Seleccionar página
Declaración Final del IX Encuentro Nacional de Amistad y Solidaridad con Cuba. Caracas, Venezuela.

Declaración Final del IX Encuentro Nacional de Amistad y Solidaridad con Cuba. Caracas, Venezuela.

Con la participación de más de 150 delegados,  provenientes de 13 estados en representación del país, así como de Brasil, Cuba, Argentina, Chile y Colombia se desarrolló  el IX Encuentro Nacional de Solidaridad con Cuba en Caracas.

El 2018 ha sido un año de incremento desmedido de la agresión imperialista contra Venezuela, Cuba y los países de Nuestra América que han levantado su voz firme contra la intención de Estados Unidos de imponer su hegemonía nuestro territorio.

La agresiva campaña mediática y el abuso de su influencia en los organismos multilaterales que hacen vida en la región, han generado condiciones favorables para desmontar los procesos progresistas por la vía electoral, para luego imponer las recetas neoliberales del Fondo Monetario Internacional generando un gran retroceso en las políticas sociales y de protección al pueblo en varios países que otrora conformaron frentes de contención a la agresión imperialista tanto en el área económica, política y social.

Sin embargo, la Revolución en Cuba y en Venezuela han superado con éxito las sanciones y todo intento por debilitar las bases constitucionales sobre las que se desarrollan, gracias al respaldo popular en los procesos electorales que han permitido ratificar al Presidente Nicolás Maduro al frente del gobierno y el Partido Socialista Unido de Venezuela y la elección del Compañero Miguel Díaz-Canel como Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, trabajando en armonía con el General de Ejército Raúl Castro Ruz, quien se mantiene como Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba.

La unidad en la diversidad que representa el Movimiento Internacional de Solidaridad con Cuba, se ha constituido en un factor determinante para defender los procesos progresistas en Nuestra América, que si bien han sufrido reveses electorales, mantienen firmes sus convicciones sobre la importancia de la derrota definitiva del imperialismo y todas sus expresiones de dominación para hacer realidad los sueños de paz, independencia, libertad y prosperidad que inspiraron las luchas independentistas en el siglo XIX, cuyos avances en Nicaragua, Ecuador, Argentina, Brasil, Colombia están amenazados por la guerra mediática, la injerencia imperialista y las traiciones de gobernantes que han desconocido sus orígenes para entregarse a los designios de los Estados Unidos.

Este importante evento  contribuyó a fortalecer la hermandad y solidaridad con el pueblo cubano. Fue un  espacio oportuno  para homenajear  al líder histórico de la Revolución Cubana,  Fidel Castro Ruz y al Comandante eterno, Hugo Rafael Chávez Frías.

Bolívar y Martí, Fidel y Chávez nos legaron enseñanzas invaluables, entre ellas la lealtad a los principios. Sus lecciones nos muestran el rumbo a seguir en esta hora decisiva de la Patria Grande, que nos reclama unidos para forjar juntos nuestra segunda y definitiva independencia.

Reiteramos nuestro pesar por la siembra fecunda  del amigo y Ex Embajador de Venezuela en la República de Cuba Alí Rodríguez Araque, uno de  los imprescindibles.

Los presentes en este evento solidario con Cuba acordamos:

  1. Mantener nuestro irrestricto respaldo al Presidente Nicolás Maduro Moros y al Presidente cubano, Miguel Díaz Canel.
  2. Exigir a los Estados Unidos de Norteamérica  poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero  que mantiene por casi 60  años contra el pueblo cubano. La actual administración  que preside  Donald Trump debe cumplir el pedido de la comunidad internacional que exigen el fin de esta política criminal y obsoleta.
  3. Demandarla devolución inmediata a Cuba del territorio ilegalmente ocupado por la Base Naval en Guantánamo, territorio que el gobierno estadounidense usurpa  contra de la voluntad del gobierno y el pueblo de Cuba.
  4. Exigir la derogatoria inmediata e incondicional declaratoria de Venezuela como amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad de los Estados Unidos y todas las sanciones unilaterales que con base a esa declaratoria han dictado organismos de Estados Unidos y otros gobiernos para intentar debilitar el respaldo popular de la Revolución Bolivariana.
  5. Exigirque cesen los programas subversivos e injerencistas contra la Revolución Cubana y la Bolivariana que intentan generar violencia social y política para disminuir el respaldo popular.
  6. Apoyar la justa decisión del Gobierno y Ministerio de Salud Pública de Cuba de no continuar participando en el Programa Más Médicos  en Brasil,  por las  referencias grotescas,  irrespetuosas, despectivas y amenazantes del presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro que ha declarado y reiterado que modificará términos y condiciones del Programa Más Médicos. Las modificaciones anunciadas por Bolsonaro imponen condiciones inaceptables e incumplen las garantías acordadas desde el inicio del Programa, que fueron ratificadas en el año 2016 con la renegociación del Término de Cooperación entre la Organización Panamericana de la Salud.
  7. Defender la unidad y hermanamiento de la Patria Grande a través de procesos de integración como el ALBA y la CELAC, así como la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz
  8. Apostamos al éxito del proceso de Reforma Constitucional en Cuba y del proceso Constituyente en Venezuela que tienen como objetivo común fortalecer la institucionalidad para profundizar la Revolución y defender los logros ante el voraz ataque imperialista que pretende destruirlas.
  9. Fortalecer la estructura y unidad del Movimiento Amistad y Solidaridad Mutua Venezuela-Cuba, enriqueciendo su accionar con la participación amplia y representativa de todos los actores de nuestra sociedad.
  10. Reforzar la utilización de los medios informativos de radio, televisión, prensa escrita y redes sociales, como Facebook, Twitter, YouTube, Instagram, Blogs y otros, como espacios multiplicadores de la verdad sobre Cuba y Venezuela, frente a las campañas mediáticas de las transnacionales de la desinformación.
  11. Generar iniciativas autogestionarias para difundir y participar en los eventos y brigadas que convoque el ICAP para el año 2019.
  12. Promover y participar en el IX Encuentro Continental de Solidaridad con Cuba que se desarrollará en Nicaragua en 2019.
  13. Ratificamos el respaldo al pueblo argentino, especialmente a las trabajadores y trabajadores que están siendo afectados por las medidas neoliberales del gobierno de Mauricio Macri.
  14. Sumamos nuestra voz a la de millones de personas en el mundo que exigimos se continúe y profundicen los resultados de los Diálogos de Paz en Colombia desarrollados en La Habana para que sean los métodos pacíficos y la voluntad soberana del pueblo garanticen la paz, poniendo fin a más de seis décadas de violencia política.
  15. Exigimos la libertad inmediata e incondicional del Compañero Luis Ignacio Lula Da Silva y que cese la campaña de hostigamiento judicial contra las lideresas y líderes del Partido de los Trabajadores y demás movimientos progresistas en Brasil.
  16. Declaramos nuestro respaldo irrestricto a pueblo de Puerto Rico en la exigencia legítima que sea reconocida su plena independencia del gobierno de Estados Unidos y que se ponga fin a toda forma de control colonialista en Nuestra América.
  17. Repudiar las acciones de judicialización de la política que pretende de forma tramposa y amañada perjudicar dirigentes que apuestan por la integración y el beneficio de sus pueblos como Rafael Correa, Cristina Fernández y Jorge Glass entre otros.
  18. Rechazar los intentos desestabilizadores e injerencias del imperio hacia la hermana República de Nicaragua, al tiempo que extendemos nuestro abrazo fraterno al Presidente Daniel Ortega Saavedra.
  19. Nos comprometemos a ampliar los espacios y oportunidades de participación de la Juventud y las Mujeres en el Movimiento de Amistad y Solidaridad Mutua Venezuela – Cuba como garantía de continuidad y profundidad de la relación del pueblo con la Solidaridad como valor fundamental de la sociedad.
  20. Nos comprometemos a ampliar y fortalecer la Cátedra Bolívar – Martí como espacio de reflexión y construcción colectiva de soluciones a los problemas que hoy afectan a la humanidad desde la perspectiva del pensamiento de nuestros próceres, que están más vigentes que nunca ante el incremento de la agresión imperialista.
  21. Efectuar el X Encuentro Nacional de Solidaridad con Cuba, en 2019, en la ciudad Mariscala de Cumaná, cuna de Antonio José de Sucre, Mariscal de Ayacucho.
  22. Agradecemos el apoyo del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, la Embajada de Cuba en Venezuela, del Instituto Nacional de Capacitación y Formación Socialista (INCES), el Ministerio del Poder Popular de Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, el Ministerio del Poder Popular para el Turismo, la Alcaldía del Municipio Bolivariano Libertador y todas las instituciones que han hecho posible el proceso organizativo y desarrollo del IX Encuentro Nacional de Solidaridad Mutua Venezuela – Cuba.

 

¡VIVA LA SOLIDARIDAD INTERNACIONAL!

#NoMasSancionesNiBloqueo

 

Caracas, 1 de Diciembre de 2018

 

 

 

 

 

 

 

(ALBA MOVIMIENTOS) Declaración de Buenos Aires: 5ta Reunión de Coordinación Continental

(ALBA MOVIMIENTOS) Declaración de Buenos Aires: 5ta Reunión de Coordinación Continental

Los movimientos populares de 17 países del continente Nuestroamericano agrupados en Alba Movimientos, nos encontramos en Buenos Aires, Argentina, los días 25, 26 y 27 de noviembre de 2018 en el marco del llamamiento internacional a movilizarnos contra el G20 y el FMI, para celebrar nuestra V Reunión de la Coordinación Continental.

Por primera vez en la historia el G20 (cúpula de los países más poderosos del mundo que concentran el 85% de la riqueza mundial, producto del saqueo de nuestros recursos naturales y el despojo de derechos de la clase trabajadora) se da cita en territorio sudamericano, bajo el concilio de un gobierno absolutamente entreguista como el de Mauricio Macri.

Esta cita del G20 tiene por objetivo delinear mecanismos atroces como: profundizar la flexibilización laboral, desregulación para crear mayores oportunidades al capital transnacional, privatización y mercantilización de todos los ámbitos de la vida. En síntesis, el saldo de esta reunión elitista será para el pueblo argentino y para todos los pueblos del mundo más ajuste, más represión y vigilancia, más deuda y menos derechos.

Muestra de ello es la reciente ola represiva que se agudiza cada día más en los países de la región. Hemos perdido compañeros y compañeras en el decursar de las luchas emancipatorias, los más reciente: 3 militantes del movimiento popular argentino, víctimas de la política del ‘gatillo fácil’.

Todo esto lejos de amilanar la lucha ha significado un proceso de organización, movilización y construcción de unidad, generando hitos para todo el continente, como lo han sido las luchas feministas que vienen creciendo en radicalidad y masividad, contra la violencia patriarcal y por la despenalización del aborto, así como la ferrea defensa de los derechos conquistados por nuestros pueblos.

Alba Movimientos reafirma que el capitalismo no morirá de muerte natural producto de sus propias contradicciones, por el contrario se hace mucho más peligroso. Nuestro desafío de primer orden es entonces la construcción de una alternativa civilizatoria contraria a este modelo hegemónico depredador y desigual.

No olvidamos ni perdemos la perspectiva de cuidar y sostener nuestras conquistas populares. Hay victorias que debemos sostener, profundizar y al propio tiempo celebrar. No nos han derrotado. Nos hemos fortalecido.

Ahora más que nunca debemos ser más activos en la defensa de los procesos revolucionarios y populares de Nuestra América. Para todas y todos la Revolución Bolivariana de Venezuela representa la principal trinchera de lucha contra el imperialismo en el continente, el bravo pueblo venezolano y el presidente Nicolás Maduro Moros han enfrentado el más brutal ataque del imperialismo norteamericano y sus socios lacayos, y eso merece respecto y todo nuestro apoyo.

En ese mismo orden estan los extraordinarios e incuestionables resultados sociales del proceso de cambio del Estado Plurinacional de Bolivia bajo la dirección de nuestro hermano Evo Morales; la ejemplar resistencia del pueblo cubano, para el cual no nos cansaremos de exigir el fin inmediato e incondicional del bloqueo impuesto por los Estados Unidos por más de 58 años, la solidaridad con Cuba no podrá ser bloqueada. Así como las conquistas sociales y populares de la revolución sandinista en Nicaragua.

Lo que sucede en Brasil nos concierne a todos y todas, continuamos levantando el grito Lula libre!, Marielle vive! Contra la ofensiva fascista, racista, machista, homofóbica y anti popular representada por Jair Bolsonaro, que no es sino otra etapa más del golpe parlamentario – judicial contra la presidenta Dilma Rousseff. Seguiremos en las calles apoyando y respaldando la lucha de nuestros hermanos y hermanas del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra – MST ante la criminalización del movimiento social y su reivindicación por la reforma agraria en Brasil.

Alba Movimientos respalda la decisión de Cuba de no continuar participando del Programa “Más Médicos” debido a las amenazantes declaraciones del recién electo presidente de Brasil Bolsonaro que ponen en riesgo la presencia de quienes han participado por más de 5 años en la atención médica directa a la población más necesitada.

La paz con justicia social en Colombia sigue siendo un frente de batalla nuestro compromiso militante y solidario. En esta reunión avanzamos en la creación de la Comisión Continental de Paz con el objetivo de articular acciones orientadas a la visibilización del conflicto y contra la militarización de nuestros territorios y por la defensa de la vida y libertad de nuestros líderes y lideresas sociales, quienes solo este año suman 226 asesinatos.

Respaldamos la decisión del pueblo haitiano de irse a las calles para denunciar todos aquellos hechos que atentan contra su soberania: en primer lugar la denuncia contra el presidente Juvenel Moïse por el robo de los fondos de Petrocaribe -iniciativa impulsada por la Revolución Bolivariana para que los recursos energéticos se inviertan efectivamente en cerrar las brechas de justicia social en los pueblos del Caribe-, luego la presencia extranjera militar en su territorio desde hace 103 años que en la actualidad se expresa en la MINUJUSTH, asi como los daños por reparación y justicia para las víctimas de esta ocupación.

Condenamos el asesinato del compañero Camilo Catrillanca como expresión de la ola represiva contra la heroica resistencia del pueblo mapuche. Exigimos el retiro inmediato de la ilegal presencia del Comando Jungla, escuadrón de la muerte al servicio del capital transnacional, que solo trae sangre y dolor a este pueblo oprimido. Demandamos que las autoridades del Estado chileno asuman las responsabilidades legales y políticas por este crimen y exigimos justicia.

América Latina y el Caribe vive momentos particulares donde están en juego no solo los derechos de independencia y autodeterminación sino también los derechos de la clase trabajadora, ejemplo de ello son las luchas que llevan adelante los pueblos de la región, como Trinidad y Tobago frente al proyecto privatizador de Petrotrin y las masivas movilizaciones en Costa Rica contra el Combo Fiscal.

La implementación del cerco político-militar aplicado hoy en el Triangulo Norte mesoamericano (Guatemala, El Salvador y Honduras) va en contra de los derechos fundamentales de autodeterminación de los pueblos, enmarcada en una situación de crisis socioeconómica y agudiza la violación de los derechos de nuestros hermanos y hermanas hondureñas que se desplazan forzosa o libremente a modo de supervivencia. La criminalización de la protesta social y los actos de violencia, asesinatos y represión hacia los pueblos originarios es sistemática y continuada, el ejemplo de esto fue el cruel asesinato de nuestra hermana Berta Cáceres, cuya causa judicial, plagada de irregularidades que desvirtúan el debido proceso, aún no da muestra de firme condena a sus autores materiales e intelectuales.

En respuesta a un narcoestado colonial que se expresa en recurrentes asesinatos, incremento de feminicidio y violencia institucional contra los pueblos originarios, la victoria de López Obrador en México demuestra que el ciclo no está agotado y que sigue abierto y en disputa para alternativas contrahegemónicas. Entendemos que esta victoria deriva de una respuesta y movilización popular como acumulado de lucha. Con igual mirada, aspiramos y acompañamos el proyecto liderado por el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional en El Salvador que tendrá una dura prueba en las próximas elecciones presidenciales de febrero de 2019.

Desde nuestra última reunión continental, celebrada en Panamá en el 2017, somos testigos de la construcción amplia y en unidad de la propuesta de cambio que significa el Frente Amplio por la Democracia, instrumento político de FRENADESO, que participará en la contienda electoral presidencial de Panamá en mayo de 2019, con la candidatura del compañero Saúl Méndez referente popular y compañero de nuestra articulación. Con ellos decimos, “la pelea es peleando”.

Nos encontramos en estado de alerta por los hechos de judicialización de la política que se aplica hoy en la región contra líderes y lideresas de procesos de cambio. Entendemos que esta herramienta imperialista forma parte de una estrategia de guerra no convencional de amplio espectro. Lo que ayer fue la Escuela de las Américas con énfasis en el entrenamiento del aparto militar represivo, hoy se adiciona la formación de jueces para la aplicación de esta táctica imperial. La prisión ilegal y arbitraria de Lula Da Silva es un ejemplo de ello. Estas prácticas se evidencian en las ofensivas de los grupos dominantes contra Cristina Fernández en Argentina, Rafael Correa y Jorge Glas en Ecuador, este último que se encuentra actualmente en huelga de hambre y en riesgo de vida.

Conscientes de la apremiante necesidad de construir unidad de las luchas populares contra el imperialismo norteamericano y el capital transnacional impulsamos y nos convocamos a participar de la Asamblea Internacional de los Pueblos, espacio que reunirá a más de 1500 militantes de movimientos populares de África, Asia, Medio Oriente, Europa y de todo el continente americano, del 22 al 27 de febrero de 2019 en Caracas, Venezuela.

Recientemente nos hemos reunido en el Foro Mesoamericano Alba Movimientos que congregó a más de 425 delegados y delegadas de movimientos sociales para preparar la participación mesoamericana en la Asamblea Internacional de los Pueblos los días 25, 26 y 27 de octubre en Tegucigalpa, Honduras. Como un punto de agenda los movimientos mesoamericanos hemos convenido reunirnos el 2019 en el Congreso Mesoamericano en México.

Rumbo a la Asamblea Internacional de los Pueblos los movimientos sociales de la región andina hemos acordado reunirnos en La Paz, Bolivia a principios del próximo año para consolidar nuestra articulación en dicha región y, asimismo, apoyar y acompañar el proceso de cambio liderado por Evo Morales que disputará las elecciones presidenciales en octubre 2019. Este respaldo también será materializado con nuestra participación y organización en el IV Seminario Internacional América Latina en Disputa a realizarse en setiembre de 2019 en Santa Cruz de la Sierra y convocado por Azules del Oriente y la Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad.

En ese mismo sentido, hacemos un llamado de acompañamiento para que nos reunamos en La Habana del 22 al 25 de enero en el marco del 60 aniversario de la Revolución Cubana en el XIII Encuentro Internacional Paradigmas Emancipatorios.

Otro punto fundamental del recorrido que nos proponemos para 2019 para la articulación de luchas será el encuentro de movimientos caribeños por la agenda del decenio afro y las reparaciones. Así como la VIII Asamblea de los Pueblos del Caribe que tendrá lugar en Trinidad y Tobago del 15 al 19 de agosto, justo cuando se cumplen 25 años de este esfuerzo articulador caribeño.

Luego de tres días de análisis, reflexión, construcción programática y autoevaluación en torno a las luchas de los pueblos y la claridad que tenemos de nuestro enemigo común, el imperialismo norteamericano y el capital transnacional, hemos acordado elevar el nivel de movilización, dar con fuerza la batalla político cultural, derrotar los sentidos comunes más regresivos y construir un plan de acción en unidad y solidaridad que nos fortalezca más y potencie nuestra capacidad de respuesta oportuna a las distintos intentos de reciclaje del modelo hegemónico en crisis. Inspirados en los resultados de este encuentro nos dirigimos hacia nuestra III Asamblea Continental de Alba Movimientos que coincidirá con el bicentenario del Discurso de Angostura, histórico llamamiento a la unidad y construcción del poder popular para la liberación definitiva de nuestros pueblos, y hará nuestra la utopía concreta posible que será la comuna.

¡Fuera G20 – FMI!

¡Unidad, lucha, batalla y victoria!

¡Venceremos!

Buenos Aires, 28 de noviembre de 2018

 

Tomado de http://www.albamovimientos.org/2018/12/alba-movimientos-declaracion-de-buenos-aires-5ta-reunion-de-coordinacion-continental/

Perdimos la batalla pero salimos fortalecidos para seguir la guerra. Entrevista a Edson Bagnara del MST

Perdimos la batalla pero salimos fortalecidos para seguir la guerra. Entrevista a Edson Bagnara del MST

Todos los análisis permitían prever que Jair Bolsonaro ganaría las elecciones en Brasil. El impacto de esta victoria de la extrema derecha en un país tan importante en nuestro continente ha encendido el debate, circulan análisis, opiniones. La izquierda reconoce que la derrota del PT implica un duro golpe al proyecto emancipador del pueblo brasilero y del continente todo, y un paso fuerte del imperialismo estadounidense en su esfuerzo por reconquistar los espacios perdidos en América Latina.

A propósito de esta compleja conyuntura, Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora conversó con Edson Bagnara, integrante de la Coordinación Nacional del Movimiento Sin Tierras de Brasil y dirigente de la brigada de ese movimiento en Venezuela, para indagar en las claves de la victoria derechista que puedan servir de análisis y orientación a los propios procesos de la izquierda en el continente.

¿Qué análisis tienes, en términos generales, sobre las causas que llevaron a que el presidente de Brasil sea hoy Bolsonaro?

Quisiera comenzar el análisis recordando que esto se trata de una lucha de clases, donde nos estamos enfrentando dos enemigos, la clase trabajadora, de un lado, y la burguesía, de otro. Hay una guerra desde que la burguesía llegó al poder, desde la revolución industrial y la revolución francesa, y eso continúa. No seamos ingenuos. Esto no es solo un problema de Brasil, sino mundial.

Debemos decir que en Brasil los trabajadores empezamos a ser un actor político con capacidad de disputar poder hace muy poco tiempo. Antes, la clase trabajadora en Brasil éramos esclavos. Había lucha y resistencia, pero esas luchas eran masacradas, no había posibilidad de que la clase trabajadora tuviese condiciones de tener una ofensiva nacional. Pero se fue abriendo camino, Brasil conquistó la república y por ahí fuimos acumulando hasta llegar a la década del 30 cuando hubo el ascenso de los comunistas liderado por Luis Carlos Prestes, que luego fue derrotado y asume el poder Getúlio Vargas, para establecer desde 1930 hasta 1945 una dictadura que derrotó tanto a los comunistas como a la oligarquía. Durante este período hubo muchas concesiones a la clase trabajadora (la conquistas del voto para las mujeres, las leyes laborales, la carta de trabajo). Luis Carlos Prestes estuvo 6 años en la cárcel, y después que sale aparece en alianza con Getulio Vargas, que era el gobierno que lo había encarcelado. ¿Por qué la izquierda en ese momento tomó esta opción? Porque había saldo político para la clase obrera y no había condiciones para enfrentar ese bloque que estaba en el poder. Entonces, se hizo esa especie de alianza política para garantizar más conquistas y más derechos para la clase trabajadora y acumular fuerza política. De allí venimos. Esto es importante recordarlo.

Con la salida del régimen militar en Brasil, los sectores democráticos brasileños se dividieron en varios frentes y el frente más a la izquierda lo encabezó el PT junto a otros partidos menores. El PT ha tenido la conducción de las batallas por la izquierda, y para llegar al gobierno el PT fue construyendo alianzas, tomando posiciones radicales a la izquierda, pero también perdiendo sectores de la izquierda, como PSOL. Efectivamente el PT gana el gobierno con Lula y fue perdiendo terreno en el sector más popular y en el sector de la izquierda más radical. En lo agrario, por ejemplo, opta claramente por el agro-negocio, que es, de hecho, el negocio que sirve de fuente de acumulación a la extrema derecha en Brasil.

En ese proceso donde hubo desafiliaciones por condenar o criticar esas concesiones que iba haciendo el PT o el gobierno, ¿el MST como se situó?

El MST siempre tuvo una posición crítica hacia el gobierno. Pero nosotros sabíamos que no podíamos romper porque nos aislaríamos. Una cosa es PSOL, se aísla del PT porque ellos eran diputados, gente que estaba en la universidad, y sus críticas eran más bien ideológicas. Otra cosa es el MST, que está en un flanco de batalla, con tomas de tierras, con gente organizada y un acumulado. Es una posición en la que se puede morir. Por eso siempre mantuvimos una crítica al PT en contra de algunas políticas que nos tocaban a nosotros, pero manteniendo el apoyo. De hecho, fuimos la principal organización que sale en defensa de Dilma cuando el golpe, y también fue así con la defensa de Lula ahora que lo encarcelaron.

Pero volvamos al tema de las causas de la actual derrota…

Me parece que el problema no está necesariamente en las alianzas que el PT hizo para alcanzar el gobierno, sino en no haber aprovechado este período histórico en el poder para hacer una construcción de base. El PT se enfocó mucho, como estrategia central, y no como táctica, en la disputa electoral. Me parece que es un error poner la disputa electoral como si fuera la estrategia, ocupar cargos del Estado no puede ser entendido como si ésa fuera la estrategia, sino como acumulación de fuerza para hacer las transformaciones. Entonces el PT fue bajando el trabajo político con los pobres, con la base, y se centró en políticas sociales sin trabajo político. Eso explica que mucha gente que ganó un título de universidad con el gobierno del PT hoy votó por Bolsonaro porque no tiene conciencia de que el hecho de que la gente pobre pudiera llegar a una universidad, construir su vivienda, mejorar su vida, estaba conectado a una estrategia, a una política económica distinta a la política económica liberal.

Al no politizar, algunas iglesias lo hicieron, con falsos mesías politizaron hacia la derecha, y utilizaron a su favor la fuerza que debía estar a nuestro favor. El pueblo conseguía una casa y daba gracias a dios por la casa, cosa que no está mal, pero también tenía que entender que lo central en la conquista de la casa es que había una política de la izquierda que estaba en el Estado brasileño, para que eso pudiera ser.

Después viene el golpe a Dilma, y en el PT hubo una depuración. Sectores oportunistas fueon saliendo al cambiar las condiciones. Y crecieron en el PT los sectores que siempre denunciaron los errores y señalaron que se debía seguir construyendo con las bases. Empieza a afianzarse la idea de que si el PT quiere seguir existiendo en Brasil, no es posible, en este momento, hacer una conciliación de clase. Hay que tener un proyecto muy claro para disputar las conciencias de la gente, en los debates políticos, en el trabajo de base. Porque la derecha aprovechó los gobiernos del PT para acumular fuerzas, primero con Lula y después con Dilma. La derecha acumuló fuerzas en todos los sentidos, más fuerza que la izquierda en mi opinión. Y fuerza incluso económica, porque ellos ganaron mucho a través de sus grupos económicos.

Otro aspecto es el éxito de la derecha en asociar el PT a corrupción. ¿Cómo hicieron eso? En el PT hubo un sector que de verdad se corrompió y eso lo explotó el enemigo. Y los medios no le dieron tregua en ningún momento, no le dieron ningún momento de chance para que el PT respirase tranquilo, todo el tiempo golpeando, golpeando. Y en esto de lo mediático hubo otro de los errores. No se desarrollaron formas y medios de comunicación alternos a los hegemónicos, no hubo una política de crear medios públicos y comunitarios.

¿Por qué el imperialismo y las élites nacionales terminan tomando la opción más extrema, la más de derechista, la más fascista, y por qué ésta termina siendo comprada por la gente?

Yo creo que hay un movimiento internacional de la burguesía para intentar salir de la crisis en la que ellos entraron y no están logrando salir a través de gobiernos democráticos. En Brasil, por ejemplo, aunque hayamos perdido la elección, la izquierda creció mucho. Entonces, un gobierno democrático sería como dejar las puertas abiertas para que la izquierda dé un avance tremendo. ¿Por qué? Porque no iría a matar, no iría a reprimir con la fuerza necesaria para imponer su proyecto, que es el proyecto de salvar el capitalismo, salvar el imperialismo y salvar las multinacionales. Porque un gobierno de extrema derecha va a matar, a torturar, a encarcelar, a aislar gente. Bolsonaro lo dijo el domingo pasado: “Los rojos pueden escoger cárcel o exilio”. Un político como Alckmin, si hubiera sido la opción, no diría eso y no haría algo así. Entonces, un gobierno así no garantiza el control social necesario para impedir la acumulación de la izquierda.

Eso que dices explica por qué la derecha opta por esa alternativa, ahora bien, ¿por qué la mayoría de la población votó por esa opción, con una alta participación, además, sólo 21% de abstención?

La gente está como anestesiada. Yo no creo que la población brasileña de forma general sea neofascista, pero la gente fue bombardeada durante años contra el PT. Y el encarcelamiento de Lula fue determinante. De no encarcelar a Lula el resultado sería otro. Además, contra el PT estaba la izquierda esa ideológica, que no es poca gente. Y hay una masa que votaba a la izquierda y dejó de hacerlo por el distanciamiento del PT de las bases, y por el feroz ataque permanente en los medios y en sectores de las iglesias. Pero la mayoría de la gente no sabe lo que votó. Por eso es que yo creo que hay un campo abierto allí para que la izquierda pueda volver a acumular y a fortalecerse. La izquierda sale de esta elección unificada me parece.

Hay zonas de Brasil importantes donde ganó la opción izquierda, ¿qué pasó allí?

El PT ganó en el nordeste con una proporción casi de 70 a 30, y perdió en todas las demás. La razón es porque es una zona históricamente olvidada que fue muy atendida por los gobiernos del PT. En el nordeste no hubo nunca inversión y el PT cambió eso, la gente recibió una vida mejor, casa, vivienda, salud, educación.

En tu opinión, ¿qué peso tuvieron los sectores medios en el resultado? ¿se construyó un discurso y una política hacia estos sectores?

Comenzaría por decir que los sectores medios están siempre presionados, de un lado por el miedo “bajar” a la clase trabajadora, y de otro lado la aspiración a ascender a la burguesía. Cuando la derecha la asusta y le quita derechos viene con nosotros, pero cuando nosotros tenemos mejoras de vida ella se siente amenazada. Es difícil hacer un discurso y una política para este sector. El PT, de hecho, dio muchas ventajas a la clase media en Brasil y ésta creció y mejoró. La clave está en lograr que esas mejoras de calidad de vida para la gente no impliquen simpatía ideológica con el proyecto capitalista del enemigo. Y es importante hacerlo. Hay sectores de la clase media que ya están con nosotros, pero hay que ampliar el nivel de inserción y de conocimiento en ese sector, porque allí están los profesores, los magistrados, la propia policía, los pequeños productores, los pequeños empresarios, ese sector tiene que estar con la clase trabajadora.

Es diferente al sector de la banca nacional e internacional, de los grandes oligopolios económicos. Si, por ejemplo, como hizo se hizo en Brasil, se fortalece mucho el sector agroindustrial entonces los medios y pequeños desaparecen. Veamos un solo dato. En 2016 Dilma dio aproximadamente 150 mil millones de reales para al agronegocio, que son como 20 mil propietarios, la élite del agro negocio brasileño, y para los pequeños y medianos agricultores, que son casi 4 millones de familias, fue apenas aproximadamente 20 mil millones de reales. Y esto se puede decirse también de los sectores industriales. Allí vemos claramente un error en política económica que tiene graves consecuencias en la lucha política.

¿Qué podemos esperar ahora con Bolsonaro presidente?¿Por dónde debería de caminar ahora la izquierda?

La izquierda sale fortalecida de este proceso, nosotros fuimos derrotados en una batalla, pero estamos más fortalecidos para la guerra. Primero, porque dentro de la izquierda a habido una depuración, está más claro el enemigo y mucho oportunista ha salido. Estamos más conectados con el pueblo y estamos más a la izquierda y más claros del proyecto de izquierda que antes. Ahora debemos saber aprovechar esta energía para defendernos de los ataques que vienen y para desarrollar un trabajo amplio de reconstrucción, de reconexión con los sectores que nosotros perdimos en esta trayectoria.

Con respecto al gobierno de Bolsonaro, creo hay que esperar un poco. Hay posiciones como la Boulos, del PSOL, planteando salir de inmediato a la calle a protestar. Éste no es momento para meter el pecho porque saldríamos reventados. Así que creo que hay que dar tiempo para ver con qué viene el enemigo. Claro que si nos empiezan a matar nos vamos a defender, pero es posible que no sea así. Puede que haya alguna moderación. Y en general, a mí me parece que salimos fortalecidos, salimos con más unidad que la que teníamos antes, con más claridad y ahora a esperar un poco para reposicionar las fuerzas. Una cosas es clara: hay que hacer trabajo de base, hay que hacer conexión con el pueblo.

¿Qué esperar del gobierno Bolsonaro para América Latina y caribe?

Es evidente que el continente gira a la derecha con la victoria de Bolsonaro. Él prometió romper con los espacios de integración latinoamericana, prometió una aproximación subordinada a los intereses de EEUU, prometió guerra contra Venezuela y Bolivia y limpiar de la izquierda a América Latina.

Eso nos apunta un posicionamiento político claro, pero creo que no es tan sencillo meterse en una guerra. No creo que eso se va dar pronto o si se va dar. Debemos aguardar los movimientos de ellos para verificar con claridad qué pretenden realmente hacer y también ir relacionando con la geopolítica internacional. El conflito se dá en los territorios, los países, las regiones, pero la disputa es global. Nada va  a ocurrir islado del contexto de la dispita mundial.

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

CARTA AL SISTEMA DE JUSTICIA DE HONDURAS Y COMUNICADO INTERNACIONAL

CARTA AL SISTEMA DE JUSTICIA DE HONDURAS Y COMUNICADO INTERNACIONAL

América Latina, 25 de Octubre de 2018.

CARTA AL SISTEMA DE JUSTICIA DE HONDURAS Y COMUNICADO INTERNACIONAL

Cordial saludos,

Para el Movimiento de Afectados por Represas en América Latina, conformado por movimientos y organizaciones de afectados de 14 países de Latinoamérica es de gran preocupación que el primer juicio sobre el asesinado de Berta Cáceres haya contemplado la exclusión de las víctimas y sus representantes legales.  Desde nuestra experiencia de acceso a la justicia hemos constatada que la imposición de representación legal no contribuye a la búsqueda de la verdad, que es el objetivo principal del juicio relacionado con el asesinato de Berta Cáceres  e intento de asesinado de Gustavo Castro.

Además, nuestra preocupación aumenta con que Gustavo Castro estuvo retenido varios meses en Honduras por el Sistema de Justicia Hondureño y ahora, en este juicio, se impide su participación.

Rogamos se dé claridad a la comunidad nacional e internacional sobre las motivaciones de estas decisiones y se aclare de qué manera se ha respetado los protocolos internos de la justicia Hondureña pues hemos tenido conocimiento que el Tribunal presidido por Esther Torres conoció el proceso mientras existía un amparo previo dejando entredicho la legalidad del juicio.

Alertamos sobre estas preocupaciones e irregularidades a la comunidad internacional y a la Comisión Interamericana de Derecho Humanos.

Atentamente,

Movimientos de Afectados por Represas en América Latina conformado por: MAB, Movimientos dos Atingidos Barragens, Brasil; FUNPROCOOP, Fundación Promotora de Cooperativas, El Salvador; MADJ, Movimiento Amplio Dignidad y Justicia, COPINH, Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras; Centro Marthin Luther King, Cuba; Red en Defensa del Agua de Panamá; Patria Grande, Argentina; ACODET, Asociación de Comunicaciones para el Desarrollo, Defensa de La Tierra y Los Recursos Naturales, Consejo de los Pueblos Mayas CPO, Frente Petenero contra Represas de Guatemala; COPUDEVER, Consejo de Pueblos Unidos por la Defensa del Rio Verde, Asamblea Veracruzana de iniciativas y defensa ambiental, Otros Mundos Chiapas, La Vida, Bios Iguana A.C. De México; Convergencia Socialista; Paraguay; Patagonia Sin represas, Chile; CRBZ, Corriente  Revolucionaria Bolívar y Zamora, Venezuela; Asociación Pescadores de Cachuela Esperanza, Bocinab, Bloque de Organizaciones Campesinas e Indígenas del Norte Amazónico de Bolivia, Rondas Campesinas de Perú y el Movimiento Ríos Vivos Colombia.

Pin It on Pinterest