Seleccionar página

La Ciudad Comunal Simón Bolívar movilizada contra la burocracia

Sep 7, 2018 | El poder de la gente

Para trasladar una cosecha los campesinos y campesinas deben cumplir con una serie de pasos ante el Instituto Nacional de Salud Agrícola Integral, el Insai. Es la institución donde productores y productoras se dirigen para sacar las guías de movilización de lo que siembran, uno de los requisitos más importantes para que circulen los alimentos en el territorio con garantía de salubridad: sin guía no hay traslado legal.

El Insai es imprescindible. Por eso la situación presentada en Apure, en la sede de Guaca de Rivera presenta un grave problema: el sello habría sido robado hace diez días. Braulio Márquez, vocero del autogobierno de la Ciudad Comunal Campesina Socialista Simón Bolívar, denunció que desde ese hecho la institución suspendió en la localidad la emisión de las guías de movilización de ganado, verdura, de plátano, lechosa, yuca y todos los rubros que los productores cosechan y necesitan distribuir.

Los funcionarios alegan que la oficina central de Insai Maracay ordenó que el centro de Guaca de Rivera se cerrara porque “se robaron el sello”. Ante esta situación los campesinos, comuneros, comuneras, deben trasladarse hasta Guasdualito para sacar una guía. Esto significa una gran dificultad debido al alto costo de los pasajes y la dificultad para conseguirlos.

La Ciudad Comunal Campesina Simón Bolívar decidió movilizarse ante este problema, realizar una asamblea, para denunciar, exigir y encontrar una solución de máxima urgencia. ¿En medio de una guerra cómo la que estamos viviendo cómo es que una institución puede detener la posibilidad de trasladar alimentos por no tener un sello? ¿Cómo es que en diez días la estructura completa de una institución no ha logrado conseguir un sello?

Ante esta falta de repuesta institucional, la Ciudad Comunal elevó la propuesta de que se realice una transferencia de competencias: que la Ciudad Comunal pueda asumir algunas competencias en la emisión de permisología a los productores y productoras del territorio de su competencia. Significaría un paso de avance en la construcción del poder comunal, una economía autogestionada, productiva.

Cuenta para eso con un lugar en Guaca de Rivera con baños y con todas las condiciones, ubicado justo al frente de la casa del poder popular, para garantizar mayor control del punto de guiado que ha venido siendo denunciado en otras oportunidades por irregularidades en la emisión de permisologías.

Durante la asamblea participó el alcalde del Municipio Páez, José María Romero, quien, frente a la problemática de la vialidad agrícola presentada por los campesinos, acordó un plan articulado entre la alcaldía y productores para encargar 800 viajes de granson para arreglo de carreteras a las comunidades de las zonas de la Gabarra, Chorrosquero, Los Blancos y Los Picachos y el resto de los 39 Consejos Comunales. Se trata de una acción conjunta en la que los productores se encargaran de una parte de los gastos y la alcaldía financiará otro porcentaje, la comunidad se encarga también del pago del operador de la máquina y cualquier arreglo durante el trabajo que iniciará el próximo lunes.

El contraste entre la burocracia que no consigue un sello en diez días, y la posibilidad de trabajo conjunto entre alcaldía y Ciudad Comunal, muestra que se trata en primer lugar de un asunto de voluntad política. Si la hay se puede avanzar, si no, entonces un sello no aparece, aunque eso signifique paralizar el transporte de mercancías en un momento crítico del país. Ante eso la respuesta debe ser la de la Ciudad Comunal: movilizar, proponer un plan de transferencia, avanzar en el poder de la gente.

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

También te puede interesar

Pin It on Pinterest

Share This