Seleccionar página
¿Qué sigue en el plan de ataque de EEUU luego del golpe eléctrico? Análisis de La Corriente

¿Qué sigue en el plan de ataque de EEUU luego del golpe eléctrico? Análisis de La Corriente

Acabamos de recibir un duro golpe como parte del plan de ataque de Estados Unidos en la Guerra de 4ta Generación que ese país adelanta contra Venezuela. A una semana del inicio del apagón nacional en que consistió este golpe, el país comienza a sentir que la normalidad se recupera, que vuelve la calma, que una vez más superamos en unidad nacional un grave ataque a la soberanía, a la democracia y a la paz de nuestra patria. Como sabemos que la agresión no se detendrá y que vendrán nuevos ataques, conviene hacer el balance y el análisis para anticipar posibles nuevos movimientos del enemigo. La estrategia está clara, pero es preciso ir despejando sus acciones tácticas. ¿Qué viene ahora? ¿Cuáles serán sus próximos pasos? ¿Cómo prepararnos para ello?

Es claro que el enemigo interno requiere elevar los niveles de organización y preparación de su base social para poder lograr una correlación de fuerza favorable en el terreno concreto de la disputa, es decir en el territorio venezolano. Esto es un requisito para que puedan llevar el plan a otro nivel de conflicto, en caso de no lograr la fractura institucional antes, lo cual parece poco probable. Sin una gran presión de calle, sin fuerzas de choque organizadas, no podrán configurar un escenario tipo insurrección que pueda implicar la caída del gobierno o un cuadro de violencia de tal magnitud que justifique la intervención extranjera. Entonces, están obligados a concentrar esfuerzos en las disputas territoriales. Ésa es una batalla que se viene, la batalla por cada calle, por cada pueblo, por cada urbanización, por cada barrio. Actualmente están reclutando las bandas en cada ciudad, están vertebrando sus bases. Su principal amenaza en estos momento es la crisis de expectativas que comienza a aparecer y sus divisiones orgánicas de siempre. Ésta debilidad suya debemos aprovecharla.

Es fundamental tomar en cuenta que la crisis económica se va seguir agravado, tanto por el impacto del bloqueo petrolero como por las secuelas del apagón. Éste último fue un golpe duro que, si bien logramos superar, afectó de manera importante el ya maltrecho aparato productivo. Estimaciones serias indican que el enemigo considera que pueden llegar a un pico de la crisis en aproximadamente tres meses, lo cual podría generarles las condiciones internas para intentar un jaque mate. Para adelantar esas acciones requerirán haber avanzado en la disputa territorial, por lo cual el chavismo, el movimiento popular, debe estar enfocado en preparar la defensa de nuestros territorios y en desplegar una ofensiva política y comunicacional para impedir el avance de las fuerzas enemigas a lo interno de cada territorio. Ello implica elevar los niveles de organización de la Milicia Bolivariana, de las Brigadas de Defensa Popular Hugo Chávez, de todas las organizaciones de base, de la inteligencia popular, de la preparación para la defensa del territorio y de la soberanía en todos los escenarios.

En lo político es clave organizar la solidaridad de la gente, estructurar redes que en cada calle, cada barrio, cada urbanización, cada ciudad y cada pueblo, se dediquen a recaudar fondos y recursos de los que más tienen para distribuirlos a aquellos(as) que son más vulnerables ante la crisis. Para ello debemos considerar emplear todas las formas organizativas del proceso: Clap, Ubch, colectivos, cooperativas, comunas, consejos comunales, mesas técnicas, consejos campesinos, de trabajadores(as), de estudiantes, de mujeres, Milicia Bolivariana, en una gran operación de apoyo solidario.

En resumen, concretamente, debemos comprender que hay tres tareas principales para el campo chavista, patriota y democrático del país: 1) elevar los niveles de preparación para la defensa de la paz, la democracia y la soberanía, 2) sostener y profundizar los esfuerzos de producción nacional, y 3) organizar la solidaridad del pueblo en una poderosa red de apoyo solidario.

En el nivel macro de las acciones, podemos esperar el bloqueo petrolero por parte de Europa, sanciones contra el sistema financiero nacional, sabotaje al sistema bancario y a la plataforma de todas las formas de pago sin efectivo, sabotaje a la plataforma de internet y telecomunicaciones, acciones contra la refinación y distribución de gasolina y gasoil. Esto, además de pasos para ir construyendo y legitimando un ejército mercenario que pueda actuar contra el país, principalmente desde Colombia.

Si de algo debemos estar seguros(as) es de que la ofensiva de Estados Unidos no va a detenerse. Eso nos obliga a hacer permenentemente estos análisis y determinar posibles escenarios y cursos de acción de la agresión enemiga, para poder trazar planes que puedan contribuir a desactivar el accionar enemigo y construir nuestros propios planes de acción ante cada escenario posible. La defensa de la paz, la soberanía y la democracia nos obliga a asumir con la mayor seriedad y compromiso nuestra preparación. No es poca cosa lo que nos estamos jugando. Hemos demostrado una extraordinaria capacidad para resistir, hemos demostrado consciencia y serenidad ante las mayores dificultades. Sin embargo, profundizar los niveles de preparación, articulación y acción coordinada será clave para lograr la victoria.

 

 

Coordinación Nacional Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

En fotos: Desde la avenida Bolívar de Caracas Venezuela dice NO  a la injerencia

En fotos: Desde la avenida Bolívar de Caracas Venezuela dice NO a la injerencia

Hoy 2 de febrero, fecha en que se conmemoran veinte años de la llegada al poder de la revolución bolivariana y el Comandante Hugo Chávez, y en medio de un brutal ataque dirigido por Estados Unidos para derrocar al presidente constitucional, Nicolás Maduro Moros, el pueblo venezolano salió a la calle para demostrar su apoyo al gobierno bolivariano y su rechazo a la injerencia extranjera.

Venezuela vive hoy una compleja situación que ha exigido de las fuerzas patrióticas su más firme unidad y su mayor lealtad para derrotar las abiertas amenazas de guerra por parte de los más altos voceros del gobierno de Estados Unidos, acompañadas de las acciones serviles y antinacionales de la derecha local para avalar esa intervención extranjera y que sea violentada la constitucionalidad y la paz del país por fuerzas extranjeras, .

En las siguientes imágenes el equipo de Prensa de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora captó parte de las expresiones populares de apoyo a la revolución bolivariana, al presidente Maduro y en contra de la injerencia y las amenazas bélicas.

 

Inicia fase violenta de plan insurreccional de la derecha en Venezuela

Inicia fase violenta de plan insurreccional de la derecha en Venezuela

Eduardo Viloria Daboín

I

La arremetida contra la democracia y la paz de Venezuela continúa en desarrollo. Se inicia fase violenta a escasos días del 23 de enero, fecha para la cual la derecha venezolana viene convocando movilizaciones de calle en apoyo a la usurpación del poder ejecutivo que ha declarado la ilegal Asamblea Nacional en desacato, a través del diputado Juan Guaidó. Las acciones vienen precedidas por declaraciones en apoyo a Guaidó, a la Asamblea Nacional e incitaciones a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, por parte de altas autoridades estadounidenses como Mike Pompeo, Mike Pence y John Bolton. En declaraciones de ayer por parte del asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, John Bolton, desconocía toda la institucionalidad democrática, legal y legítima del país: “Los Estados Unidos apoyan resueltamente a la Asamblea Nacional, la única institución democrática legítima de Venezuela, y su valiente esfuerzo para restaurar la democracia”. Hoy se ha hecho público un video oficial del gobierno de EEUU en la persona del vicepresidente Mike Pence que ratifica y profundiza lo que han venido señalando. Los hechos de violentos de ayer 21 de enero, las declaraciones de Juan Guaidó como vocero de la Asamblea Nacional en desacato y el respalda “resuelto” expresado por EEUU, dan luces sobre los intereses a los que responde la oposición venezolana, de dónde proviene el diseño de sus acciones y cuáles son sus fines.

II

Aún no había amanecido cuando ayer 21 de enero circuló la información de un ataque armado al comando de la Guardia Nacional Bolivariana ubicado en Cotiza, zona popular caraqueña ubicada al norte de la ciudad, cercana al parque nacional Guaraira Repano. El ataque fue cometido por funcionarios de la GNB adscritos al Comando de Zona Nro 43 de la Guardia Nacional Bolivariana, quienes antes del ataque en Cotiza “sometieron al cap. Gerson Soto Martínez, comandante del puesto de coordinación policial Macarao, desde donde se desplazaron en dos (02) vehículos militares, irrumpieron contra la sede del Destacamento de Seguridad Urbana ubicado en Petare, municipio Sucre, sustrayendo de allí un lote de armas de guerra y secuestrando bajo amenaza de muerte, a dos (02) oficiales y dos (02) guardias nacionales del referido destacamento”. Así lo indica el comunicado oficial del Ministerio del Poder Popular para la Defensa. Aproximadamente a las 5 de la mañana la situación había sido controlada y los asaltantes rendidos y capturados. El comunicado no informa cuantos sujetos estuvieron implicados ni registra heridos ni bajas.

A las 4:17 de la madrugada, Juan Guaidó, quien pretende usurpar el poder ejecutivo nacional y encabeza la vocería política de la oposición venezolana embarcada en el nuevo plan golpista, dijo en su cuenta de twitter: “Lo que sucede en el comando de la GN en Cotiza es una muestra del sentimiento generalizado que impera dentro de la FAN. Nuestros militares saben que la cadena de mando está rota por la usurpación del cargo presidencial. La AN se compromete a brindar todas las garantías necesarias a los miembros de la FAN que contribuyan activamente con la restitución de la Constitución. No queremos que la FAN se divida ni se enfrente, queremos que se ponga como un sólo hombre del lado del pueblo, la constitución y en contra de la usurpación”. Este mensaje a tan pocas horas de los hechos permite sospechar articulación del diputado con la planificación de los hechos violentos contra el cuartel de la GNB. Claramente articulado con la acción, el contenido del texto evidencia, además, un claro llamado a la FANB a sublevarse contra el presidente legítimo y legal Nicolás Maduro y contra toda la institucionalidad democrática del país. Fue escrito mientras el enfrentamiento en el cuartel transcurría, de modo que constituye un respaldo a los asaltantes y una incitación a que en otros espacios de la FANB se generan situaciones similares.

III

Luego de controlado el ataque armado, se generó un foco de violencia en las inmediaciones del comando de la GNB en el barrio de Cotiza. A escasos 30 metros de la entrada del comando, un grupo de jóvenes encapuchados trancó la vía a la altura de un puente que conecta la vía que viene del barrio con la vía que va hacia la zona de San Bernardino, e inició un ataque con bombas molotov, piedras y botellas en contra del comando de la GNB, desde donde se respondió al ataque con bombas lacrimógenas y perdigones. El enfrentamiento se mantuvo, con distintos niveles de intensidad, durante varias horas. Durante el desarrollo del mismo, personas de la comunidad se agolparon en los alrededores a observar, sin participar en los hechos, mientras los jóvenes involucrados en la acción violenta incitaban con gritos a que la gente se sumara. Ante la pregunta de si los jóvenes eran de la zona, una jovencita encapuchada respondió que sí, que eran “los guerreros de la comunidad”. Sin embargo, poco después circularon en redes sociales fotografías de estos hechos en las que se veían jóvenes militantes de organizaciones políticas de la derecha que habían participado en los hechos violentos del 2017, participando en esta acción. Independientemente de esas imágenes que circularon en redes sociales, es un hecho que la derecha venezolana aplicó en 2017 el método de reclutar jóvenes pagados de las zonas populares para que participaran en los hechos violentos. Hoy pudiéramos estar ante el mismo método, aplicado ahora a lo interno de las propias comunidades populares históricamente identificadas con el chavismo. Un dato a favor de este análisis es la ausencia de apoyo y participación de la gente de la comunidad en esa acción violenta.

A las 9:51 de la noche, Juan Guaidó publicó en su cuenta de twitter lo siguiente: “Al bravo pueblo de Cotiza nuestra solidaridad y reconocimiento. ¡Venezuela entera los acompaña! Todos nos reencontraremos en las calles este ‪#23Ene”. Dos cosas están claras en esas palabras: felicita una acción violenta contra una sede de la FANB y felicita el supuesto respaldo que los violentos expresaron a los militares que asaltaron el comando. ¿Alguna duda de las pretensiones de Guaidó? Su discurso previo y el de la dirigencia opositora llamando a la gente y a la FANB a desconocer el régimen democrático venezolano con acciones concretas y este nuevo mensaje en apoyo a la violencia generada por un pequeño grupo en Cotiza apuntan a la misma dirección y revelan que su agenda es la misma del 2017, del 2014: generar focos de violencia, sólo que ahora está presente una variante: la generación de violencia para capitalizarla políticamente es iniciada en zonas populares. Los objetivos son cuatro:
1) causar terror en la población e inmovilizar las fuerzas populares organizadas chavistas
2) generar reacciones en cadena acicateando el descontento social generado por la crisis económica y de servicios públicos, con el objetivo de que se generalice la violencia y poder construir un discurso que favorezca, por un lado, la narrativa del Estado venezolano como fallido, y por otro, el relato de que el pueblo masivamente protesta y se rebela contra “la dictadura” y la “crisis humanitaria”,
3) forzar la actuación disuasiva y/o represiva de los cuerpos de seguridad del Estado, quienes están obligados a mantener el orden público y la paz, para sumar al discurso según el cual el gobierno de Maduro es un régimen represor,
4) desde la construcción de una épica de resistencia generalizada, movilizar la solidaridad de su base social opositora para favorecer la convocatoria de cara a las movilizaciones del 23 de enero.

IV

En el sector de Mecedores, parroquia La Pastora, se mantuvo un foco violento a lo largo del día. Vecinos del sector enviaron mensajes por distintas vías informando que se encontraban cercados por los violentos. Circuló también una fotografía de los protagonistas de la violencia, acompañada de un mensaje que los caracterizaba como delincuentes habituales de la zona: “Si aquí la gente quisiera manifestar lo haría por el gas o por el agua. Son problemas graves de la comunidad y hasta ahora no ha habido violencia. Estos que hoy prenden fuego lo hacen por otras razones”, decía el mensaje.

Llegó la noche y trajo más violencia, con el mismo esquema y en la misma zona. Vecinos y vecinas de la comunidad de La Pastora se reunieron en la Avenida Baralt, a la altura de la salida hacia la Avenida Boyacá, dos cuadras al norte de la sede del Tribunal Supremo de Justicia, para mantenerse vigilantes ante la violencia que sucedía unos trescientos metros más al norte. Organizada y en alerta máxima, la gente estaba allí, en actitud pacífica pero dispuesta a defender su territorio y garantizar la paz. Un importante contingente de la Policía Nacional Bolivariana se mantenía igualmente en el sitio, mientras otro mantenía a raya a los violentos en el sector Villas del Sol.

En dos oportunidades llegó la información de que se había encendido fuego en el sector Puerta Caracas, muy cerca de la Casa Robert Serra. El fuego fue apagado por la gente organizada. Finalmente, la vigilancia popular culminó, a eso de las 10 pm. A media noche fue incendiada la Casa Robert Serra y fue atacado el Pdval.

También se supo de grupos de jóvenes que salieron en Catia a quemar basura y otros objetos en la calle, mientras llamaban a la gente a sumarse a sus acciones y coreaban “Este gobierno va a caer”. Circularon videos de estos hechos en redes sociales. En todos los casos, los mensajes magnificaban la acción, la cantidad de gente que se podría apreciar e incitaban a seguir ese ejemplo.

Un detalle importante es que todas las acciones violentas, además de generarse en zonas populares, se dieron en zonas muy cercanas al Palacio de Gobierno de Miraflores, sede de la presidencia de la república. En 2017 comenzaron en el este de la ciudad y en estados fronterizos. Ahora comienzan por el centro de la ciudad capital y cerca del centro del poder político.

V


Hoy 22 de enero circula la información de una iniciativa en la Unión Europea para abrir cauce al dialogo político entre oposición y gobierno en Venezuela. El gobierno manifiesta, por su parte, intención de dialogar incluso con Estados Unidos. La derecha venezolana, por su parte, por un lado arrecia la agresividad del mensaje (“si Maduro quiere preservar su vida, debe reconocer que se les acabó el tiempo”, dice María Corina Machado) y por otro, convoca a la movilización de mañana 23 de enero con base en una supuesta legitimidad en las zonas populares expresada por los hechos violentos de ayer (“Las protestas en el Oeste de Caracas demostraron que no hay talanqueras que saltar. Aquí todos quedamos en el mismo corral”, dijo Guaidó).

Mientras tanto, comienza a llegar información de inicio de un nuevo foco de violencia en Cotiza. Asimismo, en una Casa de Alimentación en el sector Los Hornitos, de La Pastora, fue lanzada hace pocas horas una bomba lacrimógena. Hay indicios suficientes para pensar que puede estar preparada para hoy en la noche y mañana alguna acción violenta de mayor envergadura. Habrá movilizaciones de calle por parte del chavismo y de la derecha, y eso siempre implica el riesgo de que se infiltre la violencia.

Un video oficial del gobierno de Estados Unidos publicado hoy por el vicepresidente Mike Pence, reafirma el apoyo resuelto a la derecha venezolana, insiste en el carácter dictatorial de Maduro, desconoce las elecciones que lo mantuvieron en el poder como presidente reelecto, insiste en el reconocimiento de la Asamblea Nacional ilegal y en el apoyo a Guaidó para conducir el derrocamiento de Maduro y la instalación de un gobierno de transición. Finalmente, envía un mensaje a quienes acompañen mañana la movilización que convoca la derecha: “Estamos con ustedes. Vayan con Dios”. De forma coordinada, la Asamblea Nacional ilegal -pero reconocida hoy más que nunca por Estados Unidos-, nombra embajador para Venezuela en la OEA, lo que constituye el primer paso para usurpar y sustituir la representación del Estado venezolano y su pueblo ante la comunidad internacional..

No hay nada que agregar. Está claro que Estados Unidos y la derecha venezolana están fuera del marco de la política y del derecho internacional. La pretensión de tomar el poder por la fuerza no tiene ya máscaras de ningún tipo. Está por verse si podrán.

La Asamblea Legislativa Popular y de los Pueblos enciende la llama de la unidad

La Asamblea Legislativa Popular y de los Pueblos enciende la llama de la unidad

Por: Juan Alejandro Echeverri Arias

Por la vida, el territorio y la paz más de mil legisladores populares de todo el país están congregados en Bosa, al sur de Bogotá.

El fuego de la unidad está encendido. Entre arengas, agradecimientos a la madre tierra, y armonizaciones, inició la Asamblea Legislativa Popular y de los Pueblos.

Del 9 al 11 de octubre, integrantes del Coordinador Nacional Agrario (CNA), la Organización Indígena de Colombia (ONIC), el Congreso de los Pueblos, el Proceso de Comunidades Negras (PCN), la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular, Redepaz, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la Juntanza de Mujeres, Ciudades en Movimiento, procesos internacionales, y representantes de movimientos políticos como Fuerza Alternativa del Común (FARC), Colombia Humana, Polo Democrático, Marcha Patriótica y la Coordinadora Socialista construirán una agenda común donde converjan las luchas sectoriales y se salden las diferencias que fragmentan al movimiento social colombiano.

La Asamblea Legislativa Popular y de los Pueblos es un escenario para materializar la insatisfacción que sienten los campesinos, los indígenas, los afros, las mujeres, los sindicalistas y los jóvenes con un proyecto de país que violenta los territorios y amenaza los derechos humanos y la esencia de los acuerdos de paz.

Al finalizar la actividad, los legisladores populares esperan poder presentarle al país una agenda programática que sintetice los pliegos reivindicativos, rechace la cooptación de lo público por parte del capital financiero, potencie los mandatos territoriales como son las consultas populares, los territorios campesinos agroalimentarios, y las guardias interétnicas: un proyecto de país que privilegie la vida, la justicia social, y las diversas formas habitar el territorio.

Este escenario legislativo demuestra la necesidad de recurrir a la solidaridad para hacerle frente a un gobierno que ha planteado una serie de reformas regresivas. Los congresistas populares también son conscientes que además de tejer las luchas, es necesario darle un salto cualitativo al acumulado social disputando el poder en el plano electoral.

Por ello, uno de los principales objetivos de la Asamblea es concretar una movilización nacional en el primer semestre del 2019, y definir agendas electorales en los territorios; propuestas locales que le den continuidad a esa marea política compuesta por ocho millones de colombianos que eligieron una propuesta alternativa en las pasadas elecciones presidenciales.

Todo está dado para que el movimiento popular materialice un sueño: la unidad. En la apertura de la asamblea los afros gritaron una consigna que resume la esencia de este evento: “Dure lo que dure, cueste lo que cueste, si luchamos como hermanos, esta lucha la ganamos”.

 

Tomado de: https://www.las2orillas.co/la-asamblea-legislativa-popular-y-de-los-pueblos-enciende-la-llama-de-la-unidad/

Pin It on Pinterest