Seleccionar página

En la tarea de organizar y construir el poder la gente, #LaCorriente se despliega en las cinco parroquias del municipio Páez del estado Apure, para la realización de talleres dirigidos a fortalecer la democracia y profundizar una visión ética de la política. Así lo informó la compañera Andreína Pino, facilitadora e integrante del equipo a cargo del Sistema Nacional de Formación Simón Rodríguez de la CRBZ.

La actividad formativa se inició en la Comuna Che Guevara, ubicada en la parroquia San Camilo, los días 13 y 14 de marzo, y contó con la participación de 25 compañeros y compañeras militantes de #LaCorriente, que a su vez hacen vida en los concejos comunales, algunos son milicianas y milicianos, y también participan en la estructura del PSUV.

Señaló Pino que el espacio fue propicio para intercambiar opiniones sobre la situación política actual del país, evaluar prácticas y promover el espíritu crítico y autocrítico en el accionar cotidiano: “Compartimos nuestra perspectiva sobre los nuevos tiempos, la necesidad de contar con metodologías que hagan cada vez más efectivo el trabajo con la gente y la realización de reuniones y de procesos asamblearios; así como las estrategias de lucha que deben promoverse en este nuevo ciclo de la revolución”.

Igualmente, fue tema central el fortalecimiento e impulso en los núcleos territoriales, de liderazgos enraizados en una perspectiva democrática y de ética revolucionaria, que se traduzca en una clara idea del valor de la solidaridad y lo colectivo, así como la resolución de conflictos y problemas en el entorno: “el enfoque que está en construcción sobre el liderazgo de la CBRZ, es ser éticos, democráticos, el hombre y la mujer crbzista debe construir un liderazgo que se parezca a la gente, que esté a la altura del momento, un liderazgo desde las bases, un liderazgo que sepa lidiar con las situaciones. Incluso hablábamos de contar con herramientas para la resolución de conflictos, porque ese liderazgo tiene que dotarse de herramientas teórico-prácticas que le permita, en los territorios, abordar diversas situaciones”, destacó Andreína Pino.

Seguidamente, el taller se replicó los días 17 y 18 de marzo en la Ciudad Comunal Socialista Simón Bolívar, espacio histórico de construcción de #LaCorriente, donde participaron activamente 14 compañeros y compañeras que forman parte del autogobierno de la ciudad comunal, y según indicó Pino, “ese grupo es el núcleo central, el núcleo de base de #LaCorriente en la ciudad comunal”. La jornada continúa su despliegue hoy con la militancia de la parroquia Guasdualito.

Además del intercambio de opiniones sobre el tema del liderazgo democrático y la ética revolucionaria, se debatió sobre la necesidad de contar con herramientas que contribuyan con el fortalecimiento de los procesos organizativos dentro de la ciudad comunal. Refirió la facilitadora que como tema medular, en el fluir de reflexiones e inquietudes, destacan la necesidad de contar con estrategias que posibiliten expandir  la mística de la CRBZ y materialice el proyecto crbzista en el territorio, como expresión de la construcción de poder desde abajo, en la base, y enlazado a las luchas concretas de la gente.

Relató la compañera Pino que la dinámica formativa se desarrolla desde un enfoque permanentemente dialógico y de reflexión: “Acá los compañeros y compañeras seguimos reflexionando, repensado sobre la realidad, y vemos la necesidad de seguir potenciando, fortaleciendo los niveles orgánicos de nuestra organización en cada uno de los territorios donde hacemos presencia y tenemos el acumulado político-social de la CRBZ”.

Es importante referir que el proceso de formación se desarrolla desde los principios y metodología de la Educación Popular, en la cual se parte del reconocimiento de los saberes populares y experiencia de la gente. “El hombre y la mujer que están en el terreno tienen el conocimiento desde la experiencia, y eso nos lleva a pensar, desde el Sistema de Formación Simón Rodríguez, que los pensa de estudio, deben estar adecuados a los procesos de la gente, a las necesidades territoriales y a las necesidades que tenemos como organización”, indicó Pino.

Para avanzar por encima de las dificultades seguimos fortaleciendo nuestros procesos formativos para consolidar la sociedad democrática, y de igualdad y justicia social que queremos. Sigamos juntas y juntos sintiendo el latir de nuestro llano. Y con el Carrao de Palmarito decimos:

“Llanura yo soy tu hijo hijo

trátame como una madre.

Déjame soñar contigo

Permíteme que te hable.

No ves que siempre esperé

la llave de tus caudales”.

Prensa de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

Pin It on Pinterest

Share This