Seleccionar página

¿Por qué construir comuna en este 2018? Conozca la experiencia de Altos de Lídice, Caracas

May 11, 2018 | El poder de la gente

No podemos desanimarnos ante la realidad económica que enfrentamos, tampoco esperar que las respuestas caigan del cielo, necesitamos construirlas.

Sabemos que no hay una única manera de hacerlo, pero también que Chávez nos repetía la necesidad de la comuna. La experiencia nos muestra que poniendo nuestra fuerza ahí podíamos lograr grandes cosas en lo inmediato y en lo estratégico. Eso es lo que estamos viendo que pasa en Altos de Lídice, Caracas, donde estamos trabajando en la construcción de una comuna que tenga dos rasgos centrales: participativa y productiva.

“La comuna es la solución para resolver los problemas que tenemos, la comuna es fuerza y paz. Estamos hablando de un instrumento de organización de los consejos comunales en el territorio para poder así utilizarlo y dar solución a las problemáticas”, es la manera en la cual define la práctica y el horizonte comunal Rosiris Zapateiro, vocera del consejo comunal Corazón de Dios y militante de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora (Crbz).

La comuna es, entre otras cosas, gente en su territorio construyendo respuestas concretas políticas y materiales. Una manera de hacer política con la participación en asambleas, toma de decisiones. “La comuna en construcción Los Altos de Lídice es un instrumento de organización de las bases”, explica por su parte Jesús García, Crbzista. Agrega: “este es uno de los territorios más aguerridos en La Pastora, en la cual a pesar que estamos en proceso de conformar de la comuna legalmente, mediante la carta fundacional, el espíritu comunal ya se puede ver cómo está naciendo, buscando soluciones de las problemáticas concreta de la gente, como, por ejemplo, el tema del transporte, de producción de alimentos, entre otros”.

¿Cuáles son esas necesidades concretas? En parte materiales, de alimentación. Por eso una de las iniciativas centrales que impulsa la comuna en construcción es la producción de alimentos. “La experiencia que hemos venido desarrollado dentro de La Pastora es algo novedoso, la gente de aquí del cerro no creía en lo que era la siembra urbana, pero desde que inició este tiempo de crisis fue la lección necesaria para mostrar la necesidad de producir así estemos en pleno centro del país”, explica Josmer Trinidad, militante de la Crbz.

“Actualmente en el terreno productivo tenemos sembrado batata, yuca y lechosa, como primera experiencia productiva, está diseñado para beneficiar alrededor de 1.400 familias aledañas. Esta producción es gracias a nuestro propio esfuerzo, que con mucha dedicación hemos encaminado para solventar de alguna manera el tema alimentario en corto y mediano plazo”, cuenta Miguel Padiña, productor de sector, quien comenzó a impulsar la producción en el terreno rescatado para la producción, que antes era monte, y de a poco se ha ido transformando en hileras de plátano, yuca, lechosa.

La comuna puede brindar respuestas necesarias a esta situación que enfrentamos. En lo material, con la producción, la articulación con los Consejos Locales de Abastecimiento y Producción, la puesta en marcha de empresas de propiedad social; en lo político, con espacios abiertos a la participación y protagonismo de la ciudad; y también en lo cultural, juvenil, comunicacional, en el transporte, en todo aquello que la comunidad se disponga a resolver, crear, según las necesidades de su territorio. De eso trata, entre otras cosas, construir revolución, para lo cual nos convocó nuestro Comandante Chávez, en lo cual cada día ponemos todos nuestros esfuerzos.

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

También te puede interesar

Pin It on Pinterest

Share This