Seleccionar página

Comunicado de la Consultoría Jurídica de la Asamblea Nacional ante írrita  decisión del ilegítimo Tribunal Supremo de Justicia - Presidencia Venezuela

Mañana 5 de enero se instala formalmente la nueva Asamblea Nacional, luego de la contundente victoria electoral obtenida por las fuerzas bolivarianas el 6 de diciembre de 2020. Es un hecho de suma trascendencia, ya que significa, nada más y nada menos, que se restituye el funcionamiento de uno de los poderes del Estado, el Poder Legislativo, luego de que hubiera sido convertido en arma de guerra contra el país como parte del plan de agresión de EEUU. Eso en sí mismo es una enorme victoria para el país. Sin embargo, es necesario el debate sobre el carácter de este nuevo parlamento, el debate sobre su fisonomía y sobre su papel en la superación de la actual situación de crisis nacional.

En este sentido, planteamos que su atención y esfuerzo debe estar centrado en la defensa de la soberanía y los intereses de Venezuela, la lucha contra la corrupción y la profundización de la democracia, tal como lo dijimos en la campaña electoral: la nueva Asamblea Nacional debe ser patriótica, ética y democrática. Esto debe desarrollarse en cuatro ejes de acción concretos:

1) Ser punta de lanza de un amplio y democrático encuentro nacional que permita construir el consenso necesario sobre la forma de superar los grandes problemas del país: cómo sortear el bloqueo financiero y comercial, principal causa de la crisis económica, debe estar como prioridad absoluta. Para lograr este consenso debe haber un diálogo entre las fuerzas políticas, productivas, sociales, culturales, que incluya de forma eficaz a las mayorías nacionales y no se limite únicamente a los aparatos de los partidos y organizaciones. Este diálogo debería ir perfilando un gran frente patriótico nacional como espacio de unidad del país frente a la agresión externa, y debería formular una política económica antibloqueo que dé cuenta de los aportes de todos los sectores económicos y sociales nacionales.

2) Darle prioridad legislativa a todas las acciones que apunten a la recuperación económica, apuntalando las decisiones del gobierno que requieran aprobación, así como desplegando una campaña ante el mundo sobre el impacto criminal de las sanciones contra Venezuela. Así como los diputados salientes lo hicieron para promover el bloqueo y la agresión, los diputados y las diputadas de esta Asamblea Nacional patriótica deben ser voceros y voceros, denunciantes, de las graves consecuencias de esta agresión.

3) Adelantar una campaña e impulsar acciones y procesos contra las desviaciones éticas en la política. La nueva Asamblea Nacional debe ser vanguardia de la lucha sin cuartel contra la corrupción.

4) Emplearse a fondo en la ampliación de la democracia revolucionaria mediante iniciativas como la Ley de las Ciudades Comunales, la reglamentación de las Leyes del Poder Popular. La nueva Asamblea Nacional debe caracterizarse por promover y abris todos los espacios posibles para la participación y el parlamentarismo con la gente, en función de avanzar en la construcción de una sociedad cada vez más democrática, plural, participativa y justa.

La nueva Asamblea Nacional es resultado de la unidad nacional para resistir la agresión, es resultado de la lealtad y capacidad de resistencia de nuestra gente, es resultado de la voluntad política para defender a Venezuela y a la revolución bolivariana, que sigue siendo el proyecto político que garantiza a las mayorías del país un horizonte real de justicia, igualdad, prosperidad y libertades plenas. De ese tamaño son los desafíos que enfrentamos.

Coordinación Nacional Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

Pin It on Pinterest

Share This