Seleccionar página

Entrevista a Reinaldo Iturriza: el movimiento comunero debe disputar poder

Ago 23, 2018 | El poder de la gente

Este 25 de agosto tendrá lugar una asamblea nacional comunera convocada por El Maizal y la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora, que se realizará en El Maizal. ¿Cuáles podrían ser los desafíos actuales para el movimiento comunero? ¿En qué situación se encuentran las comunas? Reinaldo Iturriza analiza el panorama.

 

¿Cómo ves el cuadro general del proceso comunal en esta etapa?

El sujeto comunal está allí, es un espacio que permanece, aunque está muy de bajo perfil. En parte porque hay una suerte de incomprensión sobre la importancia estratégica del espacio comunal y del sujeto comunal, hay que recordar que la comuna es parte de un territorio y es un sujeto político, un sujeto de derecho. Y desde el punto de vista de la dinámica comunal misma, hay un evidente repliegue político, que también tiene que ver en parte con esa incomprensión desde arriba.

No es que se haya abandonado la lucha, pero está ocurriendo algo muy similar a un desencuentro. No es que no exista relación, evidentemente la hay, existe un plan de siembra comunal, por ejemplo, pero a propósito de esto predomina un malestar con respecto al trato por lo general poco favorable que recibe el sujeto. No porque sea un sujeto que espere prácticas propias de la política corporativista, sino porque es un sujeto que sabe y conoce cuál es su importancia estratégica, que no está apostando a sembrar para enriquecerse sino a producir lo que necesitamos para alimentarnos. Un sector tan politizado, al ver cómo se favorece a otros sectores de la sociedad y no al sujeto comunal reacciona con malestar.

Por las propias características del sujeto chavista, en la medida en que se acentúe la crisis de relación con el gobierno, le cuesta mucho articularse, porque depende bastante de esa relación. La articulación pasa por esa relación de mediación, que es la que en buena medida explica que exista el chavismo. No hay que perder nunca de vista que la revolución bolivariana funcionó así desde el origen. Un hombre, Chávez, con su liderazgo extraordinario, que al mismo tiempo es hechura de ese sujeto, ocupa el gobierno, tiene control del Estado y lo pone al servicio de ese sujeto, y va produciendo y creando espacios. Eso está en crisis.

Eso tiene otras explicaciones importantes, como un repliegue que es previo. Hay una percepción de que el objetivo del horizonte estratégico se perdió parcialmente, y eso es justamente lo que causa el repliegue. No tiene que ver con inmadurez de las masas, no es infantilismo, no es un gesto de malcriadez política. Hay un repliegue porque hay una evaluación sobre la manera de actuar la clase política, y esto hay que manejarlo bien como concepto, porque se habla demasiado de la figura de Nicolás Maduro y eso no permite entender la situación, porque soslaya la lucha de clases a lo interno del chavismo y del gobierno.

 

¿Existe lo que podríamos denominar un movimiento comunero? 

Creo que sí lo hay. No existe realmente algo así como una multiplicación de comunas por el territorio nacional que luego comienzan a articularse. Hay experiencias de organización y agregación que son inclusive previas a las comunas, por eso cuando aparecen formalmente las comunas, en muchos lugares existen ya como corredores, ya con la intención de constituirse en ciudades comunales. Si lo vemos como sujetos de derecho, estamos hablando de formas de agregación a mayor escala.

Pero no es eso solamente, es un movimiento, un sujeto que tiene formas concretas de organizarse, que se agrega a mayor escala, pero eso sucede porque existe como movimiento. Está presente en territorios más o menos amplios, y se reconoce como tal, hay una identidad, hay un horizonte específicamente comunal que está vinculado con el horizonte general estratégico.

Es un movimiento con unos importantes niveles de dispersión, con una dificultad importante para lograr niveles de articulación. Eso siempre ha sido así, pero se agudiza por la situación económica actual y por la crisis de relación con el Estado, lo cual favorece dinámicas más bien locales y autorreferenciales. Donde hay territorios en los que el nivel de politización es mayor, hay más claridad de la necesidad de que los niveles de articulación sean mayores, entonces se dan relaciones entre unas experiencias y otras para complementarse.

 

En vistas del encuentro ¿cuáles crees que pueden ser unos primeros pasos conjuntos en función de un reagrupamiento, con objetivos, una agenda política y económica?

Hay una disputa muy fuerte en el gobierno. Es un momento muy complejo en el que hay que ser muy responsables a la hora de establecer alianzas e identificar aliados allí. Las alianzas, sean cuales sean, deben pasar por ratificar el apoyo a Nicolás Maduro. Digo esto, aunque parezca obvio, porque hay líneas de fuerza que más o menos visiblemente están procurando debilitarlo, al considerarlo como una figura que inevitablemente tiene que estar allí, pero ente la oportunidad de desplazarlo lo desplazan. Desde El Maizal, espacio del cual me siento parte y con todo lo que ha pasado, eso está totalmente claro, hay que apoyar a Nicolás.

El encuentro me parece positivo, es importante es garantizar que eso que se viene analizando y se discuta se traduzca en acuerdos y garantizar que se cumplan. Lograr una articulación mínima para fortalecerlo económicamente. Es necesario trabajar todo el tema de la autonomía, con respecto a la semilla y los insumos, la no dependencia de terceros, pero no estoy de acuerdo con la postura de que hay que dejar de disputar al Estado, es un error político muy grave. Creo que el movimiento comunal no puede dejar de disputar poder, y poder es recursos, poder es renta.

Fortalecerse económicamente, trascender la dinámica autorreferente, porque es más o menos donde estamos ahorita, para progresivamente hacer del movimiento comunero un movimiento capaz de disputar. Nosotros no podemos apartar de nuestro horizonte político la noción de disputa y de conflicto. Obviamente luego de acordar estos principios, hay millones de consideraciones tácticas, como definir cuál es la disputa correcta ahorita. Pero yo incluso veo tendencias a decir que ya no hay nada que disputar, que hay que conformarse, me parece muy grave. Y luego está el tema de la formación, el tema de la soberanía, del control de los territorios, la milicia, pero yo diría que esos es lo central en lo político.

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

También te puede interesar

Pin It on Pinterest

Share This