Seleccionar página

Nuestra lucha es con la escardilla en la tierra

Mar 30, 2018 | El poder de la gente

Debajo del sol implacable de los llanos venezolanos está la comunidad “Primavera y Otoño”, asentada en un rescate de tierras en el municipio Barinas del estado Barinas, donde tiene lugar una experiencia organizativa campesina que viene desde el 2011 en lucha, atravesando por las dificultades que sufren nuestros campesinos. En medio de la crisis y del bloqueo imperialista, la gente aquí no desmaya ni recula.

Leonardo Bastidas, vocero del consejo campesino “Nuevo Fidel” y productor de la zona, relata cómo ha venido luchado: “Ésta es una lucha de 8 años por la disputa de estas tierras en la que estamos. Empezamos parcializados en “manbuches” porque no teníamos acceso a la tierra y, partiendo de ahí, nos venimos organizando hasta llegar a ser 20 consejos campesinos, y creamos un espacio de articulación de los consejos campesinos para resolver las problemáticas”.

“Esta lucha no ha sido fácil. En 2015, cuando teníamos producción de yuca, topocho, maíz y otros rubros, fuimos desalojados. Eso fue durante el gobierno estadal de Adán Chávez. Todo esto está mejorando en estos momentos con el gobernador Argenis Chávez. Ahora estamos en espera de la titularidad de la tierra de forma permanente.

Leonardo continúa narrando, ahora sobre cómo ha sido la experiencia organizativa: “Dentro de los espacios de articulación de los 20 consejos campesinos hemos venido unificando criterios entre profesionales y agricultores, porque nos gusta el campo para producir los rubros que necesita nuestro pueblo. Desde este proceso organizativo se están creando planes de formación agrícola a los niños, ya que cada consejo campesino tiene sus hijos involucrarlos en estos espacios de producción. Por ello decimos que trabajamos, enseñamos y aprendemos cada día”.

“Cada 15 días tenemos una reunión constante con todos los consejos campesinos para buscar solución a los temas que nos afectan como campesinos, como lo son los insumos, la mecanización para mejorar la producción, la semilla certificada para mejorar la siembra, entre otras problemáticas que prácticamente nos hacen trabajar con las uñas”.

En esta comunidad “Primavera y otoño” todo el mundo aporta su esfuerzo. Arelis Silva, productora joven, relata su experiencia:

“Como joven creo que la producción es la alternativa, la forma que podremos salir adelante como país. Aquí nosotros siempre sembramos yuka, topocho, maíz, ñame y otras cosas, lo que se pueda sembrar. Mi experiencia empieza gracias a mis padres que me enseñaron la agricultura, por eso me gusta el campo, sembrar, ver cómo crecen las plantas. A pesar de las dificultades para producir, por la cuestión de la falta de insumos y de maquinarias, aquí estamos produciendo aunque se nos haga cuesta arriba”.

“Mi mensaje como joven a los demás campesinos que están luchando por la tierra, por producir y echar para adelante es seguir adelante porque el campo es la solución”.

La comunidad “Primavera y otoño” está aportando con su producción a solucionar en lo local el problema de abastecimiento de alimentos y de los altos costos, arrimando parte de su producción de carne, queso, tubérculos y otros rubros al Mercado Social de la Gente, un propuesta de la CRBZ que les interesó por tratarse de una iniciativa que desde la organización de la gente da un paso al frente para construir soluciones.

 

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

También te puede interesar

Pin It on Pinterest

Share This