Seleccionar página

El país está atravesando una crisis sin precedentes que arrecia con los ataques simultáneos, continuos y sistemáticos del imperialismo norteamericano. Durante años nos preparamos para la defensa de la soberanía y esa preparación histórica ha permitido que en unión cívico-militar alcancemos notorias victorias en la recientes batallas, en lo político, lo diplomático, lo militar, así lo afirmó Kevin Rangel, coordinador nacional de La Corriente: “Sin embargo, desde La Corriente proponemos a la dirección política de la revolución y al país avanzar a una fase que denominamos Plan de Ofensiva y Resistencia. En materia económica planteamos, por ejemplo, la necesidad de una política económica de emergencia, estructurada e integral que, como primeras acciones, declare urgentemente la moratoria de la deuda y desarrolle un plan para defender los activos de la república, así como avanzar sin demora en la recuperación del aparato productivo del país con métodos audaces adaptados a la coyuntura de guerra”.

Si bien debemos preparar al país para defender la soberanía es necesario también pasar a una etapa de resistencia y ofensiva. La etrategia que hemos diseñado para participar en esta etapa desde nuestros territorios es la Red Popular de Ayuda Solidaria: “La derecha está utilizando las banderas del humanismo y la solidaridad para justificar el intervencionismo. El concepto de la ayuda humanitaria es una cubierta para generar una acción bélica directa contra la soberanía de Venezuela. Sabemos por experiencia que históricamente el imperialismo y el colonialismo atentan contra la existencia de la especie humana y aunque hoy anden por el mundo dando catedra de humanismo y democracia, la solidaridad de la derecha no existe y que la enarbolen como bandera es la acción más hipócrita que pueda hacer un político fascista. No podemos permitirles abrogarse un código que sabemos que no practican. La clase neoconservadora estadounidense solo pretende justificar tras esta fachada sus intenciones de intervenir militarmente a Venezuela”.

Ante el escenario que se avecina en esta nueva etapa de disputa, desde La Corriente creemos que las subjetividades, los símbolos, la espiritualidad, los códigos, son fundamentales  y parte central de esa disputa, sobre todo en los territorios: “Allí donde habita el chavismo que ha construido la organización que le permite su existencia, nos toca avanzar ahora en acciones concretas de solidaridad y proponemos la Red Popular de Ayuda Solidaria como un instrumento del pueblo para construir las capacidades para activar la solidaridad, para atender a las familias más vulnerables en nuestros territorios que han padecido los embates de la agresión contra nuestra economía y que han sido víctimas durante todos estos años de las consecuencias de las sanciones, los embargos y el bloqueo que se inició con el decreto Obama y es ahora arreciado por la administración Trump”.

Necesario es  abordar a fondo los problemas que generan estas agresiones a nuestra economía. Parte del proyecto estratégico de esta revolución es atacar el fondo del problema. La Corriente  plantea la necesidad de desplegarnos en operaciones de solidaridad en cada rincón del país para palear y atender de manera concreta a las familias golpeadas por la guerra. “Si un campesino siembra una hectárea de yuca puede poner a la Red Popular de Ayuda Solidaria un saco de esa yuca para hacer una comida comunitaria o para donarla a familias más necesitadas, el que tenga ropa, medicinas, puede aportar. La solidaridad y el humanismo son armas que nos van a permitir resistir a la agresión del imperialismo norteamericano y sus aliados, quienes pretenden derrocar a Nicolás Maduro, intentado pasar por encima de un pueblo consiente que no va a entregar el poder”, afirmó Rangel.

Este fin de semana se inicia el despliegue y accionar de esta propuesta de La Corriente. La victoria ante las agresiones la conseguiremos con la gente, peleando con la gente desde todos los espacios. La base de amor y solidaridad que está en la idiosincracia de nuestro pueblo es una de las claves.

 

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

 

Pin It on Pinterest

Share This