Seleccionar página

 

La República Popular Democrática de Corea (RPDC), es víctima de un férreo bloqueo económico, comercial y financiero por parte del gobierno de Estados Unidos. Entre los países bloqueados por este imperio, la RPDC enfrenta la mayor cantidad de medidas coercitivas unilaterales, lo que representa una violación sistemática de los derechos humanos del pueblo coreano y de su inalienable derecho a ser libre y darse el sistema político que ha surgido del ejercicio de la soberanía y la autodeterminación.

La construcción de la idea de la RPDC como una amenaza, debido al sólido sistema defensivo que le permite conservar su soberanía, es una artimaña para desviar la atención sobre la fuerte presencia militar del gobierno de EEUU en el este y sureste de Asía. En Japón y Corea del Sur posee un elevado número de bases e instalaciones militares, equipos tecnológicos militares y miles de efectivos desplegados en ambos territorios. Esta práctica está dirigida a contener la influencia de Rusia, China y, también, a la RPDC.

A pesar de los esfuerzos emprendidos por EEUU y sus aliados regionales, la RPDC posee amplias relaciones con la comunidad internacional, manteniendo relaciones con 164 países de la ONU. En el continente americano tiene 5 embajadas, Perú, Cuba, Brasil, México y Venezuela.

Desde la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora, organización venezolana, queremos reconocer la dignidad y el ejemplo del pueblo de Corea del Norte, quien ha resistido desde 1950 la guerra impuesta por el imperialismo y sus aliados en la región y hacemos votos por el cese total de las hostilidades militares hacia la RPDC, la eliminación de las bases militares estadounidenses en la región, la superación del armisticio y firma del acuerdo de paz.

Desde su surgimiento, la RPDC y sus gobiernos, han mostrado la disposición de mantener relaciones de respeto, solidaridad, cooperación, reciprocidad y complementación en todas las esferas de las relaciones internacionales con los Estados, gobiernos y pueblos del mundo, siempre sobre la base de la soberanía, autodeterminación y beneficio mutuo.

Durante la inauguración de la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en la RPDC, Myong Guk, representante del Mariscal Kim Jong Un manifestó que la alianza entre Corea del Norte y Venezuela se ve consolidada “En la llama de una lucha común antiimperialista por la independencia y el socialismo.”

También señaló, que el gobierno de la RPDC “se esfuerza constantemente por ampliar y desarrollar las relaciones de amistad y cooperación con Venezuela.”

Además, enfatizó que la nación coreana: “seguirá prestando plena asistencia y apoyo al gobierno y al pueblo de Venezuela en sus esfuerzos por proteger su Estado.”

Desde La Corriente suscribimos plenamente sus planteamientos y nos sumamos al esfuerzo constructivo de amistad, solidaridad y cooperación entre ambas naciones, que se sintetiza en la diplomacia de los pueblos planteada por el Comandante Hugo Chávez y rechazamos categóricamente la política intervencionista e injerencista del imperialismo estadounidense a través de sus diferentes gobiernos contra los pueblos.

Celebramos con el pueblo de la República Popular Democrática de Corea, un aniversario más de las relaciones desarrolladas durante 46 años entre ambas naciones, iniciadas el 28 de octubre de 1974. La relación entre Pyongyang y Caracas se ha profundizado en acuerdos en materia agrícola, de formación política, producción industrial, intercambio energético y apoyo y cooperación militar, según lo anunciado por el compañero Presidente Nicolás Maduro.

 

Seguiremos aportando desde la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora, así como desde el Comité Venezolano de Solidaridad por la Paz y la Reunificación de Corea en aras de construir un mundo multicéntrico y pluripolar.

¡Viva la soberanía y la autodeterminación de los pueblos!

¡Por la diplomacia de los pueblos!

 

Coordinación Nacional 

Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

 

 

Pin It on Pinterest

Share This