Seleccionar página
“Declaración de los Derechos Campesinos van a hacer parte sustantiva de las movilizaciones en todo el mundo”

“Declaración de los Derechos Campesinos van a hacer parte sustantiva de las movilizaciones en todo el mundo”

El reto es unirnos y formarnos en la lucha mundial

Entrevista con Diego Montón, quien hace parte del Movimiento Nacional Indígena de Argentina, Cloc – Vía Campesina y del Colectivo Internacional de Derechos Campesinos de La Vía Campesina. El habla sobre el alcance que tiene la Declaración de los derechos del campesinado en las luchas campesinas, en evento realizado en Colombia.

¿Cuál es la importancia de participar en el Foro de los Derechos del Campesinado?

DM: A partir que la declaración fue aprobada y adoptada por la asamblea general de la ONU, en diciembre. Entramos en una etapa de como nos apropiamos en todos los territorios de esta herramienta para dinamizar y potenciar las luchas y también para establecer los puentes de dialogo de construcción de políticas publicas para la agricultura campesina. En este foro y el de ayer donde hubo una fuerte participación campesina con experiencias, con luchas con propuestas que hacen a este nuevo proceso, el cual lo estamos promoviendo en todo el mundo para que la declaración tenga una nueva vida, una nueva vigencia.

¿De qué manera lo podrían aprovechar los pueblos campesinos para potenciar sus luchas por el reconocimiento?

DM: Por un lado, es una herramienta que nos hacer dinamizar el trabajo de los territorios de base, concientizando que la ONU reconoce los derechos de los campesinos e incluso que instrumentaliza la reforma agraria como una política necesaria para que los estados la apliquen. En segundo lugar, esta declaración contiene un compendio de obligaciones de los Estados para garantizar esos derechos y estas obligaciones se transformen en una orientación hacia donde tiene que ir la política pública y las políticas de los Estados. Por lo tanto, nos permite también dialogar con los Estados desde la lucha pero a su vez desde estos instrumentos internacionales.

¿Qué hace falta para que pueda ser vinculante por parte de los países comprometidos?

DM: En principio, ya es una herramienta y puede y debe ser tomada en cuenta por los Estados, yo creo que hay dos elementos, el político que tiene que ver con la fuerza y la unidad social en torno a esto para traducirlo en fuerza política. y otro elemento que tiene que ver con la jurisprudencia internacional, y que es la construcción de una convención internacional de los derechos campesinos que ya va a convertir a esta herramienta en jurídicamente vinculante, es decir que podremos denunciar a los Estados por el incumplimiento. Pero creemos que para llegar a esta convención hace falta todavía un largo recorrido donde le demos mucha vida y vigencia a la declaración en cada municipio, en cada provincia en cada país tratando de articular resoluciones, legislaciones, políticas en torno a la declaración y trabajando con aliados como sindicatos de las ciudades, estudiantes, otros sectores que vayan comprendiendo la importancia de esta declaración no solo para los campesinos, sino para los pueblos en su conjunto porque de ahí viene su alimentación.

¿Políticamente hablando está completa la declaración o le hicieron falta algunos temas de la Vía Campesina?

DM: No, creo que para ser una declaración de la ONU, esta completa, es de avanzada, incorpora muchos elementos pluriculturales que hace que el derecho internacional tenga una visión pluricultural que el anterior. Oxigena el sistema de derechos humanos. Claro, a la hora de mirar las banderas, luchas y propuestas de Vía Campesina, es una herramienta diferente, porque no contiene todas las luchas de Vía Campesina. Pero creo que a este momento histórico es una declaración que está completa.

¿Desde Nuestra América que se está impulsando para seguir posicionando la declaración y para que los países la incluyan en sus políticas públicas?

DM: Bueno estamos incorporando la declaración a todos nuestros ejes de lucha.
Este 17 de Abril – Día internacional de la Lucha Campesina, la declaración y los derechos campesinos van a hacer parte sustantiva de las movilizaciones en todo el mundo, asociado también a la urgencia de la reforma agraria y contra la criminalización de la lucha y la impunidad. Estamos también retomando todo el proceso de formación política incluyendo la declaración como una herramienta mas para el desarrollo y formación política de nuestros dirigentes.

Estamos en este tipo de foros y seminarios, hay uno a fin de mes en Honduras. Estamos promoviendo que en todo el mundo se de esta interacción de universidad-academia-movimiento campesino-funcionarios para discutir sobre la declaración, para que podamos ponerla en vigencia.

¿Cuáles han sido los aportes de la academia con respecto a esta declaración?

DM: Bueno, han sido muchos los intelectuales que se han venido sumando y acompañando, documentando también con métodos científicos las violaciones que íbamos denunciando, las caracterizaciones y las incidencias de la economía campesina en la economía global y abastecimiento de alimentos. Hay grupos independientes, yo destacaría la academia de Ginebra que estuvo acompañando muy firme el proceso con personas que se destacaban como expertos, y que le dieron esa complementariedad a la lucha campesina desde el mundo académico y científico y que nadie pudo rebatir en el seno del consejo de derechos humanos.

¿Considera que la lucha campesina en Nuestra América puede ser un aporte a la academia?

DM: Bueno, creo que cualquier científico o académico que se considere como tal, pretende que la teoría sirva para transformar la realidad hacia un mejor vivir de la humanidad. De eso se trata el movimiento social, es la fuerza que le da insumo a la teoría y después permite que la teoría se vuelva praxis para la transformación.

¿Cuáles son los retos que le quedan al movimiento campesino mundial para consolidar su reconocimiento como sujeto político de derechos?

DM: Tenemos un grave reto en un contexto de grave descomposición del capitalismo financiero, con una gran crisis que se ha agudizado en todos los frentes y con una gran contraofensiva del capital en todo el mundo y en nuestro continente principalmente. Uno de los principales desafíos que tenemos es la construcción de la unidad en torno a una contraofensiva popular que nos permita recuperar escenarios en el continente, que nos rearticule en luchas a nivel regional. No olvidemos que la CELAC como la UNASUR han sido totalmente desguazadas en este contexto, eran elementos importantes con muchos déficits, pero que permitían revivir un horizonte de unidad e integración. Así que fundamentalmente profundizar las luchas, profundizar la formación política y las alianzas y la unidad entorno al socialismo en todo el mundo.

Entrevista realizada por Formación Coordinador Nacional Agrario.

Foto: Umut Vedat

Tomado de http://www.cloc-viacampesina.net/noticias/17abril-2019-declaracion-de-los-derechos-campesinos-van-hacer-parte-sustantiva-de-las

Solidaridad total para Julian Assange.

Solidaridad total para Julian Assange.

Resultado de imagen para Solidaridad total para Julian Assange
El Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos condena tajantemente la decisión del presidente de Ecuador Lenín Moreno de retirar el asilo diplomático al activisita Julian Assange, fundador de Wikileaks, que viola el principio de no devolución del asilado, principio fundamental de protección de los derechos humanos consagrado en el derecho internacional.

Lenín Moreno con esta actuación demuestra la subordinación total de su gobierno frente a Estados Unidos, que pretende extraditar al activista para cometer otro crimen más de los tantos que ha perpetrado alrededor del mundo.

Toda nuestra solidaridad y respaldo total para Julian Assange.

¡Los pueblos del mundo estamos contigo!

Adolfo Pérez Esquivel, Stella Calloni (Argentina), Piedad Córdoba, Camilo González P. (Colombia), Ana Andrés, Ricardo Sánchez (España), Manuel González L., Gerardo Romero (Suiza), James Patrick, Devora González, Eduardo García (Estados Unidos), Gioconda Mota, Héctor Orlando (Venezuela), Ligia Arreaga (Panamá), Ana Laura Rojas (Guatemala), Franklin Columba (Ecuador), Eduardo Correa, Enrique González Ruiz, Daniela González López, Antonio Castro (México) y 500 firmas más

Tomado de https://www.jornada.com.mx/2019/04/14/correo

La Vía Campesina: “No se le puede negar al pueblo colombiano el derecho a la Paz”| Comunicado de Prensa – La Vía Campesina – III Misión de Solidaridad de La Vía Campesina con Colombia.

La Vía Campesina: “No se le puede negar al pueblo colombiano el derecho a la Paz”| Comunicado de Prensa – La Vía Campesina – III Misión de Solidaridad de La Vía Campesina con Colombia.

Harare, 25 de Marzo de 2019) La Vía Campesina Internacional realiza su III Misión de Solidaridad con Colombia, en un nuevo contexto político, con el recién elegido presidente Iván Duque, y los actuales debates sobre la ley estatutaria de la Justicia Especial de Paz.

La III Misión tiene como objetivos: denunciar la alarmante criminalización y muerte que enfrentan las lideresas y líderes campesinos dentro del proceso de paz. De acuerdo con informe de las Naciones Unidas “en 2018 el número de masacres en Colombia aumentó en un 164%”.  Asimismo, busca identificar los puntos críticos para la  implementación de los puntos del Acuerdo firmado entre el Estado Colombiano y las FARC hace dos años. La Vía Campesina ha venido participado como parte del componente internacional, dando seguimiento a la implementación  del punto 1 del acuerdo, relacionado con la Reforma Rural Integral.

Del 29  de Marzo al 2 de Abril, cerca de 17 delegadxs de América Latina, Europa, Asia y África, participaran con reuniones con congresistas , reuniones con espacios del movimiento social,  también realizaran visitas a territorios y concluirán la Misión con un acto unitario en el centro del país, cerca de Bogotá.  Durante las visitas la delegación de LVC conocerá, de primera mano, sobre las principales problemáticas que enfrentan lxs campesinxs en la construcción de la paz, los intereses de las transnacionales, la seguridad y la presencia de otros grupos armados (paramilitares, otras guerrillas y organizaciones delictivas); también conocerá alternativas que ya se están construyendo desde los territorios, proyectos productivos, de formación y de reincorporación  social.

Al finalizar la Misión La Vía Campesina hará un balance, poniendo las alertas necesarias para que este proceso avance  democráticamente  y de forma participativa. La Vía Campesina considera que es indispensable garantizar los derechos humanos para garantizar una paz sostenible y con justicia social, debemos acabar con este fenómeno  de muerte que no se detiene y no encuentra justicia. ¡No podemos negarle al pueblo colombiano el derecho a la paz!

Contactos de Prensa:

Nury Martínez (+57 3107720098)  – Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria – Coordinación Política de La Vía Campesina Sudamérica.

Andrey Hernandez (+57 3176358066) – Comunicación Cloc – Vía Campesina Sudamérica

Tomado de https://viacampesina.org/es/la-via-campesina-no-se-le-puede-negar-al-pueblo-colombiano-el-derecho-a-la-paz/?fbclid=IwAR1hM-_iXPtrxn9mjt5d0bXt482hxi5-wP6XljGqcV5sg7b8-LfaGUiOmZY

La Batalla de la Luz

La Batalla de la Luz

Gerónimo Paz

Nos encontramos en medio de una gran batalla por el vital servicio eléctrico saboteado por el cruel y despiadado ataque de la élite neoconservadora norteamericana. Es un ataque más fuerte que el paro petrolero del 2002-2003. Es un claro hecho de negación plausible que busca dirigir la culpa hacia el gobierno. El apagón fue diseñado con ese propósito, por eso ejecutan 3 acciones simultáneas: 1) el ataque físico, saboteando plantas claves del sistema, para mostrar la supuesta evidencia de que la causa del apagón es la falta de mantenimiento y, por lo tanto, la responsabilidad es del gobierno, 2) el ataque electrónico: un ciber ataque al sistema central de control y 3) el ataque electromagnético. Esto suena a ciencia ficción, pero ojo, que la guerra de 4ta generación tiene mucho de eso y por eso mismo es negable.

La guerra de 4ta G que enfrentamos fue formulada para el caso específico venezolano: implica guerra económica, guerra psicológica, guerra comunicacional, guerra electrónica y electromagnética. Comprender este modelo de conflicto es clave para poder enfrentarlo y derrotarlo.

El plan de ataque del enemigo está perfectamente estructurado, es una plan que se ejecuta en su fase final. Es una ofensiva final según sus apreciaciones, que tiene grandes operaciones distractivas: el 23F fue eso, así como la amenaza de intervención. El verdadero golpe era el apagón.

Debemos desplegar un esfuerzo doble para vencer en esta batalla. Por un lado, garantizar los servicios vitales como agua, alimentos, salud y seguridad al pueblo, mientras se recupera el servicio eléctrico. Hay que evitar la caotización del país, porque eso es lo que quiere el enemigo, mientras damos la otra batalla, por la otra luz, la luz de la verdad.

Maximizar las operaciones comunicacionales, dar elementos sólidos, mostrar evidencia, desplegar esfuerzos masivos de información en todos los niveles organizados del proceso bolivariano será determinante.

No pudimos anticipar las verdaderas intenciones del enemigo. Queda eso como lección, dimensionar el carácter del conflicto, cubrir todos los flancos, todos los frentes. La Batalla de la luz es en esencia una batalla de los sentidos, de la percepción de la realidad, de la verdad.

En estas dimensiones se define la batalla, quien logre establecer su verdad habrá triunfado aún siendo culpable. En este caso el culpable es el poder norteamericano y sus peones criollos. Pero eso lo sabemos nosotros y nosotras. Lo más importante es que lo sepan las mayorías con fiabilidad.

Pin It on Pinterest