Seleccionar página
Consejos campesinos evalúan avances de la lucha por las tierras.

Consejos campesinos evalúan avances de la lucha por las tierras.

Táchira.-14/04/2019 || En el marco de la Alianza Nacional Productiva cuatro consejos campesinos se reunieron en el municipio libertador del estado Táchira con la finalidad de evaluar los avances obtenidos con respecto a la lucha por las tierras y a su vez concretar agenda de ejecución de actividades.

La Alianza Nacional Productiva nace con el objetivo de organizar a pequeños y medianos productores para juntos luchar por el aumento de la producción de alimentos y a su vez luchar para garantizar las condiciones que en el campo permitan la siembra y la producción de alimentos.

Este encuentro se realiza con la finalidad de demostrar la capacidad de organización y fuerza campesina que el pasado 20 de noviembre luego de una movilización lograron hacer entrega de un documento con propuestas campesinas a las autoridades competentes, por esto se retoma la agenda de trabajo obtenida en la reunión con el INTI a finales del año 2018 en el municipio San Cristobal ya que hasta la fecha no se han dado mayores avances.

Entre los acuerdos finales de la reunión esta el monitoreo del registro de consejos campesinos, dar un margen de espera con el INTI según la fecha del cumplimiento de los acuerdos y realizar una nueva movilización el 9 de mayo con motivó a la paz, la democracia y la soberanía y el 30 de abril se realizará parada político militar de las Brigadas de Defensa Popular Hugo Chávez (BDPHCh).

Prensa Corriente Revolucionaria Bolivar y Zamora

Brasil. Mujeres campesinas denuncian violencia y ocupan hacienda del médium João de Deus

Brasil. Mujeres campesinas denuncian violencia y ocupan hacienda del médium João de Deus

La hacienda del médium queda en el estado brasileño de Goiás; esa es una de sus decenas de propiedades en el país    Foto: CMP

En el marco de la Jornada de Lucha de las Mujeres Sin Tierra, en la mañana de este miércoles (13), 800 mujeres campesinas ocuparon una de las haciendas del médium João de Deus, en el municipio de Anápolis, en el interior del estado Goiás, centro de Brasil.

La acción de denuncia es realizada por las mujeres del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) y el Movimiento Campesino Popular (MCP).

El área está en análisis en la Justicia y tiene alrededor de 600 hectáreas. João Teixeira de Farias, conocido como João de Deus, 76 años, se hizo famoso en Brasil y en el mundo por ofrecer desde los años 1970 supuestos tratamientos espirituales.

Ya en 2018 él fue acusado de abuso y violencia sexual, y desde entonces, más de 500 mujeres ya buscaron la policía y al Ministerio Público para denunciar abusos acometidos por él. Muchos de los acosos ocurrían durante atendimientos en la Casa Dom Inácio de Loyola, en Abadiânia, estado de Goiás.

Ese martes (12), la Cámara Criminal del Tribunal de Justicia de Goiás concedió el habeas corpus al médium y también a su hijo, Sandro Teixeira. Pero apenas el hijo será saldrá de la cárcel, ya que João de Deus tiene otros órdenes de prisión en su contra.

En las primeras denuncias públicas, el Ministerio Público declaró tener registros de casos de acoso desde el 2010. A pesar de que desde 1980 han sido presentadas denuncias contra él. Uno de los primeros relatos es de su propia hija, Dalva Teixeira, de 45 años, que declaró haber sufrido abuso sexual por parte de su padre entre los 9 y 14 años.

Preso preventivamente desde diciembre del año pasado, él es acusado de violación, violación de vulnerables y violación sexual mediante fraude, coacción y corrupción de testigos.

Además, durante su actuar, João de Deus, ya fue acusado de charlatanismo, seducción de menores, atentado al pudor, contrabando de minerales y hasta de asesinato. Influyente entre las autoridades, en ninguno de los casos el médium fue juzgado como culpable.

Nadie sabe cuál es el valor de la fortuna de João de Deus, entre aplicaciones, empresas, autos, casas, haciendas y campos de monocultivo de ganado y de soja, y un avión Séneca II de seis lugares, también una mina de oro en Nova Era, estado de Minas Gerais.

Las mujeres campesinas apuntan que João de Deus es conocido por concentrar sitios, tierras improductivas y terrenos en el estado de Goiás. Según investigación del diario Folha de São Paulo, en notarias de la región son 27 registros de inmuebles en nombre de “João Curador”. De estos, 23 están en el área urbana, totalizando 19.725 metros cuadrados, y cuatro en la zona rural, con 703 hectáreas, lo que equivale a 985 canchas de fútbol.

Lea la nota de las mujeres campesinas:

“Por esto y tantos otros motivos, las mujeres Sin Tierra ocupan hoy la hacienda Agropastoril Dom Inácio, que es fruto del abuso, de violaciones y de la violencia. Luchamos #PorTodasNos en un Brasil que es el quinto país en muertes violentas de mujeres en el mundo según datos de la ONU.

En un país que en pleno siglo XXI, manda eliminar una autoridad pública que haya cruzado su camino, lo que se configura como un crimen político. Es #PorTodasNos que necesitamos descubrir quienes son los mandantes de la ejecución de Marielle Franco. Quién planeó y contrató su muerte. Exigimos saber qué grupo político es capaz de eliminar una concejala.

Nuestro compromiso es seguir como parte de la lucha permanente en el actual momento en que vivimos. Contra la fórmula perversa de apropiación y concentración de riquezas en la manos de pocos y la socialización de la miseria y de la desigualdad. Contra el actual gobierno que retira los derechos de las mujeres, nos oprime, nos violenta y nos mata.

Contra el machismo y el patriarcado. Contra todo lo que nos calla, nos humilla y nos mata, seguimos por todas nosotras.

Por la vida de las mujeres, somos todas Marielles.”

Edición: Vivian Fernandes

Tomado de https://www.brasildefato.com.br/2019/03/13/mujeres-campesinas-denuncian-violencia-y-ocupan-hacienda-del-medium-joao-de-deus/

Otro campesino asesinado en el Sur del Lago. ¿Y la justicia?

Otro campesino asesinado en el Sur del Lago. ¿Y la justicia?

En horas de la tarde ayer fue asesinado de un disparo directo al corazón el campesino José de La Cruz Márquez, quien formaba parte de las cooperativas campesinas que desde hace años luchan por el rescate de las tierras improductivas del predio Buena Esperanza, ubicado en el Sur del Lago de Maracaibo, entre los estados Mérida y Zulia. Los hechos fueron precedidos por un conjunto de acciones previas que configuran un nuevo modus operandi con el que los terratenientes ejercen su histórica violencia contra el pueblo campesino.

Según declaraciones de los campesinos y las campesinas del rescate, el terrateniente Rogelio Artega contrató un grupo de personas conformado por ocho mujeres y catorces hombres, quienes poseen armas de fuego como pistolas 9mm, revólveres, una Usi y escopetas, a quienes introdujo y alojó en instalaciones inmuebles ubicadas dentro de los límites del predio. Todo esto, luego de que el Instituto Nacional de Tierras y la Vicepresidencia de la República le notificaran el rescate definitivo del predio a favor de los campesinos y las campesinas. Las personas traídas por Arteaga desde los últimos días del año 2018 se dedicaron a amedrentar y agredir a los(as) campesinos(as), incluso con la presencia del mismo Arteaga: “Fue una zozobra desde el 20, correteaban a las mujeres, les disparaban a los hombres, andaban encapuchados en las máquinas del terrateniente”.

Estas personas amenazaban diciendo que hasta ayer llegaba el gobierno de Nicolás Maduro y que colgarían a los 8 coordinadores del rescate: “Ayer en la mañana quisieron sacarnos del predio. Golpearon a una compañera llamada Blanca Velázquez. Todos los campesinos les pedimos que se fueran y cuando se iban comenzaron a disparar. Uno de los disparos le dio a José de La Cruz y murió en el acto”, informó Norka Aragón, una de las dirigentas del rescate: “Siguieron disparando y le dieron en la pierna también a José Orellana”. Los encapuchados estaban acompañados por la abogada Tania Duarte y el abogado Juan Carlos Alviárez. El ataque se inició en horas de la mañana, y aproximadamente a las 11:30 fue golpeada Blanca Velásquez, momento en el que pidieron el apoyo a la Guardia Nacional y ésta se negó a actuar. A las 5:30 pm ocurrió el asesinato”.

Los campesinos y las campesinas de Buena Esperanza han denunciando, en repetidas ocasiones, amenazas de muerte, agresiones, el intento de asesinar a Norka Aragón con una motosierra, y la llegada de hombres armados a las tierras, traídos por el terrateniente, así como la ilegal instalación de estas personas en las tierras del predio en proceso de rescate. Sin embargo, sobre esas denuncias aún no hay siquiera una investigación. A ella y a sus compañeros no les reciben las denuncias y cuando las reciben no se procede a investigar. En la Fiscalía del Estado Mérida el fiscal Camilo Bastos se ha negado a procesar las denuncias. Casos similares vienen ocurriendo en otros rescates de tierra en la zona, como El Trébol, El Carmen, Santa María, Santa Rosa y tampoco se han tomado acciones contundentes por parte de los cuerpos de seguridad del Estado y las autoridades de justicia.

Lo que relatan los campesinas y las campesinas parece configurar todo un método para hacer parecer que el asesinato ocurrió como parte de un enfrentamiento entre campesinos(as), y así lo demuestra el tratamiento mediático que medios privados regionales dieron al hecho. No es ya la típica forma de sicariato en la que sujetos armados interceptan en caminos y carreteras a las víctimas, o las secuestran para después asesinarlas. El grupo de personas contratadas e instaladas en el predio, según su conducta desde que llegaron tenía el objetivo de confrontar, provocar y amedrentar a quienes se encuentran organizados en cooperativas y que ocupan espacios en el predio autorizados por el Instituto Nacional de Tierras. Así, hasta el momento en que pretenden expulsarlos del predio y se da la agresión armada que terminó con la muerte de Márquez y la herida de bala de Orellana.

En lo inmediato, la gente de Buena Esperanza señala a Rogelio Arteaga como autor intelectual del asesinato y exigen su detención y que sea investigado: “Le pedimos al fiscal Tareck William Saab que se haga justicia en este caso, porque a nivel regional no nos han ayudado”, expresa Norka Aragón. A este caso se suman asesinatos anteriores como el de Kendri Márquez, ocurrido en septiembre de 2018, y los ocurridos en Palo Quemao y la Escondida, Barinas, en marzo y agosto respectivamente, que ún espera por la eficaz actuación de la justicia.

Ésta y otras formas de violencia terrateniente contra el pueblo campesino en lucha por la tierra sólo pueden ser combatidas y evitadas si el Estado venezolano asume el abordaje de la democratización de la tierra desde una perspectiva integral que involucre de forma conjunta y coordinada no sólo la actuación técnica y administrativa del Instituto Nacional de Tierras, sino la de juzgados agrarios, fiscalía, defensoría del pueblo y cuerpos de seguridad. Durante el proceso administrativo y jurídico, tiempo en el que los(as) campesinos(as) permanecen en los predios, bien resguardando o bien ocupando y sembrando, debería ocurrir un acompañamiento orientado a la preservación de su seguridad y su vida. Al no ser así, quedan a merced de la violencia de grupos armados contratados por los terratenientes. ¿Más de trescientos campesinos(as) asesinados por la violencia terrateniente no es una cifra suficiente como para que se diseñe y aplique una política de actuación estatal de esta índole?

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

Saldo positivo dejó movilización campesina en San Cristóbal

Saldo positivo dejó movilización campesina en San Cristóbal

La movilización campesina del 20 de noviembre en el estado Táchira dejó importantes saldos para la organización de productores y productoras que en defensa de la soberanía, el Legado Agrario de Chávez y en apoyo a las FANB se concentraron para rechazar cualquier acto que atente contra la soberanía y la autodeterminación de nuestros pueblos.
Presente en el movilización, el constituyente por el estado Apure Orlando Zambrano ratificó el compromiso de los campesinos y campesinas de “luchar de manera incansable por la defensa de nuestras conquistas y seguir luchando por lo que nos hace falta con el impulso de un Plan Nacional de Urgencias para atender la crisis que atraviesa nuestro país manteniendo la movilización permanente”.

Zambrano, desde la masiva movilización, envió un saludo y una invitación a todos los productores a sumarse a la Alianza Nacional Productiva: “Un instrumento de lucha que pretende articular a todos los sectores del país para ponernos a producir nuestro país”. Destacó además que “para hablar de la producción tenemos que hablar de la justa distribución de la tierra”. También expresó que los campesinos y campesinas presentes condenan cualquier acto de invasión pero a su vez consideran “que se hace necesario revisar fincas improductivas y tierras ociosas en el país para que sean democratizadas y los productores venezolanos puedan contar con tierra para producir”. Ante la necesidad de colocar todos los esfuerzos e incorporar a todos los sectores a la producción en el país, destacó que “es necesario un combate contra las mafias que trafican con los insumos que van para la producción nacional”.

Por su parte, Rubén Rodríguez, coordinador de La Corriente en Táchira destacó que los campesinos y campesinas “en momentos tan difíciles donde el enemigo arrecia sus ataques imperiales cierran filas con el gobierno nacional y la FANB por aquellos ataques que han venido sufriendo a lo largo y ancho del país”. Desde esta región fronteriza es significativa la valiente acción movilizadora de los campesinos que demuestran que las amenazas y ataques imperiales no los desmovilizan.

Sobre la necesidad de producir alimentos para hacerle frente a la guerra económica, Pedro Ortega, candidato a concejal por el municipio Libertador de Táchira y militante de La Corriente, detalló que “los campesinos del municipio libertador del estado Táchira se movilizan también en busca de la democratización de la tierra porque el pueblo necesita producir comida y luchar contra el contrabando y las irregularidades que afectan a los productores”.

Pedro Suárez, responsable del gabinete agroproductivo del protector del Táchira Freddy Bernal, expresó que las autoridades están conscientes de que “hay tierras del Estado que están ociosas y deben ser entregadas a movimientos campesinos que están preparados ideológicamente para producir y para el dejar su producción al pueblo. No podemos tener ni tierras ociosas ni productores que vendan la producción ni en pesos o dólares para el extranjero”.

El responsable estadal del Ministerio de Tierras, Jesús Martínez y coordinador del Inti en Táchira, Miguel Durán se refirieron al tema de la organización campesina y se comprometieron con los presentes a “crear mesas de trabajo con instrucciones del ministerio para ir revisando casos irregulares y trabajando en soluciones para los problemas que afectan la producción en el marco de la seguridad alimentaria”.

Luego del acto político y de la entrega de un documento político con las exigencias y propuestas campesinas, una comisión de La Corriente y los consejos campesinos se reunió con las autoridades. Entre los acuerdos más importantes estuvo la instalación de una mesa de trabajo para ir concretando los avances, cuya primera reunión será hoy en San Cristóbal. Esta clara demostración de fuerza y organización campesina levanta la moral de los productores y productoras que en plena construcción de la Alianza Nacional Productiva se colocan a la vanguardia de la lucha contra las mafias agrarias y en defensa del legado agrario de Chávez.

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

Pin It on Pinterest