Seleccionar página

Comprender el cuadro internacional contra Venezuela. Análisis de La Corriente

Sep 16, 2018 | Comunicados

Llegan señales de divisiones desde los Estados Unidos (EEUU) respecto a cómo proceder ante Venezuela, ante nosotros, nosotras. Una muestra de eso han sido los artículos sacados por el periódico norteamericano New York Times, donde se dejó al descubierto que la administración de Donald Trump había (y está) trabajando junto a los sectores golpistas para derrocar al gobierno de Nicolás Maduro.

Otra muestra se ha dado a través de las declaraciones del secretario de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, quien declaró desde la ciudad de Cúcuta, que era necesario considerar la opción militar ante Venezuela. Sus palabras se alinearon con las del senador Marco Rubio quien había afirmado públicamente lo mismo semanas antes. Ante los dichos de Almagro, el Grupo de Lima se pronunció para rechazar la salida militar.

Estos pronunciamientos públicos evidencian tensiones y disputas acerca de qué hacer ante Venezuela. Un sector ve la posibilidad de la intervención y trabaja para construirla, otro no considera ese escenario como necesario y posible. Eso se enmarca a su vez dentro de las batallas que se dan dentro de la administración Trump, entre republicanos, y contra demócratas, dentro del cuadro de las próximas elecciones de noviembre.

Esas diferencias que se han hecho públicas tienen sin embargo un punto de acuerdo: se deben profundizar las sanciones económicas y el aislamiento diplomático. Ambas formas de pensar la resolución del conflicto comparten la caracterización del gobierno de Nicolás Maduro a quien acusan de “dictador”, y plantean que es necesario sacarlo cuánto antes. Ninguno de los dos es democrático, son parte de los ataques que enfrentamos.

En ese contexto quienes piensan en la acción de fuerza la seguirán preparando, intentando crear condiciones materiales y políticas, pero la probabilidad principal más cercana es el redoble de los ataques sobre la economía. Esta caracterización es central: es en el frente internacional que se encuentra el centro de gravedad del conflicto, la derecha venezolana está casi desaparecida, sumergida en disputas, desorientaciones, errores tras errores.

En ese escenario el fortalecimiento de los acuerdos con China y Rusia son una línea acertada, permite reforzar económica, política, militar y simbólicamente el espacio geopolítico en el cual nos encontramos. Es necesario profundizar las relaciones multilaterales, propiciar la llegada de inversiones, sortear el bloqueo económico que aprieta sobre nuestras finanzas, y recrudecerá. Los EEUU y sus aliados buscarán cercanos más y más, impedir transacciones internacionales, bloquear nuestro dinero, sancionar a empresas, golpear la industria petrolera, nuestra principal fuente de riqueza.

Junto a ese trabajo internacional se hace necesario masificar la preparación para la defensa a través de una de las herramientas principales como es la Milicia Bolivariana. Unidad de los y las patriotas para cualquier amenaza, esa es la necesidad, para enfrentar lo que podría venir más adelante, así como para disuadir a quienes ven la necesaria intervención internacional militar encubierta bajo crisis humanitaria.

Estamos en un momento clave, es necesario discernir la dimensión de la amenaza internacional, sus caminos de ataque, así como nuestro rol en ese cuadro: un rol político, productivo, de debate, acumulación de fuerzas, preparación para la defensa. El protagonismo popular es una pieza fundamental en cualquier esquema.

Coordinación Nacional de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

 

 

También te puede interesar

Pin It on Pinterest

Share This