Seleccionar página

Más atropellos a campesinos en el predio La Escondida, Barinas

Jul 10, 2018 | El poder de la gente

El predio La Escondida, municipio Rojas del estado Barinas, fue entregado en el mes de mayo al consejo campesino Los Lanceros de la Pescalinera de Zamora. El documento de garantía de permanencia fue firmado por el director del Instituto Nacional de Tierras, Luis Soteldo. Los campesinos deberían en este momento estar haciendo lo que siempre pidieron hacer: producir sin obstáculos.

Sin embargo, la situación es más compleja, ya que, a pesar del documento entregado, el antiguo supuesto dueño de las tierras, Ricardo Mora, se niega a irse y arremete contra los campesinos. Sucedió en el mes de mayo cuando Mora junto a un grupo de hombres contratados dispararon sobre los campesinos. Sigue sucediendo a través de las amenazas y las trancas a vías que realiza Mora y sus administradores para que los campesinos no puedan pasar los insumos para la producción.

“Allí estamos trabajando con las uñas, como podemos, estamos pasando gallinas, cochinos, frijoles, maíz lo que podemos a pesar de los obstáculos que nos ponen (…) Se nos hace bien difícil pasar semillas porque no tenemos entradas y salidas”, explicó José Zapata, del consejo campesino.

Las trancas puestas para impedirles el paso los obliga a tener que, entre otras cosas, realizar caminatas por el terreno para acceder a la finca, pasar por encima de árboles caídos para cruzar los ríos, ya que las vías principales han sido cerradas. Esto dificulta el traslado de insumos, la posibilidad de trabajar la tierra, que es lo que pidieron desde el principio.

El consejo campesino, ante la situación de hostigamiento por parte de quien ya no debería encontrarse en esas tierras, se dirigieron a la jueza agraria para manifestar los reclamos, denunciar: no encontraron respuesta.

 

¿Por qué Mora puede actuar con tanta impunidad? ¿Por qué el Estado se queda de brazos cruzados y, en algunos casos, se hace cómplice del terrateniente a través de los cuerpos de seguridad del Estado y funcionarios?

 

Mora no puede además demostrar cómo accedió a esas tierras ya que no son suyas. En efecto, se trata de un fundo de 860 hectáreas de propiedad de la Nación, del cual se había apropiado un privado, y en el marco de la Ley de Tierras fue rescatado en el 2010 por el Inti y entregado en comodato al Complejo Industrial Azucarero Ezequiel Zamora. ¿Qué hizo luego el Central? Lo seguro es que ya en el 2014 la comunidad campesina formuló una denuncia sobre esas tierras por estar ociosas, y en el 2017 decidieron ingresar al predio para ponerlo a producir.

¿De dónde salió entonces Mora que dice ser propietario de tierras del Estado que por ley no pueden ser vendidas ni enajenadas?

La situación de La Escondida es un caso que evidencia las dificultades del mismo Estado para llevar adelante las políticas que anuncia, no contradecirse entre instituciones, ir hasta el final: rescate de tierras, seguimiento de procesos, apoyo al campesinado. Eso se traduce en escenarios de gran conflicto, donde, en este caso, Mora ya demostró que es capaz de contratar a un grupo de personas y encabezarlas para disparar sobre los campesinos. La situación es extendida a una gran cantidad de rescates. El resultado es amenazas, muertes, judicializaciones y grandes dificultades para lo que pide el campesinado y necesita el país: producir alimentos.

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

También te puede interesar

Pin It on Pinterest

Share This