Seleccionar página

La comunidad campesina del predio El Carmen está de festejo este domingo 18 de mayo. El motivo es la entrega por parte del Instituto Nacional de Tierras, de la tan ansiada carta agraria, que establece la propiedad colectiva y el derecho de permanencia en las 820 hectáreas de la finca.

El rescate producido sobre estas tierras es el primero que se genera en lo que se conoce como eje panamericano, en Sur del lago, en el límite de los estados de Mérida y Zulia. Son alrededor de 10 los predios que esperan seguir la misma ruta que El Carmen.

Luchar para producir

Un 2 de Julio del 2016 los campesinos tomaron la desición de ingresar a los terrenos hasta ese momento improductivos, pertenecientes en ese entonces a Ramón Meza. Este ganadero es acusado por la comunidad campesina de ser uno de los financistas de las guarimbas en la zona y en Caracas.

Una vez dentro de los terrenos comenzaron a avanzar en organización y produccion. Conformaron 5 consejos campesinos, se afianzó la coordinación entre los mismos y por otro lado se pusieron una consigna muy clara: «Hay que producir, mientras más sembramos más cerca estamos de ganar».

Para llevar adelante la producción los campesinos hacen frente a dos grandes problemas, el agua y los ataques por parte de los ex dueños. El agua proveniente de las lluvias deja las parcelas anegadas, perdiéndose en muchos casos el trabajo de meses. La necesidad de maquinarias y mecanización del río es urgente, expresan los integrantes del consejo campesino «Nuestra Tierra».

Los ataques de quienes eran los dueños fueron variando en métodos con el pasar del tiempo. Comenzaron totalmente violentos, con amenazas de grupos armados incluidas, y fueron bajando su intensidad en los últimos meses, reduciéndose a la suelta del ganado para arruinar la siembra campesina (método menos violento pero no menos dañino).

Estos ataques confían los campesinos que disminuirán al poseer ahora la carta agararia que los proteje. Esperan avanzar en las siembras plátanos, maíz, yuca, auyama y perfeccionar las incipientes siembras de arroz. Arroz el Carmen, como lo llaman.

La persistencia, la tenacidad, la unidad y la confianza permitieron que estas familias de campesinos sin tierra hoy accedan formalmente a ellas. Superaron dos inspecciones que fallaron a favor de las familia Meza, se emfrentaron a dos intentos de desalojos, se sobreponen cada vez que las lluvias afectan sus siembras. Todo ese esfuerzo tiene hoy su premio. Como lo dice el nombre de uno de sus consejos campesinos, hoy las familias festejan la «TIERRA NUESTRA».

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora 

Pin It on Pinterest

Share This