Seleccionar página

Quedan menos de 48 horas para las elecciones de este domingo 6 de diciembre. En toda Venezuela se ha llevado adelante una campaña atípica, en medio del bloqueo y las sanciones, que afectan fuertemente el día a día de la gente, y de una pandemia de carácter global.

Estas votaciones adquieren un carácter que transciende una simple elección de diputadas y diputados para la Asamblea Nacional como lo establece la Constitución de nuestro país. En estas elecciones se juega la soberanía de Venezuela.

Hace 5 años el presidente Nicolás Maduro era el primero en reconocer la derrota electoral del chavismo en las elecciones parlamentarias. Durante los próximos 5 años la oposición al frente de la Asamblea no generó ni una sola ley a favor de la gente. Fueron 5 años donde el parlamento sólo sirvió de cabeza de playa para las sanciones, el bloqueo e incluso el pedido de invasión a nuestro país. Ya le restan sólo horas a quienes, con Guaidó a la cabeza, se encargaron de traicionar el voto de confianza que les había dado la gente.

En estos últimos meses en Apure, así como en Barinas, Mérida, Táchira y en el resto del país, recorrimos diariamente las comunidades, hablando con la gente, explicando las causas de los males que afectan a nuestro pueblo. La gente recibió a nuestros candidatos y candidatas con predisposición al diálogo, escuchando, aportando, debatiendo, e incluso reclamando, así es como se ve la siembra de Chávez en la voz de la gente. Esa voz que históricamente estuvo silenciada, negada. Actualmente debate los problemas de nuestro país y pone sus expectativas en el cambio de la Asamblea, para que sirva de herramienta para hacer frente a los problemas cotidianos.

Las calles en la capital apureña, como en cada uno de los municipios, desbordaron de gente alegre, convocatorias cada vez más masivas, cantando, bailando al ritmo del arpa, cuatro y maracas, acompañando a los candidatos y candidatas. Un amor que la oposición local y extranjera no puede explicarse. Fueron miles quienes junto a los candidatos y candidatas recorrieron sus comunidades en los “casa a casa”, en las asambleas, en la organización y caracterización de los votos, en las tareas organizativas de los simulacros. El pueblo apureño demuestra su amor incluso en estas circunstancias adversas, donde los problemas de la gasolina, el gas y la desvalorización del bolívar se hacen sentir fuertemente.

Este próximo 6D vamos a elegir una nueva Asamblea Nacional patriótica, ética y democrática que acompañe las luchas de la gente por la recuperación económica, la paz, la profundización de la democracia, la reconciliación nacional y la soberanía del Venezuela. Este domingo, junto a la gente elegimos futuro.

Pin It on Pinterest

Share This