Seleccionar página

“La llanura es bella y terrible a la vez”, dice Rómulo Gallegos en Doña Bárbara. Hoy decimos que la llanura es también expresión de solidaridad, de lucha, de mujeres y hombres de trabajo productivo. Así lo demuestra las actividades realizadas en la comunidad Las Araguatas, comuna Los Grandes Zamoranos, y en la comunidad Promollano, comuna Paraíso del Llano, ambas en Biruaca, donde la Alianza Nacional Productiva conformó las mesas territoriales e instaló la Red de Conuqueros y Conuqueras, con el objetivo de articular capacidades y establecer redes de trabajo que permitan construir desde lo local una economía productiva humanista. Con estas dos jornadas se da inicio a una intensa agenda organizativa para conformar las mesas y redes en todo el municipio.

Charly Lovera, responsable de la Alianza Nacional Productiva en Apure, refirió que las mesas territoriales son un espacio para el intercambio de saberes y experiencias, además de ser base para la organización en favor de la producción. La actividad contó con gran receptividad por parte de pequeñas y pequeños productores, así como conuqueros y conuqueras, quienes se sumaron al taller de elaboración de bioinsumos, en esta oportunidad dedicado a la producción de abono orgánico con la técnica asiática denominada Bokashi.

Esta técnica permite tener abono listo para el cultivo o enriquecimiento de la tierra solo usando materiales con los que regularmente cuenta la gente en el campo, lo que implica una ventaja frente a las dificultades para producir causadas por la crisis y el bloqueo. Entre los insumos necesarios para elaborar el abono orgánico están: cascarillas de arroz y frijol, leche, carbón, cal, ceniza, melaza, levadura, tierra común, agua y estiércol, que es la principal fuente de nitrógeno.

Sobre la actividad, realizada a cielo abierto y bajo la sombra de hermosos árboles junto a un sembradío de yuca, refirió el compañero Lovera: “Con esta técnica garantizamos a los productores que en 13 días puedan contar con el abono que requieren para su producción, para su rubro, lo puede aplicar para cualquier rubro vegetal y también para enriquecer los suelos. A tal fin, nuestros productores y productoras están empoderándose de estos conocimientos para así emprender hacia una agricultura más sana, más saludable y más rentable”.

De igual modo, Emilzon Enciso, responsable municipal de La Corriente en Biruaca, destacó que el encuentro fortalece a la Alianza Nacional Productiva como una iniciativa a través de la cual es posible la articulación para el impulso de alternativas productivas. Añadió que las mesas territoriales ponen de manifiesto el valor de las pequeñas y pequeños productores, y su compromiso, pese a las dificultades, para contribuir con la política alimentaria del país, a diferencia de los grandes industriales. Así lo refirió: “Está demostrada la voluntad infinita de nuestros productores, de los conuqueros, de los hombres y mujeres del campo, que tienen una confianza y un compromiso con el país. Más allá de las condiciones limitadas para producir, de las condiciones que hay en el país, hay un compromiso profundo de sacar adelante la producción, nuestros rubros autóctonos, nuestro maíz, nuestro frijol, la auyama, el ocumo, el topocho, que son productos básicos de nuestra dieta y son los productos que se dan acá en nuestro trópico”.

A propósito del taller de elaboración de abono orgánico, Enciso refirió que es muy importante porque constituye una opción natural y sin costos para las y los productores(as): “El taller de bioinsumos es una herramienta muy importante para la liberación de nuestra gente, para la liberación del campo, para la liberación real y el empoderamiento real de los productores pequeños que tienen el compromiso con el país”.

Elvis Cortez, uno de los productores participantes, señaló que la elaboración de abono orgánico es una opción frente al costo que representa el abono químico: “Acuérdese que estamos en una situación crítica donde todo vale mucha plata. Con este abono nos sale a nada prácticamente, lo que hay que poner es empeño y fabricarlo nosotros mismos”.

Comprometidos y comprometidas con el desarrollo productivo del campo y una economía humanista, desde Biruaca, pueblo querido como dice el pasaje de Ramón Castillo, la Alianza Nacional Productiva articula capacidades y cada vez suma más gente que lucha y que produce para avanzar por encima de las dificultades.

 

Prensa de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

Pin It on Pinterest

Share This