Seleccionar página

Jorge Eliecer salía de una marcha contra el paramilitarismo y el sicariato cuando, precisamente, las balas de un sicario acabaron con su vida. Un mensaje contundente. ¿La razón? Su incansable lucha contras las mafias de extracción de gasolina.

Esto ocurrió un día como hoy, 26 de abril, hace 16 años. Él era trabajador de PDVSA en el área de distribución de combustible y un patriota convencido de la necesidad de la defensa de la soberanía de nuestras fronteras, y de luchar contra el contrabando de extracción que opera en la frontera de Guasdualito, estado Apure. Era incansable e incorruptible. Jorge Eliecer Nieves fue un «compañero fundador de este movimiento, de esta corriente histórica que hoy llamamos Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora, un compañero ético, que no se vendía ante la presión de las mafias y que asumió hasta las últimas consecuencias la defensa de nuestra soberanía, la defensa de la nación». Asi lo señaló Kevin Rangel, Coordinador Nacional de La Corriente.

Los mismos enemigos, la mismas luchas y la praxis ética de Jorge Eliecer como ejemplo a seguir.

16 años después, y con una férrea guerra económica, el enemigo sigue siendo el mismo, la estrategia del imperio norteamericano, de la oligarquía colombiana y de algunas mafias internas sigue siendo la misma: «agredir a nuestra nación, agredir a nuestra patria, a nuestra soberanía». Por eso hombres como Jorge, que hoy recordamos, manteniendo viva su memoria y su ejemplo, es necesario que se multipliquen: «Necesitamos miles de Jorges para enfrentar los flagelos del contrabando en nuestras fronteras, para combatir a las mafias, porque era un compañero con un liderazgo ético, un compañero que no se acobardaba y que con posición firme se enfrentó a éstas. Es por eso que «justamente hoy, 16 años después, es lo que seguimos construyendo como movimiento, liderazgos como el de Jorge, éticos», señaló Rangel.

A propósito del escenario tan delicado en el que se encuentra Venezuela, la lucha y las razones del asesinato de Jorge Eliecer llaman a un proceso reflexivo acerca de la dirección que hace falta en este momento histórico. Así lo señala Rangel: «el papel del dirigente, del perfil del dirigente que requiere el proceso, la revolución, el partido, las instituciones, debe ser el de hombres y mujeres con carácter, con compromiso, con abnegación al proyecto revolucionario, que permita darle coherencia al proceso revolucionario y combatir las contradicciones internas, la corrupción».

Sin lugar a dudas el momento complejo que vive el proceso requiere que mantengamos viva la espiritualidad de los compañeros y compañeras que siendo coherentes a sus convicciones de lucha han entregado la vida para que sigamos construyendo la Venezuela nueva, humana y ética que se necesita.

¡Por los compañeros caídos, ni un minuto de silencio y toda una vida de lucha!

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

Pin It on Pinterest

Share This