Seleccionar página

En la frontera todas las dificultades económicas son más fuertes, el contrabando es algo diario y muchas veces visible, viene gente de muchas partes del país con mercancía o directamente a comprar lo del pueblo para revenderlo en Colombia, los ganaderos venden directamente una parte de la carne del otro lado, casi todo se paga en efectivo y el efectivo se compra en 300%. Es una situación económica desatada por la guerra, que trajo la crisis, nuevos negocios, redes de poder, y una economía que tiene sus propias reglas. ¿Cómo gobernar esa economía? Es uno de los principales desafíos con los que se encontró la nueva gestión del municipio Páez, estado Apure.

Para lograr ese objetivo se crearon los fiscales populares y de hacienda, una iniciativa del alcalde, José María Romero “Chema”. Las áreas de trabajo que les fueron asignadas fueron las fiscalizar el gas, los comercios, los impuestos, el transporte público, las gasolineras, y comenzar con una alcabala. Son 120 en total, articulados a otras instancias como la Policía Municipal, el Partido Socialista Unido de Venezuela, la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora, la Fanb, y a la organización popular en los territorios.

“Hemos logrado varias retenciones por medio de la alcabala, como fueron un día 20 mil kilos de azúcar, y luego 300 fardos, que venían en cavas ilegales que retuvimos. Nos articulamos con las comunas para vender ese azúcar a precio regulado”, explica Sandra Escalona, miembro del equipo de coordinación de los fiscales populares que día a día ya se ven por Guasdualito y zonas cercanas.

Cada área de fiscalización se encontró con dificultades particulares. En el caso de las gasolineras existía la situación de que un 40% de los carros cargaban chip para gasolina que no correspondían a sus vehículos, y que de una cisterna se llenaban unos 200 carros cuando en realidad alcanza para cerca de 1300, como descubrieron fiscalizando. Decidieron, por ejemplo, implementar el sistema de placa, es decir de poder cargar dos días a la semana en función del último número de la placa del carro para frenar la posibilidad de cargar a diario para contrabando y a su vez permitir que más personas puedan cargar.

En el caso de los comercios son varios puntos que se propusieron abordar, como es terminar con la práctica ilegal de cobrar una parte de los precios en efectivo y la otra en punto, o la de no aceptar billetes de 50 o 100 bolívares. En cuanto a los precios el escenario es complejo, debido a la ausencia de la Sundde, y las decisiones unilaterales de comerciantes de subir los precios, como fue el caso de la carne que aumentó 400 mil bolívares de la noche a la mañana. La alcaldía cuenta para regularizar los precios con la herramienta de las ordenanzas que pueden fijarlos, a la vez que la retención de mercancías en caso de desobedecer lo establecido. Hasta la fecha han sancionado varios comercios por incumplimiento a la obligación tributaria y especulación sobre los precios.

De esta manera se busca retomar gobierno sobre la economía, los precios, controlar una situación que ha ido creciendo con los años en esta como en otras zonas de frontera. La clave reside en la voluntad para enfrentar el escenario, la puesta en marcha de mecanismos para lograrlo, la unidad siempre imprescindible, y la estrategia que, como en otras áreas que desarrolla la alcaldía, es siempre la misma: apostar al protagonismo de la gente, darle posibilidad de ser parte de la construcción de las respuestas, abrir puertas a la participación. Solo con el apoyo de la inteligencia popular, todas las organizaciones como son Clap, Ubch, milicias, consejos comunales, comunas, la fuerza de La Corriente, se puede enfrentar un problema de estas dimensiones.

Los obstáculos son muchos: amenazas, intentos de pagos por debajo de la mesa, nuevos mecanismos para evadir los controles, redes que trabajan en las sombras. La necesidad de combatir esta situación es más grande aún, está en juego el municipio, el país, la revolución, la patria.

 

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

Pin It on Pinterest

Share This