Seleccionar página
El 6D elegimos futuro, paz, democracia, reconciliación, soberanía y recuperación económica

El 6D elegimos futuro, paz, democracia, reconciliación, soberanía y recuperación económica

#LaCorriente en pleno inicia su despliegue total para contribuir con la victoria electoral que el 6 de diciembre de este año permitirá al pueblo venezolano elegir una nueva Asamblea Nacional patriótica, ética y democrática.

Los hombres y mujeres que día a día ponemos nuestro esfuerzo, nuestro tiempo, nuestra voluntad y nuestra energía en la defensa y profundización de la revolución bolivariana desde los espacios de lucha concretos en que actuamos como organización social y política, reafirmamos nuestro compromiso con Venezuela y con nuestra gente, con la paz y la democracia de nuestro país, y decimos fuerte y claro: ¡Somos fuerza de unidad! ¡El chavismo unido es la única garantía para superar las dificultades y retomar el camino hacia el horizonte transformador y liberador que nos hemos trazado como pueblo!

Elegir el 6 de diciembre una Asamblea Nacional patriótica, ética y democrática es fundamental para reafirmar la solidez del Estado venezolano ante las pretensiones de disolverlo, fragmentarlo y crear un Estado paralelo. Es fundamental, además, para fortalecer las alianzas internacionales con los países hermanos que nos apoyan en la lucha contra la agresión de EEUU y para quebrar el bloque de países que, bajo presión de EEUU, se alinean en contra de nuestro país desconociendo nuestra institucionalidad y nuestra democracia.

Elegir el 6 de diciembre una Asamblea Nacional patriótica, ética y democrática es fundamental para consolidar y profundizar los acuerdos económicos, financieros y de cooperación internacional que Venezuela necesita para apuntalar la recuperación económica y reactivar en su plenitud el aparato productivo, comercial y financiero del país.

 

Elegir el 6 de diciembre una Asamblea Nacional patriótica, ética y democrática es fundamental para avanzar en la construcción de nuevas alianzas políticas internacionales que se sumen con fuerza, desde la reactivación plena de todos nuestros Poderes Públicos en función de los supremos intereses nacionales, al bloque internacional que rechaza el injerencismo, el bloqueo y la pretensión de cambiar por la fuerza el legítimo gobierno de Venezuela.

Elegir el 6 de diciembre una Asamblea Nacional patriótica, ética y democrática es fundamental para continuar aislando y dejando fuera de juego a los sectores y fuerzas políticas fascistas, violentos y colaboracionistas con la agresión extranjera y el bloqueo, y seguir profundizando, ampliando y consolidando las vías pacíficas, políticas y de diálogo para dirimir las diferencias políticas. Restituir la política como centro de la vida nacional y desechar de una vez por todas las opciones de fuerza es clave para recuperar la senda de estabilidad y prosperidad.

 

Venezuela necesita una nueva Asamblea Nacional patriótica, que esté al servicio de los intereses del país y de nuestra gente, y que se sume con todas sus capacidades a la lucha unitaria del Estado venezolano contra la agresión extranjera y el bloqueo.

Venezuela necesita una nueva Asamblea Nacional ética, que sea ejemplo de ética política radical y que se dedique con ahínco y profundidad a la lucha contra la corrupción y por el adecentamiento de la función pública. Reactivar su función contralora y avanzar en nuevas prácticas y leyes para combatir la corrupción debe ser eje central del accionar de la nueva Asamblea Nacional que elegiremos el 6 de diciembre.

Venezuela necesita una nueva Asamblea Nacional democrática, que reactive y profundice los canales, vías, mecanismos e instrumentos para que el pueblo venezolano ejerza amplia y libremente la participación y protagonismo que son pilares de nuestro modelo político transformador, una nueva Asamblea Nacional que practique el parlamentarismo con la gente y que retome su papel de ser el foro político por excelencia, donde tengan posibilidad de expresarse, debatir, discutir y construir acuerdos y consensos todos los sectores económicos, políticos, sociales y culturales que componen la enorme, robusta y rica diversidad que nos caracteriza como pueblo y que es uno de los pilares fundamentales de nuestra democracia.

Por estas y muchas razones más, en #LaCorriente, con nuestros candidatos y candidatas del estado Apure, Orlando Zambrano, Leonor Olivares, José Cabrera y Melitza Orellana encabezando nuestra movilización y nuestra entrega plena a este nuevo desafío, decimos:

¡Elegimos futuro!

¡Elegimos paz! 

¡Elegimos democracia!

¡Elegimos reconciliación nacional!

¡Elegimos diálogo!

¡Elegimos recuperación económica!

¡Elegimos soberanía!

Nostros y nosotras, que somos hijos e hijas de esta tierra, nacidos(as) en las entrañas de nuestro pueblo humilde y trabajador, que nos hemos forjado en las luchas de la gente, siempre en la calle, en el campo, en primera línea de nuestras batallas para construir la revolución bolivariana y defender la paz, la democracia y la soberanía, con todo nuestro acumulado y nuestra fuerza, con toda nuestra solvencia ética y política y con la verdad honesta de lo que somos y hemos construido todos estos años de lucha, juntos y juntas decimos:

¡Vamos por una Asamblea Nacional patriótica, ética y democrática!

¡Pa atrás ni pa coger impulso!

 

Latinoamérica por los tiempos del 4 de Febrero

Latinoamérica por los tiempos del 4 de Febrero

El surgimiento, o mejor dicho la aparición pública de Chávez fue una irrupción que transformaría la región en poco más de una década. A principios de los años 90 la hegemonía del capitalismo, en su versión neoliberal, se presentaba como la única opción viable para la humanidad. El fin de la historia, llegó a aventurarse en las líneas de las prensas de derecha y también en las de algunas izquierdas. La victoria del modelo se expresaba en varios planos, económico, cultural, político. El Consenso de Washington era la matriz desplegada para una Latinoamérica que nunca dejó de resistir el avance de los planes de las élites norteñas. 4F. 4 de febrero de 1992, nace en Venezuela otra América Latina.

La guerra fría llegaba a su fin a fines de los 80 y principios de los 90. La caída del muro de Berlín en el 89, como la desintegración de la Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas, marcaban los inicios de los años de la unipolaridad.  En Latinoamérica las democracias neoliberales aseguraban el modelo. Estados Unidos lanzaba su primera guerra en Irak, abriendo un nuevo frente. Las grietas a esta hegemonía resonaron junto a dos simples plabras… “Por Ahora”.

Menem en la Argentina, Lacalle en Uruguay. El partido Colorado en Paraguay. En Chile la democracia después de Pinochet continuaba con su política económica. Sánchez de Lozada en Bolivia, Fujimori en Perú. Collor de Melo e Itamar Franco en Brasil. César Augusto Gaviria Trujillo y Ernesto Samper en Colombia, Carlos Andrés Pérez y Rafael Caldera en Venezuela. En México, Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo. Reagan y Bush en EEUU. El equipo titular del neoliberalismo en la década.

Corrupción, narcotráfico, privatizaciones, fuga de capitales, timba financiera, incrementos de las deudas externas. El Consenso de Washington imponía las privatizaciones de las empresas estatales (YPF, YPFB, PETROBRAS, PEMEX por ejemplo), las liberaciones de las importaciones, la desregulación del mercado financiero, entre otras medidas.

Este equipo en América Latina acumuló en 1996 el 17% del total mundial en materia de privatizaciones, por un total de $15.000 millones. La deuda de la región para ese entonces era mayor a los $600.000 millones. 50% mayor que al inicio de la década.

El avance norteamericano se expresaba en la capacidad por ejemplo de invadir  Panamá en 1989. Se expresaba también con la firma y la entrada en vigencia, en los años 1992 y 1994 respectivamente, del tratado de Libre Comercio de América del Norte. NAFTA, entre México, Canadá y Estados Unidos. Se iniciaba las conversaciones bilaterales por el proyecto del ALCA. Las herramientas de integración como el ALBA, UNASUR o la CELAG no eran siquiera proyectos en esos momentos.

La excepción en este contexto la daba Cuba. Su gente, su dirección. Ejemplo de resistencia para el mundo de lo que en la isla se llamó el período especial. Cuba y su pueblo, su visión, su capacidad de análisis. La misma que llevó a Fidel en 1994 a ser el único presidente latinoamericano en recibir a aquel joven general venezolano en el aeropuerto, cuando pisaba las tierras cubanas por primera vez “físicamente, porque en sueños he venido muchas veces”, como éste mismo decía.

El contexto donde surge el Comandante era un contexto en donde los programas del Fondo Monetario Internacional regían los destinos de la región. A través del Plan Brady, nombre del Secretario del Tesoro de EEUU, se desplegó un plan continental de refinanciación de deudas. Las famosas recetas neoliberales del FMI. Hasta los activos soberanos fuera de los territorios nacionales fueron robados legalmente bajo este plan. La deuda de todos los países integrantes creció con mayor intensidad a pesar de las medidas antipopulares y los pagos realizados.

Para finales de 1999, los pobreza alcanzaba a 211 millones de personas (44% población) y la indigencia o pobreza extrema, a 89 millones. 18 millones eran desocupa@s. Se perdieron derechos laborales que se habían conquistado. 80 millones de trabajadoras y trabajadores no tenían seguridad social. El empleo informal en la región llegaba al 57% en 1997. Este era el saldo de la Intervención del FMI, quien realizó préstamos por casi $100.000 millones en esos años, principalmente a México, Argentina, Venezuela y Colombia.

El porcentaje de pobreza de América Latina en el 2013 fue de un 28,1 %, la pobreza extrema, el 11,7 %. El mundo había cambiado. China y Rusia ganaron terreno en un mundo multipolar. Latinoamérica contó durante la década anterior con Cuba siempre a la cabeza, Venezuela bolivariana, Ecuador de Correa y la revolución ciudadana, el Estado Plurinacional de Bolivia de Evo, Lula y Dilma en Brasil, Néstor y Cristina en Argentina (sede del ALCA Al Carajo en 2005). Nicaragua también siempre resistiendo,  Zelaya, derrocado en Honduras cuando se disponía a reformar la constitución a favor del pueblo. La comunidad del Caribe, materializada en Petro Caribe. UNASUR, CELAG, ALBA.

Los anhelos de integración de la región se materializaban. Vendrían, últimamente, los años del giro conservador, para finalizar un 2019 de un continente que se muestra en disputa. La llegada de Bolsonaro y el golpe de estado en Bolivia fueron las principales anotaciones del neoliberalismo. México de López Obrador, Argentina echando al macrismo, los pueblos en las calles contra los estragos que produce el neoliberalismo en la  vida diaria de la gente de Chile, Ecuador, Colombia, Haití; reservas de lucha del continente. La conciencia en la región es otra que al inicio de los 90. De la capacidad que tengamos de extraer las lecciones de estos años prolíferos de aciertos y conquistas, pero también de desaciertos y limitaciones de los proyectos transformadores latinoamericanos y de traducirlas en líneas de acción, en propuestas  políticas    capaces de conquistar  las mayorías nacionales, propuestas que deben tener como ejes la ética política radical, la democracia revolucionaria, un liderazgo ético y democrático basado en la igualdad de género, un modelo económico humanista, marcará las nuevas situaciones, los escenarios de lucha que tenemos por delante para el avance de los pueblos en la región en el mismo horizonte transformador que Chávez aquel 4F inauguraba.

El 4 de Febrero nacía la esperanza no sólo para la gente de Venezuela. El futuro cambiaría para los campesinos y campesinas de Latinoamérica, las negras y negros del continente, la juventud, las mujeres, las trabajadoras, los trabajadores. Una nueva correlación de fuerzas iba naciendo. Las batallas actuales, los avances y retrocesos, tienen allí su origen.

4 de Febrero de 1992, Venezuela, Latinoamérica y el mundo cambiarían por ahora y para siempre.

 

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora.

 

COMUNICADO DE ORGANIZACIONES DE DERECHOS HUMANOS Y MOVIMIENTOS SOCIALES CONTRA LA APLICACIÓN DEL TRATADO INTERAMERICANO DE ASISTENCIA RECÍPROCA (TIAR) CONTRA VENEZUELA

COMUNICADO DE ORGANIZACIONES DE DERECHOS HUMANOS Y MOVIMIENTOS SOCIALES CONTRA LA APLICACIÓN DEL TRATADO INTERAMERICANO DE ASISTENCIA RECÍPROCA (TIAR) CONTRA VENEZUELA

12 de septiembre de 2019

El día 11 de septiembre de 2019, el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó la vigencia y aplicación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) a la República Bolivariana de Venezuela. Esta acción tiene como objetivo expreso incrementar el bloqueo económico contra Venezuela, así como generar las condiciones jurídicas y políticas que permitan ejecutar una intervención militar contra el país, tal y como consta en las declaraciones de representantes gubernamentales de Estados Unidos, Canadá, Argentina, Brasil y Colombia ante diversas instancias de la OEA, las cuales han sido registradas y difundidas en diversos medios de comunicación social.
Esta decisión constituye una peligrosísima contravención a los principios más elementales del Derecho Internacional. En primer lugar, porque la República Bolivariana de Venezuela ya no es un Estado miembro de la OEA, pues denunció formalmente su Carta hace más de 2 años. En segundo lugar, porque el TIAR entraña en su seno una vulneración a los principios y derechos de los pueblos a su libre determinación y a la no injerencia en sus asuntos internos. En tercer lugar, porque constituye un acto que promueve la guerra y las acciones armadas como mecanismo para la imposición de relaciones de subordinación y dependencia entre los Estados.
Adicionalmente, implica una amenaza inminente, grave y posible a los derechos humanos del pueblo venezolano, en la medida en que incorpora dentro de la OEA la posibilidad de iniciar una guerra entre naciones hermanas, al tiempo que legitima el bloqueo económico, financiero y comercial contra Venezuela. Se trata evidentemente de una decisión que atenta contra la paz hemisférica y la solidaridad entre los pueblos.
Finalmente, la decisión adoptada por la OEA también vulnera los principios más elementales de una sociedad democrática, ya que tiene por objetivo declarado sustituir y derrocar al Presidente Nicolás Maduro Moros, a través de acciones de fuerza y militares, quien ha sido electo constitucionalmente por las ciudadanas y ciudadanos de Venezuela para ejercer la máxima magistratura del gobierno hasta el año 2025. La amenaza del uso de la fuerza militar extranjera para imponer un cambio de gobierno en Venezuela constituye en sí mismo un acto contrario a la democracia y la libertad, inaceptable en la comunidad de las naciones del mundo.
Ante estos hechos, las organizaciones y movimientos que suscribimos:
Manifestamos nuestra más enérgica condena a la decisión adoptada por el Consejo Permanente de la OEA, particularmente a las acciones emprendidas por los gobiernos de Estados Unidos, Canadá, Argentina, Brasil y Colombia los cuales promovieron esta iniciativa contraria al Derecho Internacional y los derechos humanos del pueblo venezolano.
Exigimos a todos los Estados de América el respeto irrestricto al Derecho Internacional en sus relaciones con el Estado venezolano, particularmente a las acciones emprendidas por los gobiernos de Estados Unidos, Canadá, Argentina, Brasil y Colombia.
Rechazamos el uso de la fuerza y de las intervenciones militares en América como mecanismos de imposición de relaciones imperialistas, colonialistas y de subordinación entre los Estados.
Demandamos a la OEA que se abstenga de intervenir en los asuntos internos de Venezuela y que cese la violación del derecho a la libre determinación de nuestro pueblo.
Hacemos un llamado a todas las organizaciones y movimientos sociales del mundo a expresar su solidaridad con el pueblo venezolano, a contribuir a que se mantenga la paz en nuestro país y a exigir al presidente de Estados Unidos Donald Trump el cese inmediato del bloqueo económico contra Venezuela.
Firman:
Sures
Intersaber
Genero con Clase
Rompiendo la Norma
Base Lésbica Venezuela
Red Ciega
Embajada de Derechos Humanos
Fundación Venezolana por el Derecho a la Vivienda
Fundación contra el Sicariato Campesino
Red Venezolana de Derechos Humanos
Fundalatin
Frente Bicentenario de Mujeres 200
Fundación Academia ARMIF
Dignidad LGBTTI Venezuela
Bloque socialista de liberación homosexual
Colectivo lésbico y Feminista Las Beguinas
Sexodiversidad Revolucionaria de Venezuela
Utopía LGBTI Venezuela
Movimiento Sexo diverso Mérida
Movimiento Sexo diverso Bolívar
Movimiento Social de la Sexo Diversidad Zulia
Secretaria de la Diversidad Sexual del Zulia
Consejo Nacional de la Sexodiversidad
Movimiento Social Sexo Diversidad Nueva Esparta
Fundación Reyes de Corazón
Movimiento de Mujeres Clara Zetkin
Movimiento Nacional de Religiones
Movimiento Ecuatoriano Alfarista Bolivariano MEAB
Asociación Bolivariana de Productores Textiles y Afines ABPTAI
Asociación Civil de Comerciantes Unidos del Mercado Bolivariano la Hoyada ACCUMBH
Casa Revolucionaria Bolivia Venezuela
Casa de la Amistad Perú Venezuela
Movimiento Nacional de Amistad y Solidaridad mutua Venezuela Cuba
Federación Democrática Internacional de Mujeres (FDIM).
Participación Activa y Social (PAS).
Red de Mujeres de Vargas.
Guardianes de Inquilinos y Pequeños Propietarios
Asociación de Vivienda y Hábitat El Rosal
Movimiento de Mujeres Manuelita Sáenz (MOMUMAS).
Fuerza Bolivariana de Mujeres.
Frente Francisco de Miranda
Bloque de Comunas
Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora
Movimiento de Pobladores y Pobladoras
Colectivo Cimarrón
Centro de Estudios Socialista Jorge Rodríguez
Comité de Solidaridad Internacional –COSI-
Puente Sur
Movimiento Feminista Popular Lydda Franco Farías
Plataforma Comunicacional Feminista La 5ta Ola
Movimiento de Solidaridad Militar Hugo Chávez
Comuna Antonio José de Sucre
Comuna Simón Bolívar
Comuna Fabricio Ojeda
Comuna Martin Mosqueda
Comuna Juana Ramírez. La avanzadora
Comuna José Félix Ribas
Comuna Villazoila
Comuna Los Flores en Revolución
Comuna Los Gigantes de La Patria
Comuna Luchadores por el Buen Vivir
Comuna Revolucionaria La Silsa
Comuna Altos de Lídice
Comuna Zona Norte Altagracia
Comuna Agroturística El Topo
Comuna Explosión del Poder Popular
Comuna Ecosocialista Laguna Katia
Comuna Gerardo Lope Mujica
Comuna Revolución del Junquito
Comuna Ecosocialista Comandante Supremo
Comuna El Despertar de la Cota 905
Consejo Comunal 6 de Febrero el Rosal
Comuna Jorge Rodríguez Padre
Comuna Renacer de Vista Alegre
Comuna Guay y España.
Comuna Los Frailes
Comuna Indio Caricuao
Comuna El Panal 2021
Comuna Forjando los Sueños de Ezequiel Zamora
Comuna Juan 23
Comuna Pérez Bonalde
Comité de Tierras Héroes de Miranda
Unamujer-Chacao
Consejos Comunales de la Parroquia San Pedro
Amalivaca
Comisión Orinoco-Magdalena
Centro Internacional de Estudios para la Descolonización Luis Antonio Bigott
Consejo Político en Venezuela del partido Alternativa Revolucionaria del Común
Fundación Radio Escuela Enciéndete Libre y Comunitaria
Circulo de Mujeres Loto Rojo
Colectivo Socioambiental Marahuaka
Frente Amplio de los Consejos Socialistas de Trabajadoras y Trabajadores
Ejercito Productivo Obrero
Foro Itinerante de Participación Popular
Movimiento de Científicos Sociales
Esteban Silva, Fundación Constituyente XXI, Chile
Movimiento del Socialismo Allendista de Chile.
Diario Werken Rojo. Chile
AND. Noticias. Chile.
Movimiento Democrático Popular –FA. Chile.
Partido Comunista de la Argentina
Federación Juvenil Comunista. Argentina
Movimiento Territorial Liberación. Argentina
Corriente Nacional Agustín Tosco en CTA y FSM. Argentina
Corriente de Ciencia y Técnica Liberación. Argentina
Círculos bolivarianos socialistas de Costa Rica
Conaicop. Secretaria en Costa Rica
Comité costarricense con la revolución bolivariana
Alcides Martinez. Secretario General Conaicop
Eduardo Medina Guevara. Secretario Conaicop. Costa Rica
Gustavo Pescetta Secretaria Conaicop Mercosur (Argentina)
Rubén Suarez. Director Internacional de Comunicación. Conaicop
Raquel Bonzi Secretaria Parlasur- Conaicop (Paraguay)
Coordinadora Panameña de Solidaridad con la República Bolivariana de Venezuela
Movimiento Patria, Panamá
Movimiento Juventud Popular Revolucionaria MJP. Panamá
América Latina Soberana. España
Paraguay Resiste en Madrid y Barcelona. España
Canarias con Venezuela Bolivariana. España

En busca de la bombona perdida

En busca de la bombona perdida

“Nuevas cocinas. O mejor dicho, a recordar viejas técnicas”, dice un mensaje en un grupo de whatsapp de comunas del estado Táchira, junto a la foto de un fogón a leña. “Aquí los nuevos cilindros de gas”, dice otro mensaje junto a la foto de una carretilla cargada de leña. “Excelente, compas. Lo malo de ese tipo de gas es cuando se le mete a uno en los ojos y lo hace llorar”, responde una compañera a los anteriores dos mensajes. Textos como estos, mezclados con humor y sarcasmo, expresan la crítica pública y abierta que hace la gente ante una realidad que enfrentan las comunidades del país: la grave problemática que se presenta con la distribución de gas doméstico, específicamente en este caso en el sur de Táchira y en estados como Barinas y Apure. A propósito de esta problemática Prensa CRBZ estuvo indagando junto a comuneros y comuneras en algunos municipios de los mencionados estados.  Veamos qué encontramos.

Lo que afirma la gente es que para que el servicio de distribución sea óptimo las bombonas deberían ser cambiadas cada quince días. “Si las bombonas llegaran una vez al mes, podríamos incluso ajustarnos. La gente puede administrarse, ahorrar el gas y hacer rendir la bombona quince días más de lo regular”, afirma un comunero en Biruaca. Pero el caso es que pasan hasta cuatro meses sin que el gas sea distribuido, y se sabe de lugares en los que incluso han pasado hasta siete meses sin que se distribuya. Eso significa que en una comunidad de 100 familias, a la que deberían llegar en cuatro meses 800 bombonas, sólo están llegando 100, es decir, 8 veces menos de lo que debería llegar.

En esta realidad inciden varios factores. El primero es una drástica disminución de los volúmenes de gas que se están produciendo en el país, lo cual va de la mano de la caída de la producción petrolera. El segundo, es la también fuerte disminución de la cantidad de gandolas activas que conforman las flotas de distribución que surten llenaderos como el de Santa Bárbara. Después, está el tema de la eficacia institucional de las autoridades que asumen el eslabón final de la distribución, el relacionado con los cronogramas y rutas de distribución de las bombonas. Y por último, están las mafias que desvían, acaparan y bachaquean el gas: no puede determinarse con exactitud la verdadera dimensión en que esto incide, aunque puede sospecharse que la incidencia debe ser alta, determinante, porque entre los mecanismos de distribución paralelos, bachaqueados, nunca falta el gas, siempre hay, aunque a precios hasta quince veces por encima del regular.

Los y las comuneros(as), los y las integrantes de los Clap se preguntan qué pueden hacer. En todas partes el planteamiento es el mismo: “Nosotros hacemos nuestro trabajo en las comunidades, tenemos los censos actualizados, organizamos a la gente para conformar los cronogramas y las rutas de distribución, coordinamos con las autoridades cuando se van a hacer los operativos”. Hasta ahí llegan. No pueden incidir de otra forma. El bachaqueo, los negocios, los privilegios, la ineficiencia, impiden que esta organización se pueda materializar para lograr mayor eficacia. “Hay casos en los que nos han robado las bombonas: camiones que llegan, recogen las bombonas vacías de la comunidad para ir a llenarlas y luego nunca regresan. Hasta esas cosas suceden”, cuenta un comunero de Santa Bárbara. Cuando pasan demasiados meses sin que se les distribuya el gas, entonces trancan vías, protestan.

En algunos casos, como en el municipio Libertador del estado Táchira, se han dado interesantes iniciativas para asumir por parte de la gente organizada la distribución del gas. A finales del año pasado, a raíz de un conjunto de denuncias en las que señalaban que el gas estaba siendo desviado por mafias luego de que salía del llenadero de Santa Bárbara de Barinas, varias comunas como la Alí Primera II y la Cacique Guaicaipuro, avanzaron hacia la conformación de una EPS de distribución de Gas que beneficiaría a más de 9 mil familias a lo largo de 23 rutas de distribución establecidas. El arduo proceso asambleario y organizativo que estas comunas adelantaron chocó al final con el burocratismo y quizá con los intereses económicos detrás del bachaqueo y desvío del gas. Todo el esfuerzo quedó en veremos.

Como se ve, hay una raíz estructural en el problema, que tiene que ver con la crisis económica en general y con el efecto del bloqueo económico y financiero que Estados Unidos sostiene contra el país. Pero el efecto de las razones estructurales es sin duda amplificado por los otros tres factores: la ineficacia institucional (que llega muchas veces a la indolencia) y la corrupción. A lo que se agrega un tercer factor: la desigualdad con que se organiza la distribución del poco gas que se está produciendo en el país, ya que mientras en estados enteros como Apure, Barinas o Táchira se viven situaciones extremas de escasez, en ciudades como Caracas no se llega nunca a estos niveles y en el caso de las zonas en las que hay gas directo en las viviendas éste incluso se derrocha, sin que haya un plan de distribución y administración que considere la necesaria equidad que debe haber en todos los territorios del país .

De lo que se trata, en todo caso, es de una problemática que debería ser afrontada con toda la voluntad que su gravedad amerita, poniendo por delante los intereses de la gente, la recuperación de niveles mínimos de calidad de vida, y tener la voluntad política de enfrentar los sectores mafiosos. Esto, además de consensuar políticas coherentes y coordinadas entre gobernaciones y alcaldías para ir poniendo orden en el asunto, en lugar de que continúen proliferando iniciativas contrarias a los intereses de la gente, que apuntan incluso, como denuncian comuneros y comuneras del Táchira, a formas en que prácticas como el bachaqueo terminan institucionalizándose: hay alcaldes que compran camiones y crean empresas de maletín para la distribución de gas que cobran la bombona hasta en 11mil bolívares soberanos más 1500 extra por transporte. “¿Si no hay gas para la distribución regular cómo sí hay para que empresas como ésta lo distribuyan?. La propuesta sería que cada comunidad o comuna se encargue de su compra y distribución, que cada comunidad ponga su transporte, que se recuperen los vehículos que en las plantas están dañados”, así proponen voceros comunales  en Táchira.

Está claro que niveles óptimos de producción de gas se lograrán únicamente cuando el país logre llevar la producción de petróleo a los niveles regulares. Mientras tanto, urge actuar sobre el problema concreto, que consiste en distribuir un producto que no alcanza para satisfacer la demanda existente, y lograr que esa distribución sea lo más equitativa y justa posible. Para eso no hace falta sino voluntad política e incorporar en la tarea a la mayor fortaleza que tiene Venezuela: el poder de la gente organizada. Ello debe comenzar por informar de manera clara y oportuna a la gente, al país: ¿cuánto gas se está produciendo? ¿cuánto cubre esa producción en relación con la demanda total? ¿cuánto se distribuye en bombonas y cuánto por tubería directa? Con la información clara y precisa la gente podría disponerse a la batalla sabiendo a qué se enfrenta.

En tiempos de agresión imperialista, la defensa de la democracia, de la independencia y de la soberanía implica también no alimentar escenarios propicios para la manipulación por parte de los enemigos del país, a quienes no les interesa resolver los problemas del pueblo, sino simplemente cabalgar sobre ellos para seguir generando acciones de desestabilización.

 

Prensa de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

Pin It on Pinterest