Seleccionar página
Resistir produciendo: El Trébol y Santa María conquistaron sus cartas agrarias

Resistir produciendo: El Trébol y Santa María conquistaron sus cartas agrarias

“El rico no quiere que el pobre tome las tierras, porque las tierras son el corazón del país. Los ricos quieren que los campesinos se limpien las botas antes de salir de las fincas, para no perder ni un poquitito de tierra”. Palabras que se escuchan en una de las tantas las reuniones semanales de los consejos campesinos en las fincas del Sur del Lago merideño.

Para la comunidad campesina conquistar las cartas agrarias de los predios no significa únicamente obtener la titularidad de las tierras, que en muchos casos ya tienen productivas. Significan apoyo a la producción, significan alimento en las mesas de sus familias y las familias venezolanas. Significan Paz. Pero fundamentalmente significan una caricia por parte de la Revolución Bolivariana que los campesinos y campesinas defienden incluso con su vida. Significan materializar, en parte, el legado del Comandante Chávez en momentos donde el país más necesita retomar ese legado.

Así lo viven las campesinas y campesinos de las fincas “El Trébol” y “Santa María”, quienes recibieron, esta última semana, la titularidad colectiva y el derecho a permanencia de ambos predios a manos del presidente del Instituto Nacional de Tierras, Luis Soteldo.

Actualmente en Venezuela el día a día de las familias del país se hace realmente duro, cuesta arriba. Los impactos  de las sanciones económicas, el bloqueo, la devaluación, la inflación incluso en dólares de los productos de primera necesidad, la ineficiencia y lo que es peor aún, la corrupción, se hacen sentir en la economía cada día mas precaria de millones de compatriotas. En este cuadro de situación, la producción nacional de alimentos adquiere una centralidad e incluso se transforma en una necesidad de primer orden.

La disputa por la democratización productiva de la tierra tiene como fin último poner a producir miles y miles de hectáreas de las más fértiles del país, como lo son las del Sur del Lago merideño, catalogadas tierras A1 por su fertilidad.

Construyendo victoria popular

El camino de las y los campesinos para acceder a las tierras primero y a su titularidad después es un camino realmente dificultoso. Los terratenientes de la zona (al igual que ocurre en el resto del país) operan con métodos criminales para mantener las tierras como capital.

En el predio El Trébol, ubicado en el municipio Obispo Ramos de Lora del estado Mérida, hace exactamente un año atrás, el joven Jean Carlos Gil Sanchez salvó milagrosamente su vida de las manos del sicariato. Jean Carlos tiene un cuadro de retardo mental moderado, vive en un cambuche junto a sus tíos. En la tarde del 15 de septiembre del año 2018, un grupo armado ingresó al predio donde se encontraba, lo maniataron, intentaron ahorcarlo, lo quemaron con machetes y al escaparse de las torturas recibidas le dispararon con la clara intención de acabar con su vida, por suerte para Jean Carlos, sin éxito. Situaciones similares fueron denunciadas una y otra vez por los campesinos y campesinas organizados en el Consejo Campesino Tierras en Revolución, quienes hacen vida en el predio. Estas situaciones se dan en un predio de 150 hectáreas donde las familias campesinas llegaron luego de un acuerdo de reubicación con el Instituto Nacional de Tierras, un acuerdo que hasta el momento de la entrega de la carta agraria no redujo los niveles de impunidad y violencia con el que se desenvuelven los “presuntos” (como llaman los campesinos a los antiguos dueños).

La violencia terrateniente a través de sicarios contratados es un método lamentablemente común en las disputas por las tierras, al igual que la destrucción de las siembras o la compra de voluntades de los funcionarios de organismos competentes. Con el objetivo de no perder las tierras, utilizadas como garantía para la obtención de préstamos que nada tienen que ver con la producción, los terratenientes han conformado verdaderas mafias agrarias, que tiene su brazo armado y su brazos de la institucionalidad corrompida, como lo son algunos jueces y juezas agrarios, funcionario de segunda y tercera línea del INTI, funcionarios de las fuerzas de seguridad, fiscales, entre otros actores. A todo este conjunto de factores y dificultades se enfrenta las y los campesinos y sus organizaciones.

“Queremos producir los alimentos para los venezolanos. Queremos trabajar, producir para abastecer al pueblo, que la producción se lleve a los mercados más grandes. Ese es nuestro objetivo.” Relataban hace un año los campesinos y campesinas de los Consejos “Campo en Acción” y “El Campo Primero”, al momento de ingresar a resguardar las tierras de la finca Santa María. En junio del año 2018 Luis Soteldo se había comprometido a hacer efectivo el rescate de dicho predio. Poco más de un año después, llegaría a las manos que laboran la tierra la tan ansiada carta agraria.

Así como en reiteras ocasiones se ha denunciado que los retardos en las entregas por parte del Instituto Nacional de Tierras favorecían a los intereses terratenientes, hay que reconocer que en los últimos meses, producto de la constante lucha y principalmente, la constante producción campesina, el INTI ha avanzado en la entrega de otras cartas agrarias. A las de los predios del Trébol y Santa María, se suma la del predio el Carmen, también del Sur del Lago merideño, por citar un ejemplo. Sin embargo, son decenas de predios que esperan aún correr con la misma suerte que los mencionados. La democratización productiva de la tierra es un paso importantísimo en estos momentos, pero no es el único eslabón de la cadena de producción en el campo.

Avanzar en la entrega de las cartas agrarias de las fincas que las y los campesinos mantienen productivos, apoyar dicha producción con la entrega de insumos, las herramientas y la recuperación del parque de maquinaria agrícola, asegurar la distribución necesaria de combustible que respalde las posibilidades de producción, son elementos de un programa para garantizar que la democratización productiva de la tierra sea el primer paso en un política que ponga al sector campesino al frente de la producción de alimentos necesarios en un contexto de ataque contra el país. Hay una necesidad de explotar las capacidades productivas con las que el país ya cuenta, a través de un plan nacional de emergencia productiva. El apoyo del Estado y sus instituciones a las distintas iniciativas que despliega el sector, como lo es por ejemplo la Alianza Nacional Productiva, es un elemento de primer orden para salir victorioso de la guerra económica que estamos sufriendo. El país cuenta con los hombres y mujeres necesarios para  afrontar estas dificultades y avanzar en la defensa de nuestra independencia y nuestra soberanía.

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

Alianza Nacional Productiva: producir para resistir

Alianza Nacional Productiva: producir para resistir

Las alternativas para hacer frente al contexto que vive nuestro país van aflorando en distintos puntos. Iniciativas impulsadas por distintos sectores, el gobierno, las organizaciones sociales, comunas, sectores campesinos, profesionales y trabajadores de las grandes ciudades.

En las últimas semanas el gobierno norteamericano profundizó aun más el criminal bloqueo, atacando de forma más directa la población en general. Medidas que son avaladas por sectores de la oposición que no pueden disimular a estas alturas las consecuencias directas sobre la gente que estas medidas traen, fundamentalmente en los alimentos diarios que se llevan a la mesa de millones de familias venezolanas. Es tal el impacto que el presidente Nicolás Maduro planteó en la movilización del pasado sábado, que para antes de terminar el año, todos los productos de las cajas CLAP deben ser de producción nacional.

Ante esta realidad el sector productor adquiere una importancia estratégica. Una expresión de este sector son los pequeños y medianos productores, campesinos con y sin tierra que se organizan en la Alianza Nacional Productiva (ANP), espacio de coordinación, articulación y seguimiento del plan organizativo y productivo en los territorios que lleva ya dos años de existencia.

La ANP busca ser una alternativa de avanzada, comprendiendo el papel del productor en este momento histórico del país. Un planteamiento que busca producir masivamente los alimentos necesarios. Nuestro país cuenta con la capacidad, las tierras, las semillas e insumos necesarios, y principalmente con las mujeres y los hombres para hacerlo.

En el plano organizativo esta alianza está desplegada en 13 municipios de 7 estados. Se articula en mesas productivas de coordinación nacional, regional y municipal. Como lo expresa Aníbal Montilla, coordinador nacional, el único requisito para la participación en estas mesas es ser productor o productora.

Claramente la ANP tiene una orientación política, lo cual no la hace excluyente hacia quienes piensen distinto. En estas mesas articulan, debaten y proyectan las redes de productores de diversos rubros: redes de productores de leche, de queso, red de conuqueros, arroceros, maiceros, así como también campesinos y campesinas con y sin tierra.

Las mesas tienen la función de enfrentar los problemas que se presentan a la hora de la producción, desde allí se articula con el Estado y también con distintas expresiones locales, como por ejemplo universidades, otros productores, Milicia Nacional Bolivariana, comuneros y otras expresiones del poder popular.

De las instituciones se requiere principalmente el apoyo técnico, de infraestructura y de insumos. Aunque no se espera depender totalmente de las mismas, se trabaja y se resuelve entre la articulación entre los mismos productores, en trabajo colectivo, “cayapa”, “mano vuelta”, el trabajo en beneficio mutuo.

Las mesas a su vez cuentan con distintas coordinaciones en base a las necesidades que haya en cada municipio y sus particularidades a la hora de producir. En líneas generales se pueden hallar coordinaciones de infraestructura, de insumos, coordinaciones técnicas, jurídicas y de seguridad, para citar algunos ejemplos.

En lo referente al despliegue productivo en sí mismo, la ANP viene trabajando en dos líneas principales, proyectando una tercera, a saber: el plan de siembra 2019, el plan conuquero y el plan siembra de leguminosas “norte verano”.

El plan siembra 2019 se basa en dos productos principalmente. En acuerdos con el Ministerio del Poder Popular para la Agricultura y Tierras se entregaron insumos, principalmente semillas, para la siembra de 1000 hectáreas de maíz y 100 hectáreas de arroz.

El plan conuquero, que actualmente cuenta con mayor desarrollo, se articula a través de la red nacional de conuqueros, de la cual participan 7000 mil pequeños y medianos productores. En este caso las extensiones de siembra son de 2576 hectáreas de maíz, 2654 hectáreas de arroz y 1522 de frijol. Un elemento central en este caso es el ensemillamiento de dichos conuqueros, principalmente de arroz, que es un producto que está monopolizado en el mercado. El arroz tiene un rendimiento de 6000 kilogramos por hectárea, por lo cual en este incipiente plan estamos hablando de 16 millones de kilogramos de arroz, o lo que es igual, 16 mil toneladas.

La intención es interpelar al mayor número de conuqueros del país para producir arroz. Ya que los alimentos producidos en conuco son los que nunca faltan en la mesa de las familias venezolanas. La ANP entiende el conuco como un concepto de economía familiar para la resistencia en este contexto de bloqueo, asedio y guerra económica.

Finalmente, en cuanto a la proyección del plan de leguminosas se aspira a sembrar entre 10 mil y 15 mil hectáreas de frijol y caraota, con la misma concepción. Para ello se está realizando un censo en los 13 municipios donde la alianza se encuentra desplegada, en los estados Táchira, Barinas, Mérida, Apure, Portuguesa, Trujillo y Guárico.

Como agenda de lucha y proyección, en las mesas productivas de coordinación en sus distintos niveles se trabaja en el impulso y la promoción de los bancos de semillas en cada territorio, para afrontar los próximos ciclos de siembra y a su vez una lucha por un plan de distribución de combustible, gasolina y gasoil, para la producción de alimentos. En estos momentos de escasez de este recurso, es urgente priorizar la asignación del mismo en las cantidades necesarias para seguir llevando los alimentos a las mesas venezolanas.

Los efectos de la guerra económica y el bloqueo, son contrarestables en la medida que crezcan y se fortalezcan iniciativas como las que se despliegan en la Alianza Nacional Productiva, iniciativas que abonan a la defensa de nuestra independencia y nuestra soberanía, en este caso la soberanía alimentaria.

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora.

 

Intervenciones en los Actos Homenajes a l@s Mártires de Ticoporo

Intervenciones en los Actos Homenajes a l@s Mártires de Ticoporo

El 27 de julio fueron masacrados cinco compañeros y una compañera, quienes eran militantes de La Corriente y las Brigadas de Defensa Popular Hugo Chávez. Los hechos ocurrieron en el kilómetro 12 de la Reserva Forestal de Ticoporo, en el municipio Sucre del estado Barinas.

Apenas ocurrido el crimen y difundida la noticia, fue unánime el rechazo, la condena, y la exigencia de investigación y justicia.  Organizaciones sociales y políticas, partidos, dirigentes políticos, periodistas y comunicadores digitales alzaron su voz con energía.  También se sumó a éste rechazo el vicepresidente del PSUV Diosdado Cabello, desde una rueda de prensa del partido. Los gobernadores de Apure y Barinas hicieron lo propio a través de twitter.

Además de las expresiones públicas en medios de comunicación, redes sociales e internet, hubo también importantes reflexiones, análisis, manifestaciones de solidaridad y exigencias de justicia, realizadas en los Actos en Honor a l@s MÁRTIRES DE TICOPORO que realizamos en la Reserva Forestal de Ticoporo y en el Centro Cultural de Parque Central en Caracas. A continuación  ofrecemos una síntesis de dichas expresiones.

Kevin Rangel, CRBZ:

Para nosotros es importante poner en contexto la Masacre de Ticoporo, analizar los elementos, porque muchas veces no se dimensionan las acciones que se vienen desarrollando de la frontera para acá. Esto queremos incorporarlo a la discusión, para que desde el movimiento popular también lo tengamos en la lupa.

Porque no es casual. Para nosotros esta masacre responde a una operación que viene con mayor profundidad. Que tiene que ver con la agresión con la que viene avanzando el imperialismo norteamericano en una guerra de baja intensidad. Hay una reactivación del paramilitarismo como elemento para ir ocupando territorio. Compañeros, compañeras, quienes conocen el área de frontera pueden ver las acciones de enero para acá donde el paramilitarismo se ha reactivado. Hace pocos días realizaron acciones contra la Fuerza Armada, contra colectivos que defienden la soberanía. Es importante que el chavismo, el movimiento popular, esté alerta ante esta situación.

La Masacre de Ticoporo, para nosotros no queda duda, proviene de estos sectores. Sectores mercenarios contratados, en primer lugar, por la derecha ganadera. Una derecha que hace días desarrolló un paro donde intentaron trancar las carreteras, donde botaban la leche, y que fueron enfrentados por nosotros. Nuestros compañer@s asesinado@s estuvieron encarando, poniendo el pecho para proteger a los productores que se negaron a participar del paro que desarrollaron en el mes de junio las asociaciones de ganaderos en Socopó, estuvieron al frente para frenar las guarimbas que, en el mes de junio, a través del paro convocado por las asociaciones de ganaderos ligados al paramilitarismo, se intentaron realizar. Estuvieron ahí para abrir las carreteras para que los productores y las productoras pudieran llevar los alimentos a Caracas, a las grandes ciudades, para que pudieran pasar los alimentos para nuestro pueblo. Esos productores que se negaron a participar en el paro eran amenazados por grupos mercenarios que están operando en la zona, que se están reactivando, que están siendo financiado por los mismo que trancaron Socopó, que tumbaron, demolieron el comando de la policía en 2017, que están articulados con este plan que comenzó la derecha venezolana en enero.

Las Brigadas de Defensa Popular actuaron en 2017 ayudando a liberar el pueblo de Socopó asediado por la derecha fascista, por Voluntad Popular, por Primero Justicia, con violencia paramilitar.  Las brigadas en los últimos meses defendieron el territorio del paramilitarismo, de los mercenarios, de las bandas que operan en las zonas. Estos compañeros y nuestra organización han venido teniendo diferentes avances, avances en lo político, en lo territorial, en lo productivo. De ahí los ataques recibidos por parte de quienes ven amenazados sus intereses. No sólo son las mafias paramilitares, hay una operación en curso de ir ocupando territorio, de ir ganando voluntades, de ir ganando conciencias a favor de los intereses del imperialismo. Esto es lo que nos mantiene en alerta. Hay una disputa permanente por el territorio, nosotros estamos alertas en defensa de nuestra soberanía. Estamos alertas porque lo que se intenta es entrar en un escenario de asesinatos selectivos, de dirigentes sociales, de dirigentes chavistas.

A quienes militamos en la Corriente esto no nos amilana, no nos desmoviliza. Conjuntamente con ustedes compañeros, compañeras, agradeciendo la solidaridad, vamos a seguir batallando, construyendo victorias, vamos a seguir construyendo la soberanía, defendiendo la soberanía y reconstruyendo el proyecto político del Comandante Chávez desde el territorio, con las comunas, con el movimiento comunero, campesino, obrero, con el movimiento de mujeres.

¡Que vivan los Mártires de Ticoporo!

¡Que vivan los mártires de Bocas de Río Viejo!!

¡Que vivan los mártires víctimas de las guarimbas!

¡Que viva la Revolución Bolivariana, que viva el Comandante Chávez, que viva el movimiento popular en unidad!

Johander Pineda, Comuna Socialista El Maizal:

Para nosotros fue bastante fuerte la noticia porque son gente nuestra. Nos duele  porque las personas asesinadas son gente de a pie, gente de base, que está luchando y batallando en un territorio. A las cuatro de la mañana salió un bus hacia Barinas, alrededor de veinticinco comuneros de la comuna El Maizal fueron al acto de Ticoporo en solidaridad con la Corriente y por supuesto con los compañeros caídos, que hoy cumplen una semana.

Nosotros estamos mostrando en este momento la unidad. Queremos la unidad porque es sumamente necesario, porque, así como los gringos nos tienen una guerra híbrida, así como esos gringos están empeñados en eliminarnos, en eliminar el chavismo, tenemos gente infiltrada también en nuestras instituciones, en espacios de poder, que están jugando a que este proyecto fracase. En función de eso nosotros desde la comuna El Maizal pedimos la unidad, apartar quizá esas diferencias que tengamos entre organizaciones, porque esta es una sola lucha.

Estamos viviendo un momento histórico, un momento en que nuestra revolución está en peligro. Están atacando a nuestros jóvenes, la juventud hoy en día vemos cómo ha sido atacada, se ha ido del país por la situación económica, pero nosotros tenemos una tarea, la tarea en estos momentos es acompañar desde las bases a estos compañeros jóvenes, a esos muchachos, esos niños,  esa semillita, nosotros debemos orientarla desde lo pequeño. La comuna El Maizal estará presente en cada una de las actividades que se encuentren a nivel nacional para fortalecer, para crecer y para aprender de ustedes también compas. Necesario es vencer.

Juan Carlos Loyo:

Gracias de verdad compañeros y compañeras, por permitir estas palabras. Pensaba por un momento a qué asistimos, por qué estamos acá presentes. No me cabe duda que, desde lo popular, desde el espacio de la izquierda, una gran diferencia, al estar acá presente ante esta situación, es que no venimos a llorar los muertos, venimos a reclamar y a luchar por la vida. Este es un primer elemento que quisiera destacar. Desde un   componente que para la izquierda siempre fue problemático desarrollar, y que el Comandante Chávez lo fusionó, lo articuló. El componente de lo espiritual. Desde la diversidad de cada quien, de la creencia que cada uno tenga, estamos aquí para reclamar por la vida. En este caso la vida de 6 combatientes, que murieron en una zona sobre la cual quisiera mencionar algunas cosas acerca de ella. El primer elemento entonces al estar acá es el acompañamiento espiritual. Se suele en algunos actos pedir un minuto de silencio en conmemoración a la muerte. Yo quisiera más bien que dedicáramos un minuto de aplauso por la vida de estos 6 combatientes de Ticoporo.

Cuando Venezuela dice que enfrenta una guerra no convencional, algunos pueden creer que el término “no convencional” lo suaviza, lo vuelve algo común de decir. Nuestro país enfrenta una guerra. Sólo que a diferencia de lo que normalmente vemos en las películas, no es una guerra donde se ven marines, portaaviones, aviación, etc. Es una guerra que se lleva a cabo por otros medios, pero es una guerra contra el país. En este caso la doctrina militar de los Estados Unidos la llaman guerra híbrida. ¿De dónde viene la noción de guerra híbrida? Significa que se da en todos los frentes posibles con una finalidad. En este caso la finalidad no es solamente tumbar al proyecto bolivariano, tumbar al gobierno de Nicolás Maduro, sino controlar al país, que hace más de una década comenzó un proceso de liberación, de desarrollo nacional y que hoy nos encuentra en medio de esa lucha. Cuando decimos guerra híbrida no son solamente las expresiones concretas que vivimos cotidianamente, en este caso la guerra económica o algunas otras expresiones. La guerra híbrida también tiene un componente territorial. En este caso lo que está pasando en Ticoporo, que fue una famosa reserva forestal que fue degradándose durante la IV República hasta convertirse en un espacio de deforestación.

Hace unos cuantos años en conjunto justamente con gente de la Corriente, se ubicó una brigada de investigación, se hizo un levantamiento sobre un área de 20 mil hectáreas, que en el pasado fue una reserva forestal, y que poco a poco se fue ocupando y lo primero que descubrimos, que fuimos encontrando, fue que los explotadores de la madera, los explotadores que estaba dedicados al comercio ilegal, eran bandas criminales vinculadas al paramilitarismo. Y había un gran ensañamiento contra el pequeño campesino, que era el que ocupaba la tierra, era el que vivía allí y lo hacían ver como que era el deforestador. Cuando la lógica campesina es cuidar la vida, cuidar la vida del espacio donde vive.

La zona es muy compleja, tan compleja que un buen día en años recientes nos avisan que la gente de Voluntad Popular, la banda criminal Voluntad Popular, tiene un asidero. Y ese asidero se conectaba en el marco de la guerra híbrida, se conectaba en el marco de la lucha por el territorio, se conectaba con algo que estaba latente en nuestro espacio, que es la vinculación del paramilitarismo que hace vida en el norte de Santander como bandas militares empleadas para subvertir el orden interno de nuestro país. De forma tal que el contexto donde nuestros seis compañeros perdieron la vida, era el contexto de la lucha y la defensa por nuestra soberanía. Era el contexto de la lucha por nuestro territorio y era el contexto de la lucha por el Estado de la República Bolivariana de Venezuela.

El tercer componente que quisiera nombrar, en este mensaje bien breve, es ¿Qué hacemos? Y allí con el mayor de los respetos pedirle los siguiente. Este momento sirve para reafirmar la necesidad de la unidad campesina, unidad en diversidad. Unidad en distintos criterios, unidad en distintas posturas. Unidad para enfrentar cualquier tipo de agresión internacional y unidad también para enfrentar las contradicciones que estamos viviendo y que es obvio que están allí presentes. Unidad sobre todo para comprender que por nada del mundo nosotros podemos permitir que sigan ocurriendo hechos contra la vida. Y por lo tanto la defensa de la Revolución y el gobierno bolivariano, a cargo de nuestro Presidente Nicolás Maduro, es hoy un imperativo que todas las organizaciones desde las distintas posturas, críticas o no, tenemos que mantener y desarrollar a fondo. Porque finalmente si nosotros no defendemos la vida, de afuera lo que va a venir es la muerte. Háganles llegar los saludos a los compañeros en Ticoporo, muchísimas gracias.

 

Anacaona Marín, Fuerza Patriótica Alexis Vive:

Desde la Fuerza Patriótica Alexis Vive, desde la comuna Socialista El Panal 21, más allá de expresar un mensaje de solidaridad, un mensaje de indignación, de consternación, veíamos el video y sabemos que es lo que se siente. Hemos vivido el escenario de lo que es perder un compañero, de tener compañeros caídos. Se puede comparar con la muerte, con la pérdida de un familiar. Más allá de la indignación, está el hecho de saber a lo que nos enfrentamos. Van a venir y van a venir con todo y es por eso que cada día más tiene que ser mayor nuestra preparación, la constancia, la perseverancia.

El esfuerzo y la entrega de los compañeros no puede ser en vano. Puede ocurrirnos a cualquiera de nosotros. Realmente todos estamos expuestos, no estamos ajenos. Pero sabemos que no nos va a temblar el pulso a la hora de defender nuestra patria. Así como ellos, nuestros caídos tienen que ser reivindicados cada día más en la esperanza del pueblo, en la sonrisa de los niños, en el abrazo de los abuelos, en nuestra lucha cotidiana.

Dependerá de nosotros que su lucha no sea en vano. Desde la Fuerza Patriótica Alexis Vive toda la solidaridad, todo el amor, todo el compromiso hacia su lucha y hacia las luchas del Pueblo. Chávez Vive, la lucha sigue!!!

Oliver Rivas, La Otra Escuela:

Desde la Otra Escuela nos solidarizarnos por la causa de los compañeros y las compañeras de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora como una de las tantas expresiones orgánicas al movimiento popular. Además de que nos encuentran distintas experiencias y momentos, distintas luchas, nos encuentra también la amistad. En un montón de circunstancias nos ha tocado vernos y abrazarnos y darnos aliento para seguir adelante, momentos difíciles como en 2002 y 2003, que este proceso también estaba seriamente en disputa y el país casi paralizado y desde ese momento para acá no han sido pocas las bajas y los caídos que hemos tenido y las caídas que hemos tenido en esta lucha.

Lo que sí es cierto para nosotros, lo que nos encuentra fundamentalmente, además de hacer llegar las condolencias a nuestros camaradas y a sus familiares, es también reivindicar a los compañeros. Si bien estos compañeros, esta compañera, seguramente no se imaginaban que esta sería su suerte, pues probablemente tampoco hubieran dado marcha atrás, seguramente no hubieran dejado de hacer lo que estaban haciendo así supieran que este iba a ser el destino. Eso es precisamente a lo que nos tiene que llamar a la reflexión y motivarnos. Esos compañeros probablemente no hubieran retrocedido, no hubieran dado marcha atrás, no hubieran hecho otra cosa. Nosotros tampoco podemos hacerlo, sobre todo porque para nosotros eso no es algo aislado, no es algo diferente a lo que está pasando con la economía. La violencia es, al igual que el bloqueo económico, al igual que el chantaje económico de los poderosos de este país, también una de las tres posiciones claves que tiene el imperialismo para asediar al pueblo venezolano. Una violencia que amedrenta, que intimida, que impide que el pueblo controle las posiciones estratégicas que tiene la burguesía, que tiene la clase terrateniente de este país, que está buscando aislar, que está buscando ocupar territorios y está buscando garantizar también el desplazamiento por corredores de Apure, de Táchira y de varios sectores del país desde la frontera. El ingreso de los cuerpos paramilitares, de irregulares, que vienen a participar de la masacre y del saqueo que hay contra el pueblo venezolano. Lo mismo del bloqueo, lo mismo del saqueo.

Ahora resulta justamente que el procurador ficticio que nombró el autonombrado este año, es también el asesor de una multinacional minera que está en complicidad para robarnos los recursos del Estado, los archivos del Estado, es un vil saqueo descarado contra el pueblo en la cual la violencia no es sino una herramienta para permitir que aquí se desaten los demonios y acaben de un plumazo como acabaron con Libia que quedó destrozada. La antigua Mesopotamia en una semana quedó totalmente destrozada.

Nosotros estamos aquí para decirles que cueste lo que cueste, nosotros y nosotras los que estamos acá, los compañeros, las organizaciones, los movimientos seguramente estarán en esta batalla y en las que hagan falta. Lo cierto es,compañeros y compañeras, que todas y cada una de las luchas que en este momento expresen la defensa de los intereses populares, que expresan los intereses de la mayoría, va a encontrar resistencia en la burocracia aliada de los sectores oligárquicos y de la burguesía que por supuesto se ha fortalecido, que por supuesto ha ganado con esta guerra económica los últimos cuatro años, eso no es para nada mentira. Frente a eso, evidentemente, la apuesta nuestra nunca puede ser retroceder, nunca puede ser desestimar o renegar de lo que hemos hecho durante los últimos veinte años. Por el contrario, más aún hay que llevarlos hasta sus últimas consecuencias, porque en este momento están claros los escenarios: o son ellos o somos nosotros, o es la burguesía, la oligarquía terrateniente y sus aliados en la burocracia del Estado, de las mafias judiciales que a veces no actúan en la fiscalía, que dejó la fiscal Luisa Ortega, seguramente muchas de esas piezas actuando y por supuesto también buscando desgarrar al chavismo.

Ellos necesitan en este momento que el chavismo les haga el trabajo que ellos no han podido completar, por eso están insistentemente buscando la ruptura del chavismo y eso también pasa porque hemos visto actuaciones por ahí aisladas de órganos de seguridad que sin ton ni son van, apresan gente, cometen actos arbitrarios y por supuesto eso no puede si no generar desconfianza, escepticismo de parte del movimiento popular hacia esos órganos de seguridad. Pero, además, lo que es un objetivo fundamental hacia el gobierno, hacia cualquier dirección o hacia las instituciones del Estado, es decir por la vía de los hechos que Venezuela es el estado fallido y después de eso la intervención.

Por ahí le decimos a los asesinos de siempre, a los que la persiguieron, torturaron, asediaron, a los que están pagando sicariato, los que están alimentando las mafias paramilitares que son hijas también del bachaqueo, porque al final el trabajo de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora, de la comuna El Maizal, de las Fuerza Patriótica Alexis Vive y de muchas otras personas que están aquí organizadas, son las que pueden dar la pelea frontal contra el mejor aliado que tienen que es el mercado. Allí los compañeros y compañeras están demostrando que es posible sustituir al capitalismo por la vía del socialismo desde abajo, organizados, planificados y directamente desde la comuna, desde el pueblo pobre, desde el poder popular. Es lo que tenemos que seguir impulsando, entonces.

Sin más palabras, nuestras condolencias, nuestra solidaridad, pero sobre todo también nuestra esperanza en que esas muertes no son en vano, que esos compañeros no araron en el mar y que aquí va crecer una generación que con todos los sacrificios que ha hecho el pueblo venezolano en estos veinte años, que no han sido pocos, va llevar el legado socialista unitario de Hugo Chávez hasta sus últimas consecuencias. Entonces estos compañeros que quedaron sembrados por supuesto serán reivindicados por la lucha del pueblo venezolano.

Iraida Morocoima, Movimiento de Pobladores y Pobladoras:

Hoy Venezuela esta de luto, cada vez que nos matan a nuestros hijos. Estamos de luto. Nos están dando por todos los frentes, con el bloqueo, con la medicina, con la comida. Es una guerra. Una guerra por atrevernos a ser chavistas, por ser hijos e hijas de Bolívar, de Guaicaipuro y porque estamos dispuestos a decirle al imperio que aquí no van, no van a poder.

Cada vez que pasa algo de esto a nosotros se nos pone el corazón chiquitito. Tenemos noches sin dormir, y nos imaginamos el sentimiento de los familiares. Nos hacemos fuertes y vamos a la batalla. Y da rabia. Da rabia porque son chamos, son jóvenes. Nos indigna. Se están metiendo con las mujeres y los jóvenes de esta Patria. Tenemos que hacer algo compañeros, no podemos seguir exponiéndonos, y seguir exponiendo a nuestros hijos, a nuestros jóvenes. Yo voy a invitar a que nos abracemos. Vamos a abrazarnos porque esto deja temores y el abrazo nos fortalece. Abracemos al de al lado. Nos conocemos y somos uno sólo. El abrazo nos fortalece y no podemos seguir distanciándonos. Necesitamos estar untos, fuertes, porque la batalla contra el imperio la vamos a dar  y vamos a vencer. Y si vencemos nuestros compañeros vivirán por siempre. Vivan los compañeros de Ticoporo. Vivan por siempre, como vive Chávez en nuestros corazones. Viva la Patria Grande.

William Gudiño, Red Nacional de Comuneras y Comuneros

Saludos hermanos de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora, desde la Red Nacional de Comuneras y Comuneros de Venezuela, expresamos nuestra irrevocable y firme decisión de solidarizarnos. Como lo hemos estado expresando con esta organización, con los compañeros de la CRBZ y todos los que luchamos por una sociedad justa y amante de la paz, nos solidarizamos y repudiamos los hechos lamentables, terribles, y que no pueden volver a repetirse, de la masacre de Ticoporo en Barinas. El asesinato de estos compañeros y la  compañera tiene que ver con el ataque imperial contra la revolución bolivariana de Venezuela y todo lo que representa la construcción del socialismo en Nuestra América y en  el mundo entero, por eso en el marco de la lucha y de la contradicción central en este momento, de la contradicción imperio-nación, enmarcamos estos hechos lamentables.

La Red Nacional de Comuneros y Comuneras, junto a la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora y muchas otras fuerzas, en este momento nos encontramos construyendo una plataforma  unitaria que exprese en lo orgánico, en la comunicación, en la formación, en la defensa, en la producción, los compromisos que asumimos con el Comandante Hugo Chávez, con nuestro presidente eterno Hugo Chávez, de construir el socialismo en Venezuela. De manera que esta expresión de solidaridad va además con el compromiso de construir, más allá de nuestras vidas incluso, esta unidad popular comunera, de trabajadores, que requerimos construir en Venezuela y más allá para hacer realidad el proyecto histórico de los pueblos oprimidos del mundo, el socialismo. De manera que repetimos y terminamos con nuestra más sincera expresión de solidaridad con los compañeros de La Corriente y aspiramos de verdad y en ese sentido tenemos que trabajar para ello, q estos hechos o hechos  similares no se repitan en la patria de Bolívar y Hugo Chávez. Un saludo hermanos, mi solidaridad personal y colectiva desde la Red Nacional de Comuneras y Comuneros.

Iñaki Etaio Alonso y Dorleta Guzmán Muñoz, Askapena – Euskal Herria:

Venimos de Euskal Herria, el país vasco, un pueblo que sigue en lucha por su liberación nacional y social. Somos una brigada de la organización internacionalista Askapena. Askapena envía brigadas a Venezuela desde el año 2000. Envía brigadas para conocer el proceso y para trasladar solidaridad vasca con el proceso bolivariano. Además, en el país vasco realizamos acciones, movilizaciones, en defensa de la Venezuela Bolivariana.

Queremos trasladar un abrazo solidario a los familiares de los mártires de Ticoporo. A pesar de las agresiones contra la Revolución Bolivariana, a pesar de la guerra económica, a pesar de la guerra mediática, a pesar de las agresiones paramilitares, no podrán detener la lucha del pueblo venezolano por un futuro digno y un futuro de libertad. Como decimos en el país vasco: ¡Muchos pueblos, una única lucha!!

Silvana Broggi, Patria Grande – Argentina:

Quiero transmitirles toda la solidaridad de nuestra parte, hacia una organización popular hermana. También reafirmar la necesidad de la unidad, porque estos compañeros y compañeras dejaron la vida, les arrebataron la vida. Nosotros y nosotras dejamos la vida en la lucha, vivimos por una causa justa y por una causa justa moriremos. Cada uno de ellos y ellas han dejado su vida ahí. Son hermanos y hermanas nuestras.

Nosotros decimos que cuando un compañero cae en pelea vive en cada uno de nosotros, en cada una de nosotras. Tenemos el compromiso de continuar su lucha, el compromiso de exigir justicia. Elaborar los mecanismos que sean necesarios para evitar que siga habiendo masacres, que siga habiendo víctimas. Tenemos esa responsabilidad, tenemos ese compromiso. Ese compromiso de trabajarlo juntos y juntas.

Queremos dejarles un abrazo fraterno y recordar una leyenda azteca que decía que cuando un guerrero o una guerrera muere, su alma se convierte en mariposa para acompañar a quienes siguen luchando. Y a su vez, hay una guerrera argentina, que también la asesinaron, la asesinaron por rebelde, se llamaba Lohana Berkins, quien decía que en un mundo de gusanos capitalistas hay que tener coraje para ser mariposa, muchas gracias.

Alibeth Navas, militante de la CRBZ, brigadista, hermana de Kevin Navas:

Allí donde cayeron seis compañeros, hoy nos levantamos miles en nombre de ell@s. Ahora nosotros exigimos justicia para nuestros hermanos y nuestros compañeros. Donde quieran que ellos se encuentren, yo sé que ellos son unos héroes para nosotros, porque todo lo que ellos nos enseñaron, y  lo que ellos lucharon, y allí quedaron, por la lucha que estaban haciendo, y una vez más les digo, aquí están mis hermanos, aquí estoy yo para seguir luchando en ese legado donde mi hermano y mi sobrina fueron asesinados.

Y siempre tenemos que estar preparados, compañeros, para que no nos sorprendan. Porque nosotros también somos luchadores sociales, nosotros también estamos día a día saliendo a las calles a trabajar, a luchar, por cada una de esas personas, por cada una de las amas de casa, de nuestros niños.

Cómo puede ser posible que haya sido asesinado así  una persona trabajadora, una persona luchadora, una persona inocente, que ayudaba más bien a las personas. De igual manera mi sobrina, una muchacha joven de apenas 25 años con tres niños. Una niña de un año con tres meses. Un bebé de 5 años y otro de 7. La niña amamantando todavía. El niño al ver a su mamá donde estaba me decía “pobrecito yo, tía, quedé sin mamá, ahora que voy a hacer, ¿ahora con quién me voy a ir yo?» Igualmente mi hermano con sus 5 niños que dejó.

Para nosotros ha sido un dolor inmenso y de verdad le digo a los familiares de nuestros compañeros: ahora más que nunca vamos a estar unidos y rodilla en tierra para lo que sea, compañeros. Ahora nosotros tomemos esa bandera y sigamos hacia adelante, compañeros. Vamos a hacer justicia por nuestros hermanos, por nuestros compañeros y nadie nos va a callar. Ahora es cuando nos van a oír, nacional, internacionalmente.  Vamos a hacer justicia compañeros. ¡Leales siempre, traidores nunca!

Orlando Zambrano, Constituyente:

Hoy estamos cumpliendo 8 días del vil asesinato ocurrido en este sitio. La investigación en 8 días es muy poca. Y si es muy poca uno lleva a pensar ¿por qué? Hay elementos suficientes para tener en el día de hoy resultados sobre lo que ocurrió en la Reserva Ticoporo. Entonces nosotros exigimos celeridad en la investigación. Al fiscal general de la república Tarek William Saab, desde la Reserva de Ticoporo, en una sola voz exigimos que se haga justicia por la masacre de los compañeros y no queden impunes.

Después del asesinato físico venía un segundo asesinato, que era el asesinato a través de los medios de comunicación, con la intención de presentar a los compañeros como delincuentes. Eso era parte del plan. Y aquí queremos reconocer de manera muy especial a todos los militantes revolucionarios a nivel nacional e internacional que se solidarizaron, manifestaron su voz de rechazo y de repudio a la masacre ocurrida en Ticoporo.

Si uno de los objetivos planificados en el marco de esta masacre era sembrar el terror y desmovilizarnos, pues sepan que no. Aquí tenemos más ganas de seguir luchando, tenemos más ganas de seguir batallando.

Saludamos a los familiares de nuestros hermanos y hermana caídos, de nuestros cinco compañeros y nuestra compañera. Desde acá repudiamos de manera categórica el asesinato y las formas como se han venido desarrollando estas acciones y estas operaciones. A los familiares les decimos que sus hermanos, sus esposos, eran grandes hombres y mujeres que venían cumpliendo una labor en defensa de la patria, de la soberanía, de la democracia.

Estamos seguros de que esto no va a quedar impune. Así como estamos hoy acá, en Caracas los movimientos sociales también tienen una actividad en rechazo y repudio a la masacre de Ticoporo. Estamos quietos, aguantaditos. Como quieran nosotros queremos.

El 22 de noviembre de 2011 fue la masacre de Bocas de Río Viejo. Han transcurrido 8 años. Y a 8 años de la masacre de las Bocas de Río Viejo, todavía está impune. Pero desde aquí decimos, el responsable de la masacre de las bocas de Río Viejo fue el Coronel Seldeño Armas. Y nos preguntamos dónde está Seldeño Armas. Seldeño Armas en este momento es el presidente de Industrias Diana, con sede en Carabobo. Cómo el responsable de una masacre está libre. Por eso sí desconfiamos, estamos desconfiando y lo único que no queremos es que sobre esta masacre intenten hacer lo mismo.

Nosotros no somos ningunos pendejos, nosotros también sabemos de inteligencia. Nos hemos preparado integralmente para defender la patria, para defender la soberanía, para defender la independencia. Hemos sido respetuosos, hemos dejado que adelanten las investigaciones, pero a 8 días queremos resultados importantes. Uno se pregunta si hay intereses oscuros en que se conozca la verdad de la masacre de Ticoporo. Son temas que los dejamos para la reflexión. Si hay intereses cuáles son esos actores que están detrás moviendo los hilos de esto.

Nosotros por la vía de la inteligencia social tenemos elementos. Hemos dejado que el estado venezolano actúe.  Y le estamos dando la confianza. Ahora bien, queremos que la confianza se mantenga, no queremos una desilusión. Esta masacre ha dejado 15 niños sin sus padres ni sus madres. Si estos 15 niños que quedan sin sus padres ni sus madres, no llena de sensibilidada los órganos de investigación para poder hacer justicia y que paguen en la cárcel los atores intelectuales y materiales de este crimen cometido el 27 de julio.

Para nadie es un secreto que en el 2014 y 2017 se libraron importantes batallas en el municipio Sucre, donde la derecha venezolana impulsó actos desestabilizadores y de guarimbas. Y quisieron incendiar el municipio, todo el eje. Pero compañeros de los que fueron asesinados pusieron el pecho, y lograron frenar los planes. Pero también en el sector, hace días un sector de lecheros, ganaderos, empezaron a botar cantidad de leche, como mecanismo de sabotaje. También participaron en esta masacre ex policías. Individualidades de organismos de seguridad que no es la primera vez que lo hacen, quienes debieran garantizar la paz, la seguridad, pero trabajan para el enemigo. Esos no pueden ser llamados patriotas. Y también participaron dirigentes políticos y participaron también paramilitares.

Nosotros donde sea y como sea vamos a seguir defendiendo la patria, la vamos a seguir defendiendo. Los invitamos a estar atentos a lo que pueda seguir ocurriendo. Nosotros tenemos que actuar, estamos obligados a actuar. La batalla política es en la calle. Por eso nosotros seguimos produciendo alimentos, organizando a la gente y preparándonos para la defensa de la patria y la soberanía.

Yenifer Urbina, militante de la CRBZ, Concejala municipio Sucre:

Estamos aquí presentes y a cada uno le damos las gracias por venir. Porque estamos demostrándole a esta gente que hizo esta masacre que no tenemos miedo, que seguimos pidiendo justicia, que vamos hasta lo último.

De verdad compañeros que es triste. Es triste ver a los familiares, y ustedes, familiares, también son compañeros de lucha, compañeros de La Corriente, brigadistas, compañeras de la plataforma Juntas. Queremos expresarles que vamos a continuar con ustedes, porque así como continuamos con el legado de Chávez, queremos que sepan que aquí hay muchos Kevin, hay muchas Milagdis, muchos José, muchos Alexis, muchos Eudis y muchos Manuel. Y aquí lo vemos en cada uno de nosotros.

Entonces compañeros, los aliento a que no desmayemos. Si nos toca salir en la madrugada a pedir justicia, salgamos compañeros, porque esto no se puede quedar así.

José “Chema” Romero, militante de la CRBZ, Alcalde del municipio Páez:

Los compañeros cayeron aquí asesinados, con una acción planificada, seguida por varios días y semanas y luego ejecutada. Los compañeros tenían una bandera que hoy nosotros la vamos a tomar con más fuerza. No tengan dudas compañeros que vamos a ir más allá, vamos a seguir para adelante.

En el año 2107, municipio Páez, esos mismos que con dignidad llevamos a nuestros compañeros y dimos la cara frente al pueblo, conquistamos la alcaldía del municipio Páez, para poner en práctica por fin, aún con errores y debilidades, pero hoy con hechos que mostrar, qué significa la justicia social y la revolución de Chávez. Estamos a la orden. Nos ofrecemos y me ofrezco personalmente a venir a una asamblea popular en este sector, con las 7 mil familias, si la alcaldesa nos acompaña, a que discutamos de qué lado debemos estar, y qué estrategia debemos buscar para sobrevivir a la guerra económica, para sobrevivir al enemigo del campesino, para sobrevivir al enemigo de las mayorías. Así estaríamos en lo concreto tomando las banderas de los compañeros y siguiendo la lucha.

Pedro Alvarado, militante de la CRBZ, constituyente sector comunas:

Kevin Navas no simplemente era el mecánico de la comunidad. Kevin Navas era el jefe del CLAP, dirigente comunal. Kevin Navas era un dirigente que luchaba por el tema del gas, por el tema de la carretera, de la electrificación, por el tema de la comida de la comunidad.

En ete sitio, exactamente donde estamos parados, aquí cayó Kevin. Este casquillo que vemos aquí, que mostraban los compañeros, fue uno de los que vilmente le quitó la vida al sueño y la esperanza de un hombre, de un padre, de un trabajador que aquí tenía, donde estamos, su conuco, sus matas de auyamas.

Por eso definimos la consigna “No más chavistas asesinados”. El primer informe que circuló de aquí para allá fue un enfrentamiento entre bandas. En menos de 20 metros a la redonda seis compañeros asesinados. Una compañera que estaba encendiendo el fogón para cocinar, su hija de un año y medio que vio como asesinaban a su mamá. Y esto va para los compañeros que tienen la responsabilidad de esclarecer hasta las últimas consecuencias el hecho que sucedió aquí.

Las Brigadas de Defensa Popular Hugo Chávez, nacieron en Socopó. Cuando aquí las guarimbas en 2017 pasaron a otro nivel superior, en el cual tomaron el puente de Socopó, dispuestos a inmolar al que se atravesara por ahí, nos correspondió, y me ha tocado estar en algunas batallas de esas, organizar a la gente para defender y para pelear. Nos correspondió hacer una caravana de Santa bárbara a Socopó, un 22 de Julio, 8 días antes de la Constituyente, para denunciar no más violencia y guarimba fascista. Ante eso, pueblo organizado, Brigadas de Defensa Hugo Chávez.

Nos correspondió estar en Sucre, donde existe una derecha fascista, paramilitar, narcotraficante, que quiere que el pueblo chavista se rinda. Si los compañeros que tienen la responsabilidad de esclarecer y hacer justicia no la aplican, la aplicaremos con medidas de presión, de denuncia, con nombre y apellido.

No solamente está por ahí este casquillo, por ahí esta también una gorra de un compañero, con un tiro de gracia en la frente. A los compañeros aquí caídos le pegaron un tiro de gracia, 4 o 5 en la cabeza. ¿Qué hay ahí? ¿qué se busca? Odio, terror, miedo. Y aquí nos ha correspondido estar estos días con la comunidad, con los vecinos más cercanos, hablar con ellos. Porque todo lo que pasó aquí, genera que se dude de quién viene y a qué viene. Porque aquí no hubo ni una palabra, fueron tiros y más nada. No importó que estuviera una niña, no importó nada. Sobre esas acciones, desde aquí, desde el sitio de los mártires de Ticoporo, desde la casa de Kevin Navas, nosotros desde la Corriente Revolucionara Bolívar y Zamora pedimos que se haga justicia.

Ángel Prado, comunero, dirigente Comuna Socialista el Maizal:

Han transcurrido muchas cosas. Han matado gente por el Zulia, han matado gente por el Táchira, han matado gente en la ciudad capital. En las Guarimbas nos asesinaron, nos quemaron gente. Pareciera que aquí se recoge el sentimiento que tuvimos cuando la desaparición física del Comandante Chávez.

Nosotros decimos, que a pesar de que no conocimos físicamente a estos compañeros, nosotros decimos, cuando nos asesinan una campesina o a un campesino que lucha por la tierra, con quien nosotros nos identificamos, pues es como que le quitaran un órgano al cuerpo de uno. Porque la lucha campesina es una sola y es histórica.

Cuántas lágrimas después de la muerte de Bolívar, en aquellos negros, de aquellos esclavos, de aquellos indígenas que le acompañaron en la gesta libertaria, cuánto dolor. Cuánto dolor para Simón Bolívar al enterarse de la muerte de Sucre, por ejemplo. Las mismas lágrimas que hoy los familiares y los compañeros de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora sueltan. Las mismas lágrimas que soltó, cuando se enteró el pueblo que acompañó a Ezequiel Zamora, de aquel balazo traidor. Las mismas lágrimas que el Partido Comunista y la izquierda, hace tres décadas atrás soltaron cuando se enteraron de la muerte de Alí Primera. Las mismas lágrimas de aquel 5 de marzo del año 2013 cuando nos enteramos de la desaparición física del Comandante Chávez.

Hace ratico en el lugar donde me correspondió sentarme, vimos, el compañero Pedro y yo, un cartucho de bala, un casquillo. Esto nos llena de indignación, nos llena también de rabia, de rebeldía. Si alguien no se atreviera a hacer justicia por tener miedo ante la oligarquía que domina gran parte de las tierras de este país, que son los que están pactando lamentablemente con nuestro gobierno, nosotros desde la Comuna EL Maizal, ustedes desde aquí, yo creo que el sector campesino venezolano debe levantarse con mucha fuerza y hacer justicia como sea, compatriotas, porque estas muertes no pueden quedar impunes.

 

Juan Carlos Guevara, Partido Patria Para Todos:

Nuestra presencia hoy aquí es para reafirmar nuestro compromiso con la lucha agraria, la lucha campesina, nuestra lucha revolucionaria, y como gesto de solidaridad con la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora, que es una organización hermana. Somos hermanos de esa organización, así como del Maizal y otras más.

Repudiamos el hecho, esta masacre de Ticoporo. Y nos unimos a ese llamado de justicia. No puede haber tanta impunidad en un proceso revolucionario, más aún cuando esta lucha campesina tiene más pertinencia que nunca en todo lo que va de este proceso. Porque hoy día cuando el imperialismo ataca, cuando la oligarquía nacional e internacional se unifica para avanzar a tratar de despojarnos lo que en Revolución se ha recuperado, hoy en día cuando el imperialismo nos acecha, nos ataca, nos bloquea, cuando la guerra económica le quita de la mesa la comida a nuestro pueblo, hoy más que nunca tiene pertinencia esta lucha por la democratización de la tierra, por la reivindicación del uso de la tierra, porque es allí donde está lo estratégico, para poder ser realmente libres y soberanos. No vamos a poder ser libres y soberanos hasta tanto no seamos capaces de producir nuestros propios alimentos.

Porque es ahí, hay que decirlo de manera autocrítica, es ahí donde radica una de las principales debilidades de este proceso. Es que a pesar de que tenemos tantos años en Revolución aún no hemos sido capaces de producir nuestros propios alimentos. Y es este pueblo organizado, es en el campo, es con la lucha campesina que debemos alcanzar ese gran reto histórico.

De tal manera que este acto humilde, caluroso, lleno de pasión, lleno de fervor revolucionario, debe trascender más allá de las fronteras de nuestro estado Barinas, a todo el territorio nacional y más allá de las fronteras de Venezuela. Un compromiso colectivo que debemos asumir todos aquí es hacer una difusión nacional de la injusticia que aquí se cometió. No puede quedar impune, no puede quedar silenciado, por el contrario, debe ser una exigencia nacional el pedido de justicia que debe reinar aquí en esta masacre vil que se ha cometido por parte de la oligarquía, de la derecha presente en estos predios. Que no es diferente a lo que ocurre en muchas partes del país.

Yo vengo del Táchira y allá la cosa no es fácil. De tal manera que sólo unidos podemos superar estas dificultades. De allí que secundamos la reflexión que hacía el compañero Iturriza, es necesaria la unión, es la unidad de los movimientos revolucionarios, hoy más que nunca, cuando el imperialismo nos ataca de la manera tan vil como lo está haciendo en este momento. No hay momento en la historia de Venezuela que este pueblo haya sido tan agredido como lo está siendo ahora por el imperio norteamericano.

Desde el partido Patria Para Todos nuestra solidaridad y nuestro compromiso con esta lucha y con la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora en seguir organizando nuestra gente para enrumbarlo realmente a esa independencia real. Porque no la hemos alcanzado todavía, Bolívar hizo una gran parte, Zamora también, pero nos corresponde a nosotros hacer el resto, porque para ser independiente, para tener independencia política tenemos que tener independencia económica. Y jamás vamos a alcanzar la independencia económica si no somos capaces de producir nuestros propios alimentos y nuestros propios medicamentos. Y eso está en el campo, eso está en la tierra.

Reinaldo Iturriza:

Créannos que el dolor de ustedes, la rabia de ustedes, es nuestro dolor, es nuestra rabia. La sangre derramada la sentimos como nuestra sangre. Creo que hay que honrarla. Honrarla con nuestra solidaridad expresa y con nuestra presencia en este caso. No es la primera vez que asesinan compañeros y compañeras, lamentablemente. Incluso no es la primera vez que asesinan compañeros y compañeras de la Corriente, como hacía el recuento Orlando (Zambrano).

Sin embargo, ordenando las ideas, es importante esa caracterización. Casi todas las víctimas mortales, casi todos los compañeros y compañeras asesinados y asesinadas en el campo en estos veinte largos años de Revolución, ocurrieron en el contexto, como le gustaba decir al comandante, en el contexto de un contraataque popular, de una ofensiva popular, de una ofensiva gubernamental, del gobierno revolucionario. La derecha se resistía en el territorio y asesinaba compañeros y compañeras.

A mí me parece que una de las cosas más importantes del momento es que soplan vientos de restauración. Los terratenientes, la oligarquía, los latifundistas vienen por lo recuperado durante los años de Revolución y se creen con el derecho. La impunidad y el silencio cómplice por supuesto que no ayuda. De ahí la importancia que nosotros no dejemos ni un solo momento de romper el silencio.

Yo sé que hay compañeros y compañeras dentro del gobierno y fuera del gobierno, porque no necesariamente tienen que tener responsabilidades, y compañeros con responsabilidades altas muy altas dentro del gobierno, que, por supuesto no están de acuerdo con lo que está ocurriendo, no están alineadas con las fuerzas favorables a los intereses del latifundio. Yo a esos compañeros y compañeras les pregunto públicamente: ¿Qué carajo están esperando para manifestarse en rechazo contra estos asesinatos? ¿Qué carajo es lo que están esperando? ¿Cuál es el cálculo político que están haciendo? ¿Cuál es el favor, el beneficio que creen que le están haciendo a la Revolución Bolivariana guardando el silencio que están guardando?

Yo creo que el silencio en el caso de los compañeros y compañera asesinados aquí en Ticoporo es un silencio ominoso vergonzoso, es hora de romper ese silencio.

Creemos que es muy importante invitar, llamar a la reflexión a esos compañeros y esas compañeras que por razones que no entendemos muy bien no se manifiestan públicamente, porque no basta con hacerlo en privado. Se está naturalizando el asesinato de compañeros y compañeras. Por eso me parecía importante, aunque sea de manera muy breve, muy concisa, caracterizar el momento. Se está naturalizando el asesinato de compañeros y compañeras. La oligarquía viene por todo lo que ha perdido, viene a desandar, a hacer que nosotros retrocedamos, en todo el camino que anduvimos junto con el Comandante Chávez y luego de la desaparición física del Comandante Chávez. Y por eso hay que ponerles un parado, sea de la manera que sea…

Belkis Pediachi, Alcaldesa municipio Sucre:

Primero que nada, mi solidaridad, mi respeto hacia la familia. El que ha perdido un familiar sabe el dolor inmenso que se siente en el alma. En segundo lugar, quiero decirle que en este territorio hacíamos vida activa con un líder, y me permito decir, Kevin Navas. Kevin Navas, un compañero patriota, de lucha, un compañero que estaba pendiente de la tarea social, la alimentación, las vías agrícolas, todo lo que tiene que ver con la necesidad de una comunidad. Por eso podemos decir, ¡Que viva Kevin! Desde aquí donde hacía vida activa, política y social. Aquí nadie me va a echar cuentos malos de Kevin Navas, porque lo conocí yo. Así como Kevin, también para sus compañeros masacrados.

Dios sabe el tormento que viven las familias, nosotros como gobierno, ya se emprendió una lucha. Los compañeros de la Corriente Bolívar y Zamora, pronto se dará ya con las personas que hicieron esta masacre. Las leyes y los organismos competentes deben actuar.

En muchas oportunidades hicimos reuniones en el liceo Francisco Miranda y Kevin era uno de los primeros compatriotas al convocar al pueblo, al convocar a la asamblea. Kevin fue el primero que estaba cuando estábamos arreglando la vía, independientemente de que comunidad fuera.

Desde el gobierno bolivariano, en nombre del PSUV, quienes están aquí en nombre del partido, de las UBCH, nos solidarizamos con toda la familia. Con toda la familia de estos héroes, estos patriotas que hacían vida aquí en estos territorios. Entonces mis camaradas, cuenten con una soldada más de la patria, una soldada que al igual que ustedes, cumple una misión en este territorio. No podemos dejar que pase impune la muerte de estos patriotas. Tenemos que seguir la lucha, el comandante Chávez lo decía en sus últimos días. Unidad, Lucha, Batalla y Victoria.

 

ACTO EN HONOR A MÁRTIRES DE TICOPORO

ACTO EN HONOR A MÁRTIRES DE TICOPORO

El próximo sábado 3 de agosto se realizará un acto homenaje a nuestros compañeros y compañera asesinados por un grupo mercenario aún no identificado.

Milagdi, Alexi, Kevin, José, Eudis y Manuel. Militantes de La Corriente y de las Brigadas de Defensa Popular Hugo Chávez. Pero antes que todo, militantes chavistas de la Revolución Bolivariana. Entregaron su vida por la construcción de nuestra soberanía, de nuestra democracia, de nuestra independencia. De la paz que el país necesita.

Este sábado se llevará a cabo el merecido homenaje en el lugar donde se cometió el cobarde crimen, en la Reserva Forestal de Ticoporo, municipio Sucre del estado Barinas. Del mismo participarán sus familiares, amistades, sus compañeros y compañeras de lucha, la militancia de La Corriente y de las Brigadas de Defensa Popular Hugo Chávez. Hacemos extensiva la invitación a participar del mismo a todas aquellas organizaciones, partidos, intelectuales, periodistas y distintas expresiones del Poder Popular que han hecho llegar su solidaridad durante el transcurso de estos días.

Quienes cometieron este crimen, tanto sus autores intelectuales como así también los merecenarios que lo ejecutaron, esperan vernos moralmente derrotados, intimidados. Les repetimos que somos parte del pueblo que supo construir grandes victorias durante todos estos años, de ese pueblo valiente que lleva adelante la Revolución Bolivariana, que resiste y avanza. Nos seguirán encontrando en la primera fila de las batallas venideras, de pie y con determinación.

A las organizaciones hermanas de Venezuela, Latinoamérica y el mundo les agradecemos el apoyo expresado y las convocamos a sumar fuerza y solidaridad en esta actividad.

Mártires de Ticoporo, Milagdi, Alexi, Kevin, José, Eudis y Manuel:

¡PRESENTES!

 

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

 

Pin It on Pinterest