Seleccionar página
Terrorismo colombiano amparado por Iván Duque es enfrentado por la FANB en Apure

Terrorismo colombiano amparado por Iván Duque es enfrentado por la FANB en Apure

Luego de la operación de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana desarrollada el domingo 21 de marzo en La Victoria, estado Apure, en contra de un grupo narcoterrorista colombiano que pretende agredir la soberanía de Venezuela, se han despejado las dudas sobre el verdadero carácter de dicho grupo.

El día de ayer y el día de hoy, dando muestras de su absoluta falta de escrúpulos, el grupo terrorista de la FARC-EP comandado por Alias Arturo y Alias Ferley, quienes se ubican dentro de la facción de las FARC-EP que comanda Gentil Duarte, ejecutaron operaciones terroristas en contra de objetivos civiles desarmados.

El primer ataque fue la noche de ayer a la sede del SENIAT ubicada en La Victoria y el segundo tuvo lugar la mañana de hoy contra el personal de Corpolec que iba a restablecer la electricidad en La Victoria: un artefacto explosivo impactó la camioneta en la cual se desplazaban causándole severos daños. Por fortuna, no hubo heridos ni víctimas fatales.

En el video siguiente se evidencia el estado en el que quedó la camioneta y se puede escuchar el testimonio de un sobreviviente:

Las hostilidades también se sintieron en la alcabala ubicada en la carretera Guasdualito-La Victoria, que quedó destruida luego de otro ataque de este grupo perpetrado también la noche de ayer. En las gráficas se aprecia el estado en que quedó la alcabala y la sede del Seniat:

Así quedaron la alcabala y el Seniat

Así era la sede antes del ataque terrorista

Estos hechos evidencian la actuación de estos grupos contra la población civil, utilizando técnicas terroristas como la detonación de artefactos explosivos remotos y la siembra de minas antipersonas para causar temor y desplazamientos.

Insistimos en señalar que la incursión de este grupo narcoterrorista colombiano se da en el contexto del abandono que el gobierno colombiano de Iván Duque ha hecho de sus fronteras para cederla a estos grupos criminales que existen bajo su amparo y que responden a sus intereses y al plan de agresión contra Venezuela diseñado y dirigido desde Estados Unidos.

 

 

 

 

 

Efectos del bloqueo sobre Venezuela: una mirada desde el sur occidente del país. Informe de La Corriente

Efectos del bloqueo sobre Venezuela: una mirada desde el sur occidente del país. Informe de La Corriente

 

 

En ocasión de la visita oficial a Venezuela de Alena Douhan, relatora especial de la ONU sobre la repercusión negativa de las medidas coercitivas unilaterales en el disfrute de los derechos humanos a la República Bolivariana de Venezuela, la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora como organización social fue convocada a presentar un informe al respecto, partiendo de la realidad política, económica y social de los territorios en los cuales tenemos presencia como parte de nuestro despliegue permanente.

Para contribuir al conocimiento, análisis, debate y denuncia de los graves efectos del bloqueo contra nuestra población, hacemos público aquí, en un seriado gráfico, algunos de los elementos planteados en el informe que presentamos.

Invitamos a verlos y a compartirlos. A continuación, las infografías:

 

EFECTOS SOBRE LA PRODUCCIÓN DE ALIMENTOS

EFECTOS SOBRE EL DERECHO A LA SALUD

EFECTOS SOBRE EL DERECHO A LA EDUCACIÓN

 

 

A propósito del comunicado de la Unión Europea sobre Venezuela

A propósito del comunicado de la Unión Europea sobre Venezuela


El reciente comunicado de la Unión Europea (UE) sobre Venezuela debe ser visto con ojo crítico, puesto que su rasgo central es la ambigüedad, la ambivalencia, y no marca un viraje demasiado notorio en la posición que viene teniendo la UE en relación con nuestro país.

De entrada, el comunicado desconoce las elecciones del 6D, le restan legitimidad. Literalmente señala: «La Unión Europea considera que las elecciones no cumplieron con los estándares internacionales para un proceso creíble y para movilizar al pueblo venezolano a participar. La falta de pluralismo político y la forma en que se planificaron y ejecutaron las elecciones, incluida la descalificación de los líderes de la oposición, no permiten que la UE reconozca este proceso electoral como creíble, inclusivo o transparente». Es decir, para la UE la nueva Asamblea Nacional no es legítima.

En esa misma línea de desconocimiento a nuestra institucionalidad, reiteran la necesidad de que en Venezuela haya elecciones locales, presidenciales y legislativas fruto de un acuerdo y otras condiciones. La injerencia sigue presente.

Luego, el comunicado deja claro su compromiso con actores que «luchan por devolver la democracia a Venezuela», con lo cual niegan que haya democracia en nuestro país, y se mantienen en su posición de apoyo a un cambio de régimen.

Aunque incluyen a Guaidó como uno de estos actores y se refieren a la asamblea nacional insurrecta como «saliente», enfatizan en que las elecciones parlamentarias de 2015 son el último proceso verdaderamente democrático ocurrido en Venezuela. Por un lado la llaman «saliente» pero por otro la reconocen como legítima. Estaría por verse si en función de esto reconocen de nuevo el supuesto gobierno interino, en la medida en que este se sostiene sobre la legalidad de esa Asamblea Nacional que presidió Guaidó. Aunque esta cesó funciones legalmente ayer, continúan reconociéndola como vigente.

Por último, hacen llamado a un «proceso de transición liderado por Venezuela» y dicen estar alerta ante procesos de represión contra miembros de la oposición, seguramente previendo acciones judiciales contra Guaidó y su banda calificándolas de antemano como «represión».

Por esto, viendo en detalle el texto, creemos que la ambigüedad del comunicado es un signo más de la dificultad de la Unión Europea para desarrollar una política exterior autónoma e independiente de los designios y directrices de EEUU. La ambivalencia puede ser interpretada como una posición más bien de espera ante las definiciones del gobierno de EEUU.

Por ello, reafirmarmos lo dicho por el presidente Maduro: Venezuela debe contar con sí misma, es en nosotros y nosotras mismos(as) en donde debemos enfocarnos, para seguir defendiendo la soberanía, la paz y la democracia. Por eso es clave la profundización y consolidación de una amplia unidad nacional.

2021: unidad, paz y soberanía para vencer como en Carabobo

2021: unidad, paz y soberanía para vencer como en Carabobo

Reflexiones de fin de año

Por Gerónimo Paz

Se va el año  2020  en medio de una terrible situación para la humanidad. No es sin embargo el año 2020 el que trajo toda esta tragedia, aun cuando la superstición colectiva así lo crea. Las causas de la tragedia humanitaria, de la crisis sanitaria por la pandemia, ni siquiera es del virus mismo sino de la forma injusta como está organizada la sociedad, de un modelo económico social, hay que recordarlo siempre, que es contrario a la existencia misma de la vida en el planeta: hablamos del capitalismo. La humanidad ha acumulado y cuenta con los recursos científicos, tecnológicos y con las capacidades para haber podido evitar que la consecuencia de la pandemia escalara a la magnitud actual, muchos muertos, muchos contagiados se pudieron haber evitado si todos estos recursos hubieran estado en función de la vida, del ser humano y no de los intereses de las élites que gobiernan al mundo.   Por eso hoy, cuando termina un año, no demos gracias porque termina un mal año, porque las tragedias, lamentablemente, que vive el mundo no se van a ir con el 2020, esta terminará cuando otro mundo posible se construya, lo construyamos, y eso es lo que debemos tener hoy y siempre como reflexión.

Para los venezolanos y las venezolanas se asoma un año 2021 cargado de una gran significación histórica, la épica de Carabobo se hará bicentenaria, 200 años de gloria, de haber elevado la llama de la libertad a su máxima expresión. Desde ese espíritu libertador de Carabobo tomaremos impulso para seguir  resistiendo, para seguir venciendo, para seguir enfrentado con determinación y firmeza la agresión externa, así como en 1821 Carabobo coronó la victoria sobre el imperio de entonces. El año bicentenario de aquella gesta debe significar  mayor unidad, mayores esfuerzos para vencer al imperio de hoy, decadente pero qué aún echa vaina, que pretende de nuevo colocarnos las cadenas de la dependencia, de la sumisión a intereses trasnacionales, y eso no lo vamos a permitir, porque venimos de Carabobo.

Pero Carabobo, ese rayo que alumbra pero que no hiere, como dijo Andrés Eloy Blanco, debe iluminar también los otros desafíos que de cara al futuro tenemos como nación, como proceso revolucionario. Encontrar una senda de recuperación económica que devuelva la prosperidad perdida a las mayorías nacionales es una tarea que deben estar en el centro de la agenda política, así lo ha planteado el compañero presidente, y así debe ser. Esta batalla, que es a su vez una batalla contra el bloqueo criminal, punta de lanza de la agresión extranjera, debemos hacerla juntos, unidos, con realismo revolucionario, pero con mucha amplitud para que todas las voces, para que todos los sectores puedan participar en la construcción de una política económica que lleve al país a una senda de recuperación económica social sostenida. El gobierno nacional, el presidente, debe contar con el apoyo, crítico en algunos casos, de todos las fuerzas políticas y productivas patrióticas del país para que adelante la estrategia, las políticas y acciones para vencer el bloqueo económico.  Ni pragmatismo sin rumbo, ni falsos radicalismos: realismo revolucionario debe ser la consigna para formular un plan económico integral capaz de recuperar el salario, elevar el empleo y el bienestar colectivo.

Carabobo es sinónimo de soberanía, de independencia pero también de libertad, de justicia, de entrega y desprendimiento por la patria. Carabobo por lo tanto es un gran ejemplo de una ética política radical, la gesta libertadora lo es en esencia, aun cuando así como hoy para entonces no faltaron los traidores, los que traicionaron su espíritu. Por lo tanto este año bicentenario debe alumbrar también la batalla ética, la batalla cultural, la lucha frontal contra otro de nuestros grande males, la corrupción, las deviaciones éticas. Hay que recuperar la credibilidad en la política, en los políticos y políticas, y esto pasa por devolver a esta noble actividad su potencia moral, su praxis altruista que recoge una ética en función de los demás, de desprendimiento como aquellos que en Carabobo murieron solo esperando a cambio la libertad de su patria.

Luchar por la profundización de la democracia de Chávez es otro desafío que sigue planteado, ya el presidente lo ha anunciado con mucha convicción. El año 2021 debe ser el año del impulso de las ciudades comunales, excelente, pero el problema de una revolución profundamente democrática como la dibujó Chávez es ante todo abrir un debate sobre cómo construir los espacios de empoderamiento y participación para todos los venezolanos y venezolanas, no solo para los que quieran organizarse en comunas. Debemos hablar sobre una democracia de múltiples, diversas, permanentes y cotidianas formas para su ejercicio. La comuna es una expresión territorial muy potente, a la que hay que dar mayor impulso, sin sectarismos, sin dogmas, sin tutelajes, así como lo dijo el comandante, pero más allá está la tarea de incorporar a otros sectores sociales que quizás no se sientan identificados con esa forma de participación y a la que no se le puede imponer, eso ya dio muy malos resultados en otras experiencias históricas.

En fin, el año 2021 será un año más de lucha, que debería estar sintetizada en tres tareas centrales, recuperación económica, profundización democrática y lucha contra la corrupción.

Con estas modestas aportaciones queremos hacer llegar a todas y todos los amigos, amigas, hermanos y hermanas crbzistas nuestro mejor deseo para que el año 2021 sea un año de prosperidad, salud y paz. ¡Año nuevo, batallas nuevas, nuevas victorias!

También te puede interesar

Pin It on Pinterest