Seleccionar página

Cómo preservar y reproducir semilla de maíz: hazaña cotidiana del pueblo campesino.

Ago 18, 2018 | El poder de la gente

En el Valle de Guanape, estado Anzoátegui, en el oriente del país, los indígenas han cultivado por siglos una variedad de maíz oriunda de esa zona; cultivada sin intervención alguna de la agroindustria, es una de las semillas nativas de maíz que ya estaba desapareciendo. De manos de unos campesinos brasileros del Movimiento Sin Tierras que pasaron por el valle buscando semillas y experiencias llegó a La Corriente un puñado de este maíz.

La tarea: reproducirla, multiplicarla y regarla por todos los territorios donde estamos presentes. No sabíamos dónde sembrarla y los compañeros de San Genaro plantearon que allá las condiciones de los suelos eran mejores y que podían darle la atención directa: dispusieron del terreno y lo limpiaron, lograron sembrar a brazo 5 Kilos y a diario miraron esas plantas crecer para poner la atención necesaria a los tiempos de limpia y abono; desde perspectiva y técnicas agroecológicas estuvieron atentos a que no se le sembrara otro tipo de maíz por los lados y se dedicaron a los cuidados necesarios para que el proyecto de reproducción y mejoramiento de esta semilla de maíz autóctona arrancara con buen pie.

No pudo ser mejor. Tres meses después ya las matas están crecidas, tienen buen agarre, no las tumba el viento, no son muy grandes pero echan entre dos y tres mazorcas de muy buen tamaño y bastante grano. Así es el maíz criollo de noble y así logramos reproducirlo desde Guanape hasta San Genaro: la  semilla tiene óptimas condiciones y un rendimiento de 300 kilos por los 5 kilos que sembramos, todo lo que se coseche en este corte es sólo para ensemillarnos.

El nuevo reto: enviarla a otros(as) compañeros(as) del país para que comencemos a finales de agosto a sembrar toda la semilla que va a necesitar La Corriente para su plan de siembra del ciclo del año que viene. En estos actos cotidianos de organización está la posibilidad de sembrar la Patria: acciones concretas para proponer con el ejemplo y con la acción la verdadera soberanía agroalimentaria.

Esta es una iniciativa coherente con nuestros planteamientos en materia económica y productiva, es parte de la concreción del Plan de Urgencias Productivo que hemos construido con los campesinos de los rescates de tierra en el país, no solamente estamos haciendo llamados discursivos y comunicacionales en esa materia, estamos actuando. El Plan Nacional de Urgencias contempla junto con la democratización de la Tierra el tema de la producción de alimentos: el plan de siembra de la organización que se está ejecutando ahí donde esté un militante de La Corriente, en estados donde por ejemplo se están impulsando patios productivos, siembras a gran escala, desde una hectárea hasta más de cincuenta de rubros de mayor consumo de nuestro pueblo.

En la actual coyuntura es imprescindible fomentar la verdadera soberanía, no es la agroindustria la que alimentará a Venezuela, por el contrario, que hayamos logrado reproducir esta semilla de maíz es una mala noticia para las trasnacionales de la semilla y sus defensores, es un golpe contra las mafias de los agroinsumos que en cada ciclo de siembra se enriquecen más a costa de los campesinos, del Estado que depende de sus caprichosos proveedores y se terminan invirtiendo más recursos y esfuerzos en enriquecerlos que en la organización para la producción de insumos y semillas de forma soberana.

Ya estamos en el proceso de selección de la semilla que cosechamos, escogiendo el mejor grano, haciendo cachapa con el que no se va a sembrar, al tiempo que pensamos qué nombre ponerle a esta semilla que rescatamos y que será nuestro modesto aporte para hacerle frente a la crisis que atraviesa nuestro país.

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

También te puede interesar

Pin It on Pinterest

Share This