Seleccionar página

Para que un territorio reciba su Certificado de Finca Productiva deben ser probados los rubros que se siembran de acuerdo al lote de tierras que ocupan los pisatarios; el Instituto Nacional de Tierras, además de su documento de Garantía de Permanencia, entregó este certificado a los campesinos que siembran las 386 hectáreas que conforman el Hato El Verdún.

Plátano, yuca, maíz, guanábana, lechoza, arroz, frijol, cacao y café se cosechan en este predio desde hace siete años en cada ciclo. El alto nivel de productividad y el carácter comprometido de esta gente no necesita siquiera justificarse, es tan evidente como que las matas crecen y echan comida para alimentar a las familias del predio, para donar a las escuelas, al Simoncito más cercano y para hacer jornadas permanentes de distribución solidaria a las comunidades cercanas; en cada cosecha de plátano por ejemplo recogen 350 toneladas que cultivan los 76 socios de la cooperativa y cada uno arrima para vender a muy bajo costo.

“Nosotros no nos metimos aquí arbitrariamente, a nosotros nos metió el estado para que produjéramos y eso es lo que estamos haciendo” afirma Luis Suárez, uno de los miembros de la Cooperativa Campesina Hijos e Hijas del Comandante Supremo.

Certificación de productividad entregada por el Inti

Aún con el aval del Inti, con la finca en plena cosecha y la muestra cotidiana de esfuerzo productivo el Tribunal Agrario del estado Zulia anuló el documento de Garantía de Permanencia. Con esta nefasta sentencia como justificación el terrateniente Wilmer Pérez (presunto dueño de más de 20.000 hectáreas en la zona) arremete contra los campesinos valiéndose de su mafiosa relación con funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana del Estado Zulia y la Guardia Nacional Bolivariana, que han llegado al predio en carros privados del terrateniente para amedrentar a los campesinos.

Intentaron denunciar ante el nuevo Juez Agrario Marcos Farías y no fueron siquiera recibidas las denuncias de destrucción de sus cultivos, acoso, amenazas: algunos de los compañeros han sido amordazados y amenazados de muerte para que abandonen la lucha, si alguno va con documentos de la finca por la calle contratan motorizados para que se los quiten, les dicen: “si quieres a tu familia abandona eso…”. Las visitas de los cuerpos de seguridad al predio han sido siempre para favorecer a Pérez, quien además está cometiendo un grave delito al permitir la muerte de más de 20 reses que murieron de desnutrición en el predio porque él se niega a llevárselos para que destruyan los cultivos y para usarlos como arma de manipulación, en lugar de beneficiarlos prefiere dejarlos morir. ¿No debería actual el Estado para dar un uso adecuado a este rebaño abandonado por su propietario?

Citación con la que fiscalía acosa a campesinos

La Fiscalía del Estado Zulia también está haciendo parte en el conflicto, lastimosamente es otra fuerza en favor del terrateniente: la Juez tercero de Control, Wendy Marina Hernández del Circuito Judicial Penal del Estado Zulia y el Juez de Control Luis René Molina se prestan para el hostigamiento legal contra los campesinos con citaciones permanentes como si fueran delincuentes aún sin tener ningún delito probado. Extrañamente desde la fiscalía se emiten órdenes contra los campesinos pero cuando estos van a denunciar atropellos y amenazas de los terratenientes no se las reciben alegando que “no son un tribunal agrario”.

Se preguntan los campesinos: ¿a favor de quien están las instituciones del Estado? Nos preguntamos también: ¿se cita a los campesinos pero al terrateniente que intentó picar a Norka también en Sur Del Lago con una motosierra hace semanas no? ¿Qué línea de mando permite que guardias nacionales se presten para amenazar y desalojar campesinos de sus tierras como ocurrió en Barinas hace días? ¿Cómo es que causas judiciales como las del sicariato de Guillermo Toledo y Jesús León ni siquiera han sido abiertas pero la fiscalía sí responde a denuncias contra campesinos que están sembrando?

 

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

Pin It on Pinterest

Share This