Seleccionar página
Primer reporte de la delegación de Derechos Humanos, organizaciones sociales y sindicales de la República Argentina en solidaridad con el pueblo de Bolivia

Primer reporte de la delegación de Derechos Humanos, organizaciones sociales y sindicales de la República Argentina en solidaridad con el pueblo de Bolivia

La solidaridad protege la vida, la indiferencia nos mata

 

Siendo las 17hs horas encontrándonos presentes en la iglesia San francisco de Asis en la localidad
de Senkata, informamos a la comunidad internacional, al pueblo boliviano y a los compatriotas de
nuestro país que el equipo proveniente de la argentina, luego de haber escuchado a víctimas
directas y a las familias de las víctimas de la violaciones de derechos humanos en el país,
señalamos:

1) Que no alcanzan las palabras para describir el sufrimiento, el dolor, la pena y las grandes
calamidades que hoy golpean especialmente a determinados sectores del hermano
pueblo boliviano, fundamentalmente mujeres, campesinos e indígenas.
2) Que pudimos constatar de las estas primeras entrevistas, a través de desgarradores
testimonios, de familias campesinas, indígenas, mujeres de pollera, que han sufrido la represión
de las fuerzas armadas y de seguridad del Estado, bajo las órdenes del gobierno de facto.
3) Que existe responsabilidad directa del Estado por las muertes, heridos, detenciones ilegales y
otros abusos y vejaciones ocurridas en Senkata como consecuencia del actuar represivo de las
FFSS y FFAA y la posterior impunidad e encubrimiento de las demás autoridades judiciales,
policiales y administrativas
4) Que ha existido ausencia total del estado en brindar alguna respuesta e información a los
familiares
5) Que no existe investigación judicial de ningún tipo.
6) Que sobre la desgracia de la perdida de seres queridas, algunas instituciones de salud le están
reclamando el pago de los insumos y de la atención sanitarias, de personas finalmente fallecidos.
7) Que se han sufrido numerosas detenciones arbitrarias, imputaciones judiciales fraguadas con
pruebas falsas montadas por agentes del Estado y paraestatales.
8) Que se observan situaciones de persecución política, sobre la dirigencia social, sindical y
política, lo que es incompatible con establecer un acuerdo de paz para restablecer la democracia.
No hay paz con impunidad.
9) Que numerosos testimonios han denunciado torturas a niñas, niños adolescentes y adultos
mayores
10) Que entre los casos recepcionados, hemos recolectado testimonios que refieren haber
encontrado dos cuerpos de mujeres violadas y atacadas sexualmente en vida y luego de su
muerte. Asimismo, testimonios que refieren haber visto cuerpos mutilados y desmembrados.
11) Que hay amenazas a los abogados particulares y que las defensorías públicas no están
cumpliendo su función de defensa de víctimas y perseguidos penalmente por falsos delitos.12)Que hay numerosos casos de delitos de violación y agresiones sexuales sobre niñas, niños y
adolescentes. En particular hay 3 niños y adolescentes con capacidades especiales que están
detenidos ilegalmente.
13) Que hasta el momento hemos relevado casos de heridos alojados en sus casas, y frente al
peligro de la detención y la no atención correspondiente en hospitales y clínicas están
sobrellevando esta penosa situación con total desamparo por parte del estado.
14) Que existen casos de heridos que se han hecho presente en el lugar para denunciar heridas de
balas de plomo de origen de las FFSS y FFAA, efectuadas en 11 de noviembre del presente año en
el marco de represiones a la resistencia al golpe.
15) Que las fuerzas policiales hicieron uso de la fuerza de modo indiscrimado en distintos puntos
de la ciudad de El Alto, Departamento de La Paz.
16) Que en muchos casos se les ha negado la atención médica de emergencia en razón de su
ideología política
17) Que en el Hospital Holandés existen personas que no han podido ser operados por falta de
recursos que debería garantizar el estado. Que en el Hospital Coreano el día 11 de noviembre
ingresaron 12 personas heridas de bala de fuego.
18) Que todo lo registro hasta ahora refleja en profundidad que la actuación represiva y la
violencia ejercida tiene su fundamento principal en el odio racista hacia el pueblo y naciones
indígenas que integran el Estado de Bolivia.
19) Que fue sistemático el incendio de casas de dirigentes identificados con el MÁS y líderes
políticos populares.
20) Que es central que el estado, toda la comunidad y las organizaciones populares resguarden la
integridad y acompañen la situación de los heridos y su restablecimiento, así como su protección
en condición de testigos fundamentales en las investigaciones.
20) Que Abogados y referentes de la delegación se han dirigido a visitar heridos a hospitales y
casas de familias víctimas. Visitamos también a la SENADORA del MAS por Chuquisaca, María
Elizabeth Oporto Balboa quien se encuentra en Huelga de Hambre desde hace 6 días, hasta la
aprobación de una Ley que reafirme el ejercicio de los derechos y garantías del pueblo boliviano.

Tomado de https://drive.google.com/file/d/1eENIfLusS-RGr43ZozjGYwXfyzOkKSjN/view

En Venezuela al menos 135 mujeres al año son víctimas de femicidio. Aimee Zambrano nos explica porqué

En Venezuela al menos 135 mujeres al año son víctimas de femicidio. Aimee Zambrano nos explica porqué

En un nuevo Día Internacional de la Eliminación de la Violencias Contra las Mujeres conversamos con Aimee Zambrano, antropóloga egresada de la UCV, documentalista e integrante del colectivo Comando Creativo desde 2008 y de la Plataforma Comunicacional UTOPIX. Es, también, investigadora sobre femicidios en Venezuela y militante por los derechos de las mujeres.

¿Por qué empezaste a investigar sobre los femicidios?

Mi interés por el tema de género viene dado porque es un tema al que no se le hace mucho caso, no es visible qué hace la mujer, desde lo que tiene que ver con el trabajo hasta el tema de la violencia, hay muchas cosas muy naturalizadas con respecto al tema de las mujeres. Comencé una maestría en el Centro de Estudios de la Mujer, allí estoy tratando sobre las estrategias de las mujeres frente a la tríada patriacrado, capitalismo y colonialismo, y qué hacen las mujeres en este contexto de crisis.

Además, comencé a investigar sobre los femicidios a partir de lo que pasó con Mayell, que se visibilizó bastante. A partir de allí empecé a hacer un seguimiento de los casos, porque el caso de Mayell se visibilizó, pero hay muchos casos que no.

Abordando el tema de la maestría nos dimos cuenta de que en Venezuela no existen cifras con relación a ésto desde 2015 aproximadamente. Estos indicadores son importantes porque, ¿Cómo construyes políticas publicas si no tienes cifras para saber en qué se ha avanzado, ¿Qué ha funcionado? ¿Qué no ha funcionado? ¿Qué problemáticas están sufriendo más las mujeres?

Allí comencé a leer muchas cosas y vi experiencias de individualidades y colectivos de distintos países que hacen un levantamiento de información desde los medios. Eso se llama investigación a código abierto. También me comencé a cuestionar cómo se hacían las campañas y cómo se presentaba el tema de los asesinatos de las mujeres. Comencé  a ver que lo reseñaban como peleas por celos, asuntos pasionales y el tema de los detalles con relación a las muertes, el tema de las fotos; sobre todo en los medios regionales se colocan fotos que terminan revictimizando a la víctima. Además, los medios terminan dando una justificación de las muertes: “la mató porque le montó cachos” ó “la mató porque le robó plata”.

Lo otro es que había que buscar una forma en que no se viera nada más como una mera cifra. Son mujeres que eran madres, hijas, esposas, abuelas, militantes. Son mujeres que muchas sostienen la Revolución, son mujeres maestras, bailarinas, obreras. No son un número, por eso pensé en hacer la lista en la que se viera los estados y la diversidad. Otra cosa que me impresionó mucho es el tema de las niñas. Es mucha la cantidad de niñas y adolescentes asesinadas. Quería mostrar la diversidad y la cantidad.

En el curso de la investigación ¿Con qué te encontraste?

Comencé por ver que en junio hubo tres asesinadas, incluyendo una mujer y una niña. Esa cifra fue aumentando.  A medida que hacia el arqueo aparecía nueva información. Entonces tenía en junio ya 16 casos. A partir de eso me planteé hacer el levantamiento anual. Comencé de enero a julio y de enero a julio la cifra dio 75 mujeres y ya se han agregado varios casos más, hay desde bebés de meses hasta madres de 70 años. Lara, Distrito Capital, Anzoátegui, Bolívar, Carabobo y Miranda son los estados donde más casos hay.

El femicidio es la máxima expresión de la violencia contra la mujer, por eso hay que ir a la causa estructural que tienen que ver precisamente con la violencia machista, el sistema patriarcal, hay que atacar el tema desde allí. Ahí me empecé a interesar en cómo evitar el tema de la violencia y entré en el taller de voluntariado contra la violencia machista que está dando Tinta Violeta. Hay muchos casos de violencia machista que están siendo visibilizados. Cuando el Estado no da respuesta a las denuncias que están haciendo las mujeres hay que buscar alguna manera de defenderlas, denunciar.

Hay muchas mujeres que van a hacer la denuncia y la misma policía hace mediaciones, o denuncias que no son tomadas, por ejemplo, se conoció el caso de una muchacha que fue a hacer la denuncia y no la dejaron entrar porque estaba en mini falda, entonces ella se devuelve y la matan. El Estado no cumplió con su tarea de tomar la denuncia.

Yo siento que hay que marcar una posición al respecto y mostrar la cantidad de mujeres que están muertas porque no hay una política dirigida a evitar esa trágica consecuencia.

¿Cuál es el rol de la justicia? ¿Cómo está funcionando?

En el caso de los femicidios son rápidos los juicios, por ejemplo, en casos de enero ya en junio se dictaron sentencias y hay asesinos que están presos, con penas de entre 20 y 25 años. Las condenas están saliendo muy rápido.

En varios casos que ocurrieron en enero, ya en marzo o junio los acusados tenían condena, casos que salieron reseñados en medios pero que no fueron propiamente mediáticos. Ahí sí la justicia actúa, pero no se está atajando la violencia con los mecanismos que la ley define para ello, y no existe una campaña a nivel mediático desde el Estado con relación a cómo prevenir lo que es la violencia contra mujer, hablar de las consecuencias y del protocolo a seguir para hacer la denuncia, hay un vacío comunicacional gigantesco con respecto a ese tema.

¿Qué otros temas influyen en esta alta cifra de femicidios?

Otro aspecto que influye es que, en situaciones de crisis, de bloqueo como la nuestra, cuando existen un montón de situaciones que merman la construcción de la masculinidad, el hombre al sentirse menos emprende un ataque hacia las mujeres. Aquí nos preguntamos, ¿Cómo se hace para atajar esa situación? Parece que el Estado no se ha sentado a pensar soluciones respecto a esa situación.

Con relación al tema campesino y de barriadas populares se puede ver en los medios que están ocurriendo femicidios por temas políticos, se están asesinando mujeres por el tema de la tierra, porque son lideresas comunitarias en ciertas zonas, por ejemplo, son mujeres que trabajan en el CLAP, que son parte de consejos comunales y comunas y que tienen roles preponderantes dentro de la comunidad y que han hecho alguna denuncia.

Yo he visto este año cinco casos que está claro que son femicidios políticos, porque incluso han dejado mensajes en los cuerpos. Ahí se está usando el cuerpo de la mujer para dar un mensaje a los militantes y a las organizaciones para que dejen de tomar posturas. Entonces eso es una expresión de la crisis política y de cómo se hace uso del cuerpo de la mujer como un objeto, como un medio para amedrentar.

¿Cuáles serían las políticas urgentes que debería tomar el Estado venezolano para revertir esta situación de aumento de la violencia de género?

Primero el tema comunicacional, es super importante. Debe haber esfuerzos, campañas, porque hay un vacío comunicacional total con relación a qué medidas deben tomar las mujeres, a dónde acudir, cuáles son los entes.

Segundo, el tema de la formación a funcionarios y funcionarias vinculados a los órganos de seguridad y las instancias de justicia. Tiene que haber espacios de formación a esos funcionarios del poder judicial para entender qué es la violencia de género y cómo afecta a las mujeres. Si pasa que una mujer va y denuncia y lo que hacen es una mediación o no le toman la denuncia, lo que denota es que no hay formación en el área. Además, está estipulado en la ley, es violencia institucional, la ley abarca muchas cosas que en la práctica no se cumplen.

Tercero, las casas de abrigo que estipula la ley. No hay casas de abrigo, o son muy pocas o las que había están cerradas. Muchas mujeres van, denuncian y no tienen dónde llegar.

A mí me parecen muy buenas las iniciativas de las organizaciones feministas, de organizaciones de mujeres de apoyar y de intentar formar en esa área, pero el Estado se tiene que avocar, las organizaciones de mujeres solas no van a logar un cambio estructural, entonces tiene que ser una política de Estado. Las mujeres somos las que estamos siendo vulneradas y a pesar de eso estamos asumiendo la crisis, las que nos estamos echando la guerra económica encima, yo creo el tema de las mujeres tiene que verse como algo estructural, tiene que pensarse como una política primordial en tiempos de guerra.

¿Estamos en la necesidad de declarar una emergencia feminista?

Yo sí creo hay que hay una emergencia feminista. Si nos vamos a las cifras, Venezuela quedaría entre los 5 o 6 países de América Latina con más altos índices de feminicidios.

Además de que hay otra expresión de la violencia que es el tema de los abusos de niños, niñas y adolescentes. Según el arqueo de medios hay un caso diario, es horroroso. Está el caso de Jessica, de 13 años, en Hoyo de la Puerta, ahí se denuncia que tuvo que salir la misma comunidad a armar una cuadrilla porque las instituciones del Estado no se abocaron a buscar a la chama que se encontraba desaparecida.

Es necesario pensar sobre el Estado patriarcal, pensarse las lógicas. Lo que mencionaba antes son medidas a corto y mediano plazo, pero hay medidas a largo plazo. Hay que repensarse el sistema, tenemos un sistema que nos viola, nos mata, nos vulnera, nos juzga, no nos garantiza el acceso a la salud. Esto por ejemplo se expresa muy fuerte en la violencia obstétrica, ahí la expresión es el feminicidio o femicidio obstétrico que es una categoría, así lo señala la compañera Nancy Bello. Precisamente existe un Plan de Parto Humanizado pero no se está cumpliendo, las mujeres van a un hospital y no las atienden, las ruletean, a mí me pasó con mi último chamo, que tuve que ir a tres sitios distintos hasta que terminé en una clínica privada después de 4 tactos, con los dolores, horrible.

¿Cómo es el movimiento feminista que necesita la Venezuela de hoy en día?

Tiene que venir desde lo popular. No puede ser un movimiento feminista pequeñoburgués, clasemedia, universitario, porque precisamente en Venezuela la mujer es la que sostiene la Revolución, las mujeres llevan los CLAPs, los Consejos Comunales, son las que están guerreando en las calles y con la migración aún más. Son muchas mujeres las que se están quedando, son muchas abuelas las que están asumiendo el rol de cuidar a esos niños que se están quedando acá. Entonces, no podemos tener un movimiento elitista que haga el tratamiento de ciertos temas de una manera tal que las mujeres no se sientan identificadas y no puedan participar por el tema de los tiempos.

Si estamos hablando de que las mujeres cumplen una doble y triple jornada porque están resolviendo la comida, tienen que trabajar en la calle, tienen que encargarse de la casa, pero además tienen que militar para resolver cosas en la comunidad, entonces no puede haber un movimiento feminista que no comulgue, que no buque los espacios y los tiempos para establecer esa empatía y articular y trabajar con esas mujeres que están en esas dinámicas. Es contradictorio que tú intentes establecer ciertos espacios y que las mujeres no puedan participar porque están trabajando o porque tienen que cuidar a sus chamos. Un movimiento feminista tiene que buscar incluir y generar condiciones para que todas podamos participar, si no esa mecha no va a prender.

A veces se elevan banderas de lucha que no necesariamente encienden la chispa en otras mujeres. Por ejemplo, el tema campesino, hay que sentarse a pensar cuáles son esos temas que afectan a la mujer campesina que se paran a las 4, 5 de la mañana a sembrar, cosechar, criar a los hijos. Son lógicas muy diferentes a la mujer citadina o a la chama que está en la ciudad, el movimiento campesino tiene que buscar puntos en común y ésos puntos deben servir para articular.

 

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

 

 

 

La Vía Campesina llama a Jornada Mundial de Lucha por la Eliminación de la violencia contra las Mujeres

La Vía Campesina llama a Jornada Mundial de Lucha por la Eliminación de la violencia contra las Mujeres

Del 25 al 30 de Noviembre de 2019, La Vía Campesina llama a la Jornada Mundial de Lucha por la Eliminación de la violencia contra las Mujeres, como cada año, convoca a seguir luchando por sociedades conscientes y libres, sin explotación de los seres humanos y de la naturaleza.  A la vez que denuncia al sistema capitalista, patriarcal, racista y colonizador, que explota, oprime y atenta en contra de la vida de las mujeres y de la humanidad. Como LVC nos unimos a todas las mujeres,  pueblos e identidades diversas que resisten, se organizan y luchan por lograr sociedades justas, igualitarias, solidarias, de amor pleno y de respeto.

En un escenario  de violencia estructural, fascismo y retrocesos de derechos para la clase trabajadora, y de forma específica, para las mujeres, año tras año, sentimos más fuerte la mano de quien explota, de quien acosa, de quien mata a pobres, mujeres y a luchadorxs sociales.

Es alarmante  como crecen las estadísticas sobre violencia física y sexual hacia las niñas, mujeres e identidades diversas a escala global, las violaciones y  feminicidios ocurren en una atmosfera de impunidad e injusticia por mano del sistema machista y patriarcal. Asimismo, vemos con preocupación una serie retrocesos en cuanto derechos laborales y sociales, así como aumentan las cifras de  mujeres en empleos temporales, cada vez más precarizados y extenuantes.

Las mujeres migrantes, desplazadas y en territorios en conflicto, hoy  son vulnerables y expuestas a todo tipo de violencia y violación de sus derechos, muchas usadas como objetos de guerras, obligadas a servicios sexuales  y torturas para sobrevivir. Este año, además denunciamos la desaparición sistemática de lideresas sociales perseguidas, encarceladas y asesinadas por su lucha en defensa de sus territorios y de sus derechos en países como Brasil, Colombia, Honduras y  Filipinas.

Es por eso, que La Vía Campesina durante esta Jornada ratifica su consigna que expresa la tarea  política de decir: ¡Basta de Violencia contra las Mujeres! y reforzar el compromiso de realizar acciones, luchas permanentes y cotidianas de enfrentamiento a toda forma y expresión de violencia hacia las mujeres, como parte de afirmar la  Campaña Internacional “Basta de Violencia contra las Mujeres” asumida como movimiento desde el 2008.

En este sentido, como LVC llamamos  a nuestras organizaciones miembros, amigos y aliados a unirse a esta Jornada de Lucha del 25 al 30 de Noviembre de 2019 realizando y organizando junto a movimientos, sean marchas, foros, ferias y demás acciones de denuncia, para exigir a los Estados políticas públicas a favor de nuestros derechos, es necesario construir mecanismos de punición de los agresores y de acogimiento a las víctimas para quebrar el ciclo de la violencia contra la vida  de las mujeres.

¡Unidad de acción!

Para mostrar unidad de acción durante esta Jornada les compartimos el afiche oficial de nuestra Campaña Basta de Violencia contra las Mujeres de LVC, está disponible en ES, EN y FR, también les animamos a ponerlo en su idioma local, adjuntamos también una versión editable, no olvides compartir con aliados y amigxs  e imprimirlos para sus actividades.

Descarguen afiches aquí: https://cloud.viacampesina.org/s/tXe77PpxrC4fHJ4

Otros materiales para redes sociales: https://cloud.viacampesina.org/s/R9y2DrkDDDpq3R7

En el marco de la campaña y de la reciente aprobación de la  Declaración  de la ONU sobre Derechos Campesinos y otras personas que trabajan en las zonas rurales, como LVC hemos desarrollado una serie de 6 postales que recogen varios artículos de esta declaración, nuestro objetivo es que todas las mujeres campesinas conozcamos  y  nos apropiemos de nuestros derechos, que hoy nos garantiza este  nuevo instrumento, descarguen las postales  en ES, EN, FR e impriman: https://cloud.viacampesina.org/s/SexGmCnkKmYREp7

También queremos visibilizar todas las acciones que realizaran nuestras organizaciones miembros y aliados en los territorios, les pedimos que compartan sus comunicados,  afiches, fotos, videos,  a  lvcweb@viacampesina.org difundiremos este material durante la jornada de movilización en nuestros espacios de comunicación.

Síguenos en redes: @via_campesinaSP https://www.facebook.com/viacampesinaOFFICIAL/ #BastaDeViolenciaContraMujeres #FeminismoCampesinoPopular #25Nov

¡Internacionalicemos la lucha, internacionalicemos la esperanza!

Tomado de: https://viacampesina.org/es/la-via-campesina-llama-a-jornada-mundial-de-lucha-contra-la-violencia-hacia-las-mujeres/

Lula da Silva: «Ellos pensaban que la mentira iba a vencer»

Lula da Silva: «Ellos pensaban que la mentira iba a vencer»

El ex presidente de Brasil lleva 526 días preso y desafía con su optimismo y convicción. «No porque un juez haya sido un canalla,  tenés que juzgar a toda la justicia por causa de ese error», señala.

Por Gisela Marziotta y Nicolás Trotta

Imagen: Ricardo Stuckert

“Voy a cumplir 73 años pero tengo la energía de un pibe de 20”, dijo el ex presidente Lula Da Silva durante la primera entrevista que le dio a un medio argentino desde que fue detenido hace ya 526 días. Sentado detrás de un pequeño escritorio, escoltado por un policía y a cuatro metros de distancia de los periodistas, Lula confesó que tiene previsto vivir “hasta los 120 años” y que para eso, agregó, necesita tener “mucha fuerza” porque sino “la vida se transforma en algo aburrido”.

Lula está en la cárcel de Curitiba que, paradojas de la vida, él mismo inauguró en el 2007 con el objetivo de mejorar la calidad del servicio penitenciario brasileño y solamente para detenidos en tránsito, de hecho, en ese moderno bloque de cemento se alojan 20 presos pero el ex presidente es el único que está en forma permanente y aislado, y que pasa en soledad 22 de las 24 horas del día.

Los preparativos para la entrevista arrancaron cinco meses atrás cuando comenzó el primer intercambio de mensajes con los abogados defensores del ex presidente y después de muchas idas y venidas y frustrados intentos, sorpresivamente la semana pasada llegó la confirmación: Lula esperaba a PáginaI12 el miércoles 11 de septiembre a las 9.30 de la mañana en la cárcel de Curitiba, estado de Paraná, para un reportaje de 60 minutos.

Después de una hora de preparativos en la sala asignada para la entrevista, donde había un pequeño escritorio ubicado exactamente en el medio de la habitación y a su vez rodeado de una especie de candado que formaban otros escritorios y detrás del que estaban los camarógrafos, fotógrafos y PáginaI12, comenzaron a desplegarse las medias de seguridad para que ingresara el ex presidente.

A las 9.30 policías con pasamontañas y biombos que aislaban a Lula de cualquier contacto con el exterior escoltaron al ex presidente durante todo el recorrido desde su celda hasta el tercer piso del bloque de cemento, donde estaba la sala donde se realizó el reportaje.

De impecable traje oscuro y corbata bordó, ingresó con paso firme, íntegro y saludó alegremente a cada uno de los presentes y la emoción invadió cada milímetro de ese espacio frío, opresivo e impersonal, pero que con su presencia se cargó de energía y de dignidad.

Antes de sentarse y mientras acomodaba los papeles y un libro atlas que llevaba en sus manos para graficar algunas cuestiones durante la nota, preguntó: “¿Hay algún hincha de Racing en la sala?”, como para distender y seguramente para hacerlo presente a Néstor Kirchner.

“El día que deje de creer en la justicia, me pregunto qué es lo que voy a hacer. No porque un juez haya sido un canalla, no porque un fiscal haya sido un canalla, vos tenés que juzgar a toda la justicia por causa de ese error. El problema es que espero, con mucha tranquilidad, que la Suprema Corte tome una decisión. Tengo dos Habeas Corpus que se tienen que votar”, respondió cuando Página 12 le consultó sobre su libertad.

Su equipo de abogados, encabezado por Cristiano Zanin Martin, es optimista y espera que pronto haya noticias favorables para el ex presidente y que en los próximos meses recupere la libertad o que al menos le concedan arresto domiciliario.

Durante la entrevista, Lula recorrió varios temas, desde la actualidad brasileña que la comparó con los peores años económicos del menemismo. Le agradeció públicamente la vista al candidato presidencial del Frente de Todos Alberto Fernandez y le aconsejó que cuando asuma el próximo 10 de diciembre gobierne “para el pueblo pobre” y “no” le mienta “nunca”.

“No aceptar el terrorismo que el mercado crea. Al mercado no le interesa el pueblo argentino, el mercado tiene interés en ganar dinero. Al mercado no le preocupa si las personas pasan hambre, si las personas viven en las calles. El mercado quiere saber si hay rentabilidad. Y Fernández tiene que tener un compromiso con Dios y con el pueblo: no mentirle nunca al pueblo y gobernar prioritariamente para el pueblo trabajador y para el pueblo pobre argentino. Ese es el consejo que podría darle al compañero Fernández y a la compañera Cristina”, enfatizó Lula.

.- ¿Qué le da fuerza para empezar cada día?

.- Primero tengo ganas de vivir mucho. No sé por qué, pero creo que voy a vivir 120 años, entonces alguien que va a vivir mucho necesita tener mucha fuerza porque sino la vida se transforma en algo aburrido. Y sé porque estoy acá. Estoy acá condenado por un ex juez mentiroso (Sergio Moro); por un fiscal mentiroso y canalla (Dealtan Dallagnol) y por algunos comisarios que me armaron causas mentirosas en mi contra. Podría no estar acá, podría haberme ido de Brasil. Pero vine acá porque tengo a cuatro personas que saben la verdad sobre estos juicios en mi contra: yo, Dios, el juez y los fiscales. Ellos saben que mienten. Y Dios y yo sabemos que estoy con la verdad. Es por eso que estoy acá. Estoy acá para probar mi inocencia. Es más, ya probé mi inocencia, lo que quiero es que ellos prueben mi culpabilidad. Quiero y continúo esperando que me señalen alguna culpa de algo. Estoy esperando que me señalen un dólar mal habido en mi vida. Es decir, en verdad, el delito que cometí en este país, fue probarle a una elite brasileña políticamente canalla, que es posible que el pueblo coma lomo y bife de chorizo, que es posible que el pueblo pobre viaje a Bariloche, a Buenos Aires, a Miami en avión, que es posible que una persona tenga una casa, que es posible que una persona entre en una universidad, que es posible que una persona vaya a una escuela técnica y que es posible que una persona tenga acceso a la cultura, al esparcimiento, al teatro, al cine, a un restaurante. Ese fue el delito que cometí. Generar 22 millones de empleos en blanco. Aumentar en un 75% el salario mínimo. Poner a disposición 52 millones de hectáreas de tierra para hacer la reforma agraria. Hacer el mayor programa nacional de historia de Brasil y de entablar amistad con todos los países de América del Sur. Fue el momento de la cordialidad. Fue el momento en que nosotros no teníamos contiendas. Fue el momento en que soñamos: Kirchner, Lula, Chávez, Rafael Correa, Tabaré, Pepe Mujica soñábamos en construir un bloque económico fuerte, desarrollado tecnológicamente para que nosotros pudiéramos disputar la exportación de productos con valor agregado y no solo commodities.

.- ¿Y qué pasó con ese sueño?

.- Y todavía sigo con este sueño y es por eso que tengo fuerza. Porque todavía quiero estar vivo y quiero ayudar a derrotar a todas estas personas malvadas, a quienes no les gustan los pobres, que solo gobiernan para el mercado. Acá en Brasil hace un año que no se habla de empleo, que no se habla de sueldos, que no se habla de ganancias. Sólo se habla de privatización y reducción de la máquina pública. Entonces, mi voluntad para la lucha es como si tuviera 20 años. Acá y fuera del país. Y creo que ellos tienen miedo de soltarme, porque saben que cuando me suelten, voy a la calle. Voy a la calle. Tengo ganas de ir a la puerta de la Rede Globo de Televisión y desmentirla. Hace diez años que cuenta mentiras sobre mí. Tengo ganas de hacer un debate con el canalla del juez que me juzgó y con el fiscal que me acusó. Entonces, es por eso que tengo fuerza, porque quien tiene la verdad, no tiene que tener miedo.

.- Su libertad depende de la justicia ¿confía en la justicia brasileña y en las instituciones en general?

.- Podría hacerles una pregunta y es una pregunta que me hago todos los días. El día que deje de creer en la justicia, me pregunto qué es lo que voy a hacer. No porque un juez haya sido un canalla, no porque un fiscal haya sido un canalla, vos tenés que juzgar a toda la justicia por causa de ese error. El problema es que espero, con mucha tranquilidad, que la Suprema Corte tome una decisión. Tengo dos habeas corpus que se tienen que votar. Hay una presión muy grande de la prensa brasileña, sobretodo de la Rede Globo de televisión para que Lula no salga de prisión. Porque el gran problema de la operación Lavajato es que dejó de ser una operación de investigación de la corrupción y se transformó en un partido político. Es decir, hay un pacto entre los medios de comunicación y la operación Lava-Jato. Todas las mentiras que la Lava-jato cuenta, se transforman en verdad en la prensa brasileña. En las tres revistas nacionales, en los grandes diarios, la Lava-Jato tenía a un periodista en cada diario, en cada revista que recibía preferencialmente la información antes que los abogados de la defensa. Y esto todavía continúa. Estarán siguiendo en la Argentina la divulgación del blog Intercept que descubrió todo lo podrido de la Lava jato. Para la gran prensa brasileña, no existe Intercept. Ninguna denuncia hecha por Glenn (Greendwayld, periodista de Intercept) se divulga en la gran prensa. Ahora, el domingo, hubo una denuncia muy seria de mentiras de los fiscales, del comisario de policía, del juez Moro con relación al hecho que yo acepté ser ministro de Dilma. La mentira es la cosa más grave hasta ahora y la Rede Globo de televisión no dijo nada. La emisora Record no dijo nada. La emisora SBT no dijo nada. Es decir, la prensa no consigue desvincularse de la Lava-Jato porque cuando se libere a Lula, una parte de la Lava-Jato habrá perdido credibilidad. Porque hasta ahora solo contaron mentiras. Y estoy con mucha sed, con ganas de, en libertad, cuestionar la credibilidad de estas personas. Por eso es que creo en la justicia.

.-¿En qué siente que se equivocó si tuviera que hacer una autocrítica de su gestión? ¿y qué repararía de eso?

.-Acá en Brasil hay algo que está de moda, todos quieren que el PT haga una autocrítica. Es impresionante. Ellos gobernaron durante 500 años, el PT solamente 13 años, solo el PT hizo más que ellos. Para que tengas una idea, en ocho años de gobierno, fui el Presidente que creo más universidades en la historia de Brasil. Pusimos más alumnos en la universidad, en 12 años, más alumnos que ellos pusieron en un siglo. Entonces, si tuviera que hacer una autocrítica, me iba a mirar al espejo y decirme: “Lula, ¿por qué no hiciste más? ¿Por qué no mejoraste más el sueldo del pueblo? ¿Por qué no hiciste más universidades? ¿Por qué no generaste más empleos? ¿Por qué no hiciste más por la reforma agraria?” Era esta la autocrítica que haría. Hacer más, cada vez más, porque solamente así es que vamos a hacer crear un pueblo con un estándar de vida decente.

.- ¿Cómo se puede desarticular esa connivencia entre los medios y la justicia para generar ese tipo de golpes institucionales?

.- Nunca fui a almorzar o desayunar con el dueño de un periódico, de una emisora de televisión para pedir un favor. La única cosa que quiero y exijo es que ellos existan para informar bien a la sociedad, no para mentirle, no para construir mentiras. Y en Brasil se construyeron muchas mentiras. Si tenés en cuenta que el principal noticiero de Brasil de la televisión, según una encuesta hecha por una profesora de la Universidad Federal de Minas Gerais, en tan solo un poco más de un año, hay 80 horas, en el principal noticiero de esta televisora, hablando mal de Lula. Y al mismo tiempo tiene más de 100 horas, transformando un juez mentiroso en héroe. O sea, ellos pensaban que la mentira iba a vencer. Y estoy aquí para decirles a ustedes: la verdad vencerá, cueste lo que cueste, tarde lo que tarde, pero el pueblo brasileño va a saber la verdad y que esas personas que me acusaron no tienen moral. Hicieron uso de la justicia para hacer política y el principal objetivo era impedir que Lula volviera a ser presidente de la República de este país. Y que el PT ya no pueda ganar más las elecciones. Es eso, el mismo odio que ellos tenían a Kirchner y que tenían a Cristina.

.- ¿Se ve nuevamente Presidente?

.- Tengo conciencia que mi rol ahora es contribuir para que otras personas, más jóvenes que yo, con más energía que yo, con más ganas que yo… Con más ganas no creo. Pero otras personas, Brasil tiene muy buenas personas. Hay varios gobernantes interesantes, hay gente nueva en la política. Yo espero que Brasil no me necesite. Espero que tengamos nuevos cuadros, nuevas mujeres, nuevos hombres para poder participar de un proceso electoral.

Tomado de: https://www.pagina12.com.ar/218306-lula-da-silva-ellos-pensaban-que-la-mentira-iba-a-vencer

Pin It on Pinterest