación, voceros de diferentes gobiernos, organizaciones internacionales. El objetivo es mostrarla como el punto crítico por donde cederá la puerta.

Todos saben, por ejemplo, que el puente Las Tienditas nunca estuvo abierto, aunque afirmen que el gobierno venezolano lo bloqueó ante esta situación. En el recorrido que brindó Freddy Bernal, nombrado protector del estado Táchira por Maduro –la gobernadora pertenece a Acción Democrática, de oposición– estuvieron presentes medios colombianos y agencias internacionales. No importa que sepan la verdad del puente, afirman lo contrario, la campaña en marcha para aislar a Venezuela requiere la construcción de una matriz, donde están articulada agencias, funcionarios de gobiernos, organismos, presidentes, ingenierías de redes sociales, entre otros.

En ese contexto la ayuda humanitaria se ha construido como el ariete para derribar la puerta. Con varias particularidades: en primer lugar, que lo que hasta ahora ha llegado es insignificante, dos gandolas, cuando se reparten 40 en una sola jornada de distribución de comida en Táchira a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción. En segundo lugar, que no importa el impacto real que podría tener, sino la construcción del escenario, que será el de mostrar de un lado la ayuda, del otro a población venezolana pidiéndola –para lo cual la derecha movilizará sus fuerzas– y en el medio el gobierno cerrando el paso. Esa es la imagen que, al parecer, buscarán construir.

Dentro de ese cuadro puede generarse hipótesis. Una de ellas es que ese sea el territorio donde la estrategia del asalto pueda construir el elemento detonante, la operación montada para justificar nuevos ataques de mayor potencia. Necesitan elevar el impacto en la opinión pública, conseguir acuerdo en el Senado norteamericano para dejar por escrito que la intervención militar puede ser contemplada, crear conmoción interna.

El escenario parece estar en una excesiva normalidad para los objetivos que se han propuesto alcanzar. Eso se debe a que algunas maniobras no les resultaron, como por ejemplo la detención de García Palomo, quien iba a encabezar una serie de acciones militares en Caracas. Esta semana podría ser la elegida para activar el escenario frontera, sería el punto donde se unirían el frente internacional con el nacional para buscar un quiebre. Por el momento la superficie continúa calma.

Tomado de https://www.pagina12.com.ar/174244-la-frontera-una-puerta-que-hoy-no-cede

Agresión contra Venezuela entra en nuevo nivel de intensidad. Análisis de La Corriente

Agresión contra Venezuela entra en nuevo nivel de intensidad. Análisis de La Corriente

Nos encontramos en una nueva fase en el desarrollo de los planes de la agresión externa para derrocar al presidente Nicolás Maduro y destruir la revolución bolivariana y al chavismo. Una vez más se corrobora que el desarrollo estratégico del conflicto político en Venezuela está determinado por el frente internacional. Las iniciativas, planes, orientaciones y órdenes a las fichas venezolanas que ejecutan las acciones internas son dadas de forma abierta y pública por altos representantes del gobierno estadounidense. En buena medida, la frontalidad del gobierno de Estados Unidos se debe a que está inmerso en una gran crisis política interna, que lo hace buscar oxígeno en una victoria rápida de su política exterior. La inconstitucional autojuramentación de Juan Guaidó como supuesto presidente interino, el reconocimiento inmediato por parte de Donald Trump y acto seguido por los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay y Perú, así como por Luis Almagro, secretario general de la OEA, son acciones planificadas y coordinadas desde el Departamento de Estado de Estados Unidos. En los próximos días se incrementará al máximo la presión directa con el fin de lograr el quiebre del bloque institucional chavista, principalmente de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y la unidad cívicomilitar. Además, está latente la intervención directa, anunciada en reiteradas ocasiones.

Esta nueva situación apunta a ir configurando un gobierno paralelo, lo cual tiene un conjunto de implicaciones que repercutirían en otro de los frentes principales de este conflicto: el económico. Desde la activación de ese gobierno paralelo se emprenderán fuertes ataques a la capacidad financiera del país: podrían avanzar sobre el control de activos en el exterior, restringir la capacidad importadora, afectar las exportaciones, incluyendo el petróleo. Todo ello repercutiría en la situación económica interna. De allí la necesidad de que el gobierno nacional tome medidas las que en materia macroeconómica se requieren con urgencia vital, como por ejemplo, la liberación definitiva del control cambiario, una política tributaria firme que apunte al control del déficit fiscal, una revisión profunda de la política monetaria definida para el petro y el bolívar soberano. Si las consecuencias de la crisis económica han sido severas, el nuevo escenario político definido por el conflicto con EEUU puede hacerlas mucho más fuertes si no se toman medidas y acciones contundentes para atenuar ese efecto. Elevar la producción nacional, principalmente de alimentos, es clave: para ello se requiere impulsar un diálogo amplio y la construcción de consenso con los más diversos factores productivos con verdadera vocación nacional y patriótica, lejos de las lógicas cupulares y de grupos de poder. La democratización de la economía, de los recursos e insumos para producir debe ser un hecho en Venezuela para poder salir de la crisis económica. Urge en Venezuela una Alianza Nacional Productiva.

El escenario político nacional inmediato estará marcado por el incremento de las acciones violentas por parte de la derecha como parte de su plan para concretar el golpe de Estado iniciado con la autojuramentación de Guaidó. Esta vez, con dos variantes: 1) la violencia está siendo generada de forma focalizada en las zonas populares para socavar la capacidad de reacción y movilización de las bases populares del chavismo, que están en esas zonas, y tratar de provocar violencia popular generalizada, 2) la violencia se ha generado en zonas cercanas al Palacio de Miraflores para generar la sensación de asedio efectivo al centro del poder. La guarimba es el método para aplicar esa violencia, puesto que la estrategia se centra en generar terror en la población, en el desgaste de la FANB y de los cuerpos de seguridad, y en la capitalización mediática y política de las consecuencias de la violencia a favor de la derecha, responsabilizando al gobierno y contribuyendo al falso relato que vienen alimentando desde hace años: el de un gobierno tiránico y represor. Para ello requieren heridos, muertos, fuego, destrucción. Una acción clave en este escenario es ampliar el marco de las alianzas más allá del chavismo, para lograr efectivamente aislar al golpismo, al pro imperialismo y a la violencia. La democracia, la soberanía y la paz son móviles superiores que pueden generar puntos de encuentro para derrotar la actual amenaza.

Creemos imprescindible, para fortalecer la unidad popular y la combatividad y entusiasmo de nuestra gente, que desde el gobierno nacional se impulsen con profundidad y contundencia, en lo concreto de la práctica política y de gobierno, los espacios para la radicalización de la democracia revolucionaria, así como dar pasos de mayor contundencia en la lucha contra la corrupción. Asimismo, es perentorio un Plan Nacional de Urgencias dirigido no solamente a la producción de alimentos, sino a concentrar todos los esfuerzos y capacidades del gobierno y el pueblo organizado a la recuperación de la eficiencia en los servicios públicos. No se debe desestimar el descontento que la crisis económica y el deterioro de los servicios ha causado en las bases populares.

La lealtad y subordinación de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana a la constitución, al pueblo y al presidente y comandante en jefe Nicolás Maduro Moros ha sido clave. Hoy, el ministro Padrino López y el alto mando militar en plano así lo han ratificado y ha sido contundente en su rechazo a la injerencia estadounidense y la pretendida usurpación del poder por parte de Juan Guidó y sus aliados de la Asamblea Nacional en desacato. Como complemento a esta fortaleza, es imprescindible mantener la movilización popular consciente y disciplinada, en unidad cívico militar, para defender la patria, las conquistas y la paz. Es necesario que se aceleren y profundicen los preparativos para la defensa integral del territorio en los que esté involucrado todo el pueblo, según lo indica la doctrina legada por el comandante Chávez. En este aspecto es central la profundización y fortalecimiento del trabajo de la Milicia Nacional Bolivariana. La Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora viene impulsando las Brigadas de Defensa Popular Hugo Chávez, principalmente en los estados Táchira, Apure y Barinas, como un aporte par ala organización social territorial en las tareas de defensa contra el fascismo y el imperialismo. Hacemos un llamado a todo el pueblo patriota a sumarse a estas tareas hoy ineludibles.

IV Congreso. Seguiremos batallando por un #PsuvPartidoDeChávez

IV Congreso. Seguiremos batallando por un #PsuvPartidoDeChávez

En medio de una compleja situación, con una crisis económica y social en continua profundización y bajo la persistencia del asedio imperialista, se realizó el IV Congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela. Desde #LaCorrientePsuv, como movimiento popular que hace vida dentro del partido, participamos en el congreso, con un conjunto de propuestas luego de un intenso recorrido asambleario para construir esas propuestas con la gente.

En primer lugar, queremos resaltar el hecho positivo de que se haya abierto un debate y que éste haya abordado los grandes problema del país: la crisis económica, el problema de los servicios públicos, entre otros.
Sin embargo, estamos conscientes de que falta mucho para que que el #PsuvPartidoDeChávez sea una realidad. Para ello se requiere todavía mucho debate, muchas batallas ideológicas, mucha acción consciente de las bases psuvistas empujando la democracia interna, la ética como pilar y fundamento de la forma de hacer política.

En tal sentido, desde #LaCorrientePsuv consideramos que el congreso se quedó corto, dejó expectativas sin cubrir. Aunque entendemos que el partido debe estar de cara a los problemas de la gente y que, ciertamente, es la superación de la crisis económica que golpea inclemente a las mayorías nacionales lo que más importa al común, el problema de la democracia interna del partido no es un tema menor. No creemos que abrir un debate franco sobre la necesidad de ampliar los métodos y mecanismos democráticos para el funcionamiento del partido sea mirarse al ombligo. Al contrario, sería asumir frontalmente uno de los ejes centrales del proyecto histórico bolivariano como es la democracia.
Prosperidad y libertad, bienestar y democracia son dos elementos centrales de una revolución que sea capaz de resolver eso que Bolívar llamo la incógnita del ser humano libre. Por lo tanto, lamentamos que el IV Congreso haya soslayado de plano ese trascendente tema con un argumento tan vano. Decir que discutir sobre la democracia interna sería mirarse al ombligo es poco menos que escurrir el bulto. Si la construcción de una democracia profunda, basada en la participación y el protagonismo de la gente, es un objetivo principal de la revolución bolivariana, ¿cómo eludir la discusión sobre ese tema en el congreso nacional del instrumento político llamado a conducir esa revolución?

Desde #LaCorrientePsuv saludamos la ratificación del compañero Diosdado Cabello como primer vicepresidente del partido, lo que consideramos es un justo reconocimiento a su labor dirigente, a su eficacia política, cosas que ha demostrado en su desempeño al frente de la Dirección Política Nacional.
En medio de esta compleja batalla en que estamos, reafirmamos que #LaCorrientePsuv seguirá en el esfuerzo por que el partido avance hacia un proceso de superación de prácticas y métodos que lo desdicen como el partido de Chávez y como un instrumento coherente con los objetivos transformadores de nuestro programa político y de nuestross estatutos.
Con disciplina y lealtad, pero también de forma irreverente, seguiremos trabajando y luchando por un PSUV irreductible, ético y democrático.

Coordinación Nacional Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

También te puede interesar

Hacia la gran asamblea nacional de #LaCorrientePsuv para el IV Congreso

Hacia la gran asamblea nacional de #LaCorrientePsuv para el IV Congreso

El IV Congreso del Psuv es una oportunidad para abrir las puertas al debate más profundo con la gente. Así lo hemos entendido desde el primer día y para eso nos hemos organizado sin descanso. Hemos realizado asambleas para debatirlo en Apure, Táchira, Portuguesa, Yaracuy, Barinas, Carabobo y Caracas, junto a la gente en los territorios, espacios de organización que acompañamos, como son consejos comunales, comunas, Clap, ubch.

El #PsuvPartidoDeChavez necesita de esa participación protagónica desde las bases, llegar a una instancia tan importante como el Congreso con un ejercicio de debate abierto, de puesta en funcionamiento del modelo democrático que proponemos, que nos legó Hugo Chávez.

Por eso hacemos este gran esfuerzo de asambleas, porque creemos que el Psuv debe parecerse al modelo de sociedad y de democracia que buscamos impulsar. Luego del camino realizado vamos hacia una gran asamblea nacional de #LaCorrientePsuv que realizaremos este sábado en San Fernando, estado Apure, a las 10am, en el gimnasio de pesas. En ese espacio le entregaremos un documento con las propuestas y análisis a un representante de la Dirección Nacional del Psuv.

Ahí estaremos #LaCorrientePsuv, con lo recogido en las asambleas con la gente en sus territorios, donde se escucha, entre otras cosas, la necesidad de que se amplíen los espacios de participación, se abra debate a lo interno, que el Psuv acompañe la construcción de comunas, que sus militantes en funciones de gobierno rindan cuentas al partido, que el Psuv sea como Chávez lo concibió, algo que no pasa en muchos casos, y que el partido esté en el día a día para solucionar los problemas de la gente, codo a codo.

Junto a eso llevaremos las propuestas que hemos venido desarrollando como movimiento social inmerso en las luchas de la gente, que defiende este proceso, esta unidad del chavismo, y pelea por construir un Psuv que esté a la altura de los inmensos desafíos que nos presenta este momento histórico. Para eso hemos desarrollado algunos puntos centrales:

1. La necesidad de avanzar en definir medidas económicas que se deben tomar dentro de un plan nacional de urgencias, en base al modelo económico estratégico y en función de las condiciones nacionales e internacionales. El Psuv debe, con la participación de su militancia, contribuir a las definiciones y orientaciones que el gobierno debe seguir en materia económica.

2. La necesidad de profundizar la democracia revolucionaria, debatir el problema de formas y métodos que se han instaurado en el seno del Psuv, del gobierno y del proceso revolucionario. ¿Cuál es el modelo de democracia que proponemos a la sociedad venezolana como Psuv? Es un debate eminentemente práctico.

3. El debate sobre la ética: el #PsuvPartidoDeChavez debe ser un ejemplo de militancia con una ética intachable. Debemos encarnar en nuestra práctica cotidiana el modelo de sociedad que buscamos construir, en particular en estos momentos de grandes dificultades donde es imprescindible un Psuv que en su quehacer diario muestre ejemplo de abnegación, compromiso, esfuerzo voluntario, construcción codo a codo con la gente.

4. La importancia de, en medio de estas circunstancias de guerra que enfrentamos, debatamos y pongamos en marcha mecanismos para ser protagonistas en la organización para la defensa de la patria. Es imprescindible al analizar el actual esquema de ataque por parte de los Estados Unidos, todo lo que hemos enfrentado en particular el año pasado, y lo que puede estar por venir. El #PsuvPartidoDeChavez debe estar en primera línea y preparado para esa batalla.

La gran asamblea del sábado en San Fernando será entonces un espacio central de #LaCorrientePsuv de cara a una de las instancias claves para este momento. Necesitamos un Congreso que esté a la altura de todo lo que tenemos por delante, para eso aportamos nuestros mejores esfuerzos.

 Coordinación Nacional de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

También te puede interesar

Pin It on Pinterest