Seleccionar página
Agresión contra Venezuela entra en nuevo nivel de intensidad. Análisis de La Corriente

Agresión contra Venezuela entra en nuevo nivel de intensidad. Análisis de La Corriente

Nos encontramos en una nueva fase en el desarrollo de los planes de la agresión externa para derrocar al presidente Nicolás Maduro y destruir la revolución bolivariana y al chavismo. Una vez más se corrobora que el desarrollo estratégico del conflicto político en Venezuela está determinado por el frente internacional. Las iniciativas, planes, orientaciones y órdenes a las fichas venezolanas que ejecutan las acciones internas son dadas de forma abierta y pública por altos representantes del gobierno estadounidense. En buena medida, la frontalidad del gobierno de Estados Unidos se debe a que está inmerso en una gran crisis política interna, que lo hace buscar oxígeno en una victoria rápida de su política exterior. La inconstitucional autojuramentación de Juan Guaidó como supuesto presidente interino, el reconocimiento inmediato por parte de Donald Trump y acto seguido por los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay y Perú, así como por Luis Almagro, secretario general de la OEA, son acciones planificadas y coordinadas desde el Departamento de Estado de Estados Unidos. En los próximos días se incrementará al máximo la presión directa con el fin de lograr el quiebre del bloque institucional chavista, principalmente de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y la unidad cívicomilitar. Además, está latente la intervención directa, anunciada en reiteradas ocasiones.

Esta nueva situación apunta a ir configurando un gobierno paralelo, lo cual tiene un conjunto de implicaciones que repercutirían en otro de los frentes principales de este conflicto: el económico. Desde la activación de ese gobierno paralelo se emprenderán fuertes ataques a la capacidad financiera del país: podrían avanzar sobre el control de activos en el exterior, restringir la capacidad importadora, afectar las exportaciones, incluyendo el petróleo. Todo ello repercutiría en la situación económica interna. De allí la necesidad de que el gobierno nacional tome medidas las que en materia macroeconómica se requieren con urgencia vital, como por ejemplo, la liberación definitiva del control cambiario, una política tributaria firme que apunte al control del déficit fiscal, una revisión profunda de la política monetaria definida para el petro y el bolívar soberano. Si las consecuencias de la crisis económica han sido severas, el nuevo escenario político definido por el conflicto con EEUU puede hacerlas mucho más fuertes si no se toman medidas y acciones contundentes para atenuar ese efecto. Elevar la producción nacional, principalmente de alimentos, es clave: para ello se requiere impulsar un diálogo amplio y la construcción de consenso con los más diversos factores productivos con verdadera vocación nacional y patriótica, lejos de las lógicas cupulares y de grupos de poder. La democratización de la economía, de los recursos e insumos para producir debe ser un hecho en Venezuela para poder salir de la crisis económica. Urge en Venezuela una Alianza Nacional Productiva.

El escenario político nacional inmediato estará marcado por el incremento de las acciones violentas por parte de la derecha como parte de su plan para concretar el golpe de Estado iniciado con la autojuramentación de Guaidó. Esta vez, con dos variantes: 1) la violencia está siendo generada de forma focalizada en las zonas populares para socavar la capacidad de reacción y movilización de las bases populares del chavismo, que están en esas zonas, y tratar de provocar violencia popular generalizada, 2) la violencia se ha generado en zonas cercanas al Palacio de Miraflores para generar la sensación de asedio efectivo al centro del poder. La guarimba es el método para aplicar esa violencia, puesto que la estrategia se centra en generar terror en la población, en el desgaste de la FANB y de los cuerpos de seguridad, y en la capitalización mediática y política de las consecuencias de la violencia a favor de la derecha, responsabilizando al gobierno y contribuyendo al falso relato que vienen alimentando desde hace años: el de un gobierno tiránico y represor. Para ello requieren heridos, muertos, fuego, destrucción. Una acción clave en este escenario es ampliar el marco de las alianzas más allá del chavismo, para lograr efectivamente aislar al golpismo, al pro imperialismo y a la violencia. La democracia, la soberanía y la paz son móviles superiores que pueden generar puntos de encuentro para derrotar la actual amenaza.

Creemos imprescindible, para fortalecer la unidad popular y la combatividad y entusiasmo de nuestra gente, que desde el gobierno nacional se impulsen con profundidad y contundencia, en lo concreto de la práctica política y de gobierno, los espacios para la radicalización de la democracia revolucionaria, así como dar pasos de mayor contundencia en la lucha contra la corrupción. Asimismo, es perentorio un Plan Nacional de Urgencias dirigido no solamente a la producción de alimentos, sino a concentrar todos los esfuerzos y capacidades del gobierno y el pueblo organizado a la recuperación de la eficiencia en los servicios públicos. No se debe desestimar el descontento que la crisis económica y el deterioro de los servicios ha causado en las bases populares.

La lealtad y subordinación de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana a la constitución, al pueblo y al presidente y comandante en jefe Nicolás Maduro Moros ha sido clave. Hoy, el ministro Padrino López y el alto mando militar en plano así lo han ratificado y ha sido contundente en su rechazo a la injerencia estadounidense y la pretendida usurpación del poder por parte de Juan Guidó y sus aliados de la Asamblea Nacional en desacato. Como complemento a esta fortaleza, es imprescindible mantener la movilización popular consciente y disciplinada, en unidad cívico militar, para defender la patria, las conquistas y la paz. Es necesario que se aceleren y profundicen los preparativos para la defensa integral del territorio en los que esté involucrado todo el pueblo, según lo indica la doctrina legada por el comandante Chávez. En este aspecto es central la profundización y fortalecimiento del trabajo de la Milicia Nacional Bolivariana. La Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora viene impulsando las Brigadas de Defensa Popular Hugo Chávez, principalmente en los estados Táchira, Apure y Barinas, como un aporte par ala organización social territorial en las tareas de defensa contra el fascismo y el imperialismo. Hacemos un llamado a todo el pueblo patriota a sumarse a estas tareas hoy ineludibles.

En fotos: pueblo venezolano se moviliza en apoyo al presidente constitucional Nicolás Maduro

En fotos: pueblo venezolano se moviliza en apoyo al presidente constitucional Nicolás Maduro

Bajo un feroz asedio diplomático, mediático y económico de Estados Unidos y sus lacayos nacionales, el pueblo venezolano salió a la calle a manifestar su reconocimiento y apoyo al único presidente legítimo y constitucional de Venezuela, Nicolás Maduro Moros. La movilización copó las calles de Caracas, al tiempo que el diputado de la Asamblea Nacional en desacato, Juan Guidó, se autojuramentaba como presidente de la república, en un acto absolutamente ilegal e insconstitucional, mientras el presidente Trump, vía redes sociales, reconocía públicamente dicha autojuramentación. Al final de la jornada, el presidente Maduro expresó su rechazo a la injerencia estadounidense y decretó la ruptura de relaciones diplomáticas con Estados Unidos.

Prensa de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora estuvo en las calles documentando la masiva movilización. Aquí las fotografías.

 

Ante intento de magnicidio, férrea unidad cívico militar de los y las patriotas. Comunicado de La Corriente

Ante intento de magnicidio, férrea unidad cívico militar de los y las patriotas. Comunicado de La Corriente

La Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora rechaza contundentemente el intento de magnicidio perpetrado el día de hoy contra el presidente constitucional de Venezuela Nicolás Maduro Moros. Nuevamente la derecha nacional e internacional pretende alterar la paz y la democracia de Venezuela. Ante la imposibilidad de derrocar al presidente Maduro en anteriores acciones de violencia, ante la imposibilidad de que se genere una insurrección popular, ante la inoperancia y división de la derecha local, ante la imposibilidad de fracturar la sólida unidad de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y ante la consolidación democrática del poder político en manos de la revolución, el imperialismo y la oligarquía optan nuevamente por la vía violenta antidemocrática.

Desde La Corriente manifestamos nuestra total solidaridad con el presidente Maduro y con el Gobierno Bolivariano, y expresamos nuestro total respaldo en esta hora difícil. Nuestra militancia, los hombres y mujeres que damos vida a este instrumento de lucha que es La Corriente, nos mantenemos irreductibles en nuestro apoyo a la revolución. Aquí seguimos, rodilla en tierra y dispuestos a defender la Patria en el terreno que haya que defenderla.

Asimismo, la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora se suma las voces que exigen castigo a los responsables de esta agresión al presidente, al país y al pueblo venezolano. La investigación debe ser profunda y la contundencia de la ley debe caer completamente sobre los responsables, sean quienes sean. En ese sentido, expresamos nuestro apoyo al fiscal general de la república Tareck Willian Saab, a quien el presidente Maduro encargó de encabezar las investigaciones.

Es tiempo de unidad nacional. Hacemos un llamado al pueblo venezolano, al chavismo, a la máxima unidad. Es necesario cerrar filas en torno al presidente y la institucionalidad democrática del país. Se trata dela vida de la nación, de la estabilidad política y de la paz de la patria. Y es necesario, además, profundizar las acciones en todos los espacios populares, políticos, comunales e institucionales, para preparar la defensa de la patria, de su soberanía e independencia.

 

¡Unidad popular y chavista por la defensa dela patria!

¡Unidad cívico militar de los y las patriotas!

 

Coordinación Nacional Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

 

 

En diálogo con las seis líneas del presidente Maduro: análisis CRBZ

En diálogo con las seis líneas del presidente Maduro: análisis CRBZ

“No estamos haciendo lo suficiente ni lo estamos haciendo bien, hace una falta una gran rectificación profunda, un reaprendizaje profundo, hace falta hacer las cosas de nuevo y mejor”, afirmó Nicolás Maduro en su juramentación ante la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

En efecto, hemos obtenido una victoria histórica en las urnas, y a su vez existen rectificaciones que debemos hacer de manera urgente en un contexto de gran complejidad nacional e internacional. Necesitamos hacer más y mejor, y para eso el presidente trazó seis líneas de acción que debemos debatir, impulsar.

1. En primer lugar, Maduro llamó al diálogo y pacificación, con el llamado a la conformación de una comisión de verdad y justicia de la ANC, para superar las heridas que dejaron las guarimbas, conspiraciones, avanzar en la política de pacificación y encuentro, para que aquellos actores que no hayan cometido crímenes mayores, se incorporen a la vida política del país.

Creemos que junto a esa política es necesario abrir un diálogo con el pueblo, una política de encuentros regionales con las bases organizadas en sus diferentes formas, en asambleas. Mostraría a un gobierno escuchando a la gente, yendo a la búsqueda de los problemas, escuchando críticas, y no únicamente convocando a actos cerrados en Caracas. En esta etapa que se abre necesitamos solucionar los problemas de conjunto, crear espacios de resolución popular articuladas con el gobierno, y eso tiene, como enseñó Hugo Chávez, una dimensión territorial necesaria.

2. En segundo lugar el presidente se refirió la necesidad de avanzar en un acuerdo económico productivo para la estabilización y recuperación sostenida del crecimiento económico. Se refirió a la necesaria producción de riquezas nacionales e internacionales y satisfacción de necesidades de la vida material de nuestro pueblo, y el fortalecimiento de mecanismos como los Clap, mercados populares, recuperación de los mercados municipales que han caído en manos de mafias.

Creemos que para lograr ese acuerdo imprescindible debemos construir un consenso necesario con todos los sectores de la economía, donde construyamos una política económica para resolver los grandes problemas, desequilibrios y desbalances. Eso es un espacio con el gobierno, pequeños, medianos y grandes empresarios, trabajadores, sectores de la economía social como comunas, para construir un plan que ataque los grandes problemas macroeconómicos que son la base de la crisis económica. Esto pasa por reconocer a los diferentes actores, errores propios, la disposición para la rectificación, sobre un marco de la economía que queremos: mixta, humanista, con un Estado eficiente que regule, que garantice objetivos estratégicos, e impulse y apoye las otras formas de economía, como la social y la privada.

3. En tercer punto Maduro se refirió a la lucha renovada y frontal contra todas las formas de corrupción, minimalismo y burocratismo, y la construcción de una nueva ética ciudadana, patriótica, social. Su diagnóstico es que hemos tenido un retroceso ético.

Vemos que para avanzar en ese objetivo es necesario ir hacia la transformación democrática del Estado. Significa, entre otras cosas, fortalecer los mecanismos de control y vigilancia popular, transformar el sistema de administración de justicia. Pensamos que se podrían proponer formas de control democrático sobre instancias de administración de justicia, por ejemplo, que fiscales superiores y jefes de circuito judiciales sean electos de manera directa y secreta para que estar sujetos a revocatorio. Necesitamos reimpulsar la contraloría social, crear un cuerpo nacional de contraloría social, que, junto a la policía anticorrupción, construyan un sistema de vigilancia.

Junto a eso se hace necesario cuestionar los privilegios de la dirigencia y la burocracia, el gasto excesivo en el ámbito del Estado para la vida de quienes ocupan cargos de dirección, un elemento central a la hora de construir el ejemplo de un reencauce ético. No podemos tener dirigentes que viven de tal manera alejados de las realidades de nuestra gente.

4. En cuarto lugar se refirió al fortalecimiento del sistema de seguridad, protección y poder popular. Tanto el sistema hospitalario, como las misiones, el empleo, el carnet de la patria, barrio adentro, el sistema hospitalario, de vivienda, la misión barrio nuevo barrio tricolor que ha disminuido, los bonos.

Creemos que es necesario poner en marcha un Plan de Urgencia Nacionales, que contemple, en otros puntos, el sistema educativo, de salud, el sistema eléctrico y de telecomunicaciones, así como el aumento de la producción de alimentos. Se trata de impulsar una política de urgencia en un cuadro de gran dificultad para nuestro pueblo. No podemos apelar a mecanismos de normalidad en épocas de guerra.

5. En quinto lugar Maduro planteó la defensa de Venezuela frente a los ataques del imperialismo y la defensa de las instituciones del Estado. Esto en contexto de recrudecimiento de las sanciones internacionales que golpean a los venezolanos de a pie, que viven de su trabajo, impiden conseguir el dinero y hacer importaciones necesarias. Subrayó la importancia de alianzas con países para la defensa de Venezuela, y llamó a estar alertas ante provocaciones desde la frontera con Colombia tramadas por Juan Manuel Santos que estará hasta el 7 de agosto.

En ese cuadro vemos necesario el reimpulso de los planes de preparación del pueblo para la defensa nacional, de entrenamiento de la Milicia Bolivariana, llevarla a quinto componente para darle más capacidad operativa y militar para fortalecer el sistema de defensa de la nación. Creemos que debemos dar un debate sobre la doctrina de seguridad y defensa para incorporar a todos los sectores a la seguridad y defensa, actualizar la doctrina a la luz de los cambios que han venido sucediéndose en el mundo y en el adversario estratégico, por ejemplo, el cambio de la fuerza armada colombiana que en esta nueva etapa han venido planteando reorientar su papel y dentro de eso la alianza con la Otan.

6. Por último, el presidente subrayó la necesidad de continuar con el rumbo estratégico: el socialismo chavista, bolivariano, que debe ser multidimensional, es decir en lo ético, moral, espiritual; en lo político, ideológico, institucional; en lo social; lo económica; y lo territorial.

Vemos necesario para eso que avancemos en la profundización de la democracia revolucionaria, a través de un plan de reimpulso de todas las formas de empoderamiento popular que ha parido la revolución: reimpulso de comunas, consejos comunales, consejos de trabajadores, estudiantes, mesas técnicas de agua, las experiencias profundas que se ensayaron en la etapa anterior. Debemos avanzar en el sistema de gobierno popular, y para eso hacer balance, revisión, y actualización. Se trata de democratizar toda la sociedad, la participación de la gente en la toma de decisiones, avanzar en la revolución política.

Son algunos puntos que creemos necesarios para avanzar en las direcciones propuestas por Nicolás Maduro. Las respuestas a esta situación que vivimos deben ser una construcción más que nunca colectiva: solo el chavismo salvará la revolución, y el chavismo somos todos quienes día a día construimos la patria que nos encargó el Comandante Chávez. El tiempo es hoy.

Coordinación Nacional de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

También te puede interesar

Pin It on Pinterest