Seleccionar página
El relanzamiento de la Gran Misión AgroVenezuela y el debate necesario sobre el modelo productivo agrario

El relanzamiento de la Gran Misión AgroVenezuela y el debate necesario sobre el modelo productivo agrario

Desde la Alianza Nacional Productiva saludamos la decisión del presidente Maduro de reformular los vértices de la Gran Misión Agro Venezuela. Es un aspecto clave avanzar en el desarrollo productivo del campo para enfrentar con mayor solidez el asedio económico sobre Venezuela que es parte de la guerra híbrida que EEUU dirige contra el país. De allí la importancia de la reformulación y reimpulso anunciados.

En este sentido, reafirmamos nuestros planteamientos sobre la necesidad esencial de ampliar y profundizar el debate sobre el modelo agrario nacional, que debe ser, según nuestra perspectiva, definido bajo un enfoque mixto que incluya la agricultura familiar, los pequeños y medianos productores, la agricultura social o comunal, la estatal y la privada.   Para ello, proponemos que se establezca un porcentaje significativo de las carteras de crédito de los bancos públicos y privados orientados a estos sectores específicos, bajo una figura de garantía establecida por el Estado.

Proponemos también, para fortalecer la visión estratégica territorial propuesta en el segundo de eje de la GMAV en cuanto a la articulación y el seguimiento y control, que los responsables de las REDI tengan rango de viceministro con autoridad y poder para centralizar todos los planes y esfuerzo dentro de la REDI.

Asimismo, planteamos la necesidad de que se revise y evalúe el estado actual de la infraestructura agraria y la tierra rescatada para definir un plan de recuperación y reactivación productiva en el que participen todos los sectores que hemos mencionado. Esto podría concretarse por la vía de una comisión mixta que acometa dicho diagnóstico, de modo que se ejecute con transparencia, de cara al país, y participación de todos estos sectores.

Es necesario que el tema del desarrollo agrario sea llevado a un gran debate con todos los sectores de la vida productiva del campo venezolano. Es positiva la iniciativa del gobierno nacional de impulsar la asamblea virtual nacional del día de ayer: es una muestra concreta de que se puede avanzar por la vía de la democracia directa. La voluntad y el compromiso que se tenga con esta forma de hacer política es lo que determina el verdadero rumbo democrático de un proceso transformador.

En esa dirección, creemos que es fundamental la amplitud y el análisis profundo de lo que cada sector pueda plantear. Nosotros y nosotras, desde la Alianza Nacional Productiva, creemos que un debate definitorio sobre el modelo agrario nacional debe comenzar por definir el rol de cada sector dentro de los planes agrarios en cuanto a insumos, acompañamiento, financiamiento y acceso a tecnología: los sectores a que nos referimos son la agricultura familiar, pequeños y medianos productores, comunas productivas y otros espacios de producción social, privados y el Estado. Debe incluirse también en la definición del modelo el tema del latifundio y su erradicación, con planes y metas concretas en cuanto a rescate de tierras, mejoramiento de fincas productivas, regularización, entre otros, ya que la democratización productiva de la tierra es un eje clave de un modelo agrario humanista. Otro aspecto central dentro de este debate sería el tema del desarrollo integral del campo con miras al logro de la justicia social.

Por último, creemos que, en lo coyuntural, el eje central de debe estar puesto en el tema del financiamiento, que creemos debe concretarse dentro de un plan de estímulo que incluya medidas fiscales, apoyo directo a la economía familiar, de los y las conuqueros(as) y los pequeños y medianos productores, así como agricultura comunal y asociativa. La concreción inmediata del Fondo de Desarrollo Agrario propuesto y presentado por el ministerio de agricultura el marco de la gran misión, es un paso clave en ese camino.

Desde la Alianza Nacional Productiva ponemos desde ya todo nuestro empeño, voluntad y capacidades organizativas a disposición de este reimpulso y de este debate, que es hoy día uno de las más trascendentes para el país.

 

Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

Alianza Nacional Productiva

Asonapro avanza por el desarrollo productivo del campo

Asonapro avanza por el desarrollo productivo del campo

 

Esta semana se dio inicio al despliegue del equipo técnico de ASONAPRO para realizar inspecciones y acompañamiento en distintos sembradíos de maíz cultivados por productores y productoras integrantes de la asociación en el marco del Plan de Siembra 2020. El recorrido, realizado por tres ingenieros agrónomos contratados por ASONAPRO para brindar el asesoramiento técnico a los y las productores(as) de la asociación, tiene el objetivo de hacer seguimiento al proceso de crecimiento, floración y espigamiento de las siembras, de modo que pueda evaluarse de forma temprana cualquier requerimiento que pueda presentarse, y expresa la claridad de la importancia que tiene ASONAPRO sobre el adecuado acompañamiento técnico en la conformación de un modelo agrario exitoso .

Se trata de 257 hectáreas de maíz sembradas por ASONAPRO con semilla nacional, tratadas íntegramente con insumos biológicos, en un esfuerzo que apunta directamente a la construcción y fortalecimiento del desarrollo soberano de nuestro campo y de nuestros procesos de producción de alimentos. En este caso, se inspeccionaron los predios de cinco productores integrantes de la asociación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las inspecciones, según explica Aníbal Montilla, uno de los responsables de ASONAPRO, arrojan como primer resultado un proceso de desarrollo óptimo de los cultivos, lo cual permite esperar un excelente resultado en el momento de la cosecha y su rendimiento, que se espera sea de aproximadamente 5 mil kilos por hectárea, es decir, aproximadamente un millón doscientos sesenta mil kilos en total (1.260 toneladas).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“La Asociación Nacional de Productores es un esfuerzo organizativo que forma parte de la Alianza Nacional Productiva, que nace de la voluntad de un conjunto de productores y empresarios del agro que, en articulación con la CRBZ, contribuyen al desarrollo productivo del campo venezolano. Es un esfuerzo que articula la vocación productiva y el amor por Venezuela que existe en la  gente del campo, y que se fundamenta en la convicción de que es posible producir en nuestro país los alimentos sanos y de calidad que nuestra gente necesita”, así lo expresa Montilla. “Quienes conformamos ASONAPRO creemos que esos objetivos los lograremos con un modelo agrario mixto y humanista, con sentido patriótico y soberano”.

En tiempos de bloqueo económico y financiero estadounidense, crisis económica interna y batalla contra la pandemia de Covid-19, es clave para Venezuela poder avanzar a paso firme en un eje central para la soberanía e independencia del país: el desarrollo productivo del campo. En esa lucha se inserta ASONAPRO.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

 

 

 

 

 

 

 

 

Innovamos o erramos: Producción nacional de semillas de papa

Innovamos o erramos: Producción nacional de semillas de papa

La articulación entre la gente, sus organizaciones y la institucionalidad para hacer frente a un escenario de ataque como nunca se vivió en nuestro país, es central. Esa es una de las premisas en estos momentos de bloqueo y asedio. La defensa del país se lleva a cabo en distintos escenarios, en distintos planos. En el diplomático, con los debates y denuncias en la ONU, en los acuerdos bilaterales, como los ocurridos con el viaje de Nicolás Maduro a Rusia y también en el productivo, como se viene realizando constantemente puertas adentro, quedando muchas veces con menos visibilidad, a pesar de la importancia estratégica de la producción de alimentos en tiempos de guerra.

En este caso, desde la Corriente y la Alianza Nacional Productiva se ha llegado a un acuerdo con el Ministerio de Ciencia y Tecnología, del cual hacen parte también el Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas y el Instituto Nacional de Salud Agrícola Integral. Dicho acuerdo consiste en un proyecto de adaptación y diversificación de una semilla de papa, una semilla nativa. Un proceso de adaptación con pruebas para que la papa se cultive en terrenos de menor altura.

En Venezuela la papa se cultiva a partir de los 800 metros sobre el nivel del mar, comúnmente entre los 800 y 1500 metros. En la zona de Táchira, Mérida y Trujillo también en alturas que sobrepasan los 2000 metros. Con este proyecto que impulsa el ministerio, la intención es generar una producción de papa con semillas nacionales que se adapten a alturas menores a los 800 metros.

En charla con Henry Paradas, vocero de la Alianza Nacional Productiva en Yaracuy, explicaba: “El plan es reproducir esta semilla para ensemillarnos. Es una semilla específica, nacional. Se llama María Bonita. En Yaracuy ubicamos unos 65 kilogramos de semillas para ver su rendimiento a 500 metros. En varios estados se viene dando esta experiencia, no solo en la parte andina, sino también en Aragua, Miranda, Anzoátegui, entre otros. Se busca adaptarlas a otras alturas en diferentes estados”.

A través de la Alianza Nacional Productiva, los campesinos, campesinas, pequeños y medianos productores vienen desarrollando distintas iniciativas de producción autóctona de alimentos. El plan conuquero y el plan de siembra extensivo son las dos líneas de acción se desarrollan con mayor fuerza. En este caso, la primera cosecha se espera para fines de octubre, con la intención de lograr una mejor adaptación y rendimiento de cara a las próximas cosechas.

 

Para enfrentar la mayor crisis social que haya atravesado nuestro país, la gente tanto en el campo como en la ciudad apela a la organización, a retomar en este caso la producción nacional de alimentos. Multiplicar este tipo de iniciativas, intensificar la reactivación productiva del campo, con todos sus actores que apuesten a la producción, es fundamental en esta etapa. Desde la Alianza Nacional Productiva se apuesta en ese objetivo.

Innovamos o erramos reza el lema del festival de cine que se desarrolla por estos días en Caracas. Innovamos o erramos también en el campo. Es así como los sectores productivos del campo enfrentan las olas del mar embravecido del hambre y la especulación a las que nos vemos sometid@s.

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

Pin It on Pinterest