Seleccionar página
Actuación contundente contra sicariato es clave para construir justicia y seguridad en el campo. Comunicado de La Corriente

Actuación contundente contra sicariato es clave para construir justicia y seguridad en el campo. Comunicado de La Corriente

El fiscal general de la república, Tareck William Saab, informó de la detención del terrateniente Ricardo Mora por el asesinato de los campesinos Orlando Reyes Parra y José Aguilar, integrantes del Consejo de Productores Socialistas Los Lanceros de la Pescalinera de Zamora, en el estado Barinas. También fueron aprehendidos Joel Eduardo Garrido Lobo y Gustavo Enrique Carrillo Pérez, por el mismo crimen.

La Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora reconoce el eficaz desarrollo de las investigaciones y la voluntad y celeridad con que éste ha sido abordado desde el Ministerio Público y autoridades del alto gobierno. Que en menos de un mes haya sido detenido el terrateniente Ricardo Mora, como presunto autor intelectual del sicariato contra los campesinos, así como los presuntos autores materiales, es un hecho de suma importancia para la lucha contra la impunidad.

Es de este modo como debe asumirse la acción de los órganos de justicia para que pueda comenzar a construirse la justicia y así, junto a protección directa por parte de los cuerpos de seguridad del Estado, garantizar la seguridad personal y la vida del campesinado en lucha. Es de este modo, también, como debe asumirse la investigación y castigo a los miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y las policías regionales que han atropellado a campesinos y campesinas cometiendo desalojos violentos plagados de violaciones a sus derechos humanos.

Es importante señalar, también, el peso que han tenido en este caso tanto la lucha y movilización de distintas expresiones del movimiento campesino como los medios de comunicación alternativos e independientes. Gracias a su desempeño es que la opinión pública y las autoridades han podido conocer las denuncias de los campesinos y campesinas. El trabajo periodístico de estos medios permitió difundir detalles de los hechos e incluso elementos probatorios de la vinculación de los presuntos culpables del crimen. Esto resalta ante el nulo tratamiento que a este tema han dado los medios de comunicación del Estado y los medios privados: ni una sola de las denuncias, ni uno solo de los casos ha tenido espacio en estos medios.

Desde La Corriente expresamos nuestro respaldo al Ministerio Público en el curso de este caso e instamos a que se profundicen estas acciones. Es muy valioso que se haya llegado a este punto en el caso de La Escondida, pero es en extremo necesario que no llegue hasta allí y se avance en las investigaciones y castigo a los responsables de otros casos de sicariato. La denuncia de Carlos Pardi como presunto autor intelectual del caso Palo Quemao, en el que fueron asesinados por sicarios los campesinos Guillermo Toledo y Jesús León, no debe quedar impune; en ese caso también debe sentirse el peso contundente de la ley y la justicia.

Asimismo, debe actuarse en los casos en los que campesinos y campesinas vienen recibiendo amenazas similares a las que recibieron los campesinos de La Escondida. Las denuncias están hechas y los implicados en estas amenazas han sido señalados. Nos referimos específicamente a los casos de Norka Aragón, en el estado Zulia y de los(as) campesinos(as) de San Silvestre en Barinas, pero son muchas más las denuncias al respecto. Este tema de la amenazas debería implicar acciones jurídicas contra Fedenaga y otros gremios de la actividad agrícola en el país que vienen difundiendo amenazas contra el campesinado a través de sus vocerías oficiales y de sus redes sociales, así como discursos criminalizadores del campesinado que lucha por la democratización de la tierra en Venezuela. No debe permitirse que las amenazas escalen a agresiones que puedan terminar con la vida de más campesinos y campesinas.

 

Coordinación Nacional Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

#LaCorrientePsuv presente con propuestas en el IV Congreso del Psuv

#LaCorrientePsuv presente con propuestas en el IV Congreso del Psuv

Despues de un recorrido asambleario en distintos estados del país y una gran asamblea nacional realizada el 21 de este mes en San Fernando de Apure, la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora llega a la plenaria del IV Congreso del Psuv con la voluntad de debatir y proponer y con la legitimidad de hacerlo luego de un recorrido de encuentro con la gente en las bases.

Hoy se dio incio a la plenaria del congreso y las expectativas sobre su desarrollo y sobre los temas que se aborden es elevada. Desde los espacios del hotel Alba Caracas en donde ésta se desarrolla, el constituyentista por Apure y militante de #LaCorrientePsuv Orlando Zambrano comentó: “La importancia del IV congreso para nosotros está en la necesidad de garantizar la unidad de las fuerzas chavistas y avanzar en que el Psuv sea el partido tal cual lo ideó el comandante Chávez”.

Con la participación de más de 600 militantes de todo e país, el IV Congreso es una oportunidad de oro para que se aborden descarnadamente los distintos aspectos que conforman la actual crisis que vive el país. Es una oportunidad para que sin temores se debata y se discuta franca, sincera y honestamente. Se trata, como afirma Zambrano, de dar un debate amplio que nos lleve a unificar las fuerzas, a articularlas y cohesionarlas, y no a que se mida una correlación de fuerzas interna.

En la actual situación que vive el país no debería quedarse el IV Congreso en debatir meramente aspectos teóricos o de la dinámica interna de partido. Asumiendo el rol de conducción de la revolución que le corresponde al principal partido chavista del país y partido de gobierno, el IV Congreso, afirmó Zambrano, debería aprobar propuestas concretas para abordar la crisis

Zambrano informó que el Plan Nacional de Urgencias que #LaCorrientePsuv ha venido haciendo público, el cual está centrado en el área productiva, el sector eléctrico, la salud y la educación, ése planteamiento está dentro de las propuestas que se traen al congreso para el debate: “En primer lugar proponemos que se debata sobre cómo impulsar un Plan de Urgencia Productiva para alimentos priorizados en términos de carga nutricional necesaria para el país, en donde se prioricen rubros fundamentales de acuerdo a estudios específicos de necesidades nutricionales, y esto pasa, sin duda, por el debate sobre cómo impulsamos un proceso de reordenamiento de la tierra y ponemos un freno a sectores de una nueva burguesía agraria que está desmontando las conquistas campesinas”.

Además de estos puntos, el constituyentista por Apure reflexionó sobre la necesidad de que el Psuv se convierta en un referente ético y democrático para la sociedad venezolana, en cuyo seno el tema de la corrupción está entre las principales preocupaciones: “El IV congreso debe debatir de manera principal el tema de la corrupción, cómo combatir la corrupción y las mafias que son, al final, buena parte de la causa de los problemas económicos que sufre hoy el país. Es necesario ubicar donde están los grandes nudos, los epicentro de este problema y allí atacarlo. Es necesario que debatamos cómo establecer mecanismos de monitoreo y control a la gestión pública en alcaldías, gobernaciones y ministerios. Pero que sea la instancia política, el partido, el que permita garantizar esos mecanismos de serguimiento y control. Cómo establecemos mecanismos para hacer verificación y seguimiento al patrimonio de los militanres desde que ingresan al partido, porque no puede suceder que un militante a la vuelta de unos años aparezca con propiedades, carros, fincas. Cómo el partido establece espacios disciplinarios para vigilar y sancionar estas desviaciones. Y también cómo combatir a lo interno el sectarismo, la arrogancia y la soberbia”.

 

Son muchos los temas y muchas las expectativas puestas sobre el debate abierto con el IV Congreso del Psuv en un momento de enormes dificultades para el país. La crisis es profunda y abarca distintas áreas de la vida nacional, no sólo la económica. De la seriedad, compromiso, claridad revolucionaria y capacidad de acción transformadora por parte del partido, desde su dirigencia hasta sus bases, depende mucho de lo que podamos hacer como país para superar la actual situación. Como afirma Zambrano: “Necesitamos una alta dosis de crítica y autocrítica. Así como de realismo revolucionario para ver las cosas tal cual son, sin idealizaciones”. Que se abra, entonces el debate, la discusión, sin guiones ni cortapizas, sin bemoles ni tapujos. Es la revolución y la patria lo que nos estamos jugando.

Prensa Corriente Revolcionaria Bolívar y Zamora

 

También te puede interesar

¿Por qué no dejan sembrar a los campesinos de “El Verdún”?

¿Por qué no dejan sembrar a los campesinos de “El Verdún”?

Para que un territorio reciba su Certificado de Finca Productiva deben ser probados los rubros que se siembran de acuerdo al lote de tierras que ocupan los pisatarios; el Instituto Nacional de Tierras, además de su documento de Garantía de Permanencia, entregó este certificado a los campesinos que siembran las 386 hectáreas que conforman el Hato El Verdún.

Plátano, yuca, maíz, guanábana, lechoza, arroz, frijol, cacao y café se cosechan en este predio desde hace siete años en cada ciclo. El alto nivel de productividad y el carácter comprometido de esta gente no necesita siquiera justificarse, es tan evidente como que las matas crecen y echan comida para alimentar a las familias del predio, para donar a las escuelas, al Simoncito más cercano y para hacer jornadas permanentes de distribución solidaria a las comunidades cercanas; en cada cosecha de plátano por ejemplo recogen 350 toneladas que cultivan los 76 socios de la cooperativa y cada uno arrima para vender a muy bajo costo.

“Nosotros no nos metimos aquí arbitrariamente, a nosotros nos metió el estado para que produjéramos y eso es lo que estamos haciendo” afirma Luis Suárez, uno de los miembros de la Cooperativa Campesina Hijos e Hijas del Comandante Supremo.

Certificación de productividad entregada por el Inti

Aún con el aval del Inti, con la finca en plena cosecha y la muestra cotidiana de esfuerzo productivo el Tribunal Agrario del estado Zulia anuló el documento de Garantía de Permanencia. Con esta nefasta sentencia como justificación el terrateniente Wilmer Pérez (presunto dueño de más de 20.000 hectáreas en la zona) arremete contra los campesinos valiéndose de su mafiosa relación con funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana del Estado Zulia y la Guardia Nacional Bolivariana, que han llegado al predio en carros privados del terrateniente para amedrentar a los campesinos.

Intentaron denunciar ante el nuevo Juez Agrario Marcos Farías y no fueron siquiera recibidas las denuncias de destrucción de sus cultivos, acoso, amenazas: algunos de los compañeros han sido amordazados y amenazados de muerte para que abandonen la lucha, si alguno va con documentos de la finca por la calle contratan motorizados para que se los quiten, les dicen: “si quieres a tu familia abandona eso…”. Las visitas de los cuerpos de seguridad al predio han sido siempre para favorecer a Pérez, quien además está cometiendo un grave delito al permitir la muerte de más de 20 reses que murieron de desnutrición en el predio porque él se niega a llevárselos para que destruyan los cultivos y para usarlos como arma de manipulación, en lugar de beneficiarlos prefiere dejarlos morir. ¿No debería actual el Estado para dar un uso adecuado a este rebaño abandonado por su propietario?

Citación con la que fiscalía acosa a campesinos

La Fiscalía del Estado Zulia también está haciendo parte en el conflicto, lastimosamente es otra fuerza en favor del terrateniente: la Juez tercero de Control, Wendy Marina Hernández del Circuito Judicial Penal del Estado Zulia y el Juez de Control Luis René Molina se prestan para el hostigamiento legal contra los campesinos con citaciones permanentes como si fueran delincuentes aún sin tener ningún delito probado. Extrañamente desde la fiscalía se emiten órdenes contra los campesinos pero cuando estos van a denunciar atropellos y amenazas de los terratenientes no se las reciben alegando que “no son un tribunal agrario”.

Se preguntan los campesinos: ¿a favor de quien están las instituciones del Estado? Nos preguntamos también: ¿se cita a los campesinos pero al terrateniente que intentó picar a Norka también en Sur Del Lago con una motosierra hace semanas no? ¿Qué línea de mando permite que guardias nacionales se presten para amenazar y desalojar campesinos de sus tierras como ocurrió en Barinas hace días? ¿Cómo es que causas judiciales como las del sicariato de Guillermo Toledo y Jesús León ni siquiera han sido abiertas pero la fiscalía sí responde a denuncias contra campesinos que están sembrando?

 

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

¿Por qué siguen rescates de tierra sin respuesta en Sur del Lago? Tres casos concretos

¿Por qué siguen rescates de tierra sin respuesta en Sur del Lago? Tres casos concretos

Varios rescates llevan muchos años de espera y de lucha en el Sur del Lago de Maracaibo, tanto en el estado Mérida como en el Zulia. Se han dado anuncios, visitas por parte de las instituciones, desalojos, peloteos, y muchos siguen hasta el día de hoy sin respuesta.

Los predios Santa María, Santa Rosa del Pino -conocido como El Marullo- y Buena Esperanza son tres de esos casos. Todos formaron parte de los anuncios de entrega definitiva de la tierra hechos por el presidente del Instituto Nacional de Tierras el 1 de junio en un acto público en el estado Mérida, luego de que el presidente Nicolás Maduro así lo ordenara.

  1. El Fundo Santa María está situado en el municipio Sucre, estado Zulia. Allí las cooperativas Campo en Acción y Campo Primero, que agrupan a 132 familias, llevan más de seis años luchando para rescatar y poner a producir tierras que fueron declaradas ociosas en un 80% por el Instituto Nacional de Tierras.

En julio del 2017 ingresaron a resguardar el fundo y comenzar a producir. Desde entonces fueron desalojados tres veces: el 12 de febrero, 2 de abril y 17 de abril de este año. En cada oportunidad fueron agredidos físicamente, les quemaron los cambuches, destruyeron lo poco que tenían, y en las dos últimas oportunidades varios campesinos fueron detenidos. Los operativos, realizados sin autorización o con papeles inventados, fueron dirigidos por el comandante Dávila de la policía del estado Zulia, y apoyados por el diputado Constituyente Gulliver Antúnez, quien en vez de apoyar a los campesinos fue parte del intento de desalojo y del apoyo al terrateniente.

El Instituto Nacional de Tierras (Inti) central fue el 2 de mayo a inspeccionar y se pronunció a favor de los campesinos ya que la tierra está un 80% ociosa. Los campesinos siguieron los pasos legales, el inico del rescate fue hecho por el INTI, recibieron la notificación de ese rescate tanto las cooperativas campesinas como el apoderado del presunto dueño, Roberto Obed. Sin embargo, ha pasado más de un mes y medio y los campesinos siguen a la espera de que la Oficina Regional de Tierras del Inti concluya el rescate y les entregue finalmente las tierras. Mientras eso sucede, Obed junto a terceras personas han dañado los sembradíos de los campesinos.

Integrantes de las cooperativas Campo en Acción y Campo Primero

Adentro del predio en vaquera abandonada

  1. La cooperativas Comunitaria Campesina y Revolución y paz, luego de once años de pelea para poder rescatar El Fundo Santa Rosa del Pino, conocido como El Marullo, situado en el municipio Sucre, Zulia, decidieron entrar nuevamente al predio, luego de recibida la notificación del Inti con el inicio del rescate. Fueron desalojados una vez en el 2010, siguieron en pie de lucha, en el 2014 el Inti declaró que el 85% del Fundo estaba improductivo. Sin embargo, el presunto dueño consiguió una protección cautelar, y los campesinos nuevamente fueron desalojados, y, otra vez, con maltratos, golpes, quema, destrucción de la siembra, y campesinos detenidos y procesados como invasores a pesar d eestar en las tierras por autorización del Inti.

Recién en agosto del 2017 un directorio nacional de Inti realizado en Mérida les dio el rescate y su respectiva notificación. El fallo a favor de los campesinos no tuvo efecto: los funcionarios dejaron vencer los lapsos para que pudieran entrar a las tierras y hacer efectiva la medida de aseguramiento, que implica el cultivo de la tierra. Recién en mayo de este 2018, el Inti central volvió nuevamente a otorgar el rescate, sin embargo, ha pasado un mes y medio y no se ha habido nuevos pasos para que el rescate se haga concreto y puedan ingresar a las tierras.

Impruductividad del predio es total

  1. El rescate de Buena Esperanza lleva once años de lucha. En ese tiempo las cooperativas La gran familia, Lucha y victoria, Luis González, Santa Lucía, Juventud campesina, Dios todopoderoso y el Consejo Campesino Maisanta han sido peloteados por el Inti de rescate en rescate sin respuesta definitiva. Los ataques han sido muchos, intentos de desalojo, detenciones, y el más reciente, el ataque directo sobre tres compañeras por parte del terrateniente dueño de la hacienda vecina, Eduardo Celis, el Fundo La Palmera.

Como a El Marullo y a Santa María, el Inti les dio un pronunciamiento de rescate. Sin embargo, no ha habido nuevos pasos para concretar el rescate. La notificación a los campesinos y al presunto dueño, Rogelio Arteaga, fue elaborada pero con errores tan básicos como que salió con otro nombre en lugar del de Arteaga y sin firma ni sello oficiales. Ante esta situación de falta de respuestas por parte del Estado, y los ataques por parte de los terratenientes en alianza con la Guardia Nacional Bolivariana, varias cooperativas decidieron ingresar al Fundo, además de las agrupadas en el consejo Campesino Maisanta que ya tienen tiempo ocupando la tierra.

Necesitan, como los dos casos anteriores, que el Inti termine de realizar el rescate y puedan hacer lo que siempre han querido: producir la tierra. Eso es lo que los campesinos piden en cada uno de los casos, que se les de una respuesta definitiva, que no sean nuevamente desalojados, que organizarse entre cooperativas, familias, recibir apoyo de insumos y ponerse a producir alimentos: “Nuestro propósito es trabajar en colectivo, trabajar las tierras en ciclo corto hasta que venga el Inti y nos ubique, nos comprometemos a hacer ferias de verduras para ayudarnos entre todos, ayudar al pueblo”, afirma Blanca Velázquez de la cooperativa Dios Todopoderoso, en Buena Esperanza.

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

Pin It on Pinterest