Seleccionar página

¿Con quién contamos nosotros los campesinos?

Abr 24, 2018 | Sin Categoría

En estos últimos meses la visibilización de la batalla del campesinado está retomando una posición importante. Las razones son varias, intentos de desalojos y atropellos que lograron ser frenados y puestos como debate público, el problema de la producción que es urgente y estratégico, y la incesante lucha del campesinado que continúa en la búsqueda de continuar con el legado agrario de Chávez. Son muchos los rescates en el país, en varios estados.

Táchira es uno de esos lugares. En particular en el municipio Libertador, donde se encuentra el rescate “Zamora, Chávez y Magoya”. “El rescate de las tierras en la hacienda El Jabillo es una lucha que lleva alrededor de ocho años en disputas. Son unas 4.000 mil hectáreas improductivas y que hoy el campesinado está reclamando para activar su producción”, explica Pedro Alvarado, constituyente por el sector comunas, y militante de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora (Crbz).

Es importante mencionar que este predio tenía anteriormente una capacidad de producción de 5.000 cochinos cada 15 días, antes de ser abandonado y desmantelado. El dueño, quien aparece como titular de las tierras, lleva más de 27 años fuera del país. Es por ello que los campesinos y campesinas tomaron estas tierras para reactivar esa fuerza productiva, la que tanto necesita el país en esta situación de dificultades materiales que enfrentamos producto del bloqueo y de errores propios.

“Estas 160 familias que están en el rescate de las tierras están dispuesta a producir la tierra, aquí hay gente entusiasmada por la agricultura y a la ganadería, necesitan| el apoyo del gobierno nacional para la continuidad de entrega y titularidad de tierra, para que todos como uno solo, logremos este objetivo, que es la producción”, explica Pedro.

Las denuncias que vienen realizando las 160 familias han sido víctimas de ineficiencias: todos los documentos entregados desde el 2004, en el 2014 en el consejo campesino de la sierra de San Luis, y en 2016 al ir a Miraflores, se han traspapelado o simplemente desaparecido. Eso ha dado a entender a los campesinos y las campesinas que no ha existido voluntad política por las autoridades competentes en materia agrícola. “Se han olvidado del campesino, quien los ha ayudado con su esfuerzo y con su voto,” dice uno de los campesinos de El Jabillo.

Esa situación de espera de respuestas que no llegan no es exclusiva de este caso. Por eso se ha hecho importante articular los diferentes rescates que existen en varios estados, unir las luchas para lograr respuesta de titularidad de las tierras, así como apoyos para la puesta en marcha de la producción. Porque no solamente se trata de resistir a los desalojos que se han venido dando, sino también y sobre todo de avanza con la regularización y nuevos rescates que hoy se hacen necesarios. Somos los campesinos quienes producimos la comida que necesita nuestro pueblo, es ahí donde la revolución debe volver a centrar su fuerza.

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

 

También te puede interesar

Pin It on Pinterest

Share This