Seleccionar página

Expresamos por esta vía nuestro rechazo a la campaña internacional impulsada por el Partido Comunista de Venezuela en la cual pretenden construir una imagen autoritaria y antipopular del gobierno que dirige el presidente constitucional Nicolás Maduro. La campaña se basa en una manipulación de discursos y acciones políticas que el presidente y la fuerza política que él encabeza, en los que de forma legítima, a través de su máxima vocería y de vocerías de otros poderes públicos como el legislativo, se han condenado las actuaciones divisionistas del PCV y su coincidencia, en algunos aspectos, con la línea discursiva y política que agrede la democracia, la soberanía y la paz de Venezuela.

Es evidente, además, que ante la escasa fuerza política real que el PCV tiene en el territorio venezolano y la mínima incidencia que tiene en la población venezolana, recurre a la inyección de fuerza desde el exterior del país, para amplificar su posición política contaria al gobierno bolivariano de Venezuela.  Estos rasgos de debilidad política se deben exclusivamente a las propias limitaciones del PCV en su estrategia y táctica de acumulación de fuerza; sin embargo, pretenden transferir esa responsabilidad y descargarla argumentando una supuesta persecución, buscando fortalecer su accionar con fuerza internacional.

Es claro, también, que la actual campaña pretende generar fracturas y sembrar el divisionismo en las fuerzas revolucionarias, de izquierda y progresistas del mundo que continúan respaldando al gobierno venezolano en la ardua lucha y resistencia contra la agresión multidimensional que encabeza la mayor potencia imperialista del planeta. Ante la evidente necesidad de solidaridad y apoyo político de Venezuela para construir un bloque de fuerza internacional que rechace la agresión, condene a la dirigencia venezolana que fomenta la agresión y promueve el bloqueo, y se sume a la lucha por defender nuestra soberanía, paz y democracia, una campaña como la emprendida por el PCV no puede ser interpretada sino como una acción tendenciosa y antinacional, contraria a los más elementales fundamentos de la lucha anticapitalista y antimperialista que definen claramente dónde está la contradicción principal y dónde está el enemigo estratégico. La lucha contra la agresión y el bloqueo de EEUU, con la que el PCV dice estar de acuerdo y en la que dice situarse, lo último que necesita es una campaña divisionista fuera de Venezuela que busque quebrar el apoyo solidario que el gobierno venezolano y las organizaciones políticas y sociales de Venezuela y el mundo hemos ido forjando con grandes esfuerzos y enfrentando grandes dificultades y amenazas.

Por estas razones, alertamos sobre esta nefasta campaña del PCV. A las organizaciones nacionales les decimos: gracias a la unidad seguimos de pie y hemos logrado derrotar golpes de Estado, sabotajes, invasiones mercenarias, intentos de instalar un gobierno títere, y solo con unidad lograremos derrotar el bloqueo y superar las actuales dificultades. A las organizaciones democráticas, antimperialistas, anticapitalistas y progresistas amigas de Venezuela y de la revolución bolivariana les decimos que el llamado sigue siendo a la unidad, a la solidaridad y al internacionalismo activo y militante. La digna lucha que el gobierno y el pueblo de Venezuela hemos librado y seguiremos librando contra EEUU y  sus cómplices nacidos en Venezuela es la lucha de los pueblos del mundo contra el imperialismo y por una sociedad justa, libre, soberana y llena de igualdad.

Sigamos encontrándonos en los caminos y trincheras desde donde construimos paso a paso #ElPoderDeLaGente, desde abajo, con esfuerzo y sacrificio, con la claridad de que esta lucha es base fundamental para construir un mundo multicéntrico y pluripolar, sin imperialismos y pleno de paz y solidaridad.

Como dijo Chávez: unidad, lucha, batalla y victoria.

Cómo dijo Bolívar: Unidad, unidad, unidad, esa debe ser nuestra divisa.

 

Coordinación Nacional de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

Pin It on Pinterest

Share This