Seleccionar página

El 1 de octubre de 1949, luego de la victoria militar de las fuerzas revolucionarias encabezadas por Mao Tse Tung, se consolida el triunfo de la Revolución China y es fundada la República Popular China. Así, alcanzada la liberación del país, iniciaba en China una etapa de importantes logros sociales y económicos, que siguen siendo hoy ejemplo de cómo sólo un modelo distinto al capitalista puede garantizar derechos universales, igualdad y justicia social para millones de seres humanos.

La revolución china logró, en un lapso de aproximadamente 20 años, duplicar la esperanza de vida de su pueblo de 32 a 65 años, disminuir radicalmente la tasa de mortalidad infantil, elevar la tasa de alfabetización de 15% a 90%, sacar de la adicción al opio a casi 90 millones de personas, romper la estructura feudal esclavista que oprimía a la mujer, estipular el matrimonio por consentimiento mutuo y el derecho al divorcio, acabar con la atroz práctica de mantener vendados los pies de las mujeres, prohibir el matrimonio arreglado de niñas, así como la compraventa de niños y el infanticidio.

En términos económicos, China logró salir del último sitio en la escala de desarrollo mundial y pasar a ubicarse entre los primeros lugares, eliminar las brutales condiciones feudales en que vivían y producían los campesinos, así como detener la que era en su momento la mayor inflación del mundo. La producción agrícola pasó a tener un ritmo de crecimiento de 3% al año y el crecimiento de la economía industrial se mantuvo en un promedio de 10% al año, transformándose, así, en una potencia industrial. Todos estos logros fueron obtenidos sin ayuda extranjera y en medio de presiones y hostilidades geopolíticas.

A 70 años de su fundación, la República Popular China se encamina -según algunos analistas- a convertirse en la principal superpotencia económica del planeta. Su Producto Interno Bruto (PIB) sólo es superado por el de Estados Unidos, y en términos de Paridad del Poder Adquisitivo (PPA) ya es la nación más rica del mundo. Además, China tiene el sector bancario más acaudalado del planeta y la entidad financiera con mayores activos: el Banco Industrial y Comercial de China (ICBC). China es hoy el principal gigante comercial del globo: produce y exporta más que nadie, con 119 de sus empresas en la lista de las 500 corporaciones más grandes del mundo, según el listado de 2019 de la revista Fortune.

Todo esto fue posible gracias a los cambios que introdujo la revolución socialista y la adecuación a las condiciones históricas con las transformaciones que se hicieron a partir de 1978, con el impulso de un trascendente programa económico que se conoció como «Reforma y apertura».

La revolución china no sólo ha permitido que las inmensas mayorías del pueblo superen la pobreza, sino que ha llevado al país a un nivel de desarrollo económico, científico, tecnológico y cultural que lo ubica como un factor clave en la geopolítica global. China revolucionaria juega un papel determinante en la construcción de un mundo pluricéntrico y multipolar, en el cual las relaciones entre naciones sean de respeto, de diálogo, de intercambios justos, es decir, un mundo en el que se trasciendan la relaciones de poder actuales basadas en la expoliación, el despojo y la imposición del poder económico militar trasnacional encabezado por EEUU.

Los logros de la revolución china demuestran, también, que el horizonte socialista es posible, si se construye con realismo revolucionario, con eficiencia política, con un liderazgo coherente, con planificación y visión estratégica clara.

Hoy, cuando se conmemoran 70 años de la Revolución China, todos y todas quienes creemos en un mundo mejor celebramos junto al pueblo chino y asumimos como necesario el estudio de la experiencia china en la construcción de una sociedad distinta a la capitalista. De cara a los desafíos que se le plantean a las luchas trasformadoras de nuestro tiempo, profundizar en el conocimiento de China y su revolución es una de las claves.

 

Coordinación Nacional Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

Pin It on Pinterest

Share This