Seleccionar página
Luchar con la gente por la paz, la democracia, la soberanía y solidaridad

Luchar con la gente por la paz, la democracia, la soberanía y solidaridad

Salutación de la Dirección Estratégica a la militancia, por el Día del Combatiente Crbzista

Nos toca conmemorar el día del combatiente CRBZISTA en medio del escenario más difícil que ha tenido que enfrentar las Revolución Boliviana en estos 20 años de esfuerzos transformadores. Seguimos cumpliéndole a Víctor Díaz Ojeda, por cuya infortunada partida conmemoramos hoy nuestro día en honor a todos los que como él han dado todo, la vida y la muerte por una patria nueva. Vamos trajinado el itinerario que él trazó con su ejemplo y legado. Conscientes estamos de que enfrentamos una agresión extranjera de enormes proporciones y en todos los frentes de batalla. Nuestra patria está hoy asediada, cercada y agredida, lo que nos obliga sin vacilación a asumir una férrea postura patriótica y soberanista en defensa de la paz, la democracia y la solidaridad. Bajo esta línea política estratégica definimos y organizamos los esfuerzos y los aportes de #LaCorriente para la etapa actual de la lucha.

Actuamos en todos los frentes posibles para colocar al movimiento en condiciones de acompañar a la gente en estas batallas y en cualquier situación o condiciones de lucha que se presenten. Trabajamos con mucha fe por la paz, para evitar que el país sea llevado a una guerra, lo que sería catastrófico para su futuro. Somos fervientes militantes de la paz, de una resolución que evite mayores y peores consecuencias a la actuales, pero no nos engañamos, sabemos que el agresor extranjero encabezado por los EEUU ejecuta un plan de ataque de tierra arrasada cruel e inhumano, que contempla desde el colapso total de nuestra economía hasta la agresión militar directa para imponer un gobierno títere alineado a sus intereses. Por ello adelantamos un plan de preparación integral. Buscamos elevar las capacidades morales, técnicas y organizativas para cumplir con nuestro deber patriótico ante esta agresión. Somos un modesto acumulado político social, no lo ignoramos, pero con una poderosa fuerza moral y ética, con una elevada disposición de lucha, con un gran espíritu unitario y con una férrea lealtad a lo que históricamente hemos sido como pueblo. Y esto es un arma invencible.

Hemos definido una línea política para encarar la actual coyuntura que se resume en paz, soberanía, democracia y solidaridad, lo que determina las tareas actuales del movimiento. Defender la paz significa prepararse para defenderla en todos los terrenos y formas de lucha; defender la soberanía significa unir esfuerzos con todos los sectores patriotas en contra de la agresión, aún en medio de las diferencias; la defensa de la democracia es trabajar porque se respete el marco actual del modelo político basado en la participación directa de la gente, es la defensa de la constitución bolivariana y del derecho a darnos el modelo político que queramos como pueblo.

En medio de un grave cuadro económico social al que nuestra gente se ve sometida y en el cual cubrir las necesidades básicas es la batalla cotidiana, es nuestro deber estar en esa batalla con quienes más sufren las consecuencias del bloqueo comercial y financiero que agrava la crisis y limita la capacidad del gobierno bolivariano para cumplir sus funciones básicas. Por ello hemos definido una línea política fundamental, que es la de organizar y multiplicar la solidaridad, lo que se traduce en esfuerzos para, desde la propia gente, desde el altruismo y la bondad que nos caracteriza como pueblo, desplegar acciones para llevar ayuda solidaria a quienes más sufren. Este Día del Combatiente Crbzista estaremos desplegados(as) en los territorios con operativos de ayuda solidaria en consonancia con esta línea de acción.

A todas y todos los y las combatientes crbzistas en este día en el que exaltamos el ejemplo perenne de Víctor Díaz Ojeda les hacemos llegar nuestro reconocimiento, y con éste, el aliento y la exhortación a que sigamos firmes, a que nos crezcamos en medio de la dificultad, convencidos(as) de que al final nuestra causa, que es la causa por una patria justa, democrática y humana, vencerá. Por duros que sean los tiempos seamos siempre dignos(as) descendientes y herederos(as) de nuestros antepasados. Estamos seguros de que como crbzistas sabremos asumir la carga del tiempo que nos tocó vivir y en el que nos tocó luchar.

Dirección Estratégica Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

30 de mayo de 2019

También te puede interesar

Barinas: determinación, resistencia y organización de la gente impiden desalojo en Hato las Mercedes. Comunicado de La Corriente

Barinas: determinación, resistencia y organización de la gente impiden desalojo en Hato las Mercedes. Comunicado de La Corriente

El jueves 23 de mayo se presentó en el Hato Las Mercedes, ubicado en el municipio Pedraza del estado Barinas, una comisión de la Guardia Nacional Bolivariana y la policía de Barinas, con la intención de ejecutar el desalojo de los consejos campesinos que luchan desde hace años el rescate de esas tierras. La orden de desalojo, que contraviene lo autorizado por el Instituto Nacional de Tierras (INTI) en marzo de 2018, fue emitida por el juez agrario de Socopó, Orlando Contreras, en beneficio de la familia terrateniente Riera Zubillaga, pretendiendo frustrar el proceso jurídico administrativo que, cumpliendo todo lo que la ley exige, los consejos campesinos han venido desarrollando ante el INTI.

Luego de tres días de tensión, el día de ayer se logró detener la acción de desalojo gracias a la determinación y resistencia de los hombres y las mujeres campesinos(as) que allí se encuentran luchando y sembrando, al elevado nivel organizativo de los consejos campesinos y a la actuación de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora a través sus medios de comunicación y de los dirigentes Pedro Alvarado, constituyente por Barinas, y Juan Carlos Pinto, diputado al Consejo Legislativo Estadal, quienes se presentaron en el predio en acompañamiento y defensa de los y las campesinos(as), para mediar con las autoridades militares y policiales presentes en el predio. Así, con dignidad, firmeza, organización, participación y capacidad de diálogo, se logró que los efectivos militares y policiales evacuaran el predio, luego de que, haciendo valer lo autorizado por el INTI, se acordara la instalación de mesas de trabajo para abordar a fondo la situación de los consejos campesinos y del proceso de rescate del hato, sin que esto implicara el desalojo de la gente ni la destrucción de las siembras hasta ahora desarrolladas en el sitio.

 

 

 

 

 

 

La lucha de los campesinos y campesinas del Hato Las Mercedes se suma a la de miles y miles de hombres y mujeres en el campo venezolano que, hoy en día, no desisten en la pelea por la democratización de la tierra. Como estas personas, en otros estados del país miles de campesinos y campesinas en lucha sufren amedrentamientos, agresiones, amenazas. En todos los casos existe un elemento común: el retraso y la dilación de los procesos administrativos y técnicos por parte del INTI para hacer efectivos los procesos de rescate de tierras, y la actuación de las mafias agrarias, principalmente por la vía judicial y violenta, para frustrar y revertir los procesos iniciados por el campesinado y el INTI.

El latifundio, según lo dictamina nuestro ordenamiento jurídico, es contrario al interés público y constituye una rémora que necesariamente hay que superar para que el país pueda avanzar en el desarrollo productivo del campo: mientras existan en manos de pocas familias enormes extensiones de tierra en estado de improductividad, no seremos capaces como pueblo de alcanzar las metas de desarrollo agrario y soberanía alimentaria, así como de seguridad social y buen vivir del pueblo campesino.

Si la agroindustria estatal y privada, los pequeños y medianos productores y la banca pública y privada tienen un rol qué jugar en el logro de estas grandes metas nacionales, cosa que reconocemos, también es necesario decir que no es menor ni secundario el papel que en esa misión estratégica está llamado a jugar el pueblo campesino, los hombres y mujeres del campo que hasta la llegada de la revolución bolivariana habían sido relegados, excluidos, oprimidos. En ese sentido, es urgente que desde las autoridades agrarias del país, es decir, desde el Ministerio del Poder Popular para la Agricultura y Tierras y desde el Instituto Nacional de Tierras (INTI), se abran los espacios para que, con toda la amplitud y seriedad que se requiere, con participación y protagonismo de la gente que sabe producir, sin preeminencia de grupos económicos y élites de poder, se construya una política clara, coherente y sostenida en relación no solo con la imprescindible democratización de la tierra y lucha contra el latifundio, sino en cuanto a todos los aspectos que deben conformar una política agraria nacional (financiamiento y dotación de insumos, maquinaria y asistencia técnica, acopio y distribución de la producción), una política que implique planes concretos, con metas específicas establecidas, cronogramas de ejecución, responsabilidades públicamente asumidas, mecanismos de monitoreo, control, seguimiento y evaluación.

La actual circunstancia que vive Venezuela, determinada por la creciente agresión estadounidense y la agudización de la crisis económica, obligan a abordar la reactivación productiva del campo como una prioridad nacional de carácter estratégico. Ante el fracaso de la estrategia política de EEUU en el escenario interno del país, las élites que gobiernan el mencionado país toman definitivamente la opción de aumentar las sanciones ilegales y el bloqueo comercial y financiero para asfixiar económicamente al país, y con ello construir las condiciones que requieren sus objetivos intervencionistas. Se trata, entonces de una tarea de primer orden. El destino de la paz, la democracia y la soberanía de nuestra Venezuela se juega en buena medida en esta batalla por la producción, en la cual el pueblo campesino, la gente que produce en el campo, se ha colocado a la vanguardia. Allí estamos y estaremos como organización política acompañando y protagonizando esa lucha. Las instituciones agrarias del país deben estar, también en la primera fila de esa batalla, junto a la gente.  Vamos pues, todos y todas, campesinos y campesinas, pequeños(as) y medianos(as) productores(as), instituciones, industriales del agro, banca y pueblo todo, a avanzar en una gran Alianza Nacional Productiva que garantice el desarrollo productivo del campo y la victoria en la lucha contra las fuerzas extranjeras que pretenden doblegarnos al asfixiar nuestra economía.

 

Coordinación Nacional Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

Después del 30-A: Justicia o guerra, impunidad o paz, ese es el dilema. Comunicado de organizaciones sociales

Después del 30-A: Justicia o guerra, impunidad o paz, ese es el dilema. Comunicado de organizaciones sociales

El plan de agresión de Estados Unidos contra Venezuela que se viene desplegando en ofensiva desde el 10 de enero de este año requiere para su ejecución de una dirigencia local servil a sus intereses, que ejecute las acciones políticas, comunicacionales, conspirativas e insurreccionales en el escenario interno venezolano. Ese rol y no otro (el de fichas, piezas, peones) es el que desempeñan Juan Guaidó, Leopoldo López y toda la caterva de dirigentes opositores que se han prestado a la estrategia estadounidense.

Sería un grave error considerar que la batalla que libra Venezuela es únicamente contra esta dirigencia local y olvidar que cada paso que dan, cada declaración, cada twitt, cada acción política, conspirativa o insurreccional, está dirigida por Estados Unidos e implica un plan estructurado, que va desarrollándose en pasos y fases. De allí que no debamos sobrevalorar la derrota sufrida por esta dirigencia el 30 de abril con el fallido intento de generar un levantamiento militar y popular que trascendiera a un enfrentamiento fatricida que pudiera escalar a niveles graves y generalizados de violencia. Ciertamente fue una victoria para las fuerzas patriotas, pero no debemos subestimar la capacidad de la derecha local de reagrupar sus fuerzas y construir una perspectiva de lucha a largo plazo.

La acción del 30 de abril llegó a niveles de flagrancia extremos y graves. A plena luz del día pudo verse, de modo público y comunicacional, a parte de la dirigencia opositora formando parte activa de un despliegue que implicó el uso de armas de guerra junto al llamado abierto a la insurrección militar y la sublevación popular violenta. Se trata, a todas luces, de un acto de sedición, el cual está claramente contemplado en nuestra legislación. Esto, además de la violación a la medida judicial de prisión domiciliaria que violó uno de estos dirigentes, el señor Leopoldo López.

Esta acción vendría a ser la cúspide de todo el conjunto de delitos que viene cometiendo desde el 23 de enero de este año el señor Juan Guaidó, ante los cuales se han dado algunos avances jurídicos, aunque tímidos y poco contundentes. Entendemos que la aplicación de justicia contra los sectores golpistas está condicionada por el Estado de derecho y el debido proceso, así como por la estrategia política, pero consideramos necesario acelerar acciones para hacer sentir la contundencia y seriedad de nuestra respuesta así como la determinación del Estado y la revolución para defender la legalidad y las instituciones.

Para seguir garantizando la paz, la democracia y la soberanía es clave revertir la absoluta impunidad con que vienen actuando los principales dirigentes de la derecha local. Es imprescindible hacer sentir a estos dirigentes fascistas y golpistas todo el peso de la ley y las capacidades del Estado y de la revolución para hacer justicia y castigarlos por su responsabilidad en los importantes daños que con sus acciones vienen causando al país. No hacerlo implica poner en riesgo la paz, la estabilidad política y la existencia misma de la república. La impunidad y total libertad con que actúan es lo que permitiría un eventual crecimiento en sus capacidades para continuar desarrollando su estrategia injerencista, golpista y antidemocrática.

Es necesario que los responsables de los hechos del 30 de abril y de toda la complicidad con el plan de agresión de EEUU sean castigados. A ese castigo exhortamos a las instituciones competentes, a saber, Ministerio Público, Tribunal Supremo de Justicia, tribunales militares, Defensoría del Pueblo.

 

Para sumarse a los y las firmantes, escribir a:

prensacrbz@gmail.com

 

SUSCRIBEN:

En Venezuela:

Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

Comuna El Maizal

Fuerza Patriótica Alexis Vive

La Araña Feminista

Alba TV

Movimiento de Inquilinas e Inquilinos

Movimiento Mujeres Por la Vida

CONAMEV – Colectivo Nacional de Médic@s por Venezuela

Lucha de Clases – Sección Venezolana de la Corriente Marxista Internacional.

 

EN EL MUNDO:

Movimiento Sin Tierra (MST), de Brasil

Vamos – Frente Patria Grande, Argentina

Organización Ukamau, Chile

Colectivo Miradas, España

Agenda Solidaridad, República Dominicana

Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad, Guatemala

 

Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos

Integrantes del Consejo Consultivo:

Argentina Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz,

Stella Calloni, Corresponsal de la Jornada en Buenos Aires,

Piedad Esneda Córdoba Ruiz, Senadora y Defensora de Derechos Humanos y Coordinadora Internacional del Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos, Colombia, Vocera de colombianas y colombianos por la Paz,

Camilo González Posso, Presidente de INDEPAZ,

Dr. Mario Hernández Álvarez,

Coordinador Doctorado Interfacultades en Salud Pública Universidad Nacional de Colombia;

Ana Andrés Ablanedo, España, Defensora de Derechos Humanos de Sol de paz Pachakuti,

Ricardo Sánchez Andrés, miembro de la junta de la (ACP) Asociación Catalana por la Paz – miembro de la Asamblea de Internacional de (Comunistes de Catalunya) y miembro permanente del consejo de Solidaridad de la Ciudad de Manresa,

María Victoria Fernández Molina, Candidata a Doctora en Derechos Humanos,

James Patrick Jordan, Estados Unidos, Coordinador Nacional de la Alianza por la Justicia Global

Nasim Chatha, Activista de la Alianza por la Justicia Global e integrantes del Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos capítulo Estados Unidos;

José Manuel González López  y Gerardo Romero Luna, Suiza, de la Red Latinoamericana de Zurich integrantes del Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos capítulo Suiza;

Héctor Orlando Zambrano, Diputado de la Asamblea Nacional Constituyente de la República Bolivariana de Venezuela y Miembro de la Coordinación Nacional de la Corriente Revolucionaria Bolivar y Zamora,

Hugo Alberto Nieves, Integrante de la Comisión Política de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora – CRBZ,

Gioconda Mota Gutiérrez, Red de Colectivos La Araña Feminista,

José Miguel Gómez García, Movimiento Internacional de la Economía de los Trabajadores;

Franklin Columba Cuji, Ecuador, Dirigente Nacional y Coordinador de Asuntos Políticos del FENOCIN; Secretariado General de Confederación Sindical Única De Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB);

Jamal Juma, Palestina, Coordinador STOP The WALL;

Ana Laura Rojas, Guatemala,  Red de Integración Orgánica – RIO – por la Defensa de la Madre Tierra y los Derechos Humanos;

Ligia Arreaga, Panamá, Integrante de la Alianza por un mejor Darién – AMEDAR;

Eduardo Correa Senior, Profesor de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México – UACM,

Dr. José Enrique González, Ruiz Profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México – UNAM,

Dr. José Rafael Grijalva Eternod, Doctor en Derechos Humanos,

Dr. Félix Hoyo Arana, Profesor de la Universidad Autónoma de Chapingo;

Dr. John Mill Ackerman Rose,

Daniela González López, Coordinadora Internacional del Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos,

Claudia Tapia Nolasco, Asamblea de Pueblos en Defensa del Territorio, la  Educación Pública, Gratuita y los Derechos Humanos,

Samuel Hernández Morales, CODEP – MNPP,

Herzahin Michel López, COIVO,

Juan Torres Pereda, CODECI,

Abel Ramos Ruiz, COCISS,

Luis Nicolás Vásquez, ALPI,

Artemio Ortiz Hurtado, CEND–SNTE,

Sergio Espinal, CEND – SNTE;

Prof. Antonio Castro López, Secretario General del CEND SNTE,

Prof. Miguel Guerra Castillo, Secretario General del CEND–SNTE,

Prof. Alejandro Trujillo González, Secretario General del CEND–SNTE,

Prof. Eugenio Rodríguez Cornejo CEND–SNTE,

Prof. Jerónimo Sánchez Sáenz CEND – SNTE,

Roberto Palma Juárez ONPP – Morelos,

José Márquez Pérez, Presidente del Patronato Pro Defensa y Conservación del Patrimonio Cultural y Natural de Oaxaca PRO – OAX

Hugo Aguilar Promotor y Defensor de Derechos Indígenas.

Organizaciones integrantes:

Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos; Soldepaz – Pachakuti de España; Red Latinoamericana de Zurich de Suiza; Alianza por la Justicia Global, SOA Watch – Observatorio por el Cierre de las Escuela de la Américas de Estados Unidos; Red de Colectivos La Araña Feminista de Venezuela, Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora de Venezuela, Movimiento Internacional de la Economía de los Trabajadores de Venezuela, Red de Integración Orgánica – Rio – Por la Defensa de la Madre Tierra y los Derechos Humanos de Guatemala; Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (FENOCIN) de Ecuador; Confederación Sindical Única De Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB); Alianza por un mejor Darién – AMEDAR de Panamá; Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos capítulo Estados Unidos y Suiza; Campaña Popular Palestina contra el Muro de Apartheid (Stop the Wall), Unión Palestina Campesina (Palestinian Farmers Union), Coalición de la Defensa de la Tierra Palestina; Movimiento Nacional del Poder Popular – México (MNPP); Movimiento Nacional del Poder Popular Zacatecas (MNPP – Zacatecas); Movimiento del Magisterio Democrático Nacional, Comité Ejecutivo Nacional Democrático del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación en Lucha (CEND del SNTE en Lucha); Asamblea de Pueblos en Defensa del Territorio, la  Educación Pública, Gratuita y los Derechos Humanos; Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra en San Salvador Atenco (FPDT-Atenco); Consejo de Defensa de los Derechos del Pueblo (CODEP-MNPP); Consejo de Organizaciones Interdisciplinarias Vinculadas por Oaxaca (COIVO); Consejo de Comunidades Indígenas de la Sierra Sur (COCISS); Comité de Defensa Ciudadana (CODECI); Consejo de Organizaciones Indígenas y Populares de Oaxaca (COIPO); Acción Libertaria de los Pueblos del Istmo (ALPI); Contingentes del Comité Ejecutivo Nacional Democrático del SNTE en Lucha (CEND SNTE en Lucha), Congreso Nacional de Bases, Movimiento del Magisterio Democrático Nacional: Sección III de Baja California Sur;  Sección V de Campeche; Sección X de la Ciudad de México; Sección XIII y XLV de Guanajuato; Sección XIV de Guerrero; Sección XV de Hidalgo; Movimiento Magisterial Jalisciense, Secciones XVI y XLVII de Jalisco; Sección XVIII de Michoacán; Movimiento Magisterial de Bases, Sección XIX de Morelos; Consejo Democrático Magisterial Poblano, Secciones XXIII y LI de Puebla; Movimiento Magisterial de Bases de Querétaro, Sección XXIV de Querétaro; Bases Magisteriales Democráticas de Quintana Roo, Sección XXV de Q. Roo; Bases Magisteriales de Tabasco, Sección XXIX de Tabasco, Trabajadores del Colegio de Bachilleres de Tabasco; Comité Estatal Democrático, Sección XXXII y LVI de Veracruz; Sección XXXVI del Valle de México; Consejo Nacional de Sistematización; Escuelas Integrales de Educación Básica de Michoacán; Colectivo Pedagógico “Francisco Javier Acuña Hernández”; Promotora del Poder Popular de Michoacán; Caja Popular de Ahorro “Emiliano Zapata”; Colectivo de Estudios “Ricardo Flores Magón”; Movimiento de Unidad Social por un Gobierno del Pueblo (MUSOC-GP) Michoacán); Coalición de Jubilados y Pensionados “Elpidio Domínguez Castro”; Talleres Comunitarios del Municipio de Nezahualcóyotl, estado de México; Barzón Federación: Estado de México, Querétaro, Morelos, Veracruz, Guerrero y Distrito Federal; Coalición Nacional de Cooperativas y Empresas Sociales (CONACyES); Organización Nacional del Poder Popular (ONPP); Organización Nacional del Poder Popular de Morelos (ONPP-MORELOS); Organización Nacional del Poder Popular del D. F.; Asamblea Permanente de los Pueblos de Morelos, Instituto Mexicano de Desarrollo Comunitario (IMDEC); Centro de Atención en Derechos Humanos a la Mujer y el Menor Indígena (CADHMMI) y Centro Regional Indígena en Derechos Humanos “Ñuu-Savi” (CERIDH).

INDIVIDUALIDADES

Luigi Francisco Aurisicchio, venezolano, CI 11.103.638

Carmen T. Yánez, venezolana. CI 4.354.195

Carlos Lafferte, Chile. Documento 6.384.362 – 8

 

 

 

Luego de nueva intentona golpista derrotada decimos: ¡Preparad@s siempre, sorprendid@s nunca!

Luego de nueva intentona golpista derrotada decimos: ¡Preparad@s siempre, sorprendid@s nunca!

Los hechos protagonizados el día de hoy por Juan Guaidó, Leopoldo López y un reducido grupo de militares traidores , debemos leerlos como una acción más dentro de esta compleja guerra de cuarta generación en la que nos encontramos inmersos. Fue una nueva batalla y nuevamente salimos victoriosos(as). El adversario, que no es más que instrumento de la intervención extranjera, lanza una operación desesperada para desencadenar un alzamiento nacional tanto en la FANB como en el pueblo venezolano, en un momento en que es más que evidente la crisis de expectativas en su base social, al no haber logrado cumplir las falsas promesas de derrocar en un corto plazo al gobierno legítimo y constitucional de Venezuela. El inicio de la llamada Operación Libertad se suponía, según lo habían anunciado grandilocuentemente, que se daba mañana 1 de mayo, y en su lugar ejecutaron esta pobre, débil y torpe acción de hoy.

Sin embargo, aunque pareciera tratarse de una aventura más de la dirigencia opositora a las que el pueblo venezolano ya está acostumbrado, es preciso no olvidar que el verdadero enemigo es el poder de la élite neoconservadora que hoy dirige el gobierno estadounidense. Si bien este nuevo intento facineroso ha fracasado, la situación sigue siendo altamente riesgosa y es de esperarse acciones de mayor magnitud por parte de las fuerzas agresoras. No es descartable que, ante el fracaso de su experimento Guaidó y su ruta para derrocar la revolución bolivariana, pasen a una nueva fase de mayor violencia. Por lo tanto, el pueblo patriota debe mantenerse movilizado y en unidad cívicomilitar. Es fundamental no caer en el terreno del triunfalismo. La batalla sigue en pleno desarrollo.

En la lucha que sigue la unidad de nuestras fuerzas es un prerrequisito para la defensa y la resistencia. De allí que sea necesario reflexionar sobre la lealtad y la forma de seguir sosteniéndola y garantizándola. Ésta debe ser entendida como una virtud que involucra en primer lugar la coherencia de quienes dirigen el proceso político. El liderazgo chavista debe estar al lado de la gente en cada batalla, no solo en las batallas puntuales con el enemigo, sino en las batallas cotidianas de este pueblo para resistir la agresión y el impacto de la crisis económica. La lealtad del pueblo chavista se evidencia a cada momento y es el pilar central de las importantes victorias que vamos cosechando. El liderazgo que necesitamos es un tema que debe ser debatido en medio de esta compleja batalla para poder avanzar no solo en la victoria ante el enemigo sino en el nuevo comienzo que propone el presidente Maduro.

Así, debemos tener claro las tareas principales que el pueblo y el país todo debemos asumir:

1) Fortalecer la unidad cívico militar
2) Elevar los niveles de la preparación para la defensa de la paz, la democracia y la soberanía
3) Organizar la solidaridad del pueblo en una poderosa Red Popular de Ayuda Solidaria para prestar apoyo a los hermanos y las hermanas más golpeados(as) por la situación económica del país
4) La batalla por la producción de alimentos y de todo aquello necesario para satisfacer las necesidades básicas de la población.

Además, aunque entendemos que la aplicación de justicia contra los sectores golpistas está condicionada por el Estado de derecho y el debido proceso, así como por la estrategia política, consideramos necesario acelerar acciones para hacer sentir la contundencia y seriedad de nuestra respuesta así como la determinación para defender la legalidad y las instituciones.

Una vez más hemos demostrado que la unidad patriota del pueblo y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, los niveles de organización popular, la capacidad de movilización y la conciencia de nuestra gente para no caer en provocaciones, no asumir falsas noticias como ciertas y mantener la calma ante los más complejos escenarios, han sido clave para conjurar las pretensiones golpistas y antidemocráticas. Sigamos fortaleciendo esa senda. Desde la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora decimos:

¡Preparad@s siempre, sorprendid@s nunca!

Coordinación Nacional Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

Pin It on Pinterest