Seleccionar página
La Corriente en la batalla por una nueva Asamblea Nacional

La Corriente en la batalla por una nueva Asamblea Nacional

Iniciamos el último trimestre de un año que quedará en la historia y en la memoria del país, un año signado por la más severa escalada de la agresión que EEUU dirige contra Venezuela. El objetivo de esta última parte del año está claro: recuperar la Asamblea Nacional para el país, para la institucionalidad, para la democracia. Las elecciones del próximo 6 de diciembre en nuestro país tienen un significado más profundo que la sola elección de los 277 diputados y diputadas a nivel nacional: es la materialización de la opción que los venezolanos y venezolanas eligen para la resolución de las diferencias políticas, un camino democrático, pacífico y soberano.

En esa lucha, como parte de las fuerzas revolucionarias que se aglutinan en torno al liderazgo del presidente Maduro y de la dirección del Psuv, participarán por el estado Apure cuatro candidatos y candidatas militantes de La Corriente: Orlando Zambrano, Leonor Olivares, Melitza Orellana y José Cabrera, hombres y mujeres venidos de las bases populares, forjados en la lucha social junto a la gente, hombres y mujeres que han estado siempre en primera línea a la hora de construir la democracia revolucionaria, de organizar y multiplicar la solidaridad, de luchar por el desarrollo productivo del campo y defender la paz, la democracia y la soberanía.

Orlando, Leonor, Melitza y José estarán, junto a los compañeros y compañeras Jesús Rafael Suárez Chourio, Edgar Fernando Acosta Áñez, Yeicar Saraih Pérez Gómez, Daniela Yosagel Urbano Zapara, Cesar Temístocle Galipolly Laya, Enma Graciela Díaz de Solórzano, Pastor José Suárez Gómez y Neiva Juliana Pérez, dando la batalla junto a la gente para construir la victoria chavista en las elecciones parlamentarias.

En el plano internacional las elecciones parlamentarias de diciembre de este año, que permitirán recuperar la Asamblea Nacional para la institucionalidad democrática, son clave para fortalecer las relaciones de Venezuela y el bloque de países aliados como Rusia, China, Turquía, Irán, Argentina, México y Cuba, entre otros. Además, permiten demostrar al mundo que en nuestro país hay una democracia activa y fuerte, que ha resistido los peores embates por destruirla. Aunque la coalición internacional dirigida y presionada por EEUU probablemente no reconozcan el proceso electoral, cada vez son más los países que ante nuestras demostraciones de fuerza y democracia, tienden a deslindarse y apoyar a Venezuela.

En el plano nacional, las elecciones son fundamentales para reafirmar y fortalecer al Estado, al gobierno bolivariano y a la institucionalidad del país, ante las reiteradas y agresivas pretensiones de EEUU y sus aliados locales para construir la imagen de Estado fallido, de caos e ingobernabilidad. Son clave, además para la necesaria reinstitucionalización, en la medida en que se rescatará uno de los poderes que forma parte del Estado, que hasta ahora había estado en servicio de la agresión extranjera. Y, además de ello, un elemento que no es menor: restablecer la lucha política dentro de los límites democráticos y pacíficos, aislando a los sectores fascistas, violentos y proinjerencistas.

Fisonomía de la nueva Asamblea Nacional

De las elecciones de diciembre debe resultar una Asamblea Nacional de carácter patriótico, es decir, una asamblea nacional que defienda la soberanía y la independencia nacional, por encima de las diferencias y luchas políticas del país, es decir, una Asamblea Nacional que como órgano del Estado esté alineada contra la agresión militar, diplomática y económica, contra el bloqueo financiero, comercial y petrolero.

Al mismo tiempo, el país necesita una asamblea ética, que tenga entre sus tareas centrales la lucha contra la corrupción y por el adecentamiento de la función pública, una asamblea que promueva y practique una ética política radical como paradigma y ejemplo de la forma de hacer política.

Por último, la nueva Asamblea Nacional tiene que ser profundamente democrática. Debe ser un espacio que legisle para impulsar y profundizar la democracia de la gente, participativa y protagónica, un espacio que practique el parlamentarismo participativo, de la gente, articulando esfuerzos para promover la más amplia participación de todos los sectores de la vida nacional en los grandes debates del país. La nueva Asamblea nacional debe ser el foro político por excelencia, donde se expresen libremente todas las visiones que conforman y coexisten en la sociedad venezolana, debe ser un espacio en el que se discuta abiertamente, de cara al país, y se establezcan los consensos necesarios para una visión de país soberano, ético, justo y profundamente democrático.

Esta es la dimensión de la tarea que tienen por delante nuestros compañeros y compañeras que asumen con entereza y compromiso esta lucha. Con esta gran tarea en sus espaldas, con estos sueños de los hombres y mujeres del campo y la ciudad que quieren una Venezuela democrática, soberana y en paz, van nuestros candidatos y candidatas por el estado Apure a la lucha por la recuperación de la Asamblea Nacional.

¡Por una Asamblea Patriótica, Ética y democrática, juntos es la cosa!

La Corriente Psuv activa en la batalla electoral

La Corriente Psuv activa en la batalla electoral

Las elecciones parlamanetarias convocadas constitucionalmente por el nuevo Consejo Nacional Electoral para diciembre de este año tienen un carácter central en la lucha de Venezuela contra la agresión estadounidense, y en defensa y profundización de la democracia, la paz y la soberanía del país.

Es una victoria de nuestra gente y del país que podamos retomar el cauce democrático y participativo para la solución de los conflictos políticos internos. La consolidación de esta victoria será el desplazamiento y aislamiento definitivo de los sectores opositores que, actuando como agentes al servicio de EEUU, han utilizado el espacio institucional y político de la Asamblea Nacional para desde allí trabajar por el derrocamiento del gobierno, la fractura de nuestra institucionalidad y la entrega del país y sus riquezas a las élites del poder estadounidense.

 

Así, desde la comprensión de esto, en todos los territorios en los que tenemos presencia, principalmente en distintos municipios de los estados Apure, Táchira y Barinas, la militancia de La Corriente Psuv se encuentra activa en el proceso de organización y movilización de la juventud de nuestro país para que puedan inscribirse en el registro electoral. Asimismo, además de la organización de la inscripción de nuevos votantes, estamos activos y activas en el registro de cambios de residencia.

Además de San Fernando y Biruaca, en Apure, uno de los municipios donde se ha realizado con éxito este proceso es en Libertador, en Táchira, donde el concejal Pedro Ortega ha enacabezado las jornadas: “Es clave no solo que logremos una alta participación  de la gente, sino que alcancemos una contundente victoria para recuperar la Asamblea Nacional”, afirmó Ortega.

El camino para derrotar la agresión imperialista pasa necesariamente por la recuperación plena de la institucionalidad para que esta funcione en los términos en que lo define nuestra constitución y no al servicio de quienes tienen agendas personales al servicio de intereses extranjeros.

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

 

 

(ALBA MOVIMIENTOS-DECLARACIÓN) Exigimos respeto a la voluntad del pueblo venezolano

(ALBA MOVIMIENTOS-DECLARACIÓN) Exigimos respeto a la voluntad del pueblo venezolano

Desde ALBA Movimientos, plataforma que articula organizaciones y movimientos populares de Nuestra América, vemos con gran preocupación las recientes declaraciones de gobiernos de la región respecto a Venezuela y convocamos a la lucha unida de nuestros pueblos:

1. Denunciemos la ilegitimidad del Grupo de Lima, agrupación de gobiernos de países cuyo único fin hasta ahora ha sido atentar contra la soberanía del Estado Venezolano rompiendo con el principio de la “no injerencia en asuntos internos de las naciones”.

  1. Este principio ha sido, además, una de las conquistas de los pueblos en contra de las agendas coloniales que se nos impusieron durante siglos por países europeos y los Estados Unidos.3. Protestamos contra los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía, porque están violando la libre determinación del pueblo venezolano y sus instituciones; están no solo desconociendo los marcos y acuerdos internacionales, sino que también están irrespetando la constitución de la República Bolivariana de Venezuela y sus instituciones; estos gobiernos han activado una agenda insurreccional que llama a romper el hilo democrático en Venezuela.4. Estos gobiernos han negado el apoyo que el gobierno de Venezuela ha solicitado ante la ONU, la CELAC y ALBA, para superar la emergencia económica nacional que ha resultado de las medidas unilaterales y coercitivas aplicadas por los EEUU y la Unión Europea, reeditando el expediente de bloqueo que ha padecido el pueblo cubano durante décadas.5. Los gobiernos mencionados se hacen hoy protagonistas de una cruzada contra la integración regional, contra la democracia y contra los derechos humanos del pueblo venezolano. Además que esta última declaración del Grupo de Lima llama a boicotear el comercio exterior venezolano y los programas de ayuda humanitaria, como es el Plan Vuelta a la Patria empujado por el Gobierno Venezolano para repatriar aquellos ciudadanos y ciudadanas que viven en muy malas condiciones en algunos países de la región.

    6. Hacemos un llamado a todos los pueblos del mundo a denunciar la política injerencista que el gobierno de los EEUU está desatando sobre la región, se trata de atacar las condiciones de vida de un pueblo y romper con la democracia para poder tomar control de los recursos naturales de Venezuela. Es una vergüenza para nuestros pueblos que han luchado históricamente por su independencia, desde la Gran Colombia hasta la Patagonia, luchando contra las agendas colonizadoras europeas y norteamericanas.

    7. Pronunciémonos desde todos los rincones de este continente y del mundo para apoyar la democracia en Venezuela, el 10 de enero se inicia un nuevo período de gobierno para el cual Nicolas Maduro Moros fue electo el 20 de mayo de 2018 con 6.248.864 votos, 67.84 por ciento de la votación total, en una elección donde participaron 9.389.056 de venezolanas y venezolanos, es decir el 46,6 por ciento de la población electoral.

    8. Cuente el pueblo venezolano y su gobierno democrático con el apoyo solidario de los pueblos de Nuestra América en contra de las agendas injerencistas, imperialistas, antidemocráticas y violadoras de los derechos humanos de este digno pueblo que ha resistido heroicamente la peor arremetida del gobierno gringo que ha sentido este continente, donde pensábamos que la doctrina Monroe había quedado atrás.

    Con Chávez y Fidel como guía seguiremos adelante en la construcción de un proyecto de integración de los pueblos basado en el internacionalismo solidario, la lucha por la democratización, la defensa de la naturaleza, el impulso de un modelo económico para el buen vivir, la despatriarcalización y la lucha feminista y la batalla cultural contra la ideología dominante capitalista y colonial.

Por y con Venezuela: ¡Unidad, Lucha, Batalla y Victoria!

ALBA Movimientos
Enero, 2019

Tomado de http://www.albamovimientos.org/2019/01/alba-movimientos-declaracion-exigimos-respeto-a-la-voluntad-de-pueblo-venezolano/

Pin It on Pinterest