Seleccionar página
¿Dónde están las claves para derrotar el 11 de abril permanente que vivimos en Venezuela?

¿Dónde están las claves para derrotar el 11 de abril permanente que vivimos en Venezuela?

Hoy, 11 de abril, se cumplen 16 años del golpe de Estado del imperialismo y las clases dominantes venezolanas contra el comandante Hugo Chávez y el pueblo venezolano. Ese día Venezuela vivió con total claridad un ejemplo de golpe de Estado utilizado por el imperialismo estadounidense para colocar en el poder gobiernos títeres y evitar que se desarrollen gobiernos antiimperialistas, progresistas y de izquierda en América Latina.  Hoy, a 16 años de derrotado aquel golpe y otros más que vinieron, el país y el continente viven otras y más acabadas formas para ejecutar el mismo objetivo, nuevas y refinadas formas de golpe de Estado e injerencias: la guerra económica y financiera, la infiltración paramilitar, sanciones económicas, golpes institucionales, entre otros mecanismos.

Sobre este tema, Prensa CRBZ conversó con Kevin Rangel, coordinador nacional de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora.

¿En qué contexto se da el golpe contra Chávez y qué lo desencadena?

El golpe ocurre cuando la revolución comenzaba a definir su rumbo estratégico, que ya se había iniciado con la consulta popular del referéndum consultivo, la Asamblea Constituyente y la aprobación en referéndum popular de la constitución de 1999. Ese proceso permitió refundar la patria. Luego, Chávez había empezado a tomar un conjunto de medidas y acciones con la ley habilitante, que le permitió decretar el conjunto de las 42 leyes. Dentro de este conjunto de leyes, hubo dos que desencadenaron el golpe de Estado, la Ley de Hidrocarburos y la Ley de Tierras, es decir, las que implicaban el control de la energía y la democratización de la tierra. Vemos entonces que aquella refundación inició por quebrar el control que históricamente había tenido el imperialismo norteamericano sobre nuestra industria petrolera así como el control que tenía la clase burguesa y latifundista en Venezuela de las tierras.

De alguna forma, el imperialismo y la burguesía, al principio, esperaban que se repitiera la lógica de algunos líderes que habían llegado al poder en otros momentos en el continente levantando banderas populares, es decir, la lógica de la traición al pueblo. El imperialismo norteamericano y la clase política de la cuarta república esperaban que el comandante Chávez traicionara el proyecto, traicionara las banderas por las cuales llegaba al poder y por las cuales el pueblo se movilizó masivamente a conquistar una victoria para darle fin al pacto de punto fijo y comenzar a definir un rumbo revolucionario, un rumbo que quebrara con los intereses imperiales y pusiera los intereses del pueblo por encima de los de la burguesía y oligarquía nacional y transnacional.

Al comprobar que Chávez no traicionaría sino que avanzaba en el programa revolucionario, vino el golpe. El 11 de abril abrió el camino a un conjunto de agresiones e injerencias, a la  agresión y asedio constantes y sistemáticos para derrocar al gobierno de la revolución bolivariana. Son ya 16 años desde aquel abril del año 2002 y esas acciones del imperialismo no han cesado.

Hemos visto otros casos de derrocamiento de gobiernos en América Latina, ¿qué opinas al respecto?

La revolución bolivariana inició un proceso de transformaciones que se fue generando en todo el continente, implicó un proyecto para ir construyendo un mundo multipolar, un proyecto de alternativas a la institucionalidad internacional del imperialismo norteamericano con la que se legitimaban gobiernos dictatoriales disfrazados de democracias. Así se fueron contruyendo el Alba-TCP, Petrocaribe, Celac, Unasur, se fue tejiendo un conjunto de espacios de articulaciones, no solo entre Estados y gobiernos, sino entre los pueblos y sus organizaicones sociales y políticas, que llevaban entonces a una pérdida del control por parte del imperialismo norteamericano sobre el continente.

Estos procesos revolucionarios que se iban levantando en Brasil, Argentina, Bolivia y Ecuador, donde fueron llegando al poder gobiernos progresistas en el continente, han venido transformándose en uno de los centros de la disputa geopolítica global, de la batalla internacional. De allí la intervención estadounidense en todos esos procesos, de distintas formas y en intensidades distintas, para sacar del poder a líderes y liderezas como Cristina Kirchner, Lula, Lugo, Zelaya, Correa y Evo Morales. El caso más reciente vivido con Lula es un claro ejemplo de esa injerencia, en una modalidad distinta a la del 11 de abril, más parecida a la de Zelaya o Lugo, en Honduras y Paraguay.

Por eso, hoy, 16 años después pudiéramos decir que seguimos enfrentando un 11 de abril. Y no solo en Venezuela, sino en toda latinoamérica.

En ese contexto de 11 de abril permanente, ¿cómo ves el escenario actual?

Hay mucha diferencia, porque de eso resultó un aprendizaje para la revolución bolivariana y para el pueblo de Venezuela. Primero, la claridad en  la necesidad de profundizar los niveles de la organización popular y construir bases sólidas para la defensa de la revolución y de la soberanía. Se ha venido avanzando en eso en este proceso.

El 11 de abril se combinaron un conjunto de actores como parte del guión de la estrategia del imperialismo norteamericano. Estaba la iglesia, los medios de comunicación y los sectores empresariales de la oligarquía representada en federaciones como Fedecamaras quienes fueron partícipes del golpe de Estado. Pero también hubo participación de traidores(as) a la revolución bolivariana, que estaban allí solapados y que también traicionaron el proyecto y traicionaron al comandante Chávez.

Hoy estos sectores siguen allí, en su empeño, pero ha cambiado el guión. Han llevado un conjunto de operaciones contra la revolución bolivariana, desde la infiltración paramilitar hasta la intervención a niveles altos de la revolución y de los distintos gobiernos para ir captando adeptos también dentro de los procesos progresistas. Actores como Rafael Isea, Miguel Rodríguez Torres, Luisa Ortega Díaz fueron captados por el imperialismo norteamericano, lo cual corresponde entonces a un plan estratégico.

Otro aspecto importante es que ya no está la presencia de Chávez, ¿no?

Con la pérdida de Chavez han venido generando una ofensiva contra el pueblo, contra la revolución bolivariana y contra todo el bloque alternativo continental al imperialismo norteamericano. En la ausencia de Chávez vieron una oportunidad para concretar el derrocamiento, y por eso la ofensiva comunicacional, mediática, cada vez más agresiva contra la revolución bolivariana, generando distintos elementos incluso xenofóbicos contra Venezuela, y no sólo mediáticamente sino económica y diplomáticamente de modo frontal.

¿Dónde ves las claves para continuar resistiendo y derrotar al imperialismo en ese intento permanente de derrocar la revolución?

Ese balance histórico que hacemos del plan de agresión contra la revolución bolivariana hoy tiene que llevar también a una reflexión que permita identificar que se trata de los mismos actores del plan adelantado contra Venezuela en distintas fases, pero que también nos permita internalizar la revolución bolivariana y seguir profundizando nuestros niveles de la organización popular y de defensa de la patria. Porque la confrontación sigue abierta, sigue vigente contra ese modelo que pretender restaurar el imperialismo en Venezuela.

Ante eso es necesario confrontar en el escenario internacional, pero también es necesario confrontar a lo interno de la revolución los factores que colaboran con las estrategias del enemigo: la ineficiencia, la corrupción. Porque justamente en ese Abril del 2002, uno de los factores importantes fue justamente la colaboración a lo interna de los traidores al proyecto. Por ejemplo, quienes hoy se solidaricen con los terratenientes, quienes desde adentro pretenden derrotar el legado del comandante Chávez, le hacen un franco favor a la estrategia del imperialismo y de derrotar un plan estratégico para la producción de alimentos para la defensa del país y el fortalecimiento cada vez mayor de los niveles organizativos de la gente.

El 11 de abril jugó un papel importante, como siempre lo ha jugado en todos los escenarios, el pueblo venezolano. Es el pueblo bolivariano quien logra retornar al presidente Chávez a Miraflores. Es ese pueblo consciente, movilizado, el que hoy en día requiere del máximo acompañamiento para fortalecer mucho más sus niveles de organización. En la lealtad de la revolución con ese pueblo está la clave para que permaneza firme y decidida la lealtad del pueblo con la revolución.

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

También te puede interesar

¿Es posible la producción comunal de alimentos?

¿Es posible la producción comunal de alimentos?

La combinación de estrategias para a enfrentar la situación alimentaria, es hoy una bandera de lucha popular. Es por ello que la comuna Alí Primera 3 del municipio Fernández Feo de estado Táchira,  plantea resolver con la gente del territorio esta situación a corto y mediano plazo, mediante los planes productivos comunales. 

Jennifer Castillo, militante de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora, responsable del trabajo comunal por parte de la organización, relata como ha sido la experiencia de la comuna: “Esta experiencia que hemos acompañado como CRBZ en la comuna, se viene impulsando  mediante las asambleas de ciudadanos y ciudadanas en los 9 consejos comunales, dando con ello una sistematización de las problemáticas y  potencialidades productivas que tiene la comuna”.

Gracias al trabajo organizativo de la gente de la comuna y del acompañamiento, que ha implicado un trabajo arduo de articulación con los pequeños y medianos productores, consejos comunales y autogobierno comunal, se ha logrado la consolidación del proyecto de cría avícola en una primera fase.

Por su parte, Alida Ramírez, parlamentaria de la comuna informó: “El día de ayer la comuna en sesión del parlamento comunal y con la presencia de Omar Becerra responsable del estado Táchira del Consejo Federal de Gobierno, debatimos y decidimos repotenciar la producción comunal, al incrementar mediante el financiamiento el increíble potencial en la cría avícola, ya que esta potencialidad se viene construyendo desde el año 2015, en conjunto con los pequeños y medianos productores que tienen capacidades de cría de 10.000 pollos por cada trimestre”.

La comuna Alí Primera 3 ya ha tenido experiencias concretas en en lo productivo. En el mes de diciembre del año pasado se realizaron mercados con el éxito de venta de 16.000 Kg de pollo, que beneficio a unas  650 familias, gracias a la articulación de la empresa familiar “Pro Vaca” en el territorio y a la organización comunal.

Mediante el fortalecimiento productivo de la comuna, se logrará distribuir en los CLAP de la comuna esta producción de carne de pollo. Además se impulsarán otros proyectos productivos en la zona

en los rubros de carne de res, cochino, cachama.

 

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

También te puede interesar

¿Por dónde vienen los golpes de la derecha? Análisis de la CRBZ

¿Por dónde vienen los golpes de la derecha? Análisis de la CRBZ

Faltan menos de dos meses para las elecciones presidenciales. El panorama político para el chavismo ante esa contienda es unitario: todos con la candidatura de Nicolás Maduro. El cuadro en las filas de la derecha está en cambio marcado por las recrudecidas divisiones, incapacidades estratégicas: a cinco años de la primera campaña presidencial de Maduro no han sido capaces de articularse y construir un liderazgo real, con apoyo popular. No son una alternativa para las mayorías y se han quebrado en torno al debate de si acudir o no a la cita electoral.

Las debilidades que tienen no son nuevas, se han abierto luego de la derrota del 30 de julio del año pasado y se han agravado desde entonces. Esto los ha puesto en una situación de debilidad evidente, con tres variantes: el Frente Amplio, espacio que aglutina a la MUD y nuevos aliados, que oscila entre el golpismo y la posibilidad electoral; Soy Venezuela, que públicamente descarta la posibilidad de los votos; y, en ese cuadro, la fuerza que encarna Henry Falcón, débil, oportunista.

Todos, en particular los dos primeros espacios, mendigan apoyo en el extranjero, lugar donde reside el centro de gravedad y se toman las decisiones centrales sobre qué hacer ante la revolución. Hoy fue el turno de Julio Borges, Jorge Ledezma y Carlos Vecchio, que estuvieron en Francia, y donde el presidente, Macron, dijo oficialmente que las próximas elecciones presidenciales en nuestro país no serán justas y libres. No fue un logro de los dirigentes opositores, sino una expresión de la alianza que tiene el gobierno francés, y la Unión Europea, con el gobierno norteamericano en muchas políticas exteriores.

En paralelo se dio una cesión del autodenominado Tribunal Supremo de Justicia en el exilio, en Colombia, donde la prófuga exfiscal Luisa Ortega Díaz fue a pedir un antejuicio de méritos contra Nicolás Maduro y su orden de captura en la Interpol. El ilegal e ilegítimo Tribunal volvió así a aparecer. No fue por decisión propia, fue como parte de una maniobra de los Estados Unidos. Ni ese falso Tribunal, que nadie conoce ni reconoce en Venezuela, ni Luisa Ortega Diaz tienen capacidad de decidir sobre sus acciones, son parte de un plan dirigido del imperialismo que busca las formas de encontrar un desenlace en Venezuela.

La situación interna de la derecha y los movimientos del frente exterior, indican que los golpes principales vienen y vendrán desde el extranjero, con epicentro en la economía, con el objetivo de empeorar aún más las condiciones de vida, la diplomacia, las fronteras, y, siempre puesto sobre la mesa, con la hipótesis de una acción de fuerza. Es afuera de nuestro país donde se planifican los ataques, se diseña el plan que abarca todas las áreas de la vida.

En ese contexto es necesaria la unidad en torno a la candidatura de Nicolás Maduro, lograr que se genere una alta participación en las elecciones, lo que permitirá darle mayor legitimidad a la posible victoria del chavismo, sabiendo que esta seguramente no será reconocida y algunos sectores podrán intentar ese momento para una acción de fuerza. En segundo lugar, es clave lo que hemos venido planteando en reiteradas oportunidades: poner la fuerza en la producción, la distribución, el fortalecimiento del poder de la gente en los territorios, sectores, para lograr mayor capacidad de respuesta a los impactos de la crisis, y mayores espacios para la democracia participativa y protagónica.

Debemos defender la revolución por los votos y en simultáneo avanzar en las líneas estratégicas. Esto pasa por poner en centro de la escena al sujeto histórico de la revolución, como estrategia de construcción, avance y resistencia, y frenar los retrocesos que se han venido dando en algunos sectores, expresados, por ejemplo, en desalojos campesinos, o en los “asesinatos en las barriadas populares” por parte de funcionarios policiales, como lo denunció José Vicente Rangel. El pueblo debe ser sujeto protagónico, centro de gravedad de la construcción del país democrático. Convertirlo en objeto es un peligro que late en algunas visiones del chavismo. En la gente, su poder, organización, debe estar el horizonte inmediato y estratégico.

Coordinación Nacional de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

También te puede interesar

¿Qué hacer ante la crisis de servicios públicos?

¿Qué hacer ante la crisis de servicios públicos?

Ante la situación inconstante de la distribución del gas doméstico en la comunidad Villa de Tocuyito, la gente organizada de la Comuna 19–13, del municipio Libertador, estado Carabobo, la CRBZ da un paso al frente para buscar soluciones efectivas en la gestión de los servicios públicos, para beneficiar a la localidad con la organización de ventas planificadas de gas doméstico directamente en las comunidades.

Ediceida Monterosa, parlamentaria comunal y militante de la CRBZ,  comentó al respecto: “Esta actividad la venimos realizando con una dimámica desde hace tres meses, con la participación de voceros(as) de la comuna 19–13, en coordinación con la gerencia del llenadero “Batalla de Carabobo” de forma planificada y organizada”.

Esta iniciativa ha generado que diferentes voceros y voceras de otras comunas, con el acompañamiento de la CRBZ, creen una ruta de distribución y venta del gas doméstico para una mejor distribución y venta de tan importante producto.

Monterosa también reflexionó: “ Por una parte le damos una solucion alternativa a la gente en lo concreto con el tema del gas y por otra parte le damos un parao a las mafias que perjudican toda la comunidad con la especulación”.

Para el logro exitoso de esta iniciativa es necesario resaltar la buena articulación que se ha tenido entre la gerencia del llenadero, los y las trabajadores(as) de la planta y los y las voceros(as) de la comunidad, para resolver esta problemática. Esto ha permitido que se haga efectiva, rápida y concreta la distribución y venta del gas.

Con iniciativas como ésta se demuestra que si hay organización popular y disposición de las instituciones a trabajar con las organizaciones de la gente, muchas problemáticas se pueden resolver.

Como dicen en la comuna 19-13 con respecto a las personas que están en las intituciones: “Nosotros somos el poder popular, no queremos sus puestos, queremos soluciones”

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

También te puede interesar

Pin It on Pinterest