Seleccionar página

¿Por qué no se entrega a campesinos(as) tierras improductivas bajo administración de Pdvsa Agrícola?

Jun 11, 2018 | El poder de la gente

En días recientes ha cobrado nuevamente relieve el tema campesino en el debate nacional. Las dificultades de los pequeños y medianos productores para acceder a insumos y semillas a través de los mecanismos creados por la revolución para tal fin es, esta vez, la lucha que planteada. Agropatria y el desvío por parte de mafias corruptas de sus productos hacia el mercado paralelo especulativo, ha sido puesto en el centro del debate.

Desde La Corriente hemos venido planteando al país un Plan Nacional de Urgencias (PNU) a ser emprendido en este nuevo período presidencial como forma de encarar temas urgentes. Una de las prioridades definidas en ese PNU es la producción de alimentos, que implica, como una acción impostergable, la intervención de las empresas estatales vinculadas al sector agropecuario y alimentario. En ese sector está Agropatria, pero también están muchas otras que se encuentran en estado de alarmante improductividad.

La organización campesina ha dado pasos en este sentido. Un ejemplo es el caso de los asentamientos campesinos en el Hato La Garza, ubicado en la vía El Toreño o vía la Unefa, en el municipio Barinas, estado Barinas, quienes demandan les sean entregadas unas tierras que luego de ocho años de haber sido expropiadas se mantienen ociosas. “Estas tierras, que abarcan 14.000 hectáreas pertenecen a  Pdvsa Agrícola y permanecen ociosas. Nosotros como campesinos hacemos un llamado a las autoridades competentes del estado para iniciar una investigación profunda y entregarnos estas tierras para ponerlas a producir”, señala Oswald Braca, vocero campesino del sector.

Según señala otro vocero campesino, William Pérez, en primera instancia se planteó que los campesinas y campesinas fuesen insertados en estos espacios para iniciar el plan de siembra previsto con Pdvsa Agrícola: “Si aquí en el asentamiento tenemos la voluntad, la capacidad y la fuerza para producir y abastecer una parte de la población con los rubros de primera necesidad, ¿por qué no se nos entrega esta tierra para trabajarla?”.

Además de los terrenos de Hato La Garza, también permanecen en abandono y ociosas las tierras de El Toreño, Las Matas, El Barguero, Buena Vista y otras más, las cuales tienen entre sus propietarios personas de la misma estructura del Estado.

En la actual coyuntura que vive Venezuela la producción de alimentos debe estar en el centro del accionar del gobierno. Ello requiere abordar con urgencia, con acciones contundentes y revolucionarias, todos los problemas que evitan el despegue de la producción. El pueblo campesino está dando pasos al frente en esa dirección. Le toca al gobierno corresponder a esas iniciativas y abordar con trasparencia, de la mano con la gente organizada, todos estos espacios impulsados por el mismo gobierno revolucionario, pero que hoy no están cumpliendo con sus objetivos. Es clave también que los equipos que han estado a la cabeza de estas instituciones y empresas del Estado sean evaluados y destituidos de sus funciones. La reflexión del vocero campesino William Pérez no deja lugar a dudas de por dónde debemos avanzar: “Creemos en la posibilidad de que exista el trabajo en conjunto del campesino con el Estado venezolano y que luchemos en conjunto para salir adelante en la actual situación de dificultades que vive el país, en beneficio de las mayorías y no los grandes terratenientes y de funcionarios corruptos”.

 

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

También te puede interesar

Pin It on Pinterest

Share This