Seleccionar página
¿Por qué siguen rescates de tierra sin respuesta en Sur del Lago? Tres casos concretos

¿Por qué siguen rescates de tierra sin respuesta en Sur del Lago? Tres casos concretos

Varios rescates llevan muchos años de espera y de lucha en el Sur del Lago de Maracaibo, tanto en el estado Mérida como en el Zulia. Se han dado anuncios, visitas por parte de las instituciones, desalojos, peloteos, y muchos siguen hasta el día de hoy sin respuesta.

Los predios Santa María, Santa Rosa del Pino -conocido como El Marullo- y Buena Esperanza son tres de esos casos. Todos formaron parte de los anuncios de entrega definitiva de la tierra hechos por el presidente del Instituto Nacional de Tierras el 1 de junio en un acto público en el estado Mérida, luego de que el presidente Nicolás Maduro así lo ordenara.

  1. El Fundo Santa María está situado en el municipio Sucre, estado Zulia. Allí las cooperativas Campo en Acción y Campo Primero, que agrupan a 132 familias, llevan más de seis años luchando para rescatar y poner a producir tierras que fueron declaradas ociosas en un 80% por el Instituto Nacional de Tierras.

En julio del 2017 ingresaron a resguardar el fundo y comenzar a producir. Desde entonces fueron desalojados tres veces: el 12 de febrero, 2 de abril y 17 de abril de este año. En cada oportunidad fueron agredidos físicamente, les quemaron los cambuches, destruyeron lo poco que tenían, y en las dos últimas oportunidades varios campesinos fueron detenidos. Los operativos, realizados sin autorización o con papeles inventados, fueron dirigidos por el comandante Dávila de la policía del estado Zulia, y apoyados por el diputado Constituyente Gulliver Antúnez, quien en vez de apoyar a los campesinos fue parte del intento de desalojo y del apoyo al terrateniente.

El Instituto Nacional de Tierras (Inti) central fue el 2 de mayo a inspeccionar y se pronunció a favor de los campesinos ya que la tierra está un 80% ociosa. Los campesinos siguieron los pasos legales, el inico del rescate fue hecho por el INTI, recibieron la notificación de ese rescate tanto las cooperativas campesinas como el apoderado del presunto dueño, Roberto Obed. Sin embargo, ha pasado más de un mes y medio y los campesinos siguen a la espera de que la Oficina Regional de Tierras del Inti concluya el rescate y les entregue finalmente las tierras. Mientras eso sucede, Obed junto a terceras personas han dañado los sembradíos de los campesinos.

Integrantes de las cooperativas Campo en Acción y Campo Primero

Adentro del predio en vaquera abandonada

  1. La cooperativas Comunitaria Campesina y Revolución y paz, luego de once años de pelea para poder rescatar El Fundo Santa Rosa del Pino, conocido como El Marullo, situado en el municipio Sucre, Zulia, decidieron entrar nuevamente al predio, luego de recibida la notificación del Inti con el inicio del rescate. Fueron desalojados una vez en el 2010, siguieron en pie de lucha, en el 2014 el Inti declaró que el 85% del Fundo estaba improductivo. Sin embargo, el presunto dueño consiguió una protección cautelar, y los campesinos nuevamente fueron desalojados, y, otra vez, con maltratos, golpes, quema, destrucción de la siembra, y campesinos detenidos y procesados como invasores a pesar d eestar en las tierras por autorización del Inti.

Recién en agosto del 2017 un directorio nacional de Inti realizado en Mérida les dio el rescate y su respectiva notificación. El fallo a favor de los campesinos no tuvo efecto: los funcionarios dejaron vencer los lapsos para que pudieran entrar a las tierras y hacer efectiva la medida de aseguramiento, que implica el cultivo de la tierra. Recién en mayo de este 2018, el Inti central volvió nuevamente a otorgar el rescate, sin embargo, ha pasado un mes y medio y no se ha habido nuevos pasos para que el rescate se haga concreto y puedan ingresar a las tierras.

Impruductividad del predio es total

  1. El rescate de Buena Esperanza lleva once años de lucha. En ese tiempo las cooperativas La gran familia, Lucha y victoria, Luis González, Santa Lucía, Juventud campesina, Dios todopoderoso y el Consejo Campesino Maisanta han sido peloteados por el Inti de rescate en rescate sin respuesta definitiva. Los ataques han sido muchos, intentos de desalojo, detenciones, y el más reciente, el ataque directo sobre tres compañeras por parte del terrateniente dueño de la hacienda vecina, Eduardo Celis, el Fundo La Palmera.

Como a El Marullo y a Santa María, el Inti les dio un pronunciamiento de rescate. Sin embargo, no ha habido nuevos pasos para concretar el rescate. La notificación a los campesinos y al presunto dueño, Rogelio Arteaga, fue elaborada pero con errores tan básicos como que salió con otro nombre en lugar del de Arteaga y sin firma ni sello oficiales. Ante esta situación de falta de respuestas por parte del Estado, y los ataques por parte de los terratenientes en alianza con la Guardia Nacional Bolivariana, varias cooperativas decidieron ingresar al Fundo, además de las agrupadas en el consejo Campesino Maisanta que ya tienen tiempo ocupando la tierra.

Necesitan, como los dos casos anteriores, que el Inti termine de realizar el rescate y puedan hacer lo que siempre han querido: producir la tierra. Eso es lo que los campesinos piden en cada uno de los casos, que se les de una respuesta definitiva, que no sean nuevamente desalojados, que organizarse entre cooperativas, familias, recibir apoyo de insumos y ponerse a producir alimentos: “Nuestro propósito es trabajar en colectivo, trabajar las tierras en ciclo corto hasta que venga el Inti y nos ubique, nos comprometemos a hacer ferias de verduras para ayudarnos entre todos, ayudar al pueblo”, afirma Blanca Velázquez de la cooperativa Dios Todopoderoso, en Buena Esperanza.

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

¡Pueblo campesino de Barinas se levanta en defensa del legado agrario de Hugo Chávez!

¡Pueblo campesino de Barinas se levanta en defensa del legado agrario de Hugo Chávez!

Venezuela atraviesa una profunda crisis económica y política resultado, por un lado, del ataque inclemente que el imperialismo estadounidense ha desatado contra nuestra economía, y por otro, por errores cometidos dentro del proceso revolucionario, debido a medidas que no se han tomado, acciones que no se han emprendido, ineficiencia, ineficacia y corrupción. Una de las expresiones centrales de esta coyuntura es el desabastecimiento de alimentos y el alto costo que estos han ido alcanzando.

En ese contexto, el pueblo campesino ha estado en la primera línea de batalla, produciendo gran parte de los alimentos que está consumiendo hoy en día el país. El desabastecimiento no ha afectado en lo más mínimo productos de origen campesino como frutas, tuberculos, musaceas, raíces, leguminosas, granos, verduras y hortalizas. Es un hecho incuestionable que la base alimentaria producida por el esfuerzo de las mujeres y hombres del campo constituyen hoy día el principal sustento de nuestra gente y la principal alternativa ante el boicot en torno a los productos agroindustriales como el maíz, el arroz, el azúcar, el aceite, la carne,  y el pollo. El costo especulativo con el que se comercializa la producción campesina es producto de las mafias del transporte y la distribución, que no han sido efectivamente combatidas por las autoridades competentes. De esa especulación el campesinado no se beneficia en lo absoluto, al contrario, es enormemente perjudicado por la dictadura comercial de estas mafias.

A pesar de estas contundentes demostraciones de productividad y lealtad patriótica y revolucionaria, los campesinos y campesinas hemos venido siendo golpeado impunemente por las mafias agrarias conformadas por la vieja élite latifundista y por la nueva surgida en revolución, por jueces y juezas agrarias, fiscales y fiscalas del Ministerio Público, cuerpos de seguridad del Estado y funcionarios y funcionarias de las instituciones de Tierras y Agrarias, que nos criminalizan y pretenden restaurar el latifundio en el país y retroceder a los tiempos del modelo agrario anterior a la Ley de Tierras y Desarrollo Agrario del Comandante Hugo Chávez.

Escuela campesina incendiada en Portuguesa

32 campesinos(as) detenidos en El Vigía.

Decenas de desalojos arbitrarios y violentos con severas violaciones a Derechos Humanos, manipulaciones jurídicas, trabas y dilaciones procedimentales para la entrega de tierras, cientos de campesinos y campesinas judicializados con regímenes de presentación y libertad parcial, amenazas, amedrentamientos y asesinatos, han venido sucediéndose sin que hasta ahora se haya investigado y castigado a ninguna de las personas responsables de estos hechos.

A esto se suma la espera de miles de familias campesinas organizadas en cientos de Consejos Campesinos y Cooperativas que hoy se encuentran en lucha por la tierra, disputando predios ociosos e improductivos a terratenientes sin recibir acompañamiento del Estado ni respuestas eficaces, efectivas y contundentes respecto a la activación y concreción de esos rescates de tierras. Para esto, se requieren señales claras de la Dirección de la Revolución y decisión firme del Presidente Nicolás Maduro de tomar medidas excepcionales de Libertades Plenas para todas y todos los campesinos en el país que están injustamente en régimen de presentación y con medidas cautelares por luchar por la tierra y están siendo criminalizados por producir alimentos, y esto último no es cuento, en todos los desalojos arbitrarios han sido destruidas miles de hectáreas de alimentos sembrados por el esfuerzo de campesinos(as) bajo la consigna zamorana “Tierra Ocupada, Tierra Trabajada”, mientras a terratenientes se les entregan Medidas de Protección Agroalimentaria y Certificación de Finca Productiva cuando a todas luces se trata de tierras en total ociosidad.

Esas medidas de protección de los tribunales se basan en la envenenadas e interesadas Certificaciones Inti. No dudamos en decir que corrieron millones de billetes para adquirirlas. El resultado: decenas de desalojos, judicialización y criminalización de las luchas por las tierra.

Con dolor, debemos referirnos al sicariato de Jesús León y Guillermo Toledo, compañeros que pertenecían al rescate de tierra del predio “Palo Quemao”, en manos de delincuentes enviados por el presunto dueño del mismo, Carlos Pardi, ocurrido el 12 de Mayo del presente año en el municipio Arismendi. Es necesario resaltar que este hecho ocurre luego de meses de acoso y de inacción por parte del Ministerio Publico, que había recibido una oportuna denuncia el día 13 de noviembre del año 2017 bajo el expediente número 3772. Actualmente hemos venido coordinando con la Defensoría del Pueblo y el Ministerio Público en Caracas para avanzar en ello, hasta ahora sin resultados.

Hoy, en el marco del nuevo período presidencial del compañero Nicolás Maduro Moros, y en el contexto específico de la necesidad de un nuevo comienzo y un diálogo profundo y sincero con los sectores productivos del país, desde el movimiento campesino hemos venido planteando la necesidad impostergable de que se active un Plan Nacional de Urgencia Productiva que implique la solución de las graves problemáticas que impiden el levantamiento de la producción de alimentos que pueda enfrentar la actual coyuntura de crisis interna y agresión externa imperialista. Ese Plan De Urgencia Productivo implica financiamiento, semillas, insumos, y seguridad jurídica, personal y material en el campo, que pasa por la incorporación directa a la Planificación productiva con quienes producimos los alimentos.

Desde el movimiento campesino nos declaramos en movilización permanente en defensa del legado agrario del Comandante Chávez, para lo cual se viene conformando un Plan General de Lucha, que implica la realización de asambleas a todo lo largo y ancho de nuestros campos, en Barinas, Yaracuy, Portuguesa, Mérida, Táchira, Apure, Zulia, etc, y que avanzará hacia contundentes movilizaciones y acciones políticas unitarias, a lo cual queremos desde la tierra del Comandante Chávez hacer el llamado a la Clase Campesina a sumarse a las jornadas de Lucha y a quienes desde los principios revolucionarios se solidaricen con estas causas justas, porque solo en Unidad podemos lograr defender las conquistas Históricas que como pueblo campesino hemos logrado con la Revolución Bolivariana, que son las verdaderas bases para nuestra Soberanía Alimentaria.

Hato Palo Quemao. Arismendi, Barinas.

Luego de lo antes expuesto, el movimiento campesino de Barinas exige:

1) Exigimos respuestas concretas, inmediatas y definitivas sobre los predios en rescate en el Estado Barinas. Es necesaria la entrega de documentación firme de la entrega de estas tierras con Rescates Conclusivos a los consejos campesinos, llámese Carta Agraria, Carta de Adjudicación.

2) Exigimos Justicia para los Campesinos asesinados en Arismendi del Predio Palo Quemao, Jesús León y Guillermo Toledo.

3) Revisión de todos los Certificados de Finca Productiva otorgadas otorgadas bajo interés por el Inti.

4) Investigación de los bienes y propiedades de funcionarios que tuvieron o tienen responsabilidades nacionales y regionales del Inti.

5) Cambio del Directorio Nacional del Inti y la incorporación de vocerias electas por los campesinos.

6) Exigimos mayor eficiencia a la Comisión de la ANC designada para investigar los casos de Desalojos arbitrarios que violentaron los Derechos Humanos de los campesinos y que se haga Justicia como pidió el Presidente Nicolás Maduro, ¡cárcel para los culpables!

7) Que el Inti adjuduque el Fundo La Victoria en Zulia a los campesinos y el Presidente del Inti haga público el nombre del chivo político que lo presionó para que ese rescate se paralizara.

8) Financiamiento ditecto del Plan Campesino de Siembra de Alimentos y distribución directa de insumos.

9) Solicitamos la INTERVENCION DEL PODER JUDICIAL por parte de la ANC, pues es desde ahí donde se cuadran todos los negocios que perjudican al campesinado.

10) Reestructuración y reorganización del Inti con participación directa del campesinado.

11) Definir, con participación del movimiento campesino, un plan nacional de democratización de la tierra, con metas a corto, mediano y largo plazo.

12) Libertad plena a los campesinos y campesinas con medidas cautelares y regímenes de presentación derivadas de su lucha por la tierra.

13) Compromiso estatal con el plan productivo de cada predio, en función de la conformación y desarrollo de un nuevo modelo económico para el campo venezolano.

14) Plan concreto de financiamiento, dotación y facilitación de maquinaria para el pequeño y mediano productor.

15) Exigimos que Agropatria y la cadena de Distribución de Insumos Agricolas para la Siembra estén al servicio de los Campesinos y Campesinas y se les garantice el acceso a los mismos de manera directa, así como revisión a fondo de Agropatria para combatir las mafias Bachaqueras.

16) Formación política y técnica para el Pueblo Campesino.

17) Respeto a los derechos humanos y las garantías constitucionales del pueblo campesino en lucha por la tierra; esto implica: cese de criminalización, a los atropellos, amenazas y amedrentamientos y no más encarcelamientos ni asesinatos de líderes y liderezas de la lucha campesina.

18) Nos sumamos a la convocatoria al diálogo con los sectores productivos planteado por el compañero presidente obrero Nicolás Maduro. Ese diálogo debe darse primordialmente con las bases campesinas organizadas, con el pequeño y mediano productor y con el movimiento campesino venezolano.

19) La lucha contra el latifundio debe ser sin cuartel y así la asumimos.

¡Por el legado agrario del Comandante Chávez!

¡Plan de Urgencia Productiva ya!

¡No a la Criminalización de Campesinos y Campesinas!

¡No a la Impunidad! ¡Ni un campesino más asesinado! ¡Cárcel a los Culpables materiales e Intelectuales!

¡Democratización definitiva de la tierra!

¡UNIDAD PARA LUCHAR, UNIDAD PARA VENCER!

 

Consejos, Cooperativas y Colectivos de Campesinas y Campesinos en Lucha de Barinas

Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

Frente Nacional Campesino Ezequiel Zamora

Movimiento Revolucionario Tupamaro

Coordinadora Agraria Ezequiel Zamora

Movimiento Campesino Antiimperialista Combatientes de Zamora

Plataforma de Luchas Campesinas

 

Estado Barinas 25 de Junio 2018

¿Por qué no se entrega a campesinos(as) tierras improductivas bajo administración de Pdvsa Agrícola?

¿Por qué no se entrega a campesinos(as) tierras improductivas bajo administración de Pdvsa Agrícola?

En días recientes ha cobrado nuevamente relieve el tema campesino en el debate nacional. Las dificultades de los pequeños y medianos productores para acceder a insumos y semillas a través de los mecanismos creados por la revolución para tal fin es, esta vez, la lucha que planteada. Agropatria y el desvío por parte de mafias corruptas de sus productos hacia el mercado paralelo especulativo, ha sido puesto en el centro del debate.

Desde La Corriente hemos venido planteando al país un Plan Nacional de Urgencias (PNU) a ser emprendido en este nuevo período presidencial como forma de encarar temas urgentes. Una de las prioridades definidas en ese PNU es la producción de alimentos, que implica, como una acción impostergable, la intervención de las empresas estatales vinculadas al sector agropecuario y alimentario. En ese sector está Agropatria, pero también están muchas otras que se encuentran en estado de alarmante improductividad.

La organización campesina ha dado pasos en este sentido. Un ejemplo es el caso de los asentamientos campesinos en el Hato La Garza, ubicado en la vía El Toreño o vía la Unefa, en el municipio Barinas, estado Barinas, quienes demandan les sean entregadas unas tierras que luego de ocho años de haber sido expropiadas se mantienen ociosas. “Estas tierras, que abarcan 14.000 hectáreas pertenecen a  Pdvsa Agrícola y permanecen ociosas. Nosotros como campesinos hacemos un llamado a las autoridades competentes del estado para iniciar una investigación profunda y entregarnos estas tierras para ponerlas a producir”, señala Oswald Braca, vocero campesino del sector.

Según señala otro vocero campesino, William Pérez, en primera instancia se planteó que los campesinas y campesinas fuesen insertados en estos espacios para iniciar el plan de siembra previsto con Pdvsa Agrícola: “Si aquí en el asentamiento tenemos la voluntad, la capacidad y la fuerza para producir y abastecer una parte de la población con los rubros de primera necesidad, ¿por qué no se nos entrega esta tierra para trabajarla?”.

Además de los terrenos de Hato La Garza, también permanecen en abandono y ociosas las tierras de El Toreño, Las Matas, El Barguero, Buena Vista y otras más, las cuales tienen entre sus propietarios personas de la misma estructura del Estado.

En la actual coyuntura que vive Venezuela la producción de alimentos debe estar en el centro del accionar del gobierno. Ello requiere abordar con urgencia, con acciones contundentes y revolucionarias, todos los problemas que evitan el despegue de la producción. El pueblo campesino está dando pasos al frente en esa dirección. Le toca al gobierno corresponder a esas iniciativas y abordar con trasparencia, de la mano con la gente organizada, todos estos espacios impulsados por el mismo gobierno revolucionario, pero que hoy no están cumpliendo con sus objetivos. Es clave también que los equipos que han estado a la cabeza de estas instituciones y empresas del Estado sean evaluados y destituidos de sus funciones. La reflexión del vocero campesino William Pérez no deja lugar a dudas de por dónde debemos avanzar: “Creemos en la posibilidad de que exista el trabajo en conjunto del campesino con el Estado venezolano y que luchemos en conjunto para salir adelante en la actual situación de dificultades que vive el país, en beneficio de las mayorías y no los grandes terratenientes y de funcionarios corruptos”.

 

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

También te puede interesar

Sembrar para vencer debe ser una de las grandes tareas: ¿será que no lo sabe el Gobierno Bolivariano?

Sembrar para vencer debe ser una de las grandes tareas: ¿será que no lo sabe el Gobierno Bolivariano?

Sobre el modelo de producción agrícola en el marco de la crisis

Por Gerardo Rojas @GeRojasP

Pocos negarían que estamos en uno de los ciclos de siembra más importante del país en muchos años, por no decir el más importante en su historia. Las sanciones ilegales impuestas por el imperio que sufre el país, con anuencia de sus lacayos locales y globales, sumado a la baja producción de petróleo (que tiene un aumento de precio del cual no podemos aprovechar), limitan considerablemente la capacidad de importación, incluso de productos fundamentales como los alimentos y medicinas. Forma tradicional de subsanar una parte de las necesidades locales.

Si sumamos a lo antes expuesto la criminal práctica del contrabando de extracción de toda producción posible que azota al país, la corrupción y los precios especulativos que rigen el mercado (1), podemos concluir que el pueblo sufre tiempos muy duros.

Ante eso la producción es clave. Es fundamental para resistir, para avanzar, para lograr una estabilidad que permita a la revolución transitar de la mejor manera este tiempo de tormenta.

En ese contexto transitamos éste tiempo de siembra, la que sufre todos los contratiempos generados en consecuencia. Falta de insumos fundamentales o precios especulativos de los mismos, tanto agrícolas como todos los necesarios para echar andar la maquinaria para cultivo. Incluso las herramientas más sencilla sufren las mismas condiciones.

¿Cuál es la respuesta del Gobierno Revolucionario ante esta urgencia?: Contribuir a la siembra a los “grandes productores”. Puede sonar muy lógico, ayudo a quien tiene mayor capacidad de producción y con eso paliar con mayor facilidad las necesidades. Pero, ¿toca recordarle al gobierno como ese sector ha jugado en esta crisis?

Es necesario decir también que no existe una política clara en torno a la producción del campesinado (el que produce la mayoría de lo que se coloca en nuestros mercados populares), ni mucho menos al sujeto comunal (2), ni a las diversas iniciativas organizadas del pueblo para la producción.

Y por eso nos preguntamos, en esas condiciones: ¿cómo se vence? ¿cómo se “ratifica el rumbo al socialismo”?

Definir políticas claras de apalancamiento y priorización del sujeto productor parido en revolución

Es incomprensible como en tiempos de guerra comercial entre EEUU y China, que retoman medidas de protección sobre sectores inmensos de sus grandes economías, aquí, en el Revolución Bolivariana que tiene como horizonte el Socialismo, no se genera una política clara, coherente, integral, para el desarrollo del sujeto popular que construyo la revolución desde el campo de la económica (3).

Por favor, pedimos no confundir con acciones que planteen proyectos inviables, de inversiones sin proyectos factibles, de recursos sin correlato organizativo con vocación de trabajo que lo asuma. Eso más que protección es el mecanismo claro para aniquilar la posibilidad de construir un entramado económico que dispute algo al capitalismo, así ni siquiera podrá hacerlo al especulador.

Esa es la vía para hacer más pobre al pobre y para enriquecer a un sector burocrático que está atento a cualquier proyecto para vender lo que el mismo demandara, sin interesarle que funcionen realmente.

Impulsar ese sujeto pasa por la necesaria comprensión del mismo, por una real voluntad de potenciarlo, pasa porque desde el gobierno se asuma realmente que el pueblo es el sujeto fundamental para hacer, sostener y profundizar la revolución.

Garantizando así planes coherentes, que superen la lógica de gestionalización de la política y parta de que asume tareas en la que no se puede fallar, en la que la patria se juega.

Con una inversión que asuma la compleja situación económica, que parta de garantizar insumos necesarios, de generar la articulación de estas iniciativas a cadenas de producción complementarias (proyectos de cría con acceso a genética animal, a alimento balanceado y medicinas, por dar sólo un ejemplo) de ser transparentes en lo asignado, en la meta a cumplir, en las exigencias de producción y distribución. Es decir, asumiendo el control social de la producción y de la distribución.

En fin, cumplir lo expresado por el Comandante Chávez en el tránsito del plan de gobierno 2007-2013 al Plan de la Patria: superar la política de ampliación del sistema microfinanciero (insuficiencia de financiar proyectos comunitarios en sus distintas escalas) y avanzar hacia el modelo de producción socialista que tiene como uno de sus pilares la propiedad social comunal de medios de producción (4).

La transparencia necesaria

Se debe hacer público lo que es público, la inversión del Estado y sobre todo los insumos que él provee deben estar asignados a circuitos que sean de dominio público. Hay razonamientos básicos: sólo defiendes lo que conoces, luchas por preservar lo que nos pertenece.

¿Por qué no es información conocida por todo la inversión del Estado?, en este periodo, ¿a quien beneficia?. Aquí se debe ensayar con la urgencia pertinente el desarrollo de la territorialización de la política. Que el sistema ya montado de SUNAGRO, AGROPATRIA, SENIAT, por decir de algunos, se crucen sobre mapas y que estén a disposición de todos y todas. No sólo para ver claramente la inversión, sino también el desarrollo de los sujetos que se disputan esa renta y la necesaria priorización del Estado por el más débil.

Instrumentos técnicos para realizarlo existen, sólo toca enfrentar a las poderosas mafias que han impedido su implementación. Es una vía para hacer contraloría a todo el proceso, para luchar por la producción necesaria para el pueblo. De seguro las grandes mayorías se sumaran a esta tarea en el mismo momento que sea convocado. El

Presidente Nicolás Maduro de seguro lo sabe.

 

En crisis, el enemigo trata de aprovechar

No por casualidad se multiplican los ataques de los terratenientes (los viejos y los nuevos), en el marco de la crisis el campesinado es presa fácil del enemigo. Las duras condiciones para la producción, le hace reducir su movilidad, su capacidad de disputa y de visibilización de su accionar (5).

Por ello, una política de protección del sujeto popular debe ser integral y pasa por asumir la dimensión de seguridad, tanto en términos jurídicos (regularizando de una vez por todas las tierras en que producen) como físicos de todos los compatriotas que le han disputado al terrateniente sus intereses para hacer cumplir la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Que el pequeño productor siembre no sólo es garantía de alimentos para el pueblo sino que también es una vía para derrotar la nueva ofensiva de uno de los enemigos históricos de la revolución, quienes tienen más de 300 campesinos asesinados en su cuenta, en casi total impunidad. Sin duda una de las mayores vergüenzas para la revolución.

Por ello es muy importante la agenda de lucha que se han planteado varias organizaciones sociales y comunas, allí una línea que debe ser asumida no desde la sordera, sino desde el necesario acompañamiento de todos y todas. Ya lo planteo el Presidente Maduro cuando, en acto de justicia, entrego los instrumentos jurídicos al campesinado que sufrió ataques recientemente (6). Ese campesinado movilizado espera que la comisión instalada en la ANC profundice junto a ellos esas acciones (7).

Las lluvias se aprovechan o se aprovechan, no es una opción dejarla pasar

Así nos encontramos con la necesidad urgente de la siembra, de aprovechar al máximo las lluvias, los pocos insumos y maquinarias existentes. Son pocas las semanas que quedan para acometer esta necesaria tarea.

Sin embargo existe un silencio irresponsable de parte de los instituciones del área, o mejor dicho, han asumido la emergencia como si fuese una campaña en redes sociales para mejorar la imagen de alguna institución, como AGROPATRIA (8), por ejemplo. ¿Acaso con un tweet informando que se entrega insumo a un productor se resuelve la situación?

Mientras los que recorremos algunos sectores del campo vemos con preocupación como se deja de sembrar rubros básicos, muchos de los que han podido llegar a las mesas de los humildes en los últimos meses.

La situación exige que se hagan publicas las metas de los planes de siembra en el país, que el Ministro de Agricultura informe claramente sobre los insumos que se distribuyen, a quien, y los mecanismos para garantizar que esa producción se dirija al pueblo.

¿cuántas hectáreas es el plan de siembra con el privado?, ¿cuántas de AGROFANB? (por cierto, AGROPATRIA y AGROFANB comparten el mismo presidente, el Vicealmirante José Gregorio Aguilera), ¿cuántas a las comunas y los productores organizados?, ¿a los pequeños productores?. ¿como se distribuyen los insumos en esos sectores?.

Tomando en cuenta que la misma institución atenta contra su tarea con los aumentos constantes en los pocos productos que AGROPATRIA despacha, otra forma de cerrar la vía para que el campesinado siembre. Sólo un ejemplo: un saco de semilla de maíz paso de 4millones de bs. a 35 millones en pocas semanas. Por algunos días comprarla al mercado especulativo era más económico que al mismo gobierno.

También deberían informar que acciones se impulsan para revertir la situación. ¿Dejaran de apoyar a los grandes? Seguramente no. Pero es necesario conocer quienes son. ¿Cuál fue la inversión sobre ellos el año pasado? ¿Hacia dónde dirigieron su producción? Es la información básica para analizar con claridad lo que este año han recibido.

Porque esta claro quién es el priorizado, a quién se prioriza en la entrega de

insumos. Sólo con ver la lista de productores que tienen opción a comprar en las AGROPATRIAS nos enteramos. Incluso, mucho de lo que le llega, ni siquiera pasan por allí (9). Tienen vía expresa a dónde quieren que llegue. Mientras, el campesinado es preso por mover 10 sacos de urea para abonar sus pocos cafetos, como sucedió la semana pasada en un pueblo en Lara. Seguramente no es el único caso, lamentablemente.

 

Cambio de siembra y de patrón de consumo

El campesinado hace lo posible para cultivar, se han retomado los conucos, como vía para garantizar su subsistencia. Se varia el cultivo y/o la extensión de lo que hasta hace meses sembraban para llevar al mercado (pocos pueden comprar las semillas o los insumos), lo que seguramente nos debe exigir cambiar aún más nuestros hábitos alimenticios, adaptarlo a los productos a los que tenemos mayor acceso.

En consecuencia, también toca cambiar las formas de siembra. Asumiendo que ese cambio de nuestras lógicas para la producción se va realizando porque la misma realidad la impone. Cambio que no viene siendo sostenido, acompañado, lo que debe ser sumado a las acciones de protección del sujeto.

Por ello, encontramos prácticas con insumos agroecológicos en donde hasta hace poco era impensable. Recuperación de semillas, de variedades nativas, de prácticas de labranza mínima. Se puede potenciar esa transición de modelos, se debe.

Quedando claro algo, no es esto una excusa para diferenciar a quiénes se entrega insumos. Porque en aras de superar el “rentismo” se define entregar la renta, es decir, los insumos agroquímicos, a solo a unos pocos, exigiéndole a la mayoría un ajuste abrupto a las nuevas condiciones.

Sin duda es una alerta, un llamado de urgencia. Las ciudades tienen una dura situación que enfrentar. Por ello, se requieren cambios en los responsables de las instituciones, acompañado de un cambio de enfoque respecto al sujeto a proteger y cómo construir la necesario para continuar en lucha por la Revolución Bolivariana.

Sólo la organización popular y un Gobierno Revolucionario decidido a enfrentar la situación, sumando desde la igualdad, desde la urgencia por vencer junto al pueblo, podrá revertir las condiciones actuales. Sólo así podremos enfrentar lo que se nos viene, lo que ya padecemos. Sin lugar a dudas, es lo que vimos en Chávez en cada crisis que enfrento y vencimos.

Notas:

  1. Nuestro compromiso es producir para el pueblo: sólo así venceremos

http://telegra.ph/Nuestro-compromiso-es-producir-para-el-pueblo-s%C3%B3lo-as%C3%AD-venceremos-05-26

2. Ratificar el rumbo al socialismo pasa por asumir lo comunal como parte de la identidad política del chavismo a defender, relanzar y profundizar

https://gerojasp.wordpress.com/2018/06/05/ratificar-el-rumbo-al-socialismo-pasa-por-asumir-lo-comunal-como-parte-de-la-identidad-politica-del-chavismo-a-defender-relanzar-y-profundizar/

  1. Por una Rebelión Chavista y Popular para el impulso de la Economía Comunal

https://gerojasp.wordpress.com/2016/02/15/por-una-rebelion-chavista-y-popular-para-el-impulso-de-la-economia-comunal/

4. Breve relectura del “Golpe de Timón” en el marco de un nuevo ciclo de victorias revolucionarias

https://gerojasp.wordpress.com/2017/10/19/breve-relectura-del-golpe-de-timon-en-el-marco-de-un-nuevo-ciclo-de-victorias-revolucionarias/

5. Más de 20 desalojos a campesinos en Barinas en 4 años: ¿quiénes dan la orden?

http://www.albatv.org/Mas-de-20-desalojos-a-campesinos.html

6. Presidente Nicolás Maduro prohibió los desalojos a campesinos y campesinas en todo el país

http://www.albatv.org/Presidente-Nicolas-Maduro-prohibio.html

  1. Aquí la cobertura del tema en AlbaTv: http://www.albatv.org/spip.php?page=recherche&recherche=campesinos&id_rubrique=&id_mot=22&annee=&orden=points

8. ¿Agropatria? Ven a nosotros que tenemos flor

http://www.15yultimo.com/2018/06/06/el-ultimo-round-agropatria-ven-a-nosotros-que-tenemos-flor/

  1. Así es cómo se están robando los insumos agrícolas

http://www.albatv.org/Asi-es-como-se-estan-robando-los.html

 

 

Pin It on Pinterest