Seleccionar página

Sobre el modelo de producción agrícola en el marco de la crisis

Por Gerardo Rojas @GeRojasP

Pocos negarían que estamos en uno de los ciclos de siembra más importante del país en muchos años, por no decir el más importante en su historia. Las sanciones ilegales impuestas por el imperio que sufre el país, con anuencia de sus lacayos locales y globales, sumado a la baja producción de petróleo (que tiene un aumento de precio del cual no podemos aprovechar), limitan considerablemente la capacidad de importación, incluso de productos fundamentales como los alimentos y medicinas. Forma tradicional de subsanar una parte de las necesidades locales.

Si sumamos a lo antes expuesto la criminal práctica del contrabando de extracción de toda producción posible que azota al país, la corrupción y los precios especulativos que rigen el mercado (1), podemos concluir que el pueblo sufre tiempos muy duros.

Ante eso la producción es clave. Es fundamental para resistir, para avanzar, para lograr una estabilidad que permita a la revolución transitar de la mejor manera este tiempo de tormenta.

En ese contexto transitamos éste tiempo de siembra, la que sufre todos los contratiempos generados en consecuencia. Falta de insumos fundamentales o precios especulativos de los mismos, tanto agrícolas como todos los necesarios para echar andar la maquinaria para cultivo. Incluso las herramientas más sencilla sufren las mismas condiciones.

¿Cuál es la respuesta del Gobierno Revolucionario ante esta urgencia?: Contribuir a la siembra a los “grandes productores”. Puede sonar muy lógico, ayudo a quien tiene mayor capacidad de producción y con eso paliar con mayor facilidad las necesidades. Pero, ¿toca recordarle al gobierno como ese sector ha jugado en esta crisis?

Es necesario decir también que no existe una política clara en torno a la producción del campesinado (el que produce la mayoría de lo que se coloca en nuestros mercados populares), ni mucho menos al sujeto comunal (2), ni a las diversas iniciativas organizadas del pueblo para la producción.

Y por eso nos preguntamos, en esas condiciones: ¿cómo se vence? ¿cómo se “ratifica el rumbo al socialismo”?

Definir políticas claras de apalancamiento y priorización del sujeto productor parido en revolución

Es incomprensible como en tiempos de guerra comercial entre EEUU y China, que retoman medidas de protección sobre sectores inmensos de sus grandes economías, aquí, en el Revolución Bolivariana que tiene como horizonte el Socialismo, no se genera una política clara, coherente, integral, para el desarrollo del sujeto popular que construyo la revolución desde el campo de la económica (3).

Por favor, pedimos no confundir con acciones que planteen proyectos inviables, de inversiones sin proyectos factibles, de recursos sin correlato organizativo con vocación de trabajo que lo asuma. Eso más que protección es el mecanismo claro para aniquilar la posibilidad de construir un entramado económico que dispute algo al capitalismo, así ni siquiera podrá hacerlo al especulador.

Esa es la vía para hacer más pobre al pobre y para enriquecer a un sector burocrático que está atento a cualquier proyecto para vender lo que el mismo demandara, sin interesarle que funcionen realmente.

Impulsar ese sujeto pasa por la necesaria comprensión del mismo, por una real voluntad de potenciarlo, pasa porque desde el gobierno se asuma realmente que el pueblo es el sujeto fundamental para hacer, sostener y profundizar la revolución.

Garantizando así planes coherentes, que superen la lógica de gestionalización de la política y parta de que asume tareas en la que no se puede fallar, en la que la patria se juega.

Con una inversión que asuma la compleja situación económica, que parta de garantizar insumos necesarios, de generar la articulación de estas iniciativas a cadenas de producción complementarias (proyectos de cría con acceso a genética animal, a alimento balanceado y medicinas, por dar sólo un ejemplo) de ser transparentes en lo asignado, en la meta a cumplir, en las exigencias de producción y distribución. Es decir, asumiendo el control social de la producción y de la distribución.

En fin, cumplir lo expresado por el Comandante Chávez en el tránsito del plan de gobierno 2007-2013 al Plan de la Patria: superar la política de ampliación del sistema microfinanciero (insuficiencia de financiar proyectos comunitarios en sus distintas escalas) y avanzar hacia el modelo de producción socialista que tiene como uno de sus pilares la propiedad social comunal de medios de producción (4).

La transparencia necesaria

Se debe hacer público lo que es público, la inversión del Estado y sobre todo los insumos que él provee deben estar asignados a circuitos que sean de dominio público. Hay razonamientos básicos: sólo defiendes lo que conoces, luchas por preservar lo que nos pertenece.

¿Por qué no es información conocida por todo la inversión del Estado?, en este periodo, ¿a quien beneficia?. Aquí se debe ensayar con la urgencia pertinente el desarrollo de la territorialización de la política. Que el sistema ya montado de SUNAGRO, AGROPATRIA, SENIAT, por decir de algunos, se crucen sobre mapas y que estén a disposición de todos y todas. No sólo para ver claramente la inversión, sino también el desarrollo de los sujetos que se disputan esa renta y la necesaria priorización del Estado por el más débil.

Instrumentos técnicos para realizarlo existen, sólo toca enfrentar a las poderosas mafias que han impedido su implementación. Es una vía para hacer contraloría a todo el proceso, para luchar por la producción necesaria para el pueblo. De seguro las grandes mayorías se sumaran a esta tarea en el mismo momento que sea convocado. El

Presidente Nicolás Maduro de seguro lo sabe.

 

En crisis, el enemigo trata de aprovechar

No por casualidad se multiplican los ataques de los terratenientes (los viejos y los nuevos), en el marco de la crisis el campesinado es presa fácil del enemigo. Las duras condiciones para la producción, le hace reducir su movilidad, su capacidad de disputa y de visibilización de su accionar (5).

Por ello, una política de protección del sujeto popular debe ser integral y pasa por asumir la dimensión de seguridad, tanto en términos jurídicos (regularizando de una vez por todas las tierras en que producen) como físicos de todos los compatriotas que le han disputado al terrateniente sus intereses para hacer cumplir la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Que el pequeño productor siembre no sólo es garantía de alimentos para el pueblo sino que también es una vía para derrotar la nueva ofensiva de uno de los enemigos históricos de la revolución, quienes tienen más de 300 campesinos asesinados en su cuenta, en casi total impunidad. Sin duda una de las mayores vergüenzas para la revolución.

Por ello es muy importante la agenda de lucha que se han planteado varias organizaciones sociales y comunas, allí una línea que debe ser asumida no desde la sordera, sino desde el necesario acompañamiento de todos y todas. Ya lo planteo el Presidente Maduro cuando, en acto de justicia, entrego los instrumentos jurídicos al campesinado que sufrió ataques recientemente (6). Ese campesinado movilizado espera que la comisión instalada en la ANC profundice junto a ellos esas acciones (7).

Las lluvias se aprovechan o se aprovechan, no es una opción dejarla pasar

Así nos encontramos con la necesidad urgente de la siembra, de aprovechar al máximo las lluvias, los pocos insumos y maquinarias existentes. Son pocas las semanas que quedan para acometer esta necesaria tarea.

Sin embargo existe un silencio irresponsable de parte de los instituciones del área, o mejor dicho, han asumido la emergencia como si fuese una campaña en redes sociales para mejorar la imagen de alguna institución, como AGROPATRIA (8), por ejemplo. ¿Acaso con un tweet informando que se entrega insumo a un productor se resuelve la situación?

Mientras los que recorremos algunos sectores del campo vemos con preocupación como se deja de sembrar rubros básicos, muchos de los que han podido llegar a las mesas de los humildes en los últimos meses.

La situación exige que se hagan publicas las metas de los planes de siembra en el país, que el Ministro de Agricultura informe claramente sobre los insumos que se distribuyen, a quien, y los mecanismos para garantizar que esa producción se dirija al pueblo.

¿cuántas hectáreas es el plan de siembra con el privado?, ¿cuántas de AGROFANB? (por cierto, AGROPATRIA y AGROFANB comparten el mismo presidente, el Vicealmirante José Gregorio Aguilera), ¿cuántas a las comunas y los productores organizados?, ¿a los pequeños productores?. ¿como se distribuyen los insumos en esos sectores?.

Tomando en cuenta que la misma institución atenta contra su tarea con los aumentos constantes en los pocos productos que AGROPATRIA despacha, otra forma de cerrar la vía para que el campesinado siembre. Sólo un ejemplo: un saco de semilla de maíz paso de 4millones de bs. a 35 millones en pocas semanas. Por algunos días comprarla al mercado especulativo era más económico que al mismo gobierno.

También deberían informar que acciones se impulsan para revertir la situación. ¿Dejaran de apoyar a los grandes? Seguramente no. Pero es necesario conocer quienes son. ¿Cuál fue la inversión sobre ellos el año pasado? ¿Hacia dónde dirigieron su producción? Es la información básica para analizar con claridad lo que este año han recibido.

Porque esta claro quién es el priorizado, a quién se prioriza en la entrega de

insumos. Sólo con ver la lista de productores que tienen opción a comprar en las AGROPATRIAS nos enteramos. Incluso, mucho de lo que le llega, ni siquiera pasan por allí (9). Tienen vía expresa a dónde quieren que llegue. Mientras, el campesinado es preso por mover 10 sacos de urea para abonar sus pocos cafetos, como sucedió la semana pasada en un pueblo en Lara. Seguramente no es el único caso, lamentablemente.

 

Cambio de siembra y de patrón de consumo

El campesinado hace lo posible para cultivar, se han retomado los conucos, como vía para garantizar su subsistencia. Se varia el cultivo y/o la extensión de lo que hasta hace meses sembraban para llevar al mercado (pocos pueden comprar las semillas o los insumos), lo que seguramente nos debe exigir cambiar aún más nuestros hábitos alimenticios, adaptarlo a los productos a los que tenemos mayor acceso.

En consecuencia, también toca cambiar las formas de siembra. Asumiendo que ese cambio de nuestras lógicas para la producción se va realizando porque la misma realidad la impone. Cambio que no viene siendo sostenido, acompañado, lo que debe ser sumado a las acciones de protección del sujeto.

Por ello, encontramos prácticas con insumos agroecológicos en donde hasta hace poco era impensable. Recuperación de semillas, de variedades nativas, de prácticas de labranza mínima. Se puede potenciar esa transición de modelos, se debe.

Quedando claro algo, no es esto una excusa para diferenciar a quiénes se entrega insumos. Porque en aras de superar el “rentismo” se define entregar la renta, es decir, los insumos agroquímicos, a solo a unos pocos, exigiéndole a la mayoría un ajuste abrupto a las nuevas condiciones.

Sin duda es una alerta, un llamado de urgencia. Las ciudades tienen una dura situación que enfrentar. Por ello, se requieren cambios en los responsables de las instituciones, acompañado de un cambio de enfoque respecto al sujeto a proteger y cómo construir la necesario para continuar en lucha por la Revolución Bolivariana.

Sólo la organización popular y un Gobierno Revolucionario decidido a enfrentar la situación, sumando desde la igualdad, desde la urgencia por vencer junto al pueblo, podrá revertir las condiciones actuales. Sólo así podremos enfrentar lo que se nos viene, lo que ya padecemos. Sin lugar a dudas, es lo que vimos en Chávez en cada crisis que enfrento y vencimos.

Notas:

  1. Nuestro compromiso es producir para el pueblo: sólo así venceremos

http://telegra.ph/Nuestro-compromiso-es-producir-para-el-pueblo-s%C3%B3lo-as%C3%AD-venceremos-05-26

2. Ratificar el rumbo al socialismo pasa por asumir lo comunal como parte de la identidad política del chavismo a defender, relanzar y profundizar

https://gerojasp.wordpress.com/2018/06/05/ratificar-el-rumbo-al-socialismo-pasa-por-asumir-lo-comunal-como-parte-de-la-identidad-politica-del-chavismo-a-defender-relanzar-y-profundizar/

  1. Por una Rebelión Chavista y Popular para el impulso de la Economía Comunal

https://gerojasp.wordpress.com/2016/02/15/por-una-rebelion-chavista-y-popular-para-el-impulso-de-la-economia-comunal/

4. Breve relectura del “Golpe de Timón” en el marco de un nuevo ciclo de victorias revolucionarias

https://gerojasp.wordpress.com/2017/10/19/breve-relectura-del-golpe-de-timon-en-el-marco-de-un-nuevo-ciclo-de-victorias-revolucionarias/

5. Más de 20 desalojos a campesinos en Barinas en 4 años: ¿quiénes dan la orden?

http://www.albatv.org/Mas-de-20-desalojos-a-campesinos.html

6. Presidente Nicolás Maduro prohibió los desalojos a campesinos y campesinas en todo el país

http://www.albatv.org/Presidente-Nicolas-Maduro-prohibio.html

  1. Aquí la cobertura del tema en AlbaTv: http://www.albatv.org/spip.php?page=recherche&recherche=campesinos&id_rubrique=&id_mot=22&annee=&orden=points

8. ¿Agropatria? Ven a nosotros que tenemos flor

http://www.15yultimo.com/2018/06/06/el-ultimo-round-agropatria-ven-a-nosotros-que-tenemos-flor/

  1. Así es cómo se están robando los insumos agrícolas

http://www.albatv.org/Asi-es-como-se-estan-robando-los.html

 

 

Pin It on Pinterest

Share This